Dakar, curva peligrosa

“En un primer momento, cuando lo vi desmayado, pensé que había muerto, porque la piña fue tremenda. Traté de ayudar en lo que pude, pero nunca deje de sacar fotos… porque ese es mi trabajo”. Así describió Tomás Fragueiro la experiencia que vivió días atrás durante la cobertura del Dakar y que quedó reflejada en esta secuencia fotográfica.

Documentar una acción con el recurso del disparo continuo no es asunto nuevo: desde que en los 70 comenzó a usarse el motor de arrastre de película en las cámaras, se trata de la forma principal de atrapar el movimiento.

El accidente que el fotógrafo describe en su testimonio, y en el que el motociclista francés Ciryl Esquirol tuvo que ser rescatado en helicóptero (increíblemente no tuvo lesiones graves), se produjo en la primera curva importante de la prueba, de arena y con casi 90 grados, en la zona de Río Seco Córdoba.

También del sur de la provincia es oriundo este reportero gráfico, precisamente de Río Cuarto, que como corresponsal de La Voz del Interior ya había registrado en la edición anterior del Dakar un accidente aún más espectacular. Es que con 23 años de experiencia en la profesión, Fragueiro es todo un especialista en la cobertura de rallys. Eso, más su especial condición para elegir el lugar justo donde pararse y disparar, hace que finalmente obtenga este tipo de fotografías.

Ficha técnica: Cámaras Nikon D300. Objetivo 300 f4.
Autor: Tomás Fragueiro


Ver Dakar, accidente Río Seco en un mapa ampliado


Sin comentarios