Cuatro prioridades para una América Latina más segura

El siguiente es un texto publicado en el Blog Sin Miedos, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

“¿Por América Latina es tan violenta? ¿La región está en un callejón sin salida? El crimen y la violencia son “las nuevas venas abiertas de América Latina”, parafraseando a Eduardo Galeano (1940-2015). En un artículo en Le Monde Diplomatique analizamos las múltiples causas de la violencia en América Latina, pero la cuestión clave es: ¿qué se puede hacer?

La noticia alentadora es que hay políticas y programas que están comenzando a mostrar resultados. Basándose en la evidencia que existe en la región sobre lo que funciona – todavía relativamente escasa, por cierto –, nuestro Documento Marco Sectorial de Seguridad Ciudadana y Justicia propone cuatro áreas prioritarias.

  1. Primero, invertir en prevención, con un enfoque en los factores de riesgo que afecta poblaciones vulnerables como los jóvenes, las mujeres y la poblaciones indígenas y afro-descendientes. Un ejemplo prometedor se observa en el área de la violencia de género y la violencia contra las mujeres. La iniciativa “ciudad mujer” de El Salvador es un ejemplo de calidad y servicios integrados oportunamente para mujeres que son víctimas de la violencia entre los que se incluyen la capacitación y la intermediación laborales, los servicios de salud y nutrición para los niños.
  1. Segundo, reformar la policía, abogando por una policía mas cercana a la comunidad y más efectiva gracias al uso intensivo de las tecnologías de gestión de la información. En Ecuador, por ejemplo, se ha introducido una nueva doctrina de vigilancia policial con resultados prometedores. Se han implementado reformas estructurales importantes en el gobierno y en la administración de su policía, y se fortalecieron los vínculos con las comunidades locales mediante la policía comunitaria, se mejoraron la calidad y la actualidad de los datos delictivos, y se intensificó el uso de la información para guiar el despliegue operacional de sus recursos. También se ha duplicado el presupuesto para la seguridad que pasó del 1% a más del 2% del presupuesto total y se aumentaron los sueldos de los agentes de policía para contar con la policía nacional mejor paga de la región. Estas reformas contribuyeron para obtener resultados importantes; el índice de homicidios cayó un 64% en tres años y llegó aproximadamente al 8 en el 2014.
  1. Tercero, reducir la impunidad, fortaleciendo la investigación criminal, agilizando la justicia penal, e invertir en la re-socialización y la re-habilitación con el propósito de reducir la alta tasa de reincidencia. Panamá está implementando un modelo de rehabilitación innovador para los delincuentes juveniles que buscan reducir la reincidencia en uno de los servicios más modernos e innovadores de la región. Este proyecto beneficia a casi un tercio de la población penal juvenil del país, donde reciben servicios de salud, programas de deportes, educación técnica, y capacitación vocacional. Los resultados preliminares indican que hubo cambios de comportamiento y una reducción de la reincidencia.
  1. Cuarto, fortalecer las instituciones, mejorando la coordinación entre las agencias del estado y los niveles de gobierno vertical y profesionalizando la gestión del sector, mejor información sobre el fenómeno delictivo y mas evaluaciones de los programas. Por ejemplo, el gobierno de Pernambuco en el noreste de Brasil ha renovado la forma en la que administra su política de seguridad con la introducción de prácticas de administración modernas y el control de los objetivos de rendimiento llevados a cabo por el gobernador del estado mismo. El Pacto por la Vida, introducido en el 2007, produjo resultados notables. Según la Secretaría de Defensa Social de Pernambuco, los índices de homicidio se redujeron de un 40% entre 2006 y 2013 y de 60% en la capital, Recife, a pesar de que los niveles de homicidios permanecieron altos en el Nordeste con aproximadamente 35 homicidios cada 100.000 habitantes.

Lo que hemos aprendido es que necesitamos comprender las causas que se encuentran en la raíz del problema de forma integral. Sobre esta base, necesitamos desplegar intervenciones adaptadas al contexto y enfocadas en eslabones críticos del ciclo de la violencia, basándonos en mejores datos y en más evidencia”.

Sin comentarios

¿Es la pena de prisión siempre la única solución?

Gracias al aporte de uno de los lectores del blog, puedo compartirles este interesante video que abre un debate que nos debemos como sociedad. ¿Es la pena de prisión SIEMPRE la única solución?

