Un estudio del INTA relaciona la producción de soja con las inundaciones

 

La investigación es contundente. El monte nativo absorbe 300 milímetros de agua por hora. Una pastura convencional (donde hay ganado) 100 milímetros. Y una campo con soja apenas 30 milímetros por hora.

Una investigación del INTA explica que el cambio del uso del suelo es un factor fundamental para explicar por qué las inundaciones son cada vez más continuas y graves. “No estamos de acuerdo en que los excesos hídricos se deban a la falta de obras ni al exceso de lluvias, sino más bien a cuestiones asociadas al proceso de minería que sufre la agricultura y a la agriculturización de las últimas dos décadas principalmente”, afirma Nicolás Bertram, investigador del INTA Marcos Juárez (Córdoba) al periodista Darío Aranda en el sitio Desinformémonos. También apunta a las responsabilidades del poder económico del agronegocios.

Misiones sufrió una gran inundación en 2014. A inicios de 2015 fue el turno de Córdoba y Santiago del Estero. El segundo semestre sufrieron el Litoral y Buenos Aires. En los últimos días fue el turno de Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Córdoba y noroeste bonaerense.

El sitio periodístico también cita a Nicolás Bertram, ingeniero agrónomo del INTA Marcos Juárez, quien estudia desde hace diez años los “excesos hídricos”. Su trabajo académico fue titulado “Ascenso de napas en la región pampeana: ¿Incremento de las precipitaciones o cambios en el uso de la tierra?” (firmado junto a Sebastián Chiacchiera). Analizaron las lluvias de los últimos cuarenta años y los cambios en el modelo agropecuario (sojización y expulsión de ganadería), entre otras variables.

“El incremento sostenido del componente freático que se dio en los últimos 40 años en la región pampeana, y que en la actualidad se acerca demasiado a la superficie, conlleva a un alto riesgo no solo en lo que respecta a producciones agrícologanaderas, sino también en sectores urbanos, pudiendo generar en ambas situaciones de inundaciones”, alertaba el trabajo, presentado en el XXV Congreso Nacional del Agua (Conagua 2015) en Paraná.

Bertram explica en lenguaje gráfico: “La napa estaba a diez metros de profundidad y hoy está a menos de un metro. Los suelos están saturados, no pueden absorber más. Es como si antes teníamos una maceta grande y echábamos un balde de agua. Ahora la maceta es diez veces más chica pero echamos el mismo balde de agua”.

La investigación explica que se observaron dos tipos de efectos en el comportamiento de la napa, a corto plazo (asociado a precipitaciones) y largo plazo (relacionados con los cultivos y el consumo que generan). Luego del procesamiento de datos (donde confirmaron que las lluvias se mantuvieron dentro de sus promedios anuales) aseguran: “A partir de datos históricos se puede observar una relación directa entre el incremento de los cultivos agrícolas (de soja principalmente) y el acercamiento de la napa freática a la superficie”.

El trabajo estuvo focalizado en Marcos Juárez, zona de la Pampa Húmeda y núcleo sojero. Bertram asegura que la investigación es extrapolable a toda esa región e incluso a zonas extrapampeanas, como San Luis (donde se generaron nuevos ríos), Santiago del Estero, y regiones del norte de Santa Fe y Buenos Aires (zonas que fueron monitoreadas con freatímetros).

Sobre la actual inundación, que afecta a 40 mil personas (11 mil evacuados), el investigador del INTA señala que “llovió por encima de la media, pero de ninguna manera eso explica la magnitud del desastre; la clave está en el ascenso de la napa y que arrasaron el monte que retenía agua”.

Bertram cuestiona la propuesta de políticos y empresarios. “Ninguna obra va a solucionar las inundaciones”, afirma. Y llama la atención sobre los “responsables” de los anegamientos. “Muchos medios de comunicación cuestionan siempre a los políticos y en parte no está mal, pero esos medios nunca vinculan la inundación con el poder económico del modelo agropecuario, desde los Grobocopatel a Monsanto, Bayer, Cargill, Dow y una lista larga. Quizá porque esas empresas son los anunciantes de esos medios”.

