Glifosato: escándalo en Estados Unidos por “estudios fantasma” de Monsanto

 

La revelación del contenido de una causa judicial jaquea al gigante Monsanto. La compañía está señalada de escribir en nombre de otros literatura científica que llevó a un regulador estadounidense a concluir que un producto químico clave en su herbicida Roundup no debe clasificarse como cancerígeno.

Los abogados que demandaron a la compañía en nombre de agricultores y otros, que afirman que la exposición al glifosato causó su linfoma no Hodgkin, alegaron en una acción judicial que fue parcialmente ocultada hasta el martes que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) “podría no ser consciente de la práctica de autoría engañosa de Monsanto”.

La presentación fue hecha pública por Vince Chhabria, juez federal en San Francisco. El magistrado dijo el mes pasado que está inclinado a exigir a un funcionario retirado de la EPA que se someta a un interrogatorio por parte de los abogados de los demandantes que sostienen que tenía una relación ” altamente sospechosa” con Monsanto. El ex funcionario supervisó un comité que encontró pruebas insuficientes para concluir que el glifosato causa cáncer y dejó su trabajo el año pasado después de que su informe se filtró a la prensa.

Los abogados de los demandantes dijeron en la presentación que el gerente de toxicología de Monsanto y su jefe eran autores fantasmas de dos de los informes, incluyendo uno de 2000, que el comité de la EPA usó para llegar a su conclusión. 

La causa incluye intercambios de correos en el que los empleados del gigante productor de agroquímicos sugieren que, además, les saldría más barato.  “Un enfoque menos costoso/más aceptable” es confiar en los expertos sólo para algunas áreas de contención, mientras que “escribimos las secciones” de exposición toxicológica y genotoxicidad, escribió un empleado de Monsanto a otro.

Los nombres de los científicos externos podrían ser listados en la publicación, “pero estaríamos manteniendo el costo bajo si nosotros escribimos y que ellos solo editen y firmen, por así decirlo”, según el correo electrónico, que luego señala que fue así como Monsanto manejó el estudio de 2000.

Otro correo que filtra información que las empresas quieren ocultar. Sobran ejemplos: Exxon, Volkswagen, ahora también Renault. Cuando lean Responsabilidad Social Empresaria, no crean todo lo que dicen.

Foto: Flickr CC Mike Mozart

  • indio007

    Más allá de las actuaciones que presenta el post, siempre debe tenerse presente que cualquier sustancia (también el agua potable) es tóxica cuantitativamente y no cualitativamente. Estados Unidos y en particular el Estado de California es muy exigente en cuanto a estas normativas. Por ejemplo, el 4-MI (4-metilimidazol) es cancerígeno, se trata del colorante que da el característico color marrón (caramelo) a las bebidas cola, productos para repostería, etc. La obligación de etiquetar los productos como cancerígenos depende de la concentración de esta sustancia en los diferentes productos. Un ejemplo:
    http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/03/09/nutricion/1331282542.html
    Pero en el caso del glifosato no existe un valor de exposición determinable. Por lo tanto, la cosa seguirá transcurriendo entre proselitismo y el Cuento de la Buena Pipa.

  • http://www.mitosyfraudes.org/Articulos.html Eduardo Ferreyra

    Analizando la noticia de Laura:

    *** “Monsanto …señalada de escribir en nombre de otros literatura científica…”

    ¿Señalada? De modo que no hay una acusación concreta. Es típico de lo que desde hace poco se llama: “fake news”, o noticias falsas inventadas por los medios con clara intencionalidad política de la izquierda americana, que es notoriamente ultra-ecologista (lo mismo que Laura Rocha).

    *** “Los abogados que demandaron a la compañía en nombre de agricultores y otros, que afirman que la exposición al glifosato causó su linfoma no Hodgkin…”

    Entonces la acusación carece del estudio epidemiológico de rigor, necesario para determinar al agente causante de algún efecto observado. Hay más de 900 estudios científicos con “peer review” analizados por las EFSA, el organismo científico oficial del gobierno de Alemania, que dieron por resultado la comunicación a la Asamblea de la Unión Europea de que el glifosato no produce cáncer de ningún tipo, ni siquiera No Hodgkins, y permitió que la UE autorizara extender el uso del RoundUp hasta diciembre de 2017, cuando en Enero de 2014 había autorizado una extensión por otros 20 años más.

    *** “El magistrado dijo el mes pasado que está inclinado a exigir a un funcionario retirado de la EPA que se someta a un interrogatorio por parte de los abogados de los demandantes que sostienen que tenía una relación ”altamente sospechosa” con Monsanto.”

    Significa que todo se reduce a habladurías, dimes y diretes, mencionados por los activistas anti-glifosato, y que el juez considera que le gustaría ampliar. Si el interrogado niega la acusación, no hay manera de demostrar que esa conversación existió. Porque si hubiese alguna carta, alguna conversación grabada (¿pinchadura de teléfono sin orden judicial?) la acusación sería concreta y no una requisitoria por las dudas…

    *** “Los abogados de los demandantes dijeron en la presentación que el gerente de toxicología de Monsanto y su jefe eran autores fantasmas de dos de los informes, incluyendo uno de 2000, que el comité de la EPA usó para llegar a su conclusión.”

    Los abogados dijeron… Decir? pueden decir que la luna es de queso verde. Pero probarlo es harina de otro costal. Repito, si tuviesen la prueba habrían presentado una denuncia penal y una demanda multimillonaria. No hay nada de eso.

    *** “La causa incluye intercambios de correos en el que los empleados del gigante productor de agroquímicos sugieren que, además, les saldría más barato.”

    Si no hay una orden judicial que permita el hackeo de emails, la prueba del “intercambios de emails” no será admitida por ser ilegal. De manera que los email “filtrados” son producto de robo de información –en el mejor de los casos- o producto de la invención de los acusadores. Esa por eso que las filtraciones de emails que presenta Wikileaks no llegan a las cortes de ninguna parte del mundo, aunque pueda ser cierto su contenido. Pero, viendo de donde proviene el material que es la base de la acusación –los activistas verdes- lo más probable es que se trate de “fake news”. Noticias falsas. Habrá que acostumbrarse a este tipo de práctica criminal.

  • indio007

    ¿Y qué hay de la ATRAZINA y del PARAQUAT?
    Se trata de herbicidas muy utilizados. No diferentes son las atribuciones a posibles problemas de salud como las del Glifosato.

  • indio007

    ¿Se esté librando una batalla entre corporaciones agroquímicas transnacionales que tratan de controlar la agricultura del mundo?
    Desde el año 2000 expiró la patente de Monsanto del Glifosato. Esto explica por qué se multiplicaron industrias productoras en varios países. En Argentina se utilizan crecientes cantidades de Glifosato chino, y plantas petroquímicas como la de Atanor lo produce localmente (Glifosato Power Plus).

  • indio007

    ¿Y qué opina Monsanto sobre las acusaciones?
    Mientras el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos decidió suspender los análisis de Glifosato en alimentos (específicamente en muestras de jarabe de maíz) que se realizaban desde hace un año, Monsanto respondió a las acusaciones:
    http://ehstoday.com/industrial-hygiene/monsanto-responds-glyphosate-cancer-allegations