Con millones de personas presas en todo el mundo, en su gran mayoría por delitos menores y no violentos, no parece que las cosas estuvieran mejorando. ¿Hay alternativas? Este video muestra que sí. Pasen y vean.

¿Una condena de prisión es siempre la solución? from Penal Reform International on Vimeo.

Sin comentarios

Más presos NO significa más seguridad

“Cantidad de personas privadas de su libertad no es sinónimo de una mayor seguridad”, dice Raúl Salinas, Co-coordinador del Área Cárceles y Política Penitenciaria del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), en un análisis publicado en el sitio Online-911. Y aunque parezca un cliché, la realidad actual de las cárceles bonaerenses es una prueba concreta de eso. Las garantías de los derechos deben ser para todos los ciudadanos, y para que esto se cumpla, entre otras cosas, es fundamental repensar el sistema carcelario.

Salinas propone llevar a cabo dos modificaciones fundamentales (el artículo completo, en Online-911):

“La primera es la reforma y democratización del Servicio Penitenciario Bonaerense. Debe abandonarse el esquema de autogobierno para pasar a un modelo moderno de conducción civil por parte de las autoridades políticas. Su organización tiene que dejar atrás su actual modelo militar, que se desprende de las normas que lo regulan y que fueron aprobadas durante la última dictadura militar que ejerció el terrorismo de estado y que hizo de las cárceles una de sus principales herramientas de represión.

Deben establecerse controles internos sobre la transparencia y los abusos funcionales que dependan orgánica y funcionalmente de las máximas autoridades políticas, desconcentrar funciones dando paso a la intervención de los distintos ministerios y actores de la sociedad civil, establecerse una nueva carrera profesional eliminando las diferencias entre oficiales y suboficiales, habilitar los ascensos mediante concursos, limitar la cantidad de grados, fijar nuevas políticas de reclutamiento y capacitación, asegurar derechos para los trabajadores penitenciarios y aprobar nuevas reglas y principios de actuación acordes con la función social y el contexto democrático.

La segunda cuestión transita por hacer un uso racional del encarcelamiento que permita garantizar condiciones dignas de detención y tratamientos tendientes a la reintegración social de los encarcelados. La construcción desmesurada de cárceles, además de resultar costosa y lenta, no constituye una solución sustentable. Al mismo tiempo, la investigación comparada demuestra que la cantidad de personas privadas de su libertad no es sinónimo de una mayor seguridad. Es necesario establecer cupos y criterios para evitar el encierro por pequeñas ofensas, condenados primarios, enfermos terminales y de todas aquellas personas que puedan cumplir penas de modo alternativo, seguro y controlable”.

 

Hacia el desarme civil

Muchos hechos violentos ocurridos en el último tiempo ponen sobre la mesa el debate sobre la portación de armas por parte de la sociedad civil, y también sobre la responsabilidad necesaria en el uso de armas por parte de las fuerzas de seguridad.

LA NACION

En Argentina, según datos oficiales, hasta el 30 de junio de 2010 figuraban en los registros del Renar un total de 784.314 usuarios individuales. El número es mucho mayor si se tiene en cuenta la cantidad de armas que no han sido registradas.

En nuestro país, el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas, aprobado en 2007, busca promover la cultura del desarme. Desde entonces, se han destruido alrededor de 160.000 armas.

Muchas veces, la gente confunde el estar armados con tener mayor seguridad. Sin embargo, las estadísticas sostienen que el 90 por ciento de los fallecimientos por armas de fuego dentro de los hogares obedece a su mala manipulación o a accidentes.

Los hechos también demuestran el peligro de la excesiva apuesta a la sociedad armada, incluso cuando se trata de fuerzas de seguridad. Ayer, un joven de 20 años, futbolista, murió tras presuntamente quedar en el medio de un tiroteo entre un policía y supuestos delincuentes que no habrían estado armados. El policía, que fue detenido, estaba de franco y vestido de civil.

Hoy, en un seminario regional sobre desarme que se desarrolló en el auditorio del Banco Nación, se plantearon reflexiones sobre este tema. Entre otras cosas, se busca promover la cultura del desarme civil, con el objetivo de lograr una sociedad menos violenta.

Papelitos que venden cuerpos

Dibujo de Olga Guzman

Hace un par de meses venía al trabajo en el colectivo y cuando iba por la calle Viamonte, cruzando 9 de Julio, me llamó la atención una señora de unos 70 años, que tiraba con fuerza de unos papelitos pegados en una pared.

