En Patagonia, jugando con el viento

 

Hace unos días, Fernando, un amigo del blog, me preguntó que hacíamos aquí en el Sur para divertirnos. Le respondí lo previsible, pero me quedé pensando y recordé a un amigo entrañable que le encontró la vuelta a divertirse jugando con el viento. Es una de las pocas personas que conozco que un fin de semana, suplica para que sople  unas ráfagas de helado viento patagónico. Empezó con un querible barrilete y después no paró más. Julio corre con el viento!.

Se trata de Julio Melano, tiene 32 y muchos años en la Patagonia.  Y es el responsable de arrastrar a sus amigos a mirarlo jugar con el viento. El primero fue un barrilete de doble comando y colorido que supimos, entre varios, remontar algún verano en el Lago Roca. Y empezó a gustarle la idea de aliarse con el viento.

Con la ayuda de su hermana, P. cocieron el primer barrilete, duró y aguantó un par de meses. Para entonces, Julio sabía que había iniciado un camino de ida. Luego llegaría el barrilete de 4 líneas de tracción o conocido como “kite”, palabra que en inglés se usa para nombrar a un barrilete.

Cuando las artes de comandar el kite al viento en tierra ya eran conocidas, pensó que bien podría combinarlo con una tabla de mountaine board, o como el dice “una patinenta grandota todo terreno”, ideal para desplazarse por las montañas cuando no hay nieve. Ymontado sobre la tabla, empezó a desplazarse cada vez mas rápido por playas y terrenos.

En el video lo vemos en la pista del aeroclub de Río Gallegos, aquél que visitara Antoine Saint Exupery, cuando era el director de la Aeroposta y abría las rutas hacia la Patagonia.

Al kite con tabla lo probó en las playas interminables de San Julián y también en las de Caleta Olivia. Hoy el barrilete que usa ya tiene 3 metros y se lo conoce con el nombre de vela. La tabla de mountain board se transformó en un buggy, que se deslplaza por la Patagonia impulsada por la vela que él maneja desde el asiento, que a su vez lo direcciona con pedales.

“Me voy al aeroclub“, suele ser un mensaje de un domingo a la tarde. Quienes lo recibimos sabemos que Julio ya sabe que en los próximos minutos soplarán vientos de  entre 20 y 50 km/h necesarios para que el pueda jugar con su vela, buggy, o tabla de mountain board. Llama al telefóno del servicio metereológico o bien se informa por el canal del tiempo por internet y parte raudo a una planicie que lo deje volar.

Para no tratarse de fútbol, podría decirse que somos una multitud“, me dice Julio cuando les pregunto si conoce a otros locos como él. Cinco en Rio Gallegos, me asegura, pero sólo conoce a dos. Y tiene un amigo en San Julián, con quien festejaron el 1 de año tapados de barro, volando entre la arena y las olas.

En todos mis años aquí, conocí pocos como él, devotos de los días ventosos. Eso sí, las ráfagas son sus enemigas para esta práctica que no sabemos si es considerada un deporte.

Si la felicidad va arriba de una patineta y agarrada a un barrilete, Julio le da la mano con frecuencia.

  • Soymissmoon

    Excelente relato de la un entretenida historia! Jugar con el viento.

  • Gabriela

    Mariela la verdad que esto es verle el lado positivo a la vida. Y divertirse así con un fuerte día de viento. Muy bueno el blog!!

  • Mariela Arias

    Gracias Soymissmoon, estas historias son inspiradoras!

    Gabriela, justo por esa razón,la elegí, en una lugar donde nos vivimos quejando por el viento. Julio hace la diferencia!

    saludos y gracias!

  • Gustavo

    Todo un desafìo! enfrentar al viento y encima provocarlo con las habilidades que demuestra Julio, como le diríamos un jóven ¿Kiteboard? ¿MountaineBoard? ¿KiteMan? ¿Kiteboy…? Como sea, es un loco lindo felizmente suelto…Gracias por la audacia contagiosa

  • Mariela Arias

    Gustavo, yo creo que la palabra justa sería “El Kiteman de la Patagonia”, ahora que lo pienso podría haber sido el título del post!
    Saludos!

  • Pilar

    Acuerdo con Gustavo en lo de audacia contagiosa. Muy lindas las fotos, gracias Mariela!

  • Mariela Arias

    Pilar, audacia contagiosa… yo hago un tercio de la fuerza de julio y estoy una semana en cama con pure de Actrones!.

  • Juan M F

    Genial lo de Julio! Extraño la patagonia! Un abrazo grande desde Córdoba para todos ustedes

  • Mariela Arias

    Juan Manuel, Nos descubriste a todos aquí! Venite a dar una vuelta en barrilete. Cariños por Córdoba

  • Erica

    El domador de los vientos!!!! Bravo Julio me encantó, Maru como siempre impecable el relato. Erica desde Córdoba

  • olga

    JULIO,estoy en tu ciudad, y sorprendida por tu habillidad de gran deportista de juegos de riesgos extremos,artisticos que he quedado maravillada¡¡ Te admiro,

  • Fernando

    Mariela, recién leo este post ! Qué genial ! es increíble como el hombre se adapta al medio hasta en las cuestiones más lúdicas ! Muchas gracias por seguir acercándonos nuestra querida Patagonia ! Saludos !

  • Mariela Arias

    Erica, la proxima vez te pido ayuda con los títulos, el “domador de vientos” me encantó.

    Fernando,gracias a ustedes, a partir de tu curiosidad, me conecté para escribir este post! Creo que acercarse y adaptarse a través de lo lúdico es lo que nos mantiene vivos, y un poco cuerdos!

    Saludos y espero cualquier pregunta (no aseguro tener respuestas! jaja)

  • lucho

    julito aca en la villa te deciamos el domador de fernet ja ja como te cambio el frio (y los años ) te extramos loco un saludo. luciano

  • Gato

    Que grande Julito!!!. Todavía no me sale del todo el barro del primero de año!!!. Buenísimo que hagan conocer nuestra pasión. Gracias y felicitaciones al Blog. Un grande abrazo. Gato. San Julián

  • Mariela Arias

    Gato, gracias por el comentario y también esperamos tus intrépidas fotos!