Río+20: sabor a nada

 

Un sabor amargo tiene esta Rio+20. Desde que ayer se conoció el documento final al que adherirán 193 países, muchos se preguntaban ayer en Riocentro qué sentido tenía inaugurar un encuentro que parece terminado antes de empezar.

Los compromisos casi forzados rescatan varios de los logros conseguidos hasta el momento, lo que no es poca cosa. Sin embargo, no se avanzó en la creación de una agencia autónoma (sólo se comprometen a fortalecer el PNUMA) ni tampoco se definió el concepto de economía verde.

Lo más fresco y jugado vino de parte de una chica de 17 años: “Les pido que consideren por qué están aquí: ¿es para salvar su imagen, o es para salvarnos a nosotros”, los niños del planeta?, dijo el miércoles la estudiante neozelandesa Brittany Trilford a los líderes mundiales en la apertura de la Cumbre de la ONU Rio+20 en Brasil. Y dejó mudos a todos.

A pesar de la agenda oficial, cabe rescatar varios eventos paralelos y presentaciones de organizaciones que se acercaron a la Cumbre de la Tierra a plantear sus inquietudes. Les dejo un reclamo de los recuperadores urbanos que estuvieron presentes.

 

  • Robertol

    Lamento que sienta un gusto amargo como conclusión de este encuentro.
    Sin embargo, los comentarios de Indio y míos ya le anticipaban la realidad de la situación, y la conveniencia de no alentar expectativas. Aproveche la experiencia de dos zorros viejos…

  • indio007

    James Lovelock la semana pasada y como señale en otro comentario dijo que la religión verde está tomando el relevo de la religión cristiana.
    Simbólicamente han iluminado al Cristo Redentor de color verde convirtiéndolo en una imagen de la eco-fe. La ciudad de Río esta bañada simbólicamente por la estatua de Cristo Redentor. La religión puede más que la ciencia y la ciencia siempre fue una dictadura para las religiones.
    Salvar el planeta es ya abiertamente una cuestión religiosa:
    http://infopublico.com/lideres-religiosos-del-mundo-se-unen-en-tierra-santa-para-proteger-el-planeta/224246/

    Hace pocos días en Belo horizonte, Naomi Tsur, ministro de medio ambiente de Jerusalén miembro activo del Consejo Mundial de Alcaldes sobre Cambio Climático (al que adhieren las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires) en el Congreso Mundial del ICLEI (buscar: morphcity.com/iclei) encabezó una reunión que como parte del temario incluyó si considerar a Río de Janeiro como lugar sagrado de peregrinación. Lugar como Belén, el Calvario, la tumba del rey David, etc.
    ICLEI es una ONG dedicada a aplicar la Agenda21. En el enlace que indique aparecen más detalles y quienes la financian.
    Muy relacionado a los temas de Río+20, Naciones Unidas, Carta de la Tierra, Banco Mundial, el Príncipe Felipe de Edimburgo y su reencarnación en un virus asesino (ver comentarios de Eduardo Ferreyra en el post anterior), etc, está el tema religioso. Buscar:

    [ Una sola Religión Mundial al servicio de la ONU | La próxima guerra ]

    Estamos cambiando ciencia por religión, la “Green Biblia” ya está disponible en las librerías cristianas. No faltará mucho tiempo para que la reducción de la huella de carbono y usar bicicleta se conviertan en nuevos deberes religiosos.

  • Gabriel

    No concuerdo para nada con sus comentarios y sus opiniones, por más documentos que las respalden.

    Todo fracaso se inicia por falta de voluntad. Cambiar la fe cristiana por eco fe, me parece una burrada.
    Creo que es hora de tomar verdadera conciencia, plantear objetivos viables, reclamar a las autoridades que cumplan con sus funciones y si no pueden que sean reemplazadas por personas idóneas para ese rol.
    Los cambios en las actitudes de las personas también son un factor importante, está en uno ser motor generador de cambios.

    Aunque como ya lo anticipo la señorita Laura:
    ante el reclamo de una niña que pide la protejan, solo hubo silencio.

    Es hora de empezar a actuar. O por lo menos así lo creo yo.

  • indio007

    Un poco más sobre la pobre e inocente niña:

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=karQQb-B8Uk

  • Gabriel

    La nota me parece bastante pobre.
    Los jornales brasileros mostraban las coferencias que se dieron, lo que cientificos, ingenieros, ambientalistas, etc brasileros planteaban va muy en contra de lo que los politicos necesitan.
    Brasil es propulsor en el mundo en economia sustentable, pero el mundo esta en crisis, y se necesita plata para poder pasarla, no para pensar en verde. Por eso mismo, Brasil preciono y preciono y no consiguio nada, ese el verdadero gusto a nada.
    Punto aparte, que tiene que ver en todo esto la iglesia, la biblia y la ostia??

