Santiago del Estero lidera el ranking mundial de desmontes

Una provincia argentina tiene un triste record. Se trata de Santiago del Estero que lidera el ranking mundial de desmonte. Así lo informa un estudio realizado por la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba). “La expansión de la frontera agrícola aceleró la deforestación en la ecorregión del Chaco semiárido, que representa la segunda cobertura boscosa más grande y continua de Sudamérica después del Amazonas, hasta alcanzar un record poco feliz: la mayor tasa de desaparición de bosques nativos de todo el mundo“, sostiene el comunicado.

“Durante el período 2000-2012 la tasa de transformación de bosques nativos por cultivos en Santiago del Estero fue mayor a la producida en la ecorregión entera, en Sudamérica e incluso en el mundo”, advierte el informe publicado en la página de divulgación científica Sobre la Tierra, en base al trabajo elaborado por Gonzalo Camba, técnico del Laboratorio de Análisis Regional y Teledetección (LART) de la FAUBA, quién investigó el caso en su tesis para recibirse de Licenciado en Ciencias Ambientales.

En total, se calcula que en Santiago del Estero se desmontaron 4 millones de hectáreas en las últimas décadas. Los números son alarmantes: Entre 2000 y 2012, esta provincia presentó una tasa de transformación de cobertura vegetal natural por cultivos y pasturas 13 veces superior a la de los bosques tropicales, 39 veces superior a la de los subtropicales y 45 veces superior a la de los bosques templados de todo el mundo.

“La importante proporción de territorio que representa Santiago del Estero dentro del Chaco semiárido, sus características socioeconómicas, los conflictos territoriales existentes y las particularidades de su legislación en lo que refiere a la conservación de sus bosques, hacen necesario un análisis exhaustivo de los procesos de deforestación y su relación con la Ley de Bosques, particularmente sobre su cumplimiento”, detalla el trabajo de la FAUBA, dirigido por el investigador José Paruelo en base a sistemas de información geográfica (SIG) y que se reproduce en la nota publicada.

Seguir leyendo

El desmonte y las inundaciones

¿Es una catástrofe natural o hay una responsabilidad humana por las consecuencias de las inundaciones que han dejado ya más de 5000 evacuados en Córdoba, Santa Fe, San Luis y Santiago del Estero?

Se sabe que las cifras que denuncian el desmonte en estas provincias siguen creciendo sostenidamente a pesar de las leyes de protección de bosques y de las reglamentaciones no sólo como medida de conservación sino también, de prevención. Si bien se ha producido un fenómeno de lluvias extremas, la conjunción de factores es potencialmente mortal. Y también es deber de los planificadores el de estudiar los regímenes de lluvias, sus cambios y sus consecuencias.

“Los bosques son nuestro paraguas y esponja natural, por lo tanto más desmontes es sinónimo de más inundaciones. Es necesario que tanto gobiernos como empresas cumplan en forma estricta la Ley de Bosques”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Santiago del Estero es la provincia con mayor deforestación del país en las últimas dos décadas y donde más se viola la Ley de Bosques: según datos oficiales, entre 1998 y 2007 se desmontaron 1.048.762 hectáreas; mientras que desde la sanción de normativa forestal nacional (fines de 2007) hasta fines de 2013 se deforestaron 623.848 hectáreas, de las cuales 320.231 hectáreas eran bosques protegidos.

Seguir leyendo

Cinco años, el mismo desmonte

¿Qué es peor no tener ley o no cumplirla? En una nueva prueba de que en la Argentina la letra impresa no se cumple, vemos cómo ha avanzado un fenómeno nocivo para el ambiente y el desarrollo sustentable como el desmonte.

Acostumbrados ya a que los fondos especiales que se crean no sean respetados ni previsto su abastecimiento, vemos cómo se siguen perdiendo hectáreas de bosque nativo en detrimento del monocultivo de la soja.

A cinco años de la sanción de la Ley de Bosques Nativos (26.331), Greenpeace, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y la Fundación Vida Silvestre Argentina elaboraron un informe en el que advierten pocos avances en la implementación de la norma, y reclaman el cumplimiento.

Los ambientalistas advirtieron que la moratoria a nuevos permisos de desmontes establecida por ley no fue respetada. El informe “Ley de Bosques: 5 años con pocos avances” indica que desde la sanción de la Ley de Bosques el promedio de deforestación anual disminuyó casi un 20 por ciento, al pasar de aproximadamente 280.000 a 230.000 hectáreas al año. Pero esos números siguen siendo muy altos según las organizaciones ambientalistas, dado que sólo entre 2008 y 2011 se desmontaron 932.109 hectáreas en las jurisdicciones relevadas por los expertos.

Seguir leyendo