Los diseñadores de esta temporada, y sus fetiches

Esta semana, los creadores de la moda más destacados de la Argentina presentan las colecciones otoño-invierno de 2012 en BAFWEEK. Ahora les propongo que los veamos a todos en un video que hicimos para La Nación con algunos objetos que los inspiraron.

Esta pieza multimedia tiene música original de Maxi Amena y las imágenes se capturaron con una Canon 5D Mark II y una G12.

Encanto y desencanto en California

Maxie Amena, reportero gráfico de La Nación, viajó por primera vez a California y realizó un ensayo con la idea de retratar aquellos paisajes que lo influenciaron desde niño a través del cine hollywoodense.  Amena comenta haber experimentado, mientras recorría la ruta 1 –en el tramo de San Francisco a Santa Bárbara–, sentimientos contradictorios: “Por un lado me encantó encontrar los lugares y objetos que había visto antes en las películas y, por otro, me desencantó el hecho de que nada parecía real. Todo era muy escenográfico, como una fachada a menor escala”.

Además, el fotógrafo reconoce que mientras realizó la recorrida percibió la crisis económica y social que atraviesan actualmente los Estados Unidos. El desempleo y las consecuencias humanas de las guerras en Irak y Afganistán son factores que lo afectaron en los momentos de realizar alguna toma. Lompoc, uno de los pueblos donde se detuvo Amena, se encuentra situado junto la base militar Vanderberg, de donde partían soldados a Medio Oriente.

El autor de este video compuso también la banda sonora que acompaña a las imágenes. ¡Qué lo disfruten!

Ficha técnica: cámara Canon 5D Mark II y objetivo 50mm.

Videosplash: vaivenes del mundo acuático

“Hace varios años cubro la temporada de verano en distintas playas (para La Nación) y ésta es la primera vez que puedo hacer fotos adentro del mar”, se alegra Maxie Amena, que nos vuelve a sorprender ahora con un nuevo video realizado en la isla Santa Catarina, en el sur de Brasil.

Para capturar estas tomas espectaculares el fotógrafo utilizó una bolsa estanca de PVC para cámaras réflex. “En la arena uno está vestido, acalorado y fotografía a gente que nada a más de una cuadra de distancia con un teleobjetivo. Con la cámara en la bolsa pude acercarme a los surfistas con un lente angular, nadar con ellos y documentar los sucesos inmerso en la situación. Todo se mueve con la marea (uno también) y eso dificulta la tarea –exponer, enfocar, componer y obturar- mientras intentamos esquivar las olas. Es más intenso y divertido”.

Al igual que en su anterior trabajo publicado en Imagen y movimiento, Los jardines de Diana, el autor se sumerge en un mundo acuático. “La relación entre la infancia y el agua es tan cercana para mí que están casi unidas. En el mar uno juega, se descubre casi con pudor saltando olas y gritando frente al espumón que se aproxima. Cada vez que viajo a una playa, me pongo en la cabeza de aquel viajero de los Jardines de Diana y busco fotos para su mundo nuevo.”

Amena, además de fotógrafo es maestro de música y llegó a enseñar en colegios mientras estudiaba cine y fotografía. Entonces solía grabar canciones o ejercicios sonoros para usarlos en las clases. Luego se dedicó a la fotografía y dejó de lado la composición musical hasta que, hace relativamente poco, logró conectar sus dos vocaciones por medio de la experimentación audiovisual. Gracias a ese reencuentro, ahora podemos tirarnos de cabeza en esos nuevos mundos que él crea; atractivos mundos que hay que ver, escuchar y, definitivamente, disfrutar.

Ficha técnica: Cámara Canon 5D Mark II. Objetivo 16-35mm.
Autor: Maxie Amena

Viaje a una isla imaginaria

Maxie Amena trabajó durante todo el año pasado en un ensayo fotográfico que, finalmente, tomó forma de muestra con el nombre En los jardines de Diana. Sin embargo, esas imágenes, que registró en diferentes viajes familiares realizados en 2009, no se quedaron quietas tras ser expuestas en la Galería de Arte del Museo del presidio de Ushuaia, en la Isla Grande de Tierra del Fuego.

El fotoperiodista de La Nación reelaboró ese material y realizó con él una versión audiovisual, igualmente poética, bella y autobiográfica, que aquí comparto con ustedes. Dice Maxie: “En Los Jardines de Diana narra un viaje a un lugar imaginario. Una isla imposible donde residen algunas de mis obsesiones respectivas al Eros, a la pulsión de vida. Es también, aquel lugar donde se refugia la infancia pasada, donde lo fantástico todavía campea en sus orillas”.

El autor, que además compuso la banda sonora que acompaña el desarrollo de las imágenes, afirma que “La esperanza de este trabajo es disparar alguna conexión con el lugar de ensueño de cada uno, aquel jardín secreto donde la esencia está incontaminada de realidad”.