La trascendencia por la música

 

La presunción compartida por varios músicos y críticos acerca de la aguda singularidad de la música de Luis Mucillo quedó confirmada el viernes pasado, cuando, en la Facultad de Derecho, se estrenó en Buenos Aires Liebeslieder, cinco canciones para barítono y orquesta, con la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por Andrés Spiller y Víctor Torres, ambos de un desempeño notable. Quien haya estado ahí sabe que fue imposible no salir modificado emocionalmente.
El compositor había contado en su momento los orígenes de la obra. Alcanzará aquí con agregar, o repetir, que Liebeslieder parte de cuatro canciones para piano voz que Mucillo compuso hacia 2006 sobre textos de Heinrich Heine, Rainer Maria Rilke, Hugo von Hofmannsthal y Novalis. Esa obra estaba dedicada ya (y destinada) a la voz de Víctor Torres. En verdad, su interpretación resultó tan persuasiva que sería difícil imaginar estas canciones cantadas por otro; de algún modo, es también un retrato de Torres; más todavía, un retrato de la voz de Torres. Pero decir que Liebeslieder es la mera orquestación de una obra precedente es decir demasiado poco; realmente, el modo en que el piano se proyectó sobre la orquesta deparó una obra nueva, distinta, aunque emparentada por una especie de lazo de sangre con su origen.
Explicó Mucillo en un texto preparado para el estreno de la obra en Rosario: “Los poemas elegidos se relacionan a través de una temática recurrente: la frustración de la relación amorosa y la persistencia de los sentimientos bajo un sucedáneo fantasmagórico. La primera canción, “Comienzo del Amor” hace las veces de preludio para todo el ciclo; las restantes canciones se agrupan a manera de dos dípticos, en los cuales una narración precede a un himno extático”. La inclusión de “Liebesanfang”, uno de los poemas más enigmáticos de Rilke, es crucial. Por un lado, porque reorganiza el sentido de las canciones ulteriores, su relato amoroso; por el otro, porque determina la música. Y lo hace, se diría, como si fuera el negativo de las palabras. El texto de Rilke, dejado quizás fuera de las Elegías de Duino pero escrito en la misma época, habla de sonrisas (significativamente, siete veces se repite la palabra “Lächeln”), de “primeras sonrisas”, pero el inicio desolado en el registro grave de la orquesta anticipa ya la declinación y la transfiguración final en el poema de Novalis que cierra el ciclo. La orquesta y la voz tensan las palabras de Rilke hasta el límite de su ruptura. Todo es aquí alegórico, por lo menos hasta donde la música puede serlo (y no tenemos certezas sobre ese límite), tal vez porque, como creía Friedrich Schlegel, lo supremo, por ser inexpresable, sólo se puede decir alegóricamente; una idea que coincide con la de los siguientes versos de, justamente, Novalis, en otro poema, “Marienlieder”: “Te veo en miles de imágenes,/ María, manifestada dulcemente/ pero ninguna puede mostrarte/ como te divisa mi alma”.
Sin saludos inoportunos y oportunistas a las músicas populares o telúricas, la música de Mucillo transcurre encerrada en sí misma, en una órbita privada que sin embargo nos incluye, pero impelida hacia otra parte; música que se trasciende a sí misma, del mismo modo que el amor parece trascenderse en lo divino.

  • veronica novalis

    esto suena mas antiguo que el neoromanticismo de penderecky, una pena….

  • Pablo Gianera

    Por el contrario, esta música tiene poco que ver con toda variedad de neorromanticismo, y nada con Penderecki, en cualquiera de sus períodos. Saludos.

  • veronica novalis

    veo con tristeza que preferís tus propias impresiones que mis comentarios, es una pena que, diciéndote libre, ¿o era una idea que me hice? seas tan prisionero de tus propias ideas y así de poco abierto a las de los otros. Y bueno, que te filtren en la nación.

    Vero

  • Catherine Bradbury

    Estimada Verónica; Me parece que su tristeza no está demasiado justificada. No he escuchado nada de Mucillo, en cambio sí a Penderecki. Recuerdo el revuelo que produjo su evangelio según San Lucas, que fue interpretado en la década del sesenta, en el teatro Colón. En esa ocasión Penderecki usó los cuartos de tono. Estuve presente en la ejecución de este evangelio y no pude, por más que aguzara el oído, apreciar mucho esos célebres cuartos de tono. Lo que puedo aseverarle es que Penderecki no es un representante del neorromanticismo. A un momento dado pareció que casi, casi, caía en esa clasificación y sin embargo no, para nada. Siguió con sus originalidades instrumentísticas usando objetos no convencionales para la interpretación de sus composiciones.
    No veo que se pueda acusar a Pablo de ser un prisionero de sus propias ideas. Sería desconocer sus conocimientos en materia de música, que en mi modesta opinión, son extremádamente respetables.
    De todas maneras, si es que se trata de ser abierto a las ideas de los demás, en ese caso eso mismo se podría aplicar a sus propias ideas. Así que no veo que deba estar triste.
    Saludos cordiales,
    Cat