 

  • indio007

    Muy realista el planteo del INTA en la forma que aborda el tema. El cambio fundamental del uso del suelo se ha dado cambiando ganadería (pasturas y pastizales) por cultivos, a lo que se agrega la siembra directa y una inadecuada rotación agrícola (“el poder económico del modelo agropecuario”, terratenientes y asociaciones empresariales de siembra.)
    La poca profundidad de la capa freática, además de los problemas mencionados, en algunos casos tiene un efecto directo sobre el manejo de aguas pluviales en sectores urbanos.

    El ascenso de la capa freática a niveles de un metro de profundidad representa una amenaza no solo por el hecho de potenciar el proceso de inundaciones por anegamiento en periodos húmedos sino porque puede afectar el crecimiento de los cultivos por salinización del suelo.
    Sin embargo el ascenso la capa freática a profundidades entre uno y dos metros puede resultar un hecho beneficioso al actuar como una importante fuente de agua para los cultivos.

    Mencioné que los cambios en el uso del suelo pueden potenciar el proceso de inundaciones por anegamiento “en periodos húmedos”. Ocurre que la variabilidad climática juega un papel fundamental, en un ciclo seco dependiendo de la zona lo que se potencia es la sequía.
    Al respecto bien vale releer el siguiente post titulado: “Se extiende la frontera del riesgo agrícola en el país” que comienza diciendo: “La búsqueda de una renta rápida y la falta de un ordenamiento territorial exponen la región a las consecuencias de la sequía”
    http://blogs.lanacion.com.ar/ecologico/cambio-climatico-2/se-extiende-la-frontera-del-riesgo-agricola-en-el-pais/

    Regresando a este post, la cuestión del aumento de salinidad debido al reemplazo de la vegetación nativa por cultivos merece una consideración especial. Al respecto en Australia hay un antecedente notable denominado dryland salinity que provocó el ascenso de los niveles freáticos con aguas totalmente salinizadas. En Australia hay sal por todos lados. El motivo fue el reemplazo de los bosques originarios de eucaliptus de raíces profundas por plantas de cultivo y pastoreo, esto destruyó un equilibrio natural que había existido durante miles de años originando una tremenda crisis ambiental.
    http://www.abc.net.au/science/slab/salinity/

    Ahora bien, debe tenerse presente que gran parte de la inundación en Argentina es importada de Brasil, Paraguay y Bolivia. Se debe a la deforestación que en los últimos años ocurrió en esos países también para plantar soja transgénica. Argentina, Brasil y Paraguay se posicionan entre los 10 países con mayor deforestación en todo el mundo en la última década.

    El ascenso de la capa freática y el incremento en la salinidad debida al reemplazo de vegetación también ocurre en muchos lugares con diferentes regímenes políticos y económicos (Estados Unidos, China, Australia, India, África, etc.) Los casos más significativos y estudiados se ubican en las llanuras del oeste y sudeste australiano, en las planicies semiáridas del Sahel y en el suroeste de las grandes planicies de Norteamérica.
    Artículo que recomiendo leer:
    http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1667-782X2008000300005

