Un año en la guerra

Damon Winter/The New York Times

Damon Winter/The New York Times

El sargento Jerry Price –a la izquierda–intenta consolar al soldado Donovan Lovelace mientras un helicóptero se lleva a un compañero que perdió una pierna por la explosión de una mina en Kunduz, Afganistán.  Esto es lo que se ve en una de las fotografías de Damon Winter que forma parte de Un año en la guerra, elaborado proyecto multimedia realizado por The New York Times que analiza el despliegue de un batallón del Ejército de Los Estados Unidos en Afganistán, durante doce meses.

Este trabajo fue seleccionado como uno de los tres finalistas del concurso multimedia, categoría interactiva, organizado por World Press Photo –la semana pasada publicamos Blanco, finalista de la categoría lineal­–.

En los proyectos multimedia interactivos se utilizan elementos de diferentes géneros –fotos, videos, textos, audios– que convergen en una misma pieza. Les recomiendo que vean la función interactiva completa de Un año en la guerra. Es imperdible.

Lluvia de balas

Moises Saman/The New York Times

Moises Saman/The New York Times

Ya vimos en este espacio que la exposición múltiple permite expresar movimiento en una sola imagenlo ejemplificamos con un saque de Nadal–, la exposición larga es otra forma de hacerlo y, tal vez,  la más frecuente. Como en la foto en la que Moises Saman utilizó anoche este efecto para registrar la lluvia de proyectiles antiaéreos que se lanzó desde Trípoli en un intento por repeler el ataque de las fuerzas de la coalición occidental.  Con este recurso, el fotógrafo de The New York Times hizo posible observar el recorrido de los disparos de la defensa libia, que a simple vista no podríamos percibir. Aunque la exposición larga es técnicamente fácil de realizar para un fotógrafo, lo difícil es tomarse esos pocos segundos necesarios para hacerla en el lugar de los hechos, iluminados por el fuego.

Moises Saman/The New York Times

Cruce de efectos

Existe un efecto fotógrafico conocido como HDR -High Dynamic Range- que consiste en la combinación de varias imágenes iguales, pero tomadas con exposiciones múltiples: diferentes niveles, en un rango que va de la sub a la sobrexposición. Es una técnica muy simple, que se completa con un fundido automático de photoshop y que, si se utiliza con buen criterio, permite crear imágenes sorprendentes. Este recurso, proveniente de la fotografía fija, también ha sido trasladado al video a través de las  HDDSLR. En Youtube o Vimeo podrán encontrar una innumerable cantidad de ejemplos de HDR.

El reconocido fotógrafo y videasta, Vincent Laforet comentó recientemente en su propio blog el uso del HDR combinado con time-lapse, otra técnica de la que hablamos anteriormente en Imagen en movimiento. Veamos su propuesta, un video de Patrik kizny.

Para Laforet, “la unión de estas dos técnicas tiene sentido teniendo en cuenta que time-lapse requiere de la fotografía fija –se realiza con una secuencia de imágenes- lo que brinda el tiempo necesario para ralizar las exposiciones múltiples”. Además este estadounidense ganador de un Premio Pulitzer aclara que, “si bien el efecto en este video es muy interesante,  hace que todo se parezca demasiado a los gráficos de mi Play Station 3. De hecho, me gustaron muchas de las tomas iniciales en las que no se usó HDR”.

¿Cuál es el límite en el uso del HDR? Depende del gusto de cada uno. Un criterio que puede servir: mientras menos se note el efecto, mejor

A propósito del Rey de España…

La semana pasada publicamos la fotografía ganadora del Rey de España 2011. Y a propósito de este premio, en Imagen en movimiento conversamos con Rafael Calviño, el fotógrafo argentino que en 1988 viajó a Madrid para recibir el galardón de manos del propio Juan Carlos I.

“El episodio fue el 30 de diciembre de 1987 –recuerda Calviño, que capturó la imagen distinguida cuando trabajaba en la agencia Noticias Argentinas–. Fui a cubrir la salida de Aldo Rico, detenido por el primer levantamiento carapintada en Campo de Mayo”. Entonces, Rico subió a un Falcon a unos 60 metros de donde estaba apostado el fotógrafo, que como no llevaba un teleobjetivo que le permitiera realizar la toma a la distancia, tuvo que ingeniárselas con otro recurso. “Había previsto que el auto de la agencia NA, un viejo Renault 12, estuviese preparado para seguirlo. Así lo hicimos y, luego de una persecución en la que se nos interponían los adeptos a Rico, cuando bajamos en el distribuidor Gorriti del Camino del Buen Ayre se nos cruzó un Fiat 125. El conductor, que luego se supo que era el Teniente 1ro Maguire, levantó su arma y nos amenazó. Ahí la foto”.

Rafael Calviño, que desde hace más de una década integra el staff de La Nación, usó para realizar la fotografía ganadora una cámara Nikon FM2, con un objetivo normal y película TRI-X. “Lo revelé en la agencia con revelador HC110, como era de uso común en esa época”, recuerda al detalle.

Fotografía de Rafael Calviño, ganadora del Premio Rey de España 1988

Fotografía de Rafael Calviño, ganadora del Premio Rey de España 1988

Rafael Nadal, multiplicado

Existen varios recursos para expresar movimiento con una sola imagen; uno de ellos es la exposición múltiple. Esta técnica proviene de la era analógica, cuando era necesario realizar dos o más tomas en un mismo fotograma, sin correr la película. Pero ahora las cosas cambiaron. Aquí les muestro una versión actual del mismo efecto, realizado con una moderna cámara digital, que permite ver en una misma foto el desarrollo completo del saque del número uno del tenis: Rafael Nadal. El fotógrafo Joe Castro, de la agencia EFE, realizó esta toma en el partido en el que el tenista español venció a Bernard Tomic en la tercera ronda del Abierto de Australia –se jugó hoy, en Melbourne–.

AUSTRALIA-TENIS ABIERTO DE AUSTRALIARafael Nadal en el Abierto de Australia (Joe Castro/EFE)

Sin comentarios

Doña Smith y sus dos Robertos

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Ayer todo el mundo vio a Patti Smith con una cámara en la mano. Es su vieja polaroid Land 250.

Después de recibir el Premio Nacional de Literatura de los Estados Unidos por el libro de memorias que relata su amistad con el fotógrafo Robert Mapplethorpe, la cantante se presentó en Madrid para homenajear a otro Roberto al que admira: el escritor Bolaño, a quien además le dedicó unas cuantas estrofas.

La madrina del punk reconoce no ser fotógrafa, pero ya tiene presentadas varias muestras con imágenes tomadas con su polaroid vintage, además de algunos cortos filmados en Super 8. En relación a sus destrezas con la cámara, ella comentó: “Aunque puede ser un poco peculiar, me gusta la simplicidad técnica. Cerca/lejos. Claro/oscuro”.