Como el tránsito, para variar, estaba atascado, me quedé mirándola un buen rato. La mujer siguió caminando e hizo lo mismo con unos papelitos que “decoraban” un teléfono público.

Me dio curiosidad y averigüé de qué se trataba. Me enteré de que hace poco más de un año se había llevado a cabo una movida impulsada por un grupo de mujeres para hacer una especie de “boicot” contra las propagandas de ofertas sexuales.

Dibujo de Olga Guzman

 

El Gobierno ya hizo lo propio al dar de baja el rubro 59, pero esta iniciativa era más de abajo: de lo que una persona cualquiera puede hacer en su camino al trabajo, o de vuelta a casa.

Para no quedarme con una sola voz, hablé también con la Asociación de Meretrices de la Argentina. A ellas este boicot contra la publicidad no les gusta nada, porque dicen que muchas de esas propagandas son puestas por las mismas chicas que se asociaron en alguna cooperativa.

Pero lamentablemente también es cierto que en muchos casos, esas “diosas”, “nuevitas”, que se ofrecen en esos papelitos no lo hacen voluntariamente. Y muchas ONG que luchan contra el tráfico de personas consideran que detrás de esto hay grandes redes que se dedican a la trata.

Es un gesto tal vez pequeño, entonces, el del peatón que se toma el trabajo de despegar el papelito. Pero suma. Porque hay que entender que esto no es un chiste, que la esclavitud sexual existe porque hay clientes, y esos consumidores no son necesariamente sádicos psicópatas, aunque también hay muchos de esos. Pueden ser nuestros hermanos, nuestros colegas, nuestros amigos.

Dibujo de Olga Guzman

Entonces la lucha contra la trata no es sólo responsabilidad del Estado. También cada uno de nosotros tiene un lugarcito en esta cadena solidaria para salvar a las mujeres obligadas a prostituirse.

Y se equivocan quienes piensan que esto es una “movida feminista”. Luchar por la protección de los derechos de la mujer no es estar en contra de los hombres. Es tratar de que la igualdad y el respeto se den en todos los aspectos, para hombres y mujeres.

*Los dibujos pertenecen al libro de poesías “Esta vez decido yo”, de Olga Guzman, una interna de la Unidad 3 del penal de Ezeiza

Sin comentarios

El sueño policial

Un estudio realizado en Canadá y Estados Unidos detectó que el 40 por ciento de los policías sufren trastornos del sueño, lo que los hace propensos a cometer más errores y dormirse al volante.

“No solo se ven afectados las personas con trastornos del sueño”, dijo a Reuters Health Grandner.
“Si ellos no están capacitados, tu estás en riesgo”.

Para este estudio fueron encuestados cerca de 5.000 agentes de policía sobre problemas de sueño y otros temas de salud.
Los agentes tenían una media de edad de 39 años y la mayoría llevaban en la policía más de una década.

El trastorno más común, según los datos del estudio que publicó la agencia Reuters, fue la apnea del sueño, que afectó a un tercio de los policías, seguido de un moderado o severo insomnio y un trastorno del cambio de turno, que consiste en la falta de sueño e insomnio asociado con trabajar en el turno de noche.
Los agentes con falta de sueño registraron más quejas de los ciudadanos y mostraron más a menudo ira descontrolada hacia sospechosos o ciudadanos.

Leé acá el estudio completo

Sin comentarios

¿Calcomanías peligrosas?

Cada vez se pueden ver más autos en la Argentina, como ocurre en muchas otras partes del mundo, con los famosos “family stickers” pegados en la parte trasera del vehículo. ¿Un adorno? Tal vez sea algo más que eso, y algunas autoridades policiales han comenzado a advertir el peligro que pueden acarrear estas calcomanías.

¿Cuál es el peligro? Básicamente la cantidad de información que estamos dando a todos los transeúntes sobre nuestra familia. Los stickers pueden ser elegidos específicamente para cada rol, profesión y hobbies de cada miembro de la familia. Por ejemplo: la madre vestida de enfermera, el padre de traje, el nene con una pelota de fútbol.

Puede parecer ridícula esta preocupación, pero lo cierto es que, sostienen expertos en seguridad de todo el mundo, esos datos tan específicos sobre cómo está compuesta una familia, junto al número de patente, o con el auto estacionado frente a nuestros hogares, puede ser usado por delincuentes para, por ejemplo, llevar un registro de nuestras actividades, realizar secuestros virtuales, y muchos otros delitos que sólo requieren del acceso a la información sobre nuestra vida cotidiana.

