El ciruja

 

A partir de la aparición de los basurales y de los cirujas, surgió de inmediato un mísero territorio que se conoció con el nombre de Barrio de las Ranas (en Amancio Alcorta, desde Cachí hasta Zavaleta). También le llamaban Barrio de las Latas porque todas las casas eran de chapa, o más bien, de lata. El lúgubre sub barrio llegó a contar con unos dos mil habitantes. Rana era el hábil, el astuto.

Un tango exquisito se gestó a partir de aquel submundo: “El Ciruja”, de Francisco Alfredo Marino, habla de un romance, un desplante y una pelea. La letra tiene algunas variaciones. Tomamos una muy recomendable versión de Luis Gardei:

Como con bronca, y junando
de rabo de ojo a un costado,
sus pasos ha encaminado
derecho pa’l arrabal.
Lo lleva el presentimiento
de que en aquel potrerito
no existe ya el bulincito
que era su único ideal.

Recordaba aquellas horas de garufa
cuando, minga, de laburo se pasaba,
meta punga hasta el codillo escolasaba
y en los burros se ligaba un metejón;
cuando no era tan junado por los tiras,
la lanceaba sin temer el manyamiento,
una moza lo enredaba con su cuento
y jugó con su pasión.

Era una piba papusa
que yugaba de quemera,
hija de una curandera,
mechera de profesión;
pero vivía engrupida
de un cafiolo vidalita
que le solfeaba la guita
que le chacaba al matón.

Frente a frente y dando muestras de coraje,
los dos guapos se trenzaron en el bajo,
y el ciruja que era listo para el tajo,
al cafiolo le cobró caro su amor.

Libre ya de la gayola y sin la mina,
carpeteando un cacho’e sol en la vedera,
piensa un rato en el amor de la quemera
y solloza en su dolor.

Este tango nos permite conocer un poco del lunfardo de comienzos de siglo. Mi interpretación sobre algunos de los vocablos es la siguiente:

-Junando de rabo de ojo a un costado: significa mirar a los costados moviendo los ojos, no la cara.
-Arrabal: se le decía a los barrios de la periferia, es decir, los que rodeaban a la ciudad.
-Las horas de garufa: eran las horas de diversión.
-Minga y de laburo se pasaba: “de laburo se pasaba” era pasar todo el tiempo trabajando, pero el minga previo indica todo lo contrario, es decir, jamás.
-Meta punga: si bien un punga es quien hurta, en este caso parece provenir de “meta y ponga”, que significa “hacer algo reiteradamente, sin detenerse”.
-Hasta el codillo escolaseaba: apostaba incluso cuando todo parecía indicar que no ganaría.
-En los burros se ligaba un metejón: en las carreras de caballos no podía dejar de apostar.
-Cuando no era tan junado por los tiras: cuando no tenía prontuario en la Policía.
-La lanceaba sin temer el manyamiento: lanceaba (hurtaba en la vía pública) sin temer el manyamiento (así llamaban a una revista que tenían los policías en servicio, y donde podían verse las fotos de los delincuentes para poder reconocerlos en la calle.
-Piba papusa: una joven muy linda.
-Que yugaba de quemera: que tenía el difícil trabajo de recolectora en la Quema.
-Mechera: ladrona de tiendas, que roba mercadería y la pone entre su ropa.
-Cafiolo vidalita: ambas palabras definen a los explotadores de mujeres.
-Solfear la guita: robar el dinero.
-Que le chacaba al matón: que le hurtaba a un pendenciero.

  • Fenicia2009

    me encanta, seguí colgando Daniel, Donde hay un mango viejo Gomez, Ese otro ke dice ke no le has dejado ni el pucho en la oreja ni no sequé en la ganchera.

  • ALICIA MARINO

    Te invito a conocer Todo sobre “El Ciruja” y otros Tangos y Milongas de Marino en:
    http://www.el-ciruja.com.ar/2008/07/el-ciruja.html
    Te espero.

  • Oscar Ferro

    Ante todo, felicitaciones por el blog, que me estoy leyendo de punta a punta.

    Me permito hacer un par de correcciones, bastante bobas:

    Para mí debería interpretarse como “Cuando ¡minga de laburo! se pasaba / meta punga, y al codillo escolaseaba”. O sea, nada de trabajar y se la pasaba pungueando. Y el codillo es un juego, no una metáfora.

    “La lanceaba sin temerle al manyamiento” Lancear es sinónimo de punguear. Y creo que el manyamiento es algo más general, es cuando un policía le marca los delincuentes famosos a otro.

  • http://hjg.com.ar/ Hernán J. González

    Tengo entendido que la palabra “ciruja” en este hermoso tango no se refiere al oficio de rebuscar entre la basura (nada en su letra lo sugiere), sino que es un apelativo (de “cirujano”, claro) que hace referencia a la habilidad con el cuchillo.

  • DAVID

    QUE ES BULINCITO ? ENCONTRE LA PALABRA BULIN ¿ ES LO MISMO ?