Los caminos de la vida

Emmanuel Ortiz es un fotoperiodista argentino radicado en Francia que mañana  inaugurará la muestra Sendas en el Centro Cultural Borges. Con esta exposición, el reportero gráfico abre diferentes caminos que, por un lado, coinciden con los recorridos que ha transitado en casi tres décadas de trabajo independiente alrededor del mundo, y por otro, deja planteadas una serie de preguntas que más que una mirada retrospectiva convoca a reflexionar sobre el futuro.

Desde 1983, momento en que tomó por primera vez una cámara como profesional, Emmanuel Ortiz cubrió algunos de los hechos más destacados: transitó diferentes rutas de Argentina, Perú, Bolivia, Chile, Croacia, Bosnia, Albania, Kosovo, Tailandia, España y Japón, entre otros países.

Se ocupó de retratar la actualidad internacional a través de hechos y situaciones emblemáticas, como las catástrofes naturales, los conflictos políticos y militares, la degradación del medio ambiente y la presencia de los animales en la vida cotidiana.

Entre sus reportajes más recientes, se destaca el que se ocupa de las consecuencias del tsunami que azotó al noreste de Japón en marzo último.

Las fotografías de Sendas estarán colgadas en Buenos Aires hasta el 15 de enero en la sede del Borges, Viamonte 525 (de lunes a sábado, de 10 a 21, y domingos y feriados, de 12 a 21).

Hiroshima: el primer Ground Zero

El 6 de agosto se cumplirán 66 años de la explosión atómica de Hiroshima, Japón. Después de que detonara la bomba en 1945, el gobierno de Los Estados Unidos restringió la circulación de imágenes de los efectos mortales de su nueva y devastadora arma masiva. El presidente Truman envió a más de mil efectivos militares y civiles, entre ellos algunos fotógrafos, con el objetivo de registrar y analizar metódicamente el impacto de la bomba atómica sobre los materiales de construcción que rodeaban el lugar de la explosión, el primer Ground Zero.

Las fotografías estuvieron perdidas por más de cuarenta años hasta que el International Center of Photography adquirió, en 2006, la colección de más de 700 fotografías. En el museo del ICP en Nueva York puede verse, hasta el 28 de agosto, una selección de 60 imágenes que conforman una dramática exposición. Este es el video que promociona la muestra.

 

Volver a Japón

“Después haber ido a Japón a cubrir el terremoto decidí volver porque me di cuenta no había registrado una de las historias más importantes de nuestro tiempo: el desastre nuclear”, así comienza el relato en off de Dominic Nahr –autor del ensayo fotográfico–.

En este trabajo audiovisual, producido por Leica en colaboración con Magnum Photos y publicado hoy, los realizadores siguieron a Nahr hasta la zona ubicada a 20 kilómetros alrededor de la planta de energía nuclear en Fukushima, Japón. El fotógrafo documentó el daño producido por la descomposición de la planta.

Nahr nació en Suiza pero se crió y se formó como reportero gráfico en Hong Kong. Actualmente, integra el staff de la agencia Magnum y es uno de los fotoperiodistas más destacados del mundo.

Recuperar el pasado

Ko Sasaki/The New York Times

Ko Sasaki/The New York Times

Una semana después del terremoto de Japón, Ko SasakiThe New York Times– capturó la foto de arriba en la que aparece una retrato familiar entre las ruinas de la ciudad portuaria de Ofunato. Por entonces, en medio de la tragedia, ese parecía ser el inevitable destino de la mayoría de las fotografías de aquellos hogares que habían sido arrasados por el tsunami.

Además de los desesperados intentos por contener los desbordes de las plantas nucleares, el gobierno japonés ha tenido que ocuparse de realizar, rápidamente, obras estructurales como viviendas, puentes y caminos. Y mientras se concretan las mega construcciones, diferentes grupos de voluntarios trabajan para preservar el patrimonio cultural.

Un mes después del tsunami y de aquella foto, en la misma ciudad,  otro reportero gráfico, Toru Hanai –de la agencia Reuters–, registra (abajo) la difícil tarea que realizan algunos vecinos de Ofunato: restaurar los álbumes familiares que sobrevivieron al desastre. Quizás sea esa una manera de recuperar el pasado.

JAPAN/

Fotos de Toru Hanai/Reuters

Fotos de Toru Hanai/Reuters

Tsunami a la vista

“Hubo un terremoto en Japón, así que estamos en una alerta de tsunami. Es posible que haya que evacuar”, le alertó un habitante del pueblo de Westport, California, a Hal Bergman, fotógrafo norteamericano que en ese momento se encontraba viajando en auto de Portland a San Francisco.

Unos kilómetros después del aviso, Bergman tuvo que hacer una parada obligada por complicaciones en la ruta. Sin perder tiempo, ubicó la cámara en el borde del acantilado y realizó este time-slice que registra la llegada el tsunami japonés a una playa mansa de la costa oeste de los Estados Unidos. En números, son 1400 cuadros tomados cada 3 segundos en más de 1 hora.

De Japón a Chernobyl

Debido a la renovados temores nucleares por la delicada situación de algunos reactores japoneses después del terremoto, en el día de ayer, el fotógrafo danés Jan Grarup adelantó parte del trabajo que viene realizando en Ucrania.  Se trata de una serie de imágenes que tomó para la fundación NOOR –con sede en Amsterdam– y que muestra a Chernobyl 25 años después de la explosión de su central atómica.


Japón, hoy

Este no es un blog que esté necesariamente vinculado con las noticias del día, pero frente a la catástrofe ocurrida en Japón, resulta imposible no dirigir nuestra mirada hacia algunas imágenes que reflejan la cruda realidad que atraviesa la isla y solidarizarnos con el pueblo japonés. Aquí, algunas de las fotos que tomó hoy Shiho Fukada.

Picture 1 of 5

Miembros de la Fuerza de Defensa japonesa cerca del cuerpo de una víctima del tsunami de la semana pasada en Miyagi, Japón. 14 de marzo de 2011 (Crédito: Shiho Fukada/The International Herald Tribune/NYT).