Los expertos aclaran que no se trata de una campaña en contra de los family stickers, sino de una advertencia, de que los usuarios traten de que, si usan esas calcomanías, procuren no ser tan detallados con la información que están brindando.

 

 

La escena del crimen en 360°

“La cámara es como tu compañero”, dice el detective Michael J. Cunningham del departamento de Policía de Nueva York. “Mira lo que vos ves, va a donde vos vas. La diferencia es que la cámara puede grabar todo lo que observa”.

Y con esa idea, el NYPD comenzó a utilizar imágenes panorámicas en 360° para poder “volver” a la escena del crimen cada vez que sea necesario, en caso de que a los investigadores se les haya escapado algún detalle.

Cuenta el New York Times que estas grabaciones comenzaron a hacerse en 2009, usando una Panoscan, una cámara que crea imágenes panorámicas de alta resolución.

“La escena del crimen es un lugar muy caótico. A veces es difícil recordar los detalles. Las imágenes panorámicas nos ayudan a resolver eso”, asegura Cunningham.

Algunos ejemplos de estas panorámicas pueden verse y explorarse en el New York Times

Sin comentarios

El mapa de los homicidios en el mundo

En la era de Internet, las estadísticas que refieren a aspectos tan importantes de la vida ciudadana como la seguridad pueden y deberían ser accesibles a todos. Las estadísticas ayudan, fundamentalmente, a poder tomar medidas de prevención en las zonas en donde mayores hechos criminales ocurren.

Un ejemplo de cómo llevar estos números es el Mapa de los homicidios en el Mundo, publicado por The Guardian

The Guardian

En la Argentina, las principales estadísticas de crímenes y homicidios son elaboradas por el Ministerio de Justicia de la Nación. Las bases de datos se nutren fundamentalmente de la información proveniente de las comisarías y juzgados de las diferentes jurisdicciones.

Los últimos datos publicados se encuentran en la Web de dicha cartera naciona e incluyen un Informe anual sobre hechos delictivos registrados, un informe separado sobre casos de homicidios, otro sobre delitos contra la propiedad y también un apartado con datos sobre sentencias condenatorias.

Un detalle no menor a tener en cuenta es que hay muchos delitos que no son denunciados. Tal es el caso de delitos menores, como robos de bolsos, carteras, billeteras, tras los cuales muchas personas prefieren evitar los trámites que requieren efectuar la denuncia. Tampoco se denuncian siempre los casos de violaciones, muchas veces porque el tipo de delito genera demasiado temor en la víctima que no quiere verse nuevamente expuesta.

Durante una de las últimas campañas electorales, hubo un boom de “mapas de la inseguridad” promovidos por políticos y otras agrupaciones. Si bien es altamente positivo que la ciudadanía participe en el registro de delitos para ayudar a tener estadísticas claras y reales, hay que tener en cuenta de que el Estado es quien cuenta con el verdaero presupuesto y acceso a la información para elaborar estas estadísticas. Siempre y cuando se promueva la transparencia de dicha información, se podrá avanzar en un verdadero plan de prevención del delito.

 

Sin comentarios

Anti pungas en la Web

Si no te pasó, seguro conocés a alguien que tuvo la mala pata de ser víctima de los pungas del subte. Y como son muchas personas las que tuvieron estos episodios, a un grupo de gente se le ocurrió unirse y crear una página Web contra los pungas.

¿El objetivo? Prevenir a la gente para que no sea víctima nunca más de este tipo de delitos (identificando a los mismos, explicando su accionar y brindando todo otro dato que pueda servir para individualizarlos); y Concientizar a la gente de la existencia de esta amenaza latente, que viven diariamente todas las personas que utilizan Transporte Publico”.

Entre otras cosas, cuentan con una sección en la que publican perfiles de facebook de presuntos punguistas y también fotos de ellos.

“En un mes ya nos visitaron mas de 10 millones de personas y que  a partir de la creación de la pagina hay menos delitos en el subte y la policía está actuando más, así que estamos contentos ya que de algo sirvió”, cuenta uno de los responsables del sitio.

La lista de información sigue con los horarios de trabajo de los presuntos punguistas, los lugares donde viven, y una curiosa descripción de cómo identificarlos.

Pasen y vean: PUNGAS EN EL SUBTE

En Twitter:
@pungasenelsubte

Y a vos, ¿Te pasó?

Sin comentarios