¿Cómo se establece el Intervalo Post Mortal?

 

En la causa que investiga el crimen de Solange Grabenheimer, una de las pruebas claves es la hora en que se cometió el homicidio. Sin embargo, esa prueba se contaminó y los peritos no logran ponerse de acuerdo.

Lucila Frend, única imputada en la causa, junto a Solange Grabenheimer, asesinada en enero del 2007

Para entender de qué se trata esa evidencia tan importante, la doctora Nora Sotelo* nos explica qué es y cómo se establece el intervalo post mortal (IPM).

“No obstante el avance de la ciencia y de la tecnología, hoy día uno de los  mayores retos  que afronta el médico legista sigue siendo el de establecer la data de la muerte, también denominada como intervalo postmortal. Sabemos que para las ciencias biológicas, la muerte constituye un proceso que involucra cambios físico – químicos que comienzan inmediatamente después de producida y progresan en el tiempo, de manera relativamente ordenada hasta la desintegración del cadáver. Múltiples factores influyen en cada uno de los cambios físico – químicos que se producen en el cuerpo, siendo éstos de carácter endógeno, lo que quiere decir que están determinados por las características individuales del sujeto; otros responden a cuestiones exógenas o ambientales  que no resulta sencillo predecir.  Existe un axioma en la investigación criminal refiriendo  que “el tiempo que pasa es la verdad que huye”, en consecuencia, cuanto mayor sea el tiempo transcurrido desde la muerte, menos preciso será el cálculo para determinar su data.

El proceso de la muerte comprende una serie de cambios físicos y químicos, los cuales pueden ser investigados por distintos métodos. Ninguno de los métodos existentes resultan categóricos e indiscutibles. Esto es así porque existen numerosas variables que interfieren al momento de la estimación de la data de muerte.

Uno de los métodos de laboratorio para investigar el intervalo postmortal resulta ser el utilizado a través del humor vítreo. Al respecto… qué es el humor vítreo? El humor vítreo es una sustancia gelatinosa que se encuentra dentro del ojo, entre el cristalino y la retina. Su función es mantener la forma del ojo y permitir el paso de las imágenes a la retina. Está compuesta en su mayor parte por agua, y por otros elementos como son el potasio, cloro, sodio, glucosa, proteínas, colágeno, y el ácido hialurónico.

Por otro lado carece de vascularización, por lo que esta sustancia no se encuentra irrigada por ningún vaso sanguíneo. Además está protegido de los traumatismos y es muy resistente a los fenómenos de la putrefacción, por lo que resulta ser un examen complementario muy útil para investigar no sólo la data de muerte, sino también la presencia de drogas y alcohol. Se obtiene mediante la punción de la cavidad posterior del ojo y se extrae una cantidad aproximada entre 2 a 5 centímetros cúbicos. Esta muestra, como todas las obtenidas durante la operación de autopsia, es remitida al  laboratorio. En el caso del humor vítreo se solicita, entre otros, el análisis del potasio, el cual sufre un aumento significativo después de la muerte. La bibliografía habla acerca de la relación directa entre los valores de sodio y potasio. En las primeras horas posteriores a la muerte existe un aumento del potasio y un descenso del sodio, guardando una relación lineal durante las primeras 80 horas y en ocasiones hasta las 100 horas posteriores.

En la etapa de investigación de un hecho criminal intervienen numerosos profesionales. El laboratorio médico legal constituye un auxiliar indispensable para el Médico Legista en la producción de su informe pericial, dado que junto con los datos aportados por el levantamiento en el lugar de los hechos y los de la autopsia, configuran las bases sobre la que se fundamenta con el debido rigor científico su tarea pericial”.

*Médica forense y toxicóloga

 

 

 

 

 

 

  • shah_mat

    Estaría bueno saber que otros métodos hay para determinar la muerte de una persona.