Martha Argerich retratada por su hija

 

No es la primera película que se le dedicó a Martha Argerich y, podemos suponer, no será tampoco la última. Bloody Daughter es sin embargo distinta de cualquier documental anterior, ante todo porque lo dirigió su Stephanie, la hija que tuvo con el también pianista Stephen Kovacevich. El documental se estrenó a fin de 2012 en Roma, y su título es ya ambiguo, con su mezcla de lazo de sangre y de crueldad. Este es el trailer, que se explica por sí mismo y, a la vez, deja todo en vilo.

 

  • marlaw

    Cuando pensamos quienes representan la imagen Argentina en el exterior debemos recordar a esta clase de personas.

  • Cristián Biscayart

    Me resulta llamativo que Argerich, de alguna manera fóbica a la exposición pública (al menos como solista), haya dejado que su hija la filme en situaciones tan privadas. Así somos los seres humanos. Siempre mostramos nuestras ambigüedades, de una forma u otra. A mí siempre me ha parecido un personaje “cercano”: he crecido acompañado de su arte trascendente. La tuve a tres pasos en el Auditorio de Belgrano, en 1999, durante fue el Concurso Argerich. Tomaba un café sola en el foyer. Pensé: este es el momento. Ni me atreví a interrumpir ese momento en su soledad.