La fiebre del oro en el fin del mundo

 
Crédito: Flickr/diego_3336 Crédito: Flickr/diego_3336

A finales del siglo XIX la fiebre del oro llegó al Estrecho de Magallanes.  Aventureros, hombres de negocios y buscadores de oro llegaron de todas partes del mundo.  A diferencia de otros lugares, no había que cavar, sólo recoger las pepitas de oro que el mar le regalaba a la playa. Hoy, apenas quedan vestigios, de lo que fue la fiebre del oro. Un puñado de relatos y una sala del Museo del Faro de Cabo Vírgenes, la recuerdan.

 Hace 134 años atrás el extremo continental más austral del mundo, el Cabo Vírgenes fue objeto del deseo de aventureros, locos y soñadores que poseídos por la fiebre amarilla llegaban hasta el Estrecho de Magallanes buscando, quizás, unas pepitas de oro que los salven. Hoy, apenas quedan vestigios, de lo que fue la fiebre del oro.

Aún no se había fundado la ciudad de Río Gallegos, aún no habían llegados los primeros ovejeros malvineros a poblar las tierras,  y las tierras estaban todavía habitadas por los pueblos originarios, cuando por casualidad se produjo el descubrimiento. Corría el año 1876 y según indican las crónicas de aquellas épocas, un cuter pesquero al mando de Don Gregorio Ibáñez, encalló en la costa de Cabo Vírgenes. Por casualidad, los náufragos encuentran algunas partículas de oro puro.

Según los datos consultados el hallazgo se produjo mientras uno de los náufragos intentó abrir un pozo para sacar agua potable.  Las primeras pepitas de oro fueron obsequiadas por el patrón de la nave a un marino inglés, quien por su parte las envió a un tal Enrique Sewell, de Londres.

En los relatos de Juan Angel Farini, publicados en  Cuadernos de Numismática y Ciencias Históricas. Tomo VI, N° 22, Buenos Aires, Agosto de 1979, relata que para los habitantes de la región, la existencia del precioso metal no era novedad, especialmente para los de la pequeña población de Punta Arenas.  “Desde hacía tiempo vivían en sus cercanías, familias enteras de buscadores de oro, en su mayor parte chilenos  dedicados a las labores del lavado de arenas y escorias de las costas con el objeto de extraer el oro, merced al procedimiento primitivo del platillo de madera (…) No había pasado mucho tiempo del feliz descubrimiento del oro en las costas cercanas al Cabo Vírgenes, cuando como por encanto se vieron, poco a poco, invadidas por infinidad de aventureros que llegaban allí desde todas partes del mundo”.

 El  origen. “Mientras que en Siberia, California, Transvaal y Nueva Zelandia el agua que baja de las altas montañas dando tumbos en torrentes, arroyos y ríos es la que carcome el aluvión aurífero que constituye su cauce, lo despoja del metal y arrastra éste hacia el mar, en el sur argentino las cosas suceden exactamente al revés; allí el oro camina en sentido opuesto; es el mar el que arroja sobre las costas y descubre en la playa el rico metal”, así relata en sus apuntes el Dr. Armando Braun Menéndez

En el litoral atlántico fueguino las partículas de oro de buena ley se hallaban mezcladas o esparcidas tanto en la masa pétrea submarina como en el cascajo, tosca y arena de los acantilados y barrancas que corroe el mar en el incesante flujo y reflujo ocasionado por las marcas.  Pero el movimiento normal de las olas poco puede en esa formación compacta. 

“Cuando arreciaba el temporal toneladas de aquella masa rocosa, cascajo y arena eran violentamente golpeadas, conmovidas, trituradas, disueltas, impelidas y arrastradas por las olas enormes. Horas después, al calmarse los elementos despiadados, la playa de antes ya no existe: aparece a la mirada del observador una distinta: ha cambiado de color; las arenas rubias se han trocado en negras; de consistencia, pues grandes trozos de aquellas masas compactas de la orilla del mar y de los acantilados de la costa se han pulverizado, y, finalmente, brillan ahora algunas partículas extrañas, de color amarillo pálido y de forma variada: son escamas y pepas de oro, partículas del más precioso metal”, relata Braun Menéndez en sus apasionantes “Historias fueguinas”.

Fue al regreso del transporte Villarino cuando se supo oficialmente en Buenos Aires del hallazgo de grandes cantidades de oro puro en las costas australes argentinas.  Los diarios publicaron extensas notas informando al público del riquísimo descubrimiento.  El entusiasmo popular fue inmenso.  Sólo se hablaba del oro y se pensaba en fantásticas aventuras.

Y cuentan las crónicas que muchos hombres de negocios, corredores de bolsa, banqueros y rentistas acaudalados, viendo en este hallazgo una plausible oportunidad lucrativa, ofrecieron sus capitales, se reunieron en sociedades, formaron compañías mineras, emitieron acciones, redactaron estatutos y hasta gestionaron permisos o concesiones para la explotación aurífera en aquellas lejanas costas.

Pero no era fácil llegar hasta la tierra del oro en frágiles barcos a finales del siglo XiX. Entonces, como hoy, las aguas del Estrecho de Magallanes, estaban entre las más temidas del mundo.

