Cuando el lector online es coproductor de los títulos

 

En diciembre del año pasado, a propósito del acuerdo entre el grupo español Prisa y el Huffington Post para lanzar la versión en castellano del exitoso sitio de noticias norteamericano, su fundadora Arianna Huffington dio detalles de uno de los secretos mejor guardados de su creación: la metodología de titulación.

“Nuestro título principal creemos que es la historia más importante para los lectores a esa hora”, afirmó en un duelo de estilos con el director de elpais.com, quien confesó que para que su diario titulara con letras catástrofe y conceptos fuertes -como lo hace el Huff- tendría que tratarse de la Tercera Guerra Mundial.

Como señala el blog Amphibia, hay muchos mitos y leyendas alrededor de esta cuestión. En general, la forma de titular en los medios online depende de una decisión editorial y una línea de jerarquización informativa. Pero en el Huffington Post el llamado “tema del momento” es el que domina la escena. Y para dar con esa clave y construir los principales titulares de su portada utiliza una tecnología llamada “A / B testing” (análisis multivariante).

¿En qué consiste? Su ex director de tecnología, Paul Berry (que se alejó después de la operación de compra de AOL), lo sintetizaba hace algunos meses: “El sitio muestra al azar uno de los dos títulos de la misma historia durante cinco minutos. Después de ese tiempo, la versión con la mayor cantidad de clics se impone y es la que se gana el derecho a permanecer en la portada”. Esta revelación, como señala, Amphibia se desprende del libro The Information Diet: A Case of Conscious Consumption, de Clay A. Johnson (O’Reilly Media, 2012). En el HuffPost también reconocen que hacen consultas a los usuarios en sus cuentas oficiales en Twitter sobre la manera de titular.

Pero Berry acaba de mudar todos sus conocimientos tecnológicos a una nueva plataforma de participación social que está en pleno desarrollo. Muchos aseguran que este movimiento puede ser un golpe mortal para los objetivos de experimentación permanente del HuffPost y su posicionamiento como incubadora del periodismo de los próximos años.

Para medios de larga tradición en el arte de la titulación estas prácticas son por lo menos discutibles, dado que se subordina la elección de un título a su efectividad digital (el clic) sin tener en cuenta cuestiones estéticas o estilísticas. Pero sus defensores alegan que es una manera de ajustarse a la preferencia de los lectores, estar más cerca de lo que ellos esperan de los contenidos. Las herramientas de medición online, tan precisas y reveladoras para la toma de decisiones en tiempo real, ya son un clásico del periodismo que se practica en Internet.

Chartbeat (o su variante Newsbeat), Google Analytics, medidores de clic, los famosos trending topic de Twitter y los monitores de redes sociales, entre otros servicios imprescindibles para el trabajo en las redacciones de los nuevos medios, permiten moverse en un mar de mayor previsibilidad, aunque esto no garantice cumplir con estándares de calidad del contenido. Son herramientas muy útiles que transparentan preferencias y construyen una relación de mayor cooperación entre los lectores y los editores de medios online.

—————————-

Enlaces recomendados:

1. Sistema

Cómo funciona el método de titulación.

2. Arianna

Qué tiene en mente la creadora del HuffPost.

3. Fórmula

Julián Gallo escribe en Cukmi sobre los títulos que más interesan a los lectores.

—————————-