Anteojos nuevos bajo el sol

El sol ya se siente en su máximo esplendor. A horas del mediodía es un problema olvidarse los anteojos de sol. Por más que se entrecierren los ojos, nada impide que penetren las nocivas radiaciones solares. Con un par de anteojos de buena calidad, no sólo nos protegemos de los rayos UV, sino también del envejecimiento prematuro de esa piel tan sensible. Un dato tan curioso como importante: después de tres horas exposición a pleno sol, se dificulta la adaptación a la oscuridad. Por lo que manejar de noche puede representar un peligro. Más que accesorios, los anteojos de sol representan un artículo de primera necesidad especialmente durante el verano. Los formatos cambian todas las temporadas y afortunadamente, persisten los clásicos, porque no siempre lo que está de moda queda bien. Y en este caso, nada nada más visible que un par de anteojos mal elegidos. 

La tendencia: los redondos en todas sus versiones, inclusive con barra superior, tanto en metal como en acetato italiano.

Lo último de lo último: las lentes higlhy reflective, las altamente reflectivas, que se vieron brillar en las pasarelas mundiales.

El hit para ellos: se deja atrás el típico aviador (a aflojar con el modelo de Top Gun) y se incorpora un estilo vintage italiano, en color maíz. Seguir leyendo

Sin comentarios