Rusia en House of Cards 3

 

[Este post tiene muchos spoilers, así que no lo lean si no terminaron la tercera temporada de House of Cards].

Ver tantos capítulos sobre las relaciones entre EE.UU. y Rusia era de esperarse. Acostumbrada a escuchar “qué quilombo hicieron los rusos esta vez” durante todo el 2014, no me sorprendí para nada cuando vi tantas menciones de la política rusa en los capítulos de la tercera temporada de House of Cards.

Algunas escenas me hicieron reír mucho, otras me pusieron triste por la realidad que mostraban. Pero también hubo otras escenas, poco verosímiles y muy exageradas en mi opinión. Vayamos punto por punto.

El presidente Viktor Petrov

Claro: V de Vladimir, P de Putin. Más allá de que el actor es demasiado alto, joven (al parecer) y danés (no logré entender lo que les dijo en ruso a las Pussy Riot en el tercer capítulo), me pareció muy exagerada su imagen y conducta. Ningún presidente va a besar a la mujer de su par frente a todo el mundo y contarle tantas cosas personales a un rival. Apagar el cigarrillo en la pared de la Casa Blanca y tomar vodka como agua, es propio de una película hollywoodense de los años 1960.

Como comentaron las mismas integrantes del grupo Pussy Riot tras su participación en la serie, “Petrov se parece más a un pequeño tzar”. A pesar de su imagen internacional de un macho con un torso abierto arriba de un oso, Putin es más cuidadoso y diplomático en la vida real.

De hecho, algunos medios norteamericanos observan que Rusia se muestra como un rival fuerte y así favorece al Putin verdadero. No es ningún secreto que toda su política exterior apunte a conseguir el mismo peso político que nuestro país tenía en la época de la URSS.

Pussy Riot y los derechos de LGBT

Las integrantes del grupo Pussy Riot, Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alyokhina, junto al otro activista Petr Verzilov, son los reales. Su aparición en un mismo evento con el presidente ruso es imposible de imaginar. Pero su reclamo es muy relevante: la oposición política y los gays sufren las persecuciones casi a diario. Lo que dice Petrov más tarde, en el capítulo donde Underwood lo visita en Moscú, podría ser cierto: “Personalmente, yo no tengo nada en contra de los gays, pero la sociedad rusa es muy tradicional y esta ley es para ellos”.

No podría hablar por todo el país, pero hay mucha gente que no acepta a los gays en Rusia. En la URSS había una ley que penalizaba a los hombres que tenían relaciones con hombres (no a las mujeres). Por otro lado, nunca he observado el odio hacia la comunidad LGBT, sobre todo, por la cantidad de famosos que había en política y en el mundo del espectáculo y que no escondían sus preferencias sexuales. De todos modos, es un tema más amplio y preferiría analizarlo en otro post.

¿Y Europa?

Para entender mejor la complejidad de las relaciones entre EE.UU. y Rusia, hay que tener en cuenta los intereses de ambos países en Europa y, sobre todo, Ucrania. Me parece que a los guionistas de House of Cards les faltó mencionar el rol de la Unión Europea y explicar un poco más el problema de los misiles de NATO.

Vean ustedes mismos y opinen. Es una buena oportunidad para ver una buena serie.

Fotos: Netflix

  • https://www.youtube.com/channel/UCVxzcslJHincAvfSor-J0Ng SANZARU inForm

    SI SOS ARGENTINO TENES QUE VER ESTO https://www.youtube.com/watch?v=9RhLdmnw23g

  • Nina

    Me encanta conocer tu opinión. A mi como espectadora de la serie, y ferviente seguidora, la escena del beso me pareció imposible. Me gustó mas el Petrov que se mostró en Moscú, quizá menos esteriotipado que el de la visita a USA. Re valioso incluír a Pussy Riot. En fin…mucho mas por saber sobre Rusia, mas allá de la serie, claro.

    • Aigul

      Gracias por tu comentario Nina. Es verdad lo de Pussy Riot, más allá de las mal-interpretaciones y estereotipos que son inevitables. A ver, cómo será la 4ta temporada!