  • veronica novalis

    es evidente que ud no entiende nada de música, p de lecturas, k. penderecky es (o fue) un referente principal del neoromanticismo decadente de los 70-80 , le recuerdo que numerosos oratorios y sinfonías católico navideñas me eximen de dar mayores ejemplos, faltaba mas. Decía que es neoromántico penderecky como muchillo es un copión mezzo bueno pero anticuadíiiisimo y falto de interés, como asimismo Gianero es prisionero de sus propias ideas, o ud no entiende lo que lee?
    Mi tristeza es porque no sólo no publica mis comentarios sino que ahora los malinterpreta aún sin publicarlos. Pero ya perdí interés, demasiado pavote todo esto toto. La cultura eswtá en la calle hoy y no en en la nación, se puede escribir en la nación y ser bueno en algo, hoy por hoy?

    Vero

  • Catherine Bradbury

    Estimada Verónica; se desprende de su texto una fácil irritabilidad, que la lleva a ser injusta. Este es un blog bastante fuera de lo común y que habla de los méritos de su fundador. Es un blog donde es posible discurrir armoniosamente sin agresiones inútiles.
    Admito que cada uno de nosotros en este mundo, vivimos encapsulados en nuestra estructura psicofísica, y nos parece, solamente, que somos objetivos. Lo cual no medra en aprender los unos de los otros de justamente esos encapsulamientos. Es interesante.
    Usted no me va a convencer insultándome. Me convencerá con argumentos calmos e inteligentes.
    También admito que de un tiempo a esta parte lo que concebimos como cultura ha bajado tremendamente de nivel. Por eso me gustó encontrar este refugio donde me siento un poco más en casa que en lo que sucede en los medios de la famosa media.
    Un diario, la televisión, están dirigidos por el afán de la popularidad a toda costa. El afán de ganar dinero. Donde vivo, no hacer dinero es llevar la letra L de looser sobre la frente. Si usted hace dinero es un triunfador, si no, es un miserable y patético fracasado que se consuela con las migajas del festín, anteponiéndolas como lo valioso, rescatable, importante en esta vida.
    Aprendí, a golpes, a encontrar a Dios hasta en la basura como dijera Baudelaire hace tanto tiempo.
    De todos modos, lo que me interesaría mucho es que me expusiera un poco más ampliamente, cuáles son a su criterio los compositores, máximos exponentes del neorromanticismo.
    Muchas gracias desde ya.
    Cat.

  • veronica novalis

    primero que nada me disculpo si ud se ha sentido afectada o mal por mis comentarios, que le quede clarísiiiiiimo, yo hablaba del dueño del blog don Gianero , y no de ud, su dama favorita, y lo hice con cierto respeto aunque puedo entender si se ofendieron (él o ud) ya que a veces tengo malhumor y me expreso con dificultad cundo me censuran…pufa!! es verdad que su blog sigue siendo bueno auqnue no me publique nada a mi, su fiel seguidora……por lo que puede verse ud prefiere a los antiguos. Los neorománticos son en genral todos los que desde 1960 en adelante prefieren las armonías dulzonas y/o pseudotonales a las otras, con las otras me refiero, claro, a la materia desplegada en los mil diversos nuevos modelos de organización que no son los del siglo 19, ahora me explico verdad? los copiones y ladrones que prefieren decir que escriben con citas que confesar que no se les ocurre NADA DE NADA NUEVO!!!! pero eso no es un problema mi querida, mucho mas importante es señalar que su blog (o el de su marido) es maravilloso aunque ud no QUIERA SABER NADA de música moderna, o se niegue a la verdad revelada de mis dulces comments, que tanto.

  • veronica novalis

    escriba sus poemas en el blog que me gustan mucho, y si no tiene dinero yo le presto. Ud es valioso (perdón, valiosa) y se sabe que yo soy de las que ayudan a los inteligentes, pero cambie, por favor se lo pido, dedíquese a los que importan y deje la meloncolía para los choborras de bares, que no le harían a ud favor alguno….
    me expliqué?

