La Corte ordenó reabrir la investigación por la muerte de Lourdes Di Natale

 

La Corte Suprema de Justicia ordenó reabrir la investigación por la muerte de Lourdes Di Natale, la mujer hallada sin vida en su domicilio el 1ero de marzo de 2003.

Según informó el Centro de Información Judicial, con el voto unánime de sus miembros, el máximo Tribunal hizo lugar al recurso que interpuso la querella y revocó la resolución de la Cámara Federal de Casación Penal que había convalidado el cierre anticipado de la investigación.

La investigación penal que debía determinar si la mujer fue arrojada por la ventana de su departamento en vez de haber caído al vacío al perder el equilibrio intentado cortar los cables de televisión había sido cerrada.

“La querella recurrió ante las distintas instancias el fallo que dispuso el archivo del caso. Cuestionó que se hubiera adoptado ese temperamento sin haberse agotado la realización de medidas de prueba conducentes, en especial, sin haberle recibido declaración a la hija de Di Natale”, indicaron desde el CIJ.

Además señalaron que “no se habría tenido en cuenta el resultado de la reconstrucción de la caída que, a su entender, indicaba que fue un homicidio; la imposible ebriedad –atento que la excesiva cantidad de alcohol en sangre encontrada en su cuerpo hubiera determinado que ésta estuviera en coma profundo y sin posibilidad de moverse-; el cuchillo supuestamente usado que fue encontrado en el lugar del hecho sin contar con ninguna huella dactilar y la destrucción de una serie de elementos de prueba que no habrían sido debidamente preservados en sede policial”.

El fallo

El caso

Lourdes era la secretaria de Emir Yoma. El 1° de marzo de 2003 su cuerpo apareció destrozado en el patio interno del edificio de Mansilla 2431.

Tal como relató el periodista Jorge Urien Berri, Di Natale estaba amenazada de muerte. A fines de 2002 había recibido en forma anónima un poema sobre una mujer que se arroja al vacío por una ventana. Sus testimonios y documentos enviaron a Yoma y al ex presidente Carlos Menem a prisión en 2001 por el contrabando de armas a Croacia y a Ecuador. Cuando murió, debía declarar en la causa de la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero.

La reconstrucción de la muerte de Lourdes Di Natale

El fiscal Carlos Donoso Castex sostuvo la hipótesis de que la mujer estaba borracha y se cayó cuando intentaba cortar unos cables de televisión de sus vecinos.

“Pero esos cables estaban fuera de su vista y el cuchillo que apareció misteriosamente junto al cuerpo no tenía huellas digitales”, contó Urien Berri. .

Por otra parte, un informe médico indicó que el cuerpo tenía 3,15 gramos de alcohol por litro de sangre, “cantidad inusual para una mujer que no bebía y en cuyo departamento no se halló una sola botella de alcohol”, sostuvo el periodista que investigó el caso.

En 2003, LA NACION reveló que en el departamento había escondidos dos micrófonos que halló un hermano de Di Natale casi dos meses después de la muerte, y que no habían sido hallados durante la investigación.

La abogada querellante Nilda Formoso y su perito médico Alberto Brailovsky, al igual que Giuseppe Di Natale, padre de Lourdes, siempre sostuvieron que se trató de un homicidio. Fueron ellos quienes impulsaron la reapertura de la causa.

En 2006 se llevó a cabo una reconstrucción de la muerte de Lourdes. Un muñeco que reproducía la talla y el peso de la mujer fue arrojado tres veces desde su departamento en el décimo piso hacia el patio interno del edificio. Pero sólo una vez cayó en el mismo sitio y la misma posición en que fue encontrado el cuerpo: fue cuando el muñeco fue arrojado con fuerza por dos policías que participaron del simulacro. Esto reforzó la hipótesis del homicidio.