  • reyjombe

    Seré crítico para provocar lectores.
    ¿De qué hablamos? ¿De los agronegocios, Monsanto, la sojización, la tenencia de la tierra y el poder económico? O de la relación entre el consumo de agua de los cultivos de soja y el ascenso de la napa freática. Dicho de otro modo ¿si la napa estuviera baja, cambiaría nuestra interpretación de la actual economía? O bien ¿necesitamos que Monsanto sea venenoso o que a Barrick se le rompa un caño o que la soja inunde, para oponernos al actual sistema de extractivismo, despoblación rural y concentración económica? En el grado honesto de los razonamientos estas mezclas son saltos impropios entre materias distintas. Y en el deshonesto son tergiversaciones o mentiras simplemente.
    Respecto al trabajo del INTA, el mismo está titulado con un interrogante sobre si el cambio de uso de la tierra es la causa del ascenso de las napas en la región pampeana. La hipótesis es de mucho interés porque los dos cambios en sí son impactantes. El estudio plantea la pregunta y es a mi juicio insuficiente para responderla (faltan en él múltiples datos). Se trata de una afirmación o sugerencia (término empleado en el estudio) de comprobación muy compleja. A menos que se adopte como teoría de las ciencias aquella que Gustavo Bueno denomina teoreticismo gnoseológico, que consiste en tomar los postulados por axiomas mientras no se demuestre lo contrario (el Cambio Climático pertenece a esta clase de idea de ciencia).
    Aparte del trabajo del INTA, las notas periodísticas van encabezadas con una referencia sobre “absorción” del monte nativo, pasturas y soja. Como no sé qué es eso de absorción de agua por hora, ni de dónde sale, me gustaría saberlo. Ahora, si por absorción se quiere decir velocidad de infiltración, entonces los milímetros no son de agua por hora sino que indican milímetros de distancia. Distancia infiltrada por el agua en el suelo durante una hora en condiciones experimentales de medición. El público (o sea yo) al leer milímetros de agua malentenderá “lluvia”, porque la lluvia se mide y se expresa en milímetros de agua. Yo leo una tergiversación deshonesta en la comunicación y disculpen si me equivoco. Además, la referencia sobre la baja absorción de la soja sería de efectos contrarios en la napa a los expuestos en el estudio del INTA. Los dos en teoría, claro. Porque, cualquiera sea el enfoque, para neutralizar el efecto de las precipitaciones sobre las napas o sobre las inundaciones habrá que galopar un largo trecho no visto.

    • Keines

      Reyjombe, le respondo con mi entendimiento a algunas de sus preguntas, no en respuesta a una “provocacion” (que no es tal) sino para apartarme de los temas de politica partidaria Trump, Cruz, Clinton y otros.

      Lo que yo entiendo en la frase “el bosque nativo absorbe 300 mm de agua por hora” se refiere a volumen de agua por unidad de superficie. En otras palabras, el bosque nativo absorberia 300 mm^3 de agua por mm^2, mientras que las areas cultivadas absorben menos. Los “mm de agua absorbida” pueden ser lluvia o agua de desborde de rios o agua proveniente de lluvia en terrenos mas elevados que escurre hacia el bosque o los cultivos. Para mas detalles habria que leer el trabajo original. No lo pude encontrar en una busqueda rapida.

      Respecto a su pregunta, “de que estamos hablando?” me parece que el articulo se refiere a que el aumento en las inundaciones parece estar ligado al cambio en el uso de la tierra y no a un aumento en el regimen de lluvias. No leo en el articulo una opinion sobre si debemos oponernos al cambio de uso de la tierra solo porque la soja podria aumentar el riesgo de inundaciones. No se si entendi el sentido de su pregunta, pero en mi opinion si la soja produce mayores riesgos de inundaciones (o la rotura de un canio de Barrick produce contaminacion de los rios en La Rioja) son factores importantes para determinar si esas actividades deben o no pagar por estos danios externos, o si la sociedad puede vivir con dichos riesgos o prohibir dichas actividades. En el articulo no veo que tomen una postura politico-economica sino simplemente tecnica.

      Finalmente, no se suficiente sobre filosofia como para discutir sobre el tema del teoreticismo vs. otras orientaciones filosoficas. La teoria del calentamiento global se basa, primero en observaciones empiricas las cuales se explican en forma de postulados que permiten predicciones sobre la evolucion del clima y su comprobacion o no experimentalmente. Ese es el metodo cientifico positivista, basado en Bacon y Descartes. Tanto la Teoria de la Relatividad como la del calentamiento global como la de evolucion de las especies se basan en el mismo.

      Como esta no es mi especialidad me gustaria saber sus ideas sobre alternativas. Se puede demostrar que algo no existe, por ejemplo?

