Martha Argerich retratada por su hija

No es la primera película que se le dedicó a Martha Argerich y, podemos suponer, no será tampoco la última. Bloody Daughter es sin embargo distinta de cualquier documental anterior, ante todo porque lo dirigió su Stephanie, la hija que tuvo con el también pianista Stephen Kovacevich. El documental se estrenó a fin de 2012 en Roma, y su título es ya ambiguo, con su mezcla de lazo de sangre y de crueldad. Este es el trailer, que se explica por sí mismo y, a la vez, deja todo en vilo.

 

Instrumentos de protesta

La información llegó por intermedio del crítico inglés Norman Lebrecht, especialista en extravagancias musicales y con un evidente gusto por los escándalos. Pocos conocían hasta hoy al compositor alemán Johannes Kreidler; pero serán muchos los que le presten atención a partir de ahora, aunque no, hay que decirlo, por su música.

El caso es que Kreidler quiso protestar contra la decisión de la SWR de fusionar de su orquesta de Baden-Baden/Freiburg con otra de Freiburg. Optó por hacerlo durante la transmisión en vivo de un concierto en la semana musical de Donaueschingen. Como señala Lebrecht, no es fácil decidir si lo que sucedió estaba preparado, a la manera de un happening, o fue completamente imprevisto. Vean:

El dúo

Un acontecimiento desafortunado, por no decir trágico, la muerte de la pianista Mihaela Ursuleasa que iba tocar para el Mozarteum Argentino con Sol Gabetta, coincidió casualmente con el anuncio del registro que Gabetta hizo para el sello Deutsche Grammophon con otra pianista, Hélène Grimaud.

Ya hace unos años escribí con cierto entusiasmo una nota sobre Grimaud a mitad de camino entre el perfil y la crítica; desde entonces, sin embargo, mi interés por ella decayó. Pero la presencia de Gabetta, como puede verse en el video (falta todavía para la publicación del CD), lo cambia todo. El programa incluye la Sonata para cello y piano en re menor de Debussy, la Sonata en mi menor, opus 38 de Brahms, la Sonata en re menor, op. 40 de Shostakovich y las Fantasiestücke op. 73 de Schumann.

El encuentro tuvo lugar el verano pasado en el Menuhin Festival de Gstaad. El disco tendrá el único nombre posible: DUO.

El misterioso Gould

En su libro Peripecias del no, Luis Chitarroni anota algo así como (cito de memoria): “Ahí viene otro con su Glenn Gould bajo el brazo”. La frase llamaba crítica y humorísticamente la atención sobre la fiebre por Gould que hubo hace unos cuantos años en Buenos Aires entre varios escritores argentinos, alentada también por la traducción al español de El malogrado, la novela de Thomas Bernhard (que también muchos llevaban bajo el brazo), cuyo protagonista era justamente el esquivo pianista canadiense. Bajo la apariencia del personaje, el hombre importaba más que el pianista. No es casual que Yehudi Menuhin, que tocó con él, lo definiera como “un ángel”. Este año se cumplirán tres décadas de la muerte de Gould y el misterio continúa. Su naturaleza elusiva lo sobrevivió. Seguir leyendo

Sin comentarios

Algo de música en el BAFICI

Hace unos días, hablamos aquí de la película Patience, versión de Los anillos de Saturno de W. G. Sebald. Ahora vale la pena llamar la atención sobre otro documental, en este caso argentino, que se verá también en el BAFICI. Es Alexander Panizza: Solo Piano, un trabajo que el cineasta Pablo Romano realizó durante (y aun en torno a) el ciclo de conciertos con la integral de las sonatas para piano de Beethoven en el que Panizza intervino en el Parque de España de Rosario. Sobre estas versiones, escribimos en el diario y en este mismo blog.

Aquí el adelanto del trailer. La película se proyectará hoy (21.30 hs. en el Abasto), mañana (22 hs. en el Centro Cultural San Martín) y el 22 (14.30 hs. en el Abasto).

 

Sin comentarios

El arte de la dirección

Hace poco más de un año, posteamos aquí mismo un video en el que un muy ingenioso Riccardo Muti contaba en un discurso en qué consistía para él exactamente dirigir una orquesta.

Encuentro ahora una producción del New York Times que, con el título “Demystifying Conducting”, aborda ese mismo punto pero de manera, podría decirse, más consistente y, además, con gráficos animados. Quien habla (el video está en inglés sin subtítulos) es Alan Gilbert, actual director de la Filarmónica de Nueva York. Lo interesante es que, como señala Gilbert, no existe una sola y única manera que explique por qué un modo de dirigir funciona.

