¿Qué tiene que ver el sonido con la fotografía?

 

Cuando nos introducimos en el mundo del video debemos tener en cuenta un aspecto tan importante como la imagen, pero que a los fotógrafos puede resultarnos totalmente ajeno: el sonido. Es que algunos expertos consideran la calidad del audio tan importante como la de la foto. Y tienen razón…

Así, la captura y edición sonora aparecen como factores que, sin duda, no hay que descuidar en la realización de una pieza multimedia. Obtener una grabación de buena calidad en cámaras réflex puede parecer difícil, aunque siguiendo algunos consejos básicos el asunto del sonido se facilita un poco:

  • Es mejor utilizar el micrófono incorporado de la cámara para grabar  ambiente y fuentes sonoras cercanas. El ruido no deseado y el viento son dos agentes para no perder de vista.
  • Se recomienda utilizar un mic externo para capturar sonidos alejados de la cámara.
  • En una entrevista, conviene duplicar las grabaciones. Además del micrófono incorporado, se puede utilizar como backup un grabador digital (como el de periodista). Luego, de necesitarse el registro del grabador, a la hora de la edición se hace coincidir el audio con la imagen y ya está. Para eso, existen programas como el Pluraleyes para Final Cut, que sincronizan audio con imagen.

El siguiente es un test realizado por un amante de la imagen en movimiento, Jan van der Meer, que compara el sonido de un grabador externo con micrófono estéreo y el sonido directo de la cámara. El video que presenta el realizador holandés está en inglés; no obstante, lo comparto aquí porque más allá de las barreras idiomáticas queda muy clara la diferencia que presentan el Edirol/Roland R09 y la Lumix GH1 en un lugar ventoso como el de la playa. Con ustedes, una prueba contundente aportada por este simpático animador que se hace llamar Juan del Mar. Pasen, vean, oigan y… después me cuentan.

Hawaii at Zandvoort GH1+ Edirol + Long Hair Grey Dead Rat from Jan van der Meer on Vimeo.