La bandera diferente de Belgrano

 

Una reliquia de la historia de la Guerra de la Independencia es noticia. Nos referimos a una de las dos banderas de Macha, cuya conocida historia hemos publicado en el blog hace unas semanas.

Macha es una ciudad altoperuana que tuvo protagonismo porque allí estableció Belgrano el cuartel central en las semanas que corrieron entre los enfrentamientos de Vilcapugio (octubre de 1813) y Ayohuma (noviembre del mismo año). Ambos sellaron el triste final de la segunda campaña al Norte.

Dos banderas del Ejército que comandaba Belgrano reaparecieron en 1881. Las encontró un sacerdote de la capilla de Titirí -a pocos kilómetros de Macha- dentro de unos cuadros, donde habían sido prolijamente escondidas.

Una era celeste, blanca y celeste, mientras que la otra era blanca, celeste y blanca. En 1896, el gobierno boliviano entregó la primera de las mencionadas a la Argentina. Hoy se encuentra en el Museo Histórico Nacional de Buenos Aires.

La segunda bandera hoy es noticia. Cuatro restauradoras argentinas del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco que viajaron a Bolivia para trabajar en la bandera blanca-celeste-blanca, han completado la tarea. Las expertas son Patricia Lissa, Ivana Rigacci, María Dora Lasalandra y María Sol Balcarde.

Una institución argentina, el Fondo Argentino de Cooperación Sur Sur y Triangular, que depende de la Dirección General de Cooperación Internacional de la Cancillería, fue quien implementó un programa de “Capacitación en Conservación y Restauración de Textiles Históricos”. A través de dicho programa, las restauradoras argentinas capacitaron a sus pares en Bolivia, mostrándoles de qué manera trabajaban sobre el género que fue protagonista de nuestra historia.

Completada la tarea, a comienzos de esta semana, la bandera se entregó a las autoridades de la Casa de la Libertad, situada en Sucre. Es la institución que ha venido custodiando la reliquia, pero además tiene un valor simbólico muy grande: para el pueblo boliviano representa lo mismo que la Casa Histórica de Tucumán para nostros, porque allí declararon su Independencia.

Las imágenes que acompañan la nota nos muestran a las argentinas en plena tarea y el acto de entrega formal del peculiar pabellón argentino a la Casa de la Libertad.

La enseña diferente -que tanto debate ha generado por sus colores invertidos- luce renovada gracias al trabajo de cuatro profesionales que con su talento, han rendido el siempre merecido homenaje a Manuel Belgrano, el creador de la bandera argentina.