Los vestidos de los Grammy 2015, bajo el scan

Hola. ¿Cómo están? Hoy inauguro categoría nueva en el blog: por el scan. Hasta ahora en papel había hecho serios análisis de estilos de mujeres poderosas, etc. Pero hoy el blog me da la oportunidad de sentarme acá a criticar lo que sea, cual invitada a una fiesta de casamiento. Este vicio, que nació mucho antes que Fashion Police y No te lo pongas, es practicado a lo largo de generaciones, tanto por hombres y mujeres. Los primeros son especialistas en crítica despiadada de la moda. Los peores comentarios sobre mi ropa la recibí por parte de hombres. ¿Qué te pusiste? ¿Un mantel? ¿Esos zapatos son para el bowling?

No voy a ser despiadada. Pero voy a despuntar el vicio de la crítica. Respecto de la entrega de los premios Grammy 2015 hubo algo que no entendí. ¿Por qué algunas cantantes e invitadas fueron excesivamente cubiertas y otras semidesnudas? ¿Por qué los extremos? Las dividì en dos grupos, que podrán diferenciar solos.

Rihanna: todos recuerdan que en 2014 apareció en los CDFA Awards apareció casi como Dios la trajo al mundo, vestida con 216.000 cristales Swarovski. En esta oportunidad, alguien le habría aconsejado que apostara a un diseño de Haute Couture, de los nuevos. Y así optó por uno de la última colección de Giambattista Valli, lindo, teatral, pero para la pasarela (figura casi al final del video que posteé de Alta Costura). Para mi gusto demasiado voluminoso. Podría estar a punto de parir y nadie lo notaría. En las redes la compararon con una cumpleañera de 15, con una esponja de baño. El sueño de la princesa hecho pedacitos. Seguir leyendo