Newbery y su desnudo artístico

Deportista completo, gran bailarín y conquistador incorregible. Jorge Newbery (George para los amigos) se detacaba en todos los terrenos. Ya hablaremos en breve de su fundamental actividad como aviador, pero en este caso vamos a ocuparnos de sus bigotes y el modelaje.

Esta primera fotografía es de 1895, cuando tenía 20 años:

Newbery sin bigote

En 1901 usaba bigote, según los cánones de la época:

Newbery 1901

Pero desechó el bigote. Es más, fue uno de los impulsores de la moda de dejar el bigote de lado. Como así también, defensor a ultranza del sinsombrerismo, cuya posta tomó, entre otros, Roberto Arlt.

Newbery fue Director de Alumbrado de la Municipalidad de Buenos Aires durante muchos años, incluso en 1910 cuando debió ocuparse de las 500.000 lamparitas que dispuso la comuna para utilizar durante los festejos del Centenario. Por eso es curioso saber que ese año el funcionario municpal Jorge Newbery posó desnudo para un grupo de estudiantes de Bellas Artes.

No ha quedado registro de las obras de los estudiantes, pero sí queda como testimonio esta foto:

Newbery desnudo

Como se ve, ya no usaba bigote. En definitiva, repetimos que fue un deportista completo, un gran bailarín y un conquistador incorregible. Pero también, modelo, de desnudos artísticos.

Cuando Santa Fe era doble mano

Aquí, un corto video que muestra la esquina de Santa Fe y Talcahuano, con un audio explicativo. Puede verse en pantalla completa.

El primer subte

El 1 de diciembre de 1913 a las 3.25 de la tarde, el vicepresidente Victorino de la Plaza (en ejercicio de la presidencia debido a que Roque Sáenz Peña había solicitado licencia por motivos de salud), junto al intendente Joaquín S. Anchorena, inauguró el tren subterráneo.

El subte porteño fue el primero de Sudamérica, el cuarto del continente y el decimotercero del mundo.

Puede resultar redundante, pero es necesario aclarar que De la Plaza, el pasajero número uno, viajó desde la Plaza de Mayo a la Plaza Once.

El tren inaugural no paró en todas. Sólo se detuvo en Congreso, donde el vice, los ministros, el intendente y el resto de la comitiva bajaron a caminar por el andén. Con aplausos arribaron a Plaza Once (hoy Plaza Miserere), donde los aguardaba un lunch.

Seguir leyendo