Lectura recomendada: “Qué de lejos parecen moscas”, de Kike Ferrari

 

La lectura recomendada de hoy es una muy buena novela policial de un escritor argentino. El libro se llama Qué de lejos parecen moscas y su autor es Kike Ferrari.
A continuación, una  entrevista que le hice para que nos cuente algunos detalles de cómo fue el proceso creativo del que surge el libro que les recomiendo.

¿En qué o en quién te inspiraste para hacer el personaje de Machi (protagonista de la novela)?

Kike Ferrari: La historia apareció antes que el personaje, de hecho el primer borrador del primer capítulo comenzaba con la frase el tipo es un garca, a modo de guía, porque todavía no lo tenía del todo definido. Después, mientras estaba en el proceso de construcción del personaje, buscándole una forma de caminar (aunque casi nunca la describo, hasta que no veo la forma de caminar de un personaje no lo puedo contar) de hablar, de pensar, de actuar, me di cuenta que tenía un modelo perfecto: un ex patrón, llamado Luis Machi, del que usé, además, un par de anécdotas.

La historia transcurre en apenas unas horas, pero por la intensidad parece mucho más. ¿Cómo manejaste la elección de situaciones que le tocaron vivir a tu personaje para que pudieran desarrollarse en ese espacio temporal y a la vez lograr moverte en el tiempo para contar la historia de vida de Machi?

K.F: Me ayudo un montón cuando encontré el título del libro y me puse a jugar  con la enumeración de Borges en El idioma analítico de John Wilkins. Esto me sirvió para ordenar las historias del pasado de Machi y cruzarlas con el presente continuo del muerto en el baúl. Igual en un momento, cerca del final, sentí que la historia se me aceleraba, pero lo dejé ser. Supongo que algo de ese vértigo se trasluce en la novela.

En Qué de lejos.. hay muchas referencias momentos que se vivieron en la Argentina: la última dictadura, la década del 90, la crisis del 2001, etc. ¿Alguno de tus personajes tiene también un anclaje real?

K.F: En la nota de final de Regresamos como Sombras, el Jefe Taibo dice “los límites en esta novela entre la realidad y la ficción no están del todo claro ni siquiera para el autor“. Supongo que esa frase sirve para explicar lo que me pasa con Que de lejos parecen moscas. Varios de los personajes nacieron a partir de una persona de la vida real, pero fueron tan brutalmente ficcionalizados, que me cuesta encontrar ahora al modelo que les dio vida. Pero sí, empezando por el propio Machi hasta personajes más marginales dentro de la historia como el Loco Wilkinson (uno de los alias de Galimberti), el Patrón Balza, el Coco Noriega, Mariela Baez o algunas de las minitas (La Colorada, la Chica del Mechón Violeta), tienen el anclaje del que hablás.

Crédito: Mika Urzomarzo

Además de la merca, las minas, la corrupción, por sobre todas las cosas resalta la impunidad con la que se maneja el señor Machi. ¿Es un reflejo de algo que ves en la vida cotidiana?

K.F: La impunidad del poder, sí, del Capital. Del poder que da el Capital. Propiedad y Patriarcado, todo eso. Por eso me interesaba buscar una situación en la que un tipo acostumbrado a la impunidad del poder estuviera en el límite.

En una entrevista leí que decías “soy escritor de barrio chico”. Qué de lejos.. fue publicado en España. ¿Por qué la decisión de publicar allá? ¿Cómo te fue con los distintos públicos, el local y el español?

K.F: Publicar en España no fue una decisión, sino la primera oportunidad que apareció para hacerlo, de la mano de Carlos Salem. Tengo la sensación de que en España se me leyó un poco más que acá, pese a ser un escritor más porteño que los adoquines. En cualquier caso la historia que cuenta Que de lejos parecen moscas es, creo, tan universal como la hijoputez.

¿Por qué elegiste el género policial?

K.F: El género negro es el relato social del siglo XXi (y de finales del XX): un género que habla el crimen, no puede más que contar una sociedad criminal. Pero además es un relato social no-panfletario: sin pontificaciones ni opciones binarias buenos-malos, el género negro, cuando está bien logrado, no usa moralejas ni necesita correcciones políticas o literarias, sólo una historia que contar.

En mis novelas anteriores, que no son policiales, yo ya había usado los recursos del género. Aquello que dice Piglia de lo policial como una estrategia narrativa fundada en la idea del relato como investigación. Así que después de algunos cuentos -que usé campo de experimentación- al encontrar la historia, me mandé de lleno.

¿Cuál es tu lugar y momento preferido para escribir?

K.F: Me gusta escribir en casa. O en bares, ahora que puedo enchufar la máquina y nadie fuma. Como soy un escritor proletario (actualmente laburo de fletero, por ejemplo), suelo escribir más los fines de semana, preferentemente de mañana, cuando no tengo sueño ni estoy escabio.

¿Tenés referentes en la literatura argentina?

K.F: Referentes, entiendo, no serían influencias. No sé. Puedo pensar, por distintas razones y de distintas maneras, en Ricardo Piglia, Enrique Wernicke, Fabián Casa, Leo Oyola.

¿Cuál es tu personaje favorito de la literatura negra?

K.F: Uy, qué difícil esa… Digamos Burke, de Andrew Vachss. O Hart, del Viernes 13 de Goodis.

Si tuvieras que escribir en ficción un caso policial real, ¿Cuál elegirías?

K.F: Hay varios. La masacre de Ramallo, por ejemplo. Pero hay un caso, no te puedo decir cuál todavía, sobre el que escribiremos con mi amigo Juan Mattio nuestra segunda novela a cuatro manos, la continuación de la aún inédita Punto ciego.

Tres libros que cambiaron tu vida

K.F: Van a tener que ser cuatro: Los Tigres de Mompracem, de Salgari; El XVIII Brumario de Luis Bonaparte, de Marx; el Pozo, de Onetti; Cuatro manos, de Paco Ignacio Taibo II.

******************

Sobre el autor:


Crédito: Mika Urzomarzo

Kike Ferrari nació en Buenos Aires en 1972. Creció en el barrio de Almagro donde actualmente vive con su mujer y su hija. Ha recibido premios de Casa de las Américas (Cuba), el Fondo Nacional de las Artes (Argentina) y de la Semana Negra de Gijón, entre otros. Tiene, además de éste, cuatro libros publicados: las novelas Operación Bukowski (2004) y Lo que no fue (2009), el volumen de cuentos Entonces sólo la noche (2008) y la recopilación de artículos Postales rabiosas y otros juguetes inesperadamente literarios (2010).

Blog: quedelejos.blogspot.com

Sobre el libro:

Qué de lejos parecen moscas. Ediciones Amargord, 2011. Colección Negra, Urbana y Canalla

DÓNDE COMPRAR EL LIBRO:

Otra Lluvia Libros Bulnes 640 (Almagro) 4866 4440

Mendel Libros Paraguay 5163 (Palermo) 2603-2944

La Libre Bolivar 646 (San Telmo) 4343-5328

Lilith Paraguay 4399 (Palermo) 4833-0105

Cobra Aranguren 150 (Caballito)

El Aleph Av. Rivadavia 3972 (Almagro) 4981-0288

Santiago Arcos Puan 467 (Caballito) 4432-3107

Libros de la Arena Rivadavia 2724 (Mar del Plata) 0023 491-6575

 


Ver Donde conseguir Qué de lejos.... en un mapa más grande