      • reyjombe

        Absorción no puede ser otra cosa que infiltración. Una variable experimental y compleja. Por mi parte quise decir que no necesito el fundamento de la mayor absorción para defender el monte nativo. Es un tema que excede lo agronómico y lo ecológico. Igualmente (en oposición) cuando decimos “soja”. En el reportaje Bertram manifiesta una postura cercana a la mía al hablar de un proceso de minería que la palabra soja sintetiza. No obstante, el trabajo presentado es como usted dice técnico y merecería un abordaje mayor. Este tipo de estudios suelen quedar truncos porque no son impulsados institucionalmente en el tiempo. Ayer nomás (2/5/16) el director del INTA, Héctor Espina (a climbing man) se apresuró a aclarar en este medio: “no es la posición del INTA” (sobre Bertram) y otras cosas más que usted si quiere leerá aunque no vale la pena.
        El profesor Gustavo Bueno reúne y clasifica las diferentes teorías de la ciencia en: Teoreticismo, Adecuacionismo, Descripcionismo y Circularismo. Al respecto estoy tratando humildemente de entender jajá. Su pregunta final no es filosófica. Hay otra así que tiene fama: “¿por qué hay algo y no más bien nada?” Son acertijos que el lenguaje permite.
        7 minutos dura el video de Gustavo Bueno “Sobre la verdad” en youtube. Al final, una muy comprimida presentación de lo que él entiende por verdad científica. Y en fgbueno.es, un panorama sobre lo que trata la filosofía.
        La evolución de los seres vivos a mí entender es un descubrimiento, cuyo mérito mayor bien se atribuye a Darwin. No es una hipótesis o teoría en el sentido de lo que algo pudiera llegar a ser.

      • olduvai

        http://desinformemonos.org.mx/cientificos-argentinos-prueban-vinculo-entre-soja-e-inundaciones-frecuentes/, por si le interesa el original, el hecho de que este en un sitio con ese nombre no es muy alentador.

  • Alberto E. del Solar

    La autora de la nota está en un error por dos razones, desconocimiento del tema e ideología. Pero voy a profundizar la primera razón. Kinsella, Grant Thomas y otros autores, ya en el año 1990 sostienen que la densidad aparente del suelo (DAP) aumenta a través de los años en sistemas de cultivos en siembra directa (SD). Esto significa que aún con rotación de cultivos el suelo se va compactando perdiendo capacidad de infiltración de agua. En un planteo de SD las rotaciones de cultivo son fundamentales y cuando observamos utilizando un “Soil Tester” que nuestro suelo se va compactando, pasamos una herramienta tipo “paraplow” o “paratill” como descompactador. Pero ahora viene lo más interesante en los últimos 10 – 15 años el único cultivo de rentabilidad (retenciones, dólar retrasado, etc) razonable era la soja. Por lo cual fue económicamente prohibitivo rotar los suelos con otros cultivos, premisa fundamental de la SD. Y la consecuencia un pésimo manejo de suelos por MONOCULTIVO DE SOJA EN LABRANZA CERO, que no es SD. A eso sumemos un fenómeno del Niño comparable con el año 1905 que también se inundó “todo” y no había ni soja ni desmontes. Pero a veces tratar de razonar con un eco terrorista es imposible.
    Alberto E. del Solar Dorrego
    Ingeniero Agrónomo

  • indio007

    Con referencia al comentario de reyjombe recuerdo que:

    1.- Una teoría científica se construye para ajustarse a los datos empíricos disponibles sobre dichas observaciones, y se propone como un principio o conjunto de principios para explicar una clase de fenómenos.

    2.- No existe cantidad de experimentación que pueda demostrar que tengo razón, pero basta un solo experimento para demostrar que estoy equivocado. Albert Einstein.

    “Basta un solo experimento para demostrar que estoy equivocado” La retroalimentación del vapor de agua es negativa y no positiva como asume la teoría del calentamiento global:
    http://hockeyschtick.blogspot.com.ar/search?q=water+vapor+negative+feedback

    Y por si uno fuese poco el hotspot tampoco existe:
    http://www.c3headlines.com/2014/01/ipcc-fail-tropical-hotspot-refuted-by-latest-empirical-evidence-those-stubborn-facts.html

    Y no existe ningún consenso:
    http://cfact.org/pdf/2010_Senate_Minority_Report.pdf

  • Robertol

    Cómo investigaron eso de que un monte nativo absorbe 300 mm. de agua por hora? Ninguna lluvia es tan grande. Qué clase de monte nativo?. El monte de yungas, de Tucumán, o el de espinillos en San Luis? Me parece que ese es un dato tirado al voleo para justificar el discurso ideológico.

    • indio007

      Roberto, se trata de ensayos de laboratorio que responden a normas específicas.