  • Catherine Bradbury

    Perdone, estimada Verónica, pero estoy un tanto confundida. Me pregunto: a)si usted se imagina que soy un hombre; b) si realmente piensa que yo soy la dama favorita de P. Gianera; c)a qué blog se refiere cuando dice “a su blog (o el de su marido); d) me interesaría saber a quién se refiere cuando dice “a su marido” (espero que no a P. Gianera que tiene la edad de mi hijo).
    Acepto sus disculpas suponiendo que me estaban dirigidas, aunque usted me está torciendo un brazo y forzándome a entrar dentro de una personalidad que no reconozco como la mía.
    Y otra pregunta: ¿a quién encomienda usted escribir sus poemas? ¿Quién es valioso (perdón valiosa)? ¿a quién ofrece tan generosamente dinero y aconseja no dedicar su melancolía a los choborras de bares que no harían favor alguno…?
    De todos modos es dulce platicar así.
    Ya veo lo que para usted es el neorromanticismo. Ahora, y si me lo permite, aquí va mi idea sobre el neorromanticismo:
    Como muchas expresiones en el campo de las actividades creativas, aparecen clasificaciones o denominaciones un poco tiradas al azar. De hecho el neorromanticismo abarca tantos estilos y técnicas, que es difícil aprisionarlo con precisión. Desde el inefable Delius hasta nada menos que Hindemith. Con eso queda todo dicho. Habrá posiblemente post romanticismo, es decir algo que viene luego del romanticismo pero que no necesariamente se desprenda del romanticismo, pero el término llega a diluirse en vaguedades. Se presta a discusiones estériles. Sin embargo así como es posible saber lo que es romanticismo sin posibles equivocaciones, no lo es ya tanto con la palabra neorromanticismo.
    Yo también quiero pedir sentidas disculpas: confieso que nunca tuve oportunidad de oir la producción neorromántica de Penderecki y reconozco que abrí mi bocaza sin haber tomado el recaudo de informarme primero sobre las versátiles etapas de este compositor. Gracias a usted y a su arranque de humor, aprendí algo. Mientras uno sigue aprendiendo, no todo está perdido, por el contrario, es una manera de mantenerse joven.
    Así que estimada Novalis, muchas gracias.
    Cat.

  • veronica novalis

    claro, penderecky era “revolucionario” y hasta lenilista fue, tanto que le dedicó una sinfonía al susodicho, pero después se dió cuenta ?¿?¿ que la iglesia católica le pagaba mejor (como gianero que vende sus escritos al diario de mitre vio?) ja ja no se enoje catalina madre de gianero y abuela de luca prodan, (sigo) y se volvió tarado y neorromántico, comenzó a usar citas y a estrenar sinfonías de navidad, un desastre sólo comparable a los patéticos melancos de por acá que lo siguieron como si fuera un gurú, si quiere se los nombro a todos , pero seguro que ud los conoce y que su hijo los elogia como a genios. Y si aprendió algo con mis cartitas bienvenida!! pero sepa que aún no he dicho nada
    Vero, la furiosa

  • veronica novalis

    hay tres músicos de allá y tres de acá sobre los que vale la pena hablar, lo demás es lo de menos

    en breve le diré los nombres

    vero la verdad al hombro

  • veronica novalis

    querida caterina, te ayudo con el nombre porque el otro es extranjero y difícil de teclear, tu estilo es lindo pero está un poco gagá, leé un poco los foros y llenáte de poesía electrónica, mejor viva y joven que vieja y muerta.

    Vero

  • Catherine Bradbury

    Me dejaste con el nombre al aire.
    Cat

  • veronica novalis

    si, tu nombre con h y todo ese rollo parece mas de abuela que de mina bien, bradbury podría ser cadbury que suena mas chocolatado que ficcional, pero tus opiniones madre me preocupan, cómo es posible alguien sensible y (me pareece) muy inteligente defiende ese temita ramplón y sin nada que hizo el pianista ése? ¿eh?

    Vero, la redentora

  • veronica novalis

    gianero volvé al foro y contestá a mis preguntas vos mismo o te corto la ruta, no seas liberal que me da cosa

    leíste a joyce? te acordás del momento cuando rompe el viidrio?
    basta de chopin gianero basta de eso que te vas a dañar el hígado mijo

    viva lenin

    il vero trasto

  • Catherine Bradbury

    El jovaterío me da alergia.
    Cat

  • veronica novalis

    bien caterina, mové un pco a tu hijo gianero que es medio lerdo pal cambio, se vienen tiempos muy diferentes y si no lo adaptamos pronto, se va a quedar para vestir santos,
    seria hermoso leer algo de música contemporánea acá, no? basta con chopin y las momias esas por favor, basta de trascendencia, queremos inteligencia y vida civil, sin tanta carga religiosa, me explico baby?
    arte de hoy, creación con libertad e imaginación, no solemnidad disfrazada de técnica. Arte de hoy.
    punto

    saluttis,

    La Vero electrónica

  • Catherine Bradbury

    ¿Arte de hoy? Ja, y te parece tan simple. Decís: “queremos inteligencia y vida civil, sin tanta carga religiosa, me explico baby?”
    No, de dónde te irías a explicar, tan justamente vos, que pretendés sembrar confusiones y hacernos bailar al compás de tu dislocado capricho.´Luego añadís: “Arte de hoy”.
    Hoy, por hoy, estamos en una encrucijada. Se ha dicho, prácticamente todo. Pero curiosamente no estamos al final del rollo, y probablemente nunca lo estaremos mientras este globo terráqueo siga albergando organismos.
    Siempre surgirá algo que no se había dicho antes, o surgirá algo que se dijo pero en una forma nueva. Y es más bien esta última modalidad la que podrá aplacar nuestras inextinguibles ansias de novedad.
    Tu estrategia de agresividad para exprimir algo de alguien, es passé, totalmente. Ya que querés inteligencia empezá por serlo vos misma.
    ¿Por qué no te dedicás a contemplar las cabras?
    Cat