Hay tanta belleza en este mundo

Martín Balcala (1) nos recuerda esta escena de la película Belleza Americana en la que se ve al personaje Ricky Fitts mostrando uno de sus videos caseros –muchos dirían, videos freaks–.

 “La belleza que se esconde detrás de lo ordinario puede despertar curiosidad en algunos, llevándolos a poner mucha más atención en las cosas que nos suceden y nos rodean todos los días. Son los hechos cotidianos que transcurren lentamente dentro de esa sucesión de rutinas temporales, como si fueran una música de fondo. Entonces, se trata de sacar del fondo aquellos elementos que a simple vista parecen imperceptibles y ponerlos en primer plano para verlos detenidamente”, reflexiona el diseñador gráfico de La Nación, en una nueva participación en Imagen en movimiento.

Para Balcala, “es inquietante la cantidad de ideas, sentimientos y discursos que pueden entrar en los pocos segundos de un video. Y también inquieta, a veces, lo poco que se puede decir con mucho tiempo. Lo difícil es encontrar esas imágenes que mantienen fidelidad inquebrantable con aquella idea movilizadora”, completa la idea que le disparó aquel breve video del film de Sam Mendes.

Del sitio The one minutes, Balcala recomienda ver algunos trabajos, como Sweat, de Thalia Raftopoulou; Segredo, de Miguel Gonçalves Mendes; Pirouette, de Marisa Keller; y Bright and clean, de Frans Hofmeester. “Si la cámara con la que se realizaron es profesional o de aficionado es lo de menos. Lo importante es ese minuto ordinario que termina siendo transmisor de una idea que perdurará y atravesará el formato para instalarse definitivamente en cada uno de los espectadores, que completarán el discurso original o lo dejarán tal y como lo reciben. Y ya no será un minuto, sino un par y así decenas, miles de minutos, de miradas”.

(1) Martín Balcala es diseñador gráfico, amante del cine y la fotografía. Trabajó desde 1998 en diversos medios editoriales nacionales y extranjeros (Clarín, Revista Tres Puntos, TXT, Le Monde Diplomatique), y actualmente lo hace en La Nación. Además, participó en el desarrollo de sitios web, lo que le permitió descubrir la forma de producción de contenidos digitales.

Cine por teléfono

El cine es un arte que huye rápidamente de las explicaciones simples”, considera Martín Balcala (1), uno de nuestros fieles seguidores de Imagen y movimiento, que en esta oportunidad comparte una información que confirma una vez más cuan permeable se ha puesto el séptimo arte, más acá y más allá de Hollywood, a las buenas nuevas tecnológicas y sus aparatos. “Muchos artistas logran valerse de artilugios y herramientas para llevarlos hasta la profundidad de su “reflexiones cinematográficas”, observa. Puntualmente, nuestro amigo –diseñador gráfico de La Nación– se refiere a Una vida llena de altibajos, el nuevo film del reconocido director coreano Park Chan-wook (suya es la premiada Old Boy), que se estrenará esta semana en su país. Se trata de un cortometraje de terror realizado completamente con un iPhone y accesorios para el teléfono de Apple. Pasen y vean.

Seguir leyendo

Extra GIF: de película

Asociar la compleja industria de Hollywood con la simpleza del formato GIF podría parecer una tarea imposible. Pero resulta que a alguien se le ocurrió animar escenas inolvidables de la historia del cine y el éxito está a la vista: logró una emotiva forma (y muy divertida) de recuperar de la memoria esos pasajes de películas que todos hemos visto, disfrutado y desearíamos no olvidar jamás. Solamente un cuadrito en movimiento, para revivir a un clásico. Les muestro algunos ejemplos extraídos de if we dont`t remember me.

“My name is Axon, my planet is Neptun.”  The Holy Mountain (1973)

“My name is Axon, my planet is Neptun.” The Holy Mountain (1973)

“You’re smart enough to know that talking won’t save you.”  The Good, the Bad and the Ugly (1966)

“You’re smart enough to know that talking won’t save you.” The Good, the Bad and the Ugly (1966)

“I would like all at once: to be your wife … and to amuse me like a prostitute.”  La dolce vita (1960)

“I would like all at once: to be your wife … and to amuse me like a prostitute.” La dolce vita (1960)

El diseñador Martín Balcala (1) nos acercó este hallazgo y, por eso, casi en Zoetropecalidad de columnista invitado de Imagen en movimiento, escribe: “Los GIF animados (1987) están hechos con pocos fotogramas. Son una animación corta que se repite infinitamente. Tiene mucho de artesanal y de desafío, ya que se tiene poco tiempo para contar algo que resulte interesante -más aún si tenemos en cuenta que nuestra percepción se ha puesto cada vez más exigente, con el desarrollo de  técnicas y recursos-. Estos GIF recuperan el modo más básico de animación que usó por primera vez William George Horner en 1834, con el Zoótropo (foto), un máquina estroboscópica compuesta por un tambor circular con unos cortes a través de los cuales mira el espectador para que los dibujos dispuestos en tiras sobre el tambor, al girar, aparezcan en movimiento. Es muy placentero encontrar cosas como las que hay en if we dont`t remember me. en los que, con fotogramas de películas clásicas, recrean pequeños momentos, con una precisión admirable. Disfruto de quienes se animan a contar una historia con poco, dejando que ese espacio que “falta” sea completado por quien la recibe.”

(1) Martín Balcala es diseñador gráfico, amante del cine y la fotografía. Trabajó desde 1998 en diversos medios editoriales nacionales y extranjeros (Clarín, Revista Tres Puntos, TXT, Le Monde Diplomatique), y actualmente lo hace en La Nación. Además, participó en el desarrollo de sitios web, lo que le permitió descubrir la forma de producción de contenidos digitales.