Volver a Japón

“Después haber ido a Japón a cubrir el terremoto decidí volver porque me di cuenta no había registrado una de las historias más importantes de nuestro tiempo: el desastre nuclear”, así comienza el relato en off de Dominic Nahr –autor del ensayo fotográfico–.

En este trabajo audiovisual, producido por Leica en colaboración con Magnum Photos y publicado hoy, los realizadores siguieron a Nahr hasta la zona ubicada a 20 kilómetros alrededor de la planta de energía nuclear en Fukushima, Japón. El fotógrafo documentó el daño producido por la descomposición de la planta.

Nahr nació en Suiza pero se crió y se formó como reportero gráfico en Hong Kong. Actualmente, integra el staff de la agencia Magnum y es uno de los fotoperiodistas más destacados del mundo.

¿Cuál es la cámara de Gus van Sant?

AFP PHOTO / FRANCOIS GUILLOT

El director estadounidense Gus van Sant posa para los medios –mientras toma sus propias fotografías– durante la presentación de la película Restless, en la 64º edición del Festival de Cannes, Francia.

¿Alguien podrá decirnos qué modelo de cámara está usando el cineasta?

Dos fotógrafos mueren en Libia

Servicio en memoria de los reporteros gráficos en Bengasi (AFP). Funeral en memoria de los reporteros gráficos en Bengasi (ODD ANDERSEN/AFP).

Tim Hetherington y Chris Hondros, dos reconocidos fotógrafos de guerra, murieron el miércoles pasado en la ciudad de Misurata, al oeste de Libia, cuando fueron alcanzados por disparos de mortero de las fuerzas leales a Khadafy.

Hetherington –nacido en Liverpool, Inglaterra– vivía en Nueva York y se encontraba cubriendo el conflicto de Libia para la revista Vanity Fair. Como fotoperiodista recibió durante su carrera importantes premios, como el World Press Photo 2007. Además de dedicarse a la fotografía fue cineasta y llegó a estar nominado al Oscar por su documental Restrepo, que realizó para National Geographic, y en el que retrataba a las tropas militares de Estados Unidos en Afganistán.

Hondros –nacido en Nueva York– trabajaba para la agencia Getty. Como fotoperiodista, cubrió la mayor parte de los conflictos bélicos más importantes del mundo desde finales de 1990, incluyendo Kosovo, Angola, Sierra Leona, Líbano, Afganistán, Cachemira, la Ribera Occidental, Irak y Liberia. Además, recibió numerosos premios, incluyendo múltiples honores en World Press Photo, una nominación para el Premio Pulitzer y la Medalla de Oro Robert Capa en 2006.

Periodistas, diplomáticos y simpatizantes opositores a Khadafy participaron en la ciudad de Bengasi de un funeral para despedir a ambos. Sus cámaras sobre el cajón, todo un símbolo.

Díptico que muestra a Tim Hetherington (I) subiendo a las ruinas de un edificio en Misrata, el 20 de abril, y a Hondros caminando en la misma ciudad el 18 de abril (AFP). Díptico que muestra a Tim Hetherington subiendo a las ruinas de un edificio en Misurata, horas antes de su muerte, y a Chris Hondros caminando en la misma ciudad, el lunes (AFP).

Recuperar el pasado

Ko Sasaki/The New York Times

Ko Sasaki/The New York Times

Una semana después del terremoto de Japón, Ko SasakiThe New York Times– capturó la foto de arriba en la que aparece una retrato familiar entre las ruinas de la ciudad portuaria de Ofunato. Por entonces, en medio de la tragedia, ese parecía ser el inevitable destino de la mayoría de las fotografías de aquellos hogares que habían sido arrasados por el tsunami.

Además de los desesperados intentos por contener los desbordes de las plantas nucleares, el gobierno japonés ha tenido que ocuparse de realizar, rápidamente, obras estructurales como viviendas, puentes y caminos. Y mientras se concretan las mega construcciones, diferentes grupos de voluntarios trabajan para preservar el patrimonio cultural.

Un mes después del tsunami y de aquella foto, en la misma ciudad,  otro reportero gráfico, Toru Hanai –de la agencia Reuters–, registra (abajo) la difícil tarea que realizan algunos vecinos de Ofunato: restaurar los álbumes familiares que sobrevivieron al desastre. Quizás sea esa una manera de recuperar el pasado.

JAPAN/

Fotos de Toru Hanai/Reuters

Fotos de Toru Hanai/Reuters

Un año en la guerra

Damon Winter/The New York Times

Damon Winter/The New York Times

El sargento Jerry Price –a la izquierda–intenta consolar al soldado Donovan Lovelace mientras un helicóptero se lleva a un compañero que perdió una pierna por la explosión de una mina en Kunduz, Afganistán.  Esto es lo que se ve en una de las fotografías de Damon Winter que forma parte de Un año en la guerra, elaborado proyecto multimedia realizado por The New York Times que analiza el despliegue de un batallón del Ejército de Los Estados Unidos en Afganistán, durante doce meses.

