El aloe espiralado, una joyita en extinción

 

Vía Just Chaos

Les presento al Aloe polyphylla o aloe espiral. Es una de las plantas más exóticas e increíbles que haya conocido en mi vida. Sus hojas espiraladas son únicas, y nos recuerdan que nada de lo que inventa el hombre es original… la realidad es que (desde mi humilde punto de vista) toda la creatividad posible está en el mundo natural. Ahora sí, algunos detalles técnicos: es originario de las montañas de Lesotho, Sudáfrica, una zona con muchas precipitaciones, lo que significa que se trata de un clima mucho más húmedo que el que requieren el resto de los Aloes. De hecho, hasta la fecha no se ha registrado que se de naturalmente en ninguna otra parte del planeta. Son difíciles de cultivar, y se encuentran en extinción, entre otras cosas porque convengamos que reproducir las condiciones de cultivo de un punto tan específico del globo no es fácil. Son un verdadero trofeo para los coleccionistas y lamentablemente esto ha generado una extracción desmedida de su hábitat natural, poniendo en riesgo su supervivencia. Lógicamente está terminantemente prohibido llevarse plantas o semillas de su lugar de origen. La reproducción además es por semillas y no por esqueje, lo que complica aún más su situación.

Vía Brew Books

No obstante, por suerte son muchos los grupos conservacionistas que están haciendo esfuerzos para que esta planta única no desaparezca, promoviendo su cultivo y reproducción sin afectar a los ejemplares que se encuentran en las ya mencionadas montañas sudafricanas.

Crece muy despacio, y cada hojita tiene “dientitos” filosos bastante molestos para manipular el ejemplar. Cada planta tiene cerca de 150 hojas, aproximadamente, y su espiral puede darse en el sentido de las agujas del reloj o a la inversa.

Además tiene unas raíces más que importantes, por lo que se da mejor en el suelo que en maceta. Florece desde la primavera hasta el verano con flores muy parecidas a las que ya conocemos de los aloes: rosas, anaranjadas, cuasi amarillas y por sobre todas las cosas, muy llamativas.

Necesita sol, sí, pero tampoco esos solazos que rajan la tierra, por lo que hay que darle un poco de protección. Los riegos tienen que ser abundantes y frecuentes en verano, y escasos en el invierno, y el abonado tiene que ser regular pero espaciado.

Vía Akos Kokai

¿Último dato? Tolera los fríos inviernos, incluso la nieve, que suele hacerse presente en las alturas en las que vive.

Les dejo de paso un pequeño anuncio: el Club Argentino de Jardinería organiza mañana, 21 de noviembre, el Abrazo Nacional Navideño 2012, que incluye una muestra de horticultura y arte floral. Abajo más detalles ;)

¡Jardín de Bolsillo tiene página de Facebook! Click en ME GUSTA en este LINK para recibir día a día tips y consejos de jardinería y también para compartir fotos de los progresos de nuestro trabajo.

También podés seguirnos vía Twitter. Sólo tenés que entrar acá www.twitter.com/jardinDB y darle al botón de SEGUIR/FOLLOW

 

  • Marcelo F. san Juan

    se pueden comprar semillas?