Cuando se propaló en Buenos Aires, durante el verano de 1885-86  la fabulosa nueva de la abundancia de oro en el Cabo Vírgenes, se produjo en la ciudad un revuelo indescriptible.  Todos pensaron en esa maravillosa oportunidad que se brindaba a quienes quisieran obtener fortuna fácil.  Cuanto aventurero arribaba al Río de la Plata,  buscó la manera de llegar a ese paredón de la lejana costa.

Lo único que faltó fue alguien que entendiese en minas.  El país no había aún desarrollado otra importante industria que la ganadería; la agricultura estaba en cierne; la minería era competencia de los pueblos andinos.  En Buenos Aires nadie entendía mucho en esta materia.

En ese momento propicio fue cuando apareció, oportunamente, un hombre que decía conocer a fondo todos los misteriosos valores que encierran el subsuelo: Julio Popper.

 El buscador de oro. Los historiadores reconstruyeron que Popper era rumano, nacido en Bucarest en 1857, poseedor de espíritu inquieto y afán aventurero, realizó una extensa gira que lo llevó primero al cercano oriente (Turquía y Egipto), que prolongó después hasta la India, China y Japón.  De regreso a su patria tras este exótico e instructivo peregrinar, volvió a sus andanzas viajeras por Cuba, México y Brasil.  Fue en este último país donde se informó del descubrimiento en el sur argentino de yacimientos auríferos.  Esto último decidió su destino.

La más importante de las empresas mineras constituidas para explotar el El Dorado subpatagónico designó a Julio Popper su veedor, y en tal carácter se trasladó al cabo Vírgenes. La Zanja a Pique se había transformado a su llegada en un semillero de campamentos de buscadores de oro, integrados por individuos de todas las razas, que con afanosa prisa lavaban arenas auríferas desde el amanecer hasta la oración, sin respetar pertenencias oficiales, sin fiscalización de autoridad alguna y sin otra ley que la del más fuerte.

Una ojeada bastó a Popper para comprender que nada podía esperarse de lucrativo en el cabo Vírgenes; y como era conocedor en lides mineras, bien pronto cayó en la cuenta de que esta facultad milagrosa de los aluviones auríferos y los acantilados de aquellas costas no debía ser un privilegio exclusivo.

Popper observó allí, en el paraje de la costa denominado Zanja a Pique, a los innumerables buscadores de oro que poco a poco lo habían colmado y se debatían semi desilusionados en un mar de dificultades para extraer el mineral. Trabajaban de sol a sol lavando arenas ya sea individualmente con la “chaya” como llamaban a la primitiva batea o platillo de madera o lo hacían en forma colectiva por medio de los “lontos” o largas canaletas a desnivel. 

Pero la más genial de sus observaciones y que le dieron prestigio inmediato, fueron las que realizó sobre la configuración geológica de las costas del cabo Vírgenes: Avizoró que en toda la costa del litoral fueguino de idéntica estructura geológica a la del cabo Vírgenes, debían existir, también, grandes cantidades de oro inexplotados.

Con esta certidumbre volvió a Buenos Aires con el fin de organizar una expedición exploradora. Mientras Popper lograba el éxito anhelado en Tierra del Fuego, Cabo Vírgenes se convirtió en una quimera.

El ambiente económico y financiero de Buenos Aires no se hallaba aún preparado para esto.  Los propietarios y directores de las flamantes empresas, se vieron de pronto obligados a cerrar sus empresas incipientes y ya casi nadie quedó en el extremo continental mas austral el continente. La búsqueda del oro forma ahora otra de las historia mas preciadas de la Patagonia.

Fuentes:
Fuentes:  Etapa de los descubrimientos – Sitio de la Municipalidad de Río Gallegos.- 2 – Juan Angel Farini – Publicado en Cuadernos de Numismática y Ciencias Históricas. Tomo VI, N° 22. Buenos Aires, Agosto de 1979 3 – Museo del Fin del Mundo – Biblioteca Virtual – Popper, el dicatador fueguino -     Dr. Armando Braun Menéndez
 
  • Gabriela Miño

    Mariela felicitaciones por la nota me encantó, ” Solo se hablaba del oro” algo que sigue ocurriendo hoy en día.

  • petite_poitrine

    Sin ir más lejos, mi padre, destinado durante dos años en el faro de Cabo Vírgenes (década del ’40) “chayó” oro que supo consolidar en una barrita de 64 gramos (más o menos 2 onzas)que sirvió para hacer los anillos de mi casamiento…

    • andres

      hola petite, que buena experiencia la tuya con la de tu padre, eso es historia, mira yo soy de rio gallegos y esoy investigando mucho del oro, me gustaria saber si tu papa alguna ves te comento como lo extrajo y de que manera y en donde, te mando saludos y me gustaria saber mas de tu historia con la de tu padre, saludos, andres,,,…

  • luis calleja

    ye invito a que leas el documento verdad historica y nuevo trato en su apartado sobre los selk^nam, te dará otra perspectiva .
    con afecto

  • Mariela Arias

    Amigos, cuantos aportes! Gracias, Luis, urgente necesito leer el documento de la verdad histórica, ¡sabés si estará en algun sitio o link?. Gabriela, tenes razon: sólo se habla del oro, como cuando hace un año se hundió el Polar Mist, te acordás. Ya haré algún posteo.
    En cuanto a petite_poitrine…”Morí me amor con tu historia”!!!, tendrás fotos para compartir de tu padre en el faro o unas fotos de tus anillos de boda?
    Gracias gente por tantas ideas!