Este trabajo fue seleccionado como uno de los tres finalistas del concurso multimedia, categoría interactiva, organizado por World Press Photo –la semana pasada publicamos Blanco, finalista de la categoría lineal­–.

En los proyectos multimedia interactivos se utilizan elementos de diferentes géneros –fotos, videos, textos, audios– que convergen en una misma pieza. Les recomiendo que vean la función interactiva completa de Un año en la guerra. Es imperdible.

Lluvia de balas

Moises Saman/The New York Times

Moises Saman/The New York Times

Ya vimos en este espacio que la exposición múltiple permite expresar movimiento en una sola imagenlo ejemplificamos con un saque de Nadal–, la exposición larga es otra forma de hacerlo y, tal vez,  la más frecuente. Como en la foto en la que Moises Saman utilizó anoche este efecto para registrar la lluvia de proyectiles antiaéreos que se lanzó desde Trípoli en un intento por repeler el ataque de las fuerzas de la coalición occidental.  Con este recurso, el fotógrafo de The New York Times hizo posible observar el recorrido de los disparos de la defensa libia, que a simple vista no podríamos percibir. Aunque la exposición larga es técnicamente fácil de realizar para un fotógrafo, lo difícil es tomarse esos pocos segundos necesarios para hacerla en el lugar de los hechos, iluminados por el fuego.

Moises Saman/The New York Times

Una vaquita para Chernobyl

A través de los años, el fotógrafo alemán Gerd Ludwig * realizó un excelente trabajo documental sobre el mayor desastre nuclear de la historia y sus consecuencias. Esas imágenes, recogidas ahora en un video con la voz del autor, invitan a sumarse y colaborar para que el nuevo proyecto de Ludwing sea posible: regresar a Chernobyl.
“Para conmemorar la tragedia 25 años después, tengo la intención de regresar al reactor y las áreas alrededor de él para investigar el estado actual de contaminación de la tierra, para informar sobre el
progreso de su limpieza, y para examinar las consecuencias para la salud en las regiones de lluvia. Les pido su apoyo para que esta historia importante no sea olvidada”, escribe en el sitio kickstarters, donde los internautas pueden hacer su contribución en dinero para que el viejo reportero reúna los 25 mil que precisa para financiar su trabajo. Kickstarters, que en español significa pedal de arranque, es una plataforma para financiar proyectos creativos y que les permite a los autores mantener un control total sobre su trabajo.

*Gerd Ludwig nació en Alsfeld, Alemania. Trabajó para publicaciones como Geo, Stern, Der Spiegel, Time y Life. A mediados de la década de 1980 se mudó a los Estados Unidos y trabajó durante más de 20 años para la revista National Geographic. Con un enfoque humanista se especializó en temas relacionados con la Unión Soviética y la región aún después de su disolución. En 2006 ganó el premio Lucie Award for International Photographer of the Year.
Sin comentarios

Tsunami a la vista

“Hubo un terremoto en Japón, así que estamos en una alerta de tsunami. Es posible que haya que evacuar”, le alertó un habitante del pueblo de Westport, California, a Hal Bergman, fotógrafo norteamericano que en ese momento se encontraba viajando en auto de Portland a San Francisco.

Unos kilómetros después del aviso, Bergman tuvo que hacer una parada obligada por complicaciones en la ruta. Sin perder tiempo, ubicó la cámara en el borde del acantilado y realizó este time-slice que registra la llegada el tsunami japonés a una playa mansa de la costa oeste de los Estados Unidos. En números, son 1400 cuadros tomados cada 3 segundos en más de 1 hora.

De Japón a Chernobyl

Debido a la renovados temores nucleares por la delicada situación de algunos reactores japoneses después del terremoto, en el día de ayer, el fotógrafo danés Jan Grarup adelantó parte del trabajo que viene realizando en Ucrania.  Se trata de una serie de imágenes que tomó para la fundación NOOR –con sede en Amsterdam– y que muestra a Chernobyl 25 años después de la explosión de su central atómica.


Japón, hoy

Este no es un blog que esté necesariamente vinculado con las noticias del día, pero frente a la catástrofe ocurrida en Japón, resulta imposible no dirigir nuestra mirada hacia algunas imágenes que reflejan la cruda realidad que atraviesa la isla y solidarizarnos con el pueblo japonés. Aquí, algunas de las fotos que tomó hoy Shiho Fukada.

Picture 1 of 5

Miembros de la Fuerza de Defensa japonesa cerca del cuerpo de una víctima del tsunami de la semana pasada en Miyagi, Japón. 14 de marzo de 2011 (Crédito: Shiho Fukada/The International Herald Tribune/NYT).