  • Gabriel

    Indio antes que nada el “Gabriel” del comentario de las 11:24 no soy yo que publique a las 08:28.

    Que usted crea que el mundo tiene de banana, es cuestión de sus creencias y no me remito a esas creencias.
    La pobre e inocente niña, dijo una gran verdad. Consideren el porque están aquí, con el silencio de todos ya dijeron mucho.
    Por eso sostengo que es necesaria la acción social como motor de cambio.
    Al menos yo me considero como un integrante de un colectivo que intenta realizar el cambio.
    Creo que es una cuestión de voluntad, de perseverar.

    A Gabriel, quiero decirle que Brasil no sostiene una economía sustentable. Pues avanza sin reparos sobre la selva amazónica, para expandir la frontera agrícola de monocultivos de soja. Cultivo que no es para nada sustentable en su desarrollo.

    • indio007

      Si yo considero que el mundo tiene forma de banana es porque a todos los documentos y fotos los uso de papel higiénico. Lo mismo que hace usted cuando dice: “por más documentos que las respalden”.

  • Gabriel

    Así como usted Indio presenta documentos que se esta “haciendo una religión de la ecología” y cree que uno es inocente por pensar que las cosas pueden revertirse, hay otros tantos documentos que afirman mí postura y en los que me baso para hacer mis observaciones.

    Hay que saber discernir.

  • indio007

    Eso dicen muchos. . . .
    . . . . también asistí a la que le sucedía en Buenos Aires. El cambio climático parecía de enorme importancia, . . . . podría haber reemplazado a la religión.

    El cambio climático es un credo, una fe, una pasión – un tema que va más allá de lo racional. Lo que necesitamos ahora es la cabeza fría, el análisis en lugar de la emoción.

    http://www.dailymail.co.uk/debate/article-2162652/Climate-change-needs-wisdom-elders-evangelism-bureaucracy-Nick-Clegg.html#ixzz1yRFkIz9c

    • Zeque

      justamente hay que tener la cabeza fria y ver que desaparecen las especies y los seres humanos no hacemos nada por preservar y vivir en armonia con la naturaleza que es la que nos da de comer, no soy fanatico de la ecología, solo que veo que el planeta se deteriora a pasos agigantados, no hace falta demostrar nada para ver esa realidad

    • zeque

      que tiene que ver la religión ?? querer preservar el planeta es instinto de supervivencia de un ser que razona y tiene el control de la tierra

  • indio007

    Hago un comentario para el Gabriel de las 11:24
    La cumbre del G-20 finalizó el martes con fuertes acciones para enfrentar la crisis de la Eurozona.
    Brasil, China y Rusia se comprometieron a aportar para el FMI una capitalización de 450.000 millones de dólares, la mayor capitalización de la historia.
    Ese dinero le da derecho a presionar, y no creo que, en particular Brasil, no consiguió nada.
    El sabor a nada tiene mucho que ver con que el G-77+China están manejando la cumbre de Río.

  • Juan Jose

    La economía verde consiste en castigar menos a las empresas -¿sanciones eficaces?- y en su lugar a buscar estímulos a empresas y proyectos respetuosos con certificados de cumplimiento estricto de normas. Un buen panorama y se debe hablar más de estos CERTIFICADOS.

    • indio007

      Usted es muy temerario, esperemos que Evo no se entere de su comentario, es muy capaz de mandarnos la Conalcam a patotear el blog.

      Algunos dichos de Evo :
      “Los recursos naturales no pueden ser negocio de transnacionales, los servicios básicos jamás pueden ser negocio privado, ni las telecomunicaciones ni el agua”

      “El ambientalismo es una estrategia imperial que cuantifica cada producto natural, lo traduce en dinero, en ganancia empresarial y espera el momento en el que puede dar más réditos. Coloniza la naturaleza y convierte la fuente de vida en un bien privado para beneficio de pocas personas”

      “Morales también advirtió que la economía verde y el ambientalismo propuesto por el sistema capitalista son “el nuevo colonialismo”, con el que se pretende “someter” los pueblos de los países emergentes”

      Busque la noticia así:
      [ Evo propone en la Río+20 que se nacionalicen los recursos naturales ]

      Saludos y suerte.

  • Zeque

    Es una lástima que el cambio climático, la desaparición de la vida silvestre, la biodiversidad y la extinción de las especies no sea algo que a los habitantes que supuestamente más razonan no les interese, o mejor dicho va en contra de sus intereses.

  • indio007

    El texto de Río+20 fue promocionado como “el futuro que queremos”. Sin embargo “nosotros” siempre fue un grupo de burócratas, organizaciones no gubernamentales, alarmistas, comerciantes de bonos de carbono y otros cuyos intereses son contrarios a los del ciudadano común. La verdadera motivación detrás de Río +20, entonces, debe ser algo más que “salvar a la Tierra”.