 

Sin comentarios

La otra “Lotte” de Thomas Mann

La semana pasada, se publicó en ADN una nota sobre las dos últimas grandes novelas de Thomas Mann (grandes por extensión y por ambición): Doktor Faustus y Las confesiones del estafador Felix Krull. No abundaré en lo ya dicho sobre la segunda; en cuanto a la primera, la novela más musical de Mann, es mucho lo que podría agregarse, en la medida en que sus derivaciones resultan inconmensurables. No es el momento ahora de la teoría.

Quería referirme a otro costado de Mann, el de oyente de discos. Con el título de “ My Favourite Records”, Mann confeccionó en 1948 una lista de preferencias para el Saturday Review of Literature. Esa elección (recogida en español en el volumen Richard Wagner y la música, publicado por Plaza & Janés) es la siguiente:

 

*) Franck: Sinfonía en re menor. Orquesta Sinfónica de San Francisco, dirigida por Pierre Monteux.

*) Mendelssohn: Concierto en mi menor. Nathan Milstein (violín) y la Orquesta Filarmónica de Nueva York dirigida por Bruno Walter.

*) Mozart y otros: recital de Lotte Lehmann.

*) Berlioz: Harold in Italy. William Primrosa (violín), con la Sinfónica de Londres dirigida por Serge Koussevitsky.

*) Beethoven: Tercera sinfonía en mi bemol (Heroica). Orquesta Sinfónica de Nueva York dirigida por Bruno Walter.

*) Wagner: Parsifal, acto tercero. Lotte Lehmann (soprano), Lauritz Melchior (tenor), Emmanuel List (bajo) y la Orquesta Filarmónica de Viena dirigida por Bruno Walter.

*) Berg: Fragmento de Wozzeck. Charlotte Boerner (soprano) y la Orquesta Sinfónica Janssen, dirigida por Werner Janssen.

*) Strauss, Johann: Dos oberturas y dos valses. Varias orquestas europeas, dirigidas por Bruno Walter y George Szell.

*) Schubert: “El hijo de las musas” (Goethe) y “El Viajero” (Schmidt von Lübeck). Gerhard Hüsch (barítono) y Hans Udo Müller (piano).

*) Schumann: “Romanza” (Geibel) y “El rey de los elfos” (Goethe), de Schubert. Heinrich Schlusnus (barítono) y Franz Rupp (piano).

*) Roosvelt: “Oración por la nación en el ‘Día D’, 6 de junio de 1944”. Franklin D. Rossevelt, grabado en directo.

 

Salvo la mención coyuntural del discurso de Roossevelt, no hay muchas sorpresas, aunque sí persistencias, las del director Bruno Walter y, sobre todo, la de la cantante Lotte Lehmann (1888-1976). Como siempre tuve debilidad por Lehmann, Mann ofrece a la distancia la excusa para escucharla en dos arias de Mozart (seguramente las que el propio escritor menciona en su lista): la de Pamina en el II acto de La flauta mágica y “Porgi, Amor” de Las bodas de Fígaro. Los registros son de la década de 1930.

 

Lotte Lehmann – Mozart arias (HQ 192kb)

 

[En la foto se puede ver a Lehmann con un viejo cómplice de escenarios: el formidable tenor Lauritz Melchior]

 

Barenboim-Boulez: el dúo strikes again

Después del disco con los dos conciertos para piano de Franz Liszt, Daniel Barenboim y Pierre Boulez vuelven, uno como solista y el otro como director de la Staatskapelle Berlin, con la versión en video de esas mismas obras. La edición, por el sello Accentus, está anunciada para el 20 de febrero. Ignoramos si se distribuirá en Argentina. Mientras tanto, aquí pueden verse dos fragmentos, especie de trailers, de ese DVD.

Música ecológica (o un clarinete hecho con basura)

Sería difícil saber si el clarinetista Andy Wheeldon es un músico comprometido con la ecología o un inventor de genio. En realidad, Wheeldon integra un equipo que pretende armar una orquesta completa con instrumentos construidos a partir de desperdicios. Está previsto que den un concierto en el Royal Albert Hall de Londres. Por supuesto, el nombre de grupo es Scraphead Orchestra (algo así como “Orquesta de la basura”). En el video de la BBC se puede ver el modo en el que Wheeldon construye un clarinete.

NB: Descubrí el video por intermedio del compositor Antonio Zimmerman, que lo hizo circular en FB.

 

Una acróbata no solamente de la voz…

La buena soprano finlandesa Sirkka Lampimäki estaba cantando bastante bien, acompañada por el director Ralf Kircher. Sin embargo, tenía preparada una sorpresa: a la acrobacia vocal le sumó la física. Vean, si no. Eso sí, no se sabe qué sentido tuvo el gesto.

Sin comentarios