  • Gustavo

    ¡Cuanto romanticismo en aquellos buscadores de oro que junto a la búsqueda del metal precioso también urgaban en sus propias existencias como filósofos inquietos! ¡Y pensar que ahora al oro lo extraen poderosas multinacionales desgarrando la tierra, matando el hàbitat natural de nuestra fauna, y contaminando las napas del agua que consumimos! Espero ansioso la nota sobre el misterioso hundimiento del Polar Mist..

  • Pedro

    Me gustó enterarme de la forma en que se originó la búsqueda de oro en la punta del contnente. Me intriga saber: Gregorio Ibáñez, capitán del barco encallado, es el mismo que estuvo en la Isla Pavón con Luis Piedrabuena, y luego tuvo la balsa sobre el río Santa Cruz y por el cual la población inicialmente se llamaba Paso Ibañez?

  • Dr Bob Gordon

    Yo alcancé a conocer a Conrado Hasselborn, el último buscador de oro de Cabo Vírgenes. Malvivió cambiando unas pocas pepitas por comida y alcohol. Su tumba está a pocos kilómetros del rancho que habitó hasta su muerte. Los viajeros le dejan una petaca de ginebra, un fernet, alguna botella.

    • andres

      idemor was

    • andres

      hola me gustaria que me cuentes tu experiencia con hasselborn y si alguna ves te conto como extraia el oro y de que manera, yo soy de rio gallegos y llevo investigando mucho sobre este metal precioso, saludos,andre,…

  • Mariela Arias

    Estoy preparando una remake del Polar Mist que ya colgaré aquí. Pedro aún no averigüe si Gregorio Ibañez es el mismo. Dr Gordon, tal vez le guste saber que en el museo ubicado hoy al pie del faro, hay un recordatorio a Hasselborn. Ya estaba muy deteriorado cuando usted lo conoció?
    saludos
    Mariela

  • Josefa

    Muchas gracias, me sirvió para un trabajo de la escuela y además, me ayudó, porque yo ignoraba esta historia, no sabia que esto había ocurrido :)

  • http://seo-laois-dublin.tumblr.com/ seo ireland

    Couldn’t have arrived at a much better moment. Excellent posting

  • http://www.temeculahandyman101.com/ handyman temecula

    I think other site proprietors should take this web site as an model – very clean and excellent style and design, not to mention the content. You’re an expert in this topic!

  • http://theharleyfamily.net/index.php?title=Froth_Bean_Bag_Ergonomic_Chairs_Add_A_Little_Nostalgia_Within_Your_Living_Spaces Reba Yam

    Greetings from Florida! I am bored to tears at labor so I made a decision to search your website on my iphone while in lunch break. I essentially like the advice you furnish right here and are not able to wait around to have a look once i get dwelling. I am shocked at how brief your site loaded on my mobile .. I am not even making use of WIFI, just 3G .. Anyhow, quite really good web page!

  • http://www.iowastockcars.com/history/index.php?title=UK_Signature_Loans_Great_Expenses_To_Maintain_A_Nutritious_Life Rusty Layher

    After reading your post I am convinced i could possibly know you from high school, could take place to go to Tx Tech? If you did bear in mind to shoot me a message so we can easily get up to date it has been fairly a whilst! Anticipate talking to you and pray most will be good with you.

  • http://www.blogcatalog.com/discuss/entry/how-to-gain-weight-for-males-proven-and-tested-weight-gaining-tips-1 how to gain weight naturally

    That is the appropriate weblog for anyone who needs to seek out out about this topic. You realize a lot its nearly exhausting to argue with you (not that I truly would need’HaHa). You undoubtedly put a brand new spin on a topic thats been written about for years. Nice stuff, just nice!

  • http://www.podshow411.net/stories/680773/Facts_in_Reading_Air_Compressor_Reviews.html senco air compressor reviews

    You did the a awesome work writing and revealing the hidden beneficial features of BlogEngine.Net, that I found it was popularly used by bloggers nowadays. I think BE has emerged to be one of the greatest blogging platform ideal today. I wish you nice luck with your blogging experiences.

  • http://is.gd/Dz113W clothes dogs

    Obama will probable be the preliminary 1 name prez we’ve got acquired interior a prolonged time.

  • http://www.pdaxrom.org/index.php/Preparing_for_how_to_lose_weight_fast Walk in Dusche

    I loved as much as you’ll receive carried out right here. The sketch is tasteful, your authored subject matter stylish. nonetheless, you command get bought an nervousness over that you wish be delivering the following. unwell unquestionably come further formerly again as exactly the same nearly very often inside case you shield this increase.