    El fracaso en alcanzar un acuerdo vinculante en Río+20 no significa un desprecio al medio ambiente. Río+20 se trataba de otra cosa, de los intereses de algunas personas frente a los intereses de los demás. Pero la amenaza no ha terminado, hay demasiadas personas y organizaciones cuyos ingresos dependen del susto ecológico. Son los mismos que se lamentan de que en el texto oficial no se menciona el tema de los “límites planetarios” y los “puntos de inflexión”. Un fracaso manifiesto en que el documento aprobado solo es una guía para que el mundo pueda hacer una transición hacia una economía verde inclusiva.

    Aunque el Cristo Redentor entre lluvias y tinieblas teñía con su verde resplandor, la sustitución socialdemócrata de Dios ha demostrado tener pies de barro y el califato de Gaia tampoco parece alternativa. El Vaticano se hizo valer e impuso condiciones.
    Desembolsar dinero por los servicios de Gaia es algo que cae el bolsillos vacíos y oídos sordos. Y no solo a causa de la crisis mundial, ocurre también que Gaia no tiene cuenta bancaria para depositar.

    Río+20 fue una feria donde Naciones Unidas trató de comercializar un modelo del que los países en desarrollo solo compraron la guía. Hasta se escucharon voces proponiendo la abolición del organismo internacional: (“incluso podría ser el momento de consignar la institución internacional en su conjunto – que muchos críticos se refieren a ella como un “club de dictadores” – al basurero de la historia”).

    El alarmismo climático de hace unos años está prácticamente muerto, ya se habla de “un elefante muerto en la habitación”. Muerte que esta siendo minimizada y se incorporan nuevas tácticas para avanzar con los mismos esquemas de control sobre los gobiernos y para perpetuar la pobreza de los países en desarrollo.

    Pero Río+20 no fue una oportunidad perdida, es un hecho trascendente pues sirve para convencer a la gente sobre la inutilidad de las cumbres mundiales. Las cuestiones sobre el medio ambiente necesitan de soluciones locales y nacionales.

    • Robertol

      Totalmente de acuerdo, Indio. La interpretación que “fue un fracaso”, o “que no hubo acuerdos”, surgen sólo de un lado de la mesa de negociaciones (y del coro estable).

      Porque el otro sector (al que denominaré “la mayoría silenciosa” por el contrario podría decir que fue un éxito, y que triunfó el acuerdo de no firmar acuerdos impuestos por la minoría vocinglera.

  • indio007

    Paralelamente al tema científico-religioso, la ONU a través del PNUMA estimuló y patrocinó el interés de los jueces del mundo para poner su oficio al servicio del ambiente.
    Esto comenzó en el año 2002 como parte de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de Johannesburgo que emitió la Declaración “Principios de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible y la función del Derecho”.

    Ese mismo año, en octubre, en Londres se llevó a cabo un Simposio convocado por la UICN y el PNUMA de jueces europeos que emitió la “Declaración del Puente de Londres”
    En enero del 2003 se realizó una reunión en Nairobi donde jueces de diferentes regiones y regímenes jurídicos asesoraron para elaborar un plan de trabajo destinando a capacitar a funcionarios judiciales de países en desarrollo. En mayo de ese mismo año tuvo lugar el Simposio de Roma donde se crea el Foro Judicial Europeo que tuvo como finalidad llevar adelante las propuestas del Simposio.
    En Argentina, en Villa la Angostura en septiembre del 2003, se celebró el primer encuentro de Jueces Federales de la República Argentina. Crearon el “Foro Permanente de Jueces Federales de la República Argentina por el Medio Ambiente”.

    Según ha informado The Guardian, en un artículo titulado: “Palm trees and controversy: the world’s top judges and lawyers at Rio+20”, el evento paralelo más importante a la cumbre de Naciones Unidas Río+20 pudo haber sido el primer encuentro de la historia de los presidentes de las Cortes Supremas de Justicia de todo el mundo.
    Organizado por el PNUMA se llevó a cabo del 17 al 20 de junio el Congreso Mundial de Justicia, Derecho y Sustentabilidad Ambiental, dejando en claro que los derechos ambientales formaban parte del imperio de la ley como un componente de los derechos humanos básicos .
    Este encuentro tuvo dos reuniones preparatorias una en Kuala Lumpur, Malasia y la segunda en Buenos Aires en abril de este año donde se elaboró el documento presentado el Brasil.

    El artículo de The Guardian al que me referí pone en relieve el discurso a cargo de Ricardo Lorenzetti, de la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina. Destaca algunos de sus dichos en el sentido de una mayor incumbencia del poder judicial sobre la política en cuestiones ambientales.
    ¿Llevar el tema a tribunales será el plan B de Naciones unidas?

  • Guillermo

    Una verdadera lástima… A seguir remando contra la corriente…