      • Robertol

        Pamplinas!. La infiltración responde a múltiples factores, muchos de los cuales no pueden reproducirse en laboratorio. Y además varían a lo largo de la superficie, por diversas causas. Se puede calcular el porcentaje de inflitración de una muestra determinada de tierra, o arena, pero nunca de un bosque indeterminado. Además, hay un factor denominado impermeabilización por anegamiento, que se utiliza en ciertas clases de riego. Y plantea que como los riegos afectan la porosidad del terreno, no solo importa la cantidad de agua, sino también el modo en que cae. Bajo ciertas condiciones la tierra labrada es mas absorbente que la natural, y en otras condiciones, no.

  • Mariano T.

    Leí el trabajo original de Bertram en PDF. Dos o 3 cosas me llamaron la atención.
    La primera es el disparate de que los pastizales originales de Marcos Juarez (nunca hubo monte) consumían 1500-2000 mm anuales. Eso es imposible porque jamás hubo lluvias por ese monto, y sin embargo se han reportado numerosas inundaciones en el siglo 19. Solo una selva tropical puede manejar precipitaciones de ese nivel, y por supuesto drenando hacia ríos, esteros, etc, y con inundaciones en las zonas más bajas.
    Lo otro es que cualquier persona que se diga “científico” debería fundamentar bien algo antes de estableces una conclusión. Correlación no es causación, sobre todo cuando lidiamos con cronología. Durante los últimos 40 años aumentó la soja, también la inflación, los shoppings, los autos, el turismo mundial, etc. Hay que pensar muy bien antes de establecer relaciones de causa efecto con todas las cosas que sucedieron en estos 40 años.
    Curiosamente el autor no menciona algo que hace décadas sabemos todos: Hubo un ciclo seco entre 1920 y 1970, y un ciclo húmedo desde ese momento hasta nuestros días.
    http://www.campolitoral.com.ar/index.php/diarios/2008/07/12/laregion/REG-10.html (puse la primer cita q encontré en Google, pero es un hecho que todos manejan).
    Es un hecho que manejan todos los climatólogos, sobre todos los del INTA, que son tan científicos como Bertram, (que solo presenta los datos desde 1975), pero de buena fe(los climatólogos, no Bertram).
    Por otro lado, en la nota se transcriben datos que salen de la nota de Aranda, y no del artículo en pdf.
    De donde sacó que un “monte nativo consume 300 mm/hora”? Otro disparate, con 300 mm, pero no por hora sino por mes, empieza el ciclo de lluvias en el Pantanal y se desatan anualmente grandes inundaciones.
    Y 100 mm/hora en un pastizal? Nunca estuvo en la cuenca del Salado.
    En resumen, sabemos de la mala fe de Aranda, al que no se le pude tomar nada de lo que diga como cierto sin verificar 3 veces.
    Parece que Bertarm es de los suyos.
    Las medidas técnicas que Bertarm menciona para mejorar la situación son correctas, más o menos factibles, pero haría falta volver a un ciclo seco para que tras unas décadas que incluyan desastrosas sequías, volver a la situación de 1970.
    Prefiero inundarme de vez en cuando.

  • http://www.mitosyfraudes.org/Articulos.html Eduardo Ferreyra

    No había soja en las gravísimas inundaciones de 1957 como tampoco las ocurridas en 1913. Después vinieron ciclos de extrema sequía. Como diría Bill Clinton: “Son los ciclos naturales, estúpido”.

    https://youtu.be/FhOJx2jomGs

  • indio007

    El creciente aumento de “ríos” superficiales y subterráneos en la provincia de San Luis es algo de gran preocupación.
    La deforestación y la falta de rotación de cultivos agravan un problema que tiene origen en la configuración geológica y geomorfológica (suelos arenosos) y el aumento de precipitaciones en las últimas décadas.
    Año tras año las noticias informan de nuevos ríos de agua salada y flujo permanente lo que confirma que su caudal se origina en el afloramiento de aguas subterráneas ligados al movimiento horizontal de las aguas sobre napas ya saturadas.
    Respecto a este tema el CONICET dio a conocer un nuevo informe, buscar:
    [ “Río Nuevo”: un documental sobre la extraña formación de cursos de agua en San Luis ]
    Lamentablemente ya florecen artículos que dirigen el dedo acusador hacia la soja.

  • Juan Manuel Alvarez

    6r