Budín ultrafácil y noble: naranjas, limón, queso crema

 

Fue mi hobby de fin de semana lluvioso. Un budincito muy sencillito pero muy noble. Uno de esos que te hacen quedar siempre bien y que cuando vas a algún lugar de visita todos se lo devoran y luego buscan con la mirada a la autora de esa maravilla para pedir la receta. Esponjoso pero ligeramente húmedo, con una suave untuosidad que lo hace incomparablemente tentador. Allá vamos:

 

 Ingredientes

Aceite neutro, 150 cc

Azúcar, 200 grs

Claras a temp ambiente, 4

Yemas, 4

Pizca de sal

Jugo de naranjas, 30 cc

Jugo de limón, 30 cc

Ralladura de 1 limón

Ralladura de 1 naranja

Queso blanco cremoso, 150 grs

Harina leudante, 200 grs

Azúcar impalpable, c/n

Molde: tipo bundt (con tubo en el medio) o redondo de 20/22 cm de diámetro)

Preparación

Precalentar el horno a 170 grados y pincelar un molde con rocío vegetal o manteca derretida.

Lavar y exprimir los cítricos, reservar los jugos y rallar las cáscaras.

Batir el azúcar con el aceite hasta que se haga una crema. Agregar las yemas de a una y seguir batiendo. Incorporar el queso y batir más. Añadir los jugos y también batir.

Una vez que está todo integrado añadir la harina de a poco con movimientos envolventes y sumar las ralladuras.

Batir las claras a nieve e mezclarlas con suavidad.

Verter en el molde, dar unos golpecitos en la mesada y hornear por 45′ o hasta que al introducir un palillo salga seco.

Sacar del horno, descansar 15 minutos y desmoldar. Dejar enfriar totalmente y luego espolvorear con azúcar impalpable.