Un asesinato de hace 430.000 años, ¿el primero de la historia?

 

Un grupo de investigadores habría descubierto los restos de lo que podría ser el primer hombre asesinado en la historia.

Se trata de un hombre adulto, preneandertal, del norte de la península Ibérica. Según pudieron determinar los expertos, este hombre recibió dos golpes fatales en la frente, sobre el ojo izquierdo.

Los restos fueron encontrados en una cueva denominada Sima de los Huesos, un yacimiento emblemático en el sistema de cuevas de la Sierra de Atapuerca (Burgos, España).

Según informó la BBC, el cráneo fue analizado con técnicas de imágenes médicas modernas. “La reconstrucción virtual mostró que las dos fracturas claramente visibles en la zona frontal eran casi idénticas, lo cual indica que “ambas fueron causadas por el mismo objeto”", indicaron.

“Sospecho que cuando más retrocedamos en el tiempo y encontremos evidencia forense clara como la de estos autores, veremos que la violencia (…) ha estado con nosotros desde el mismo tiempo que la cultura“, dijo Debra Martin, antropóloga de la Universidad de Nevada, EE.UU, según cita la BBC.

En la misma cueva fueron hallados los restos de al menos otras 28 personas. El sitio viene siendo estudiado por científicos desde más de tres décadas.

Un artículo publicado en El País analiza la cuestión de la violencia y los humanos. Aquí un extracto de esa publicación:

"Violencia y muerte… ¿Exclusividad humana?
La agresión y la muerte intencionada de un semejante, ¿es una característica exclusiva de los homínidos? “En absoluto. Hay agresión y muerte intraespecífica a montones en el reino animal, dentro y fuera del grupo de las especies sociales, incluidos los chimpancés”, señala el paleontólogo Juan Luis Arsuaga. “Se mata por el territorio a los miembros de otros grupos y por el estatus, la jerarquía, a los del propio grupo, especialmente entre machos”. Por supuesto ha habido violencia y muerte en los pueblos cazadores y recolectores modernos que se han estudiado científicamente, añade este catedrático de la Universidad Complutense."

Para leer el artículo completo en El País, hacé click acá