Una tentaciòn fàcil: budín glaseado de limón y aceite de oliva

Este budín lo hice este fin de semana para tenerlo especialmente para la hora del té del domingo, día de las elecciones. Fue un hallazgo. Saqué la receta del sitio Food & Wine la semana pasada y me di cuenta de que debía ser un sabor simple pero delicioso y no  me equivoqué. Yo la acompañé con una crema pastelera liviana aromatizada con cáscara de limón. Vamos ya a la receta porque vale mucho la pena.

Ingredientes

Manteca derretida y enfriada, 200 grs

Aceite de oliva, 3/4 de tz

Harina leudante, 1 tz más 3/4 de tz

Huevos a temp amb., 4

Leche, 3 cdas soperas

Azúcar, 1 tz más 1/3 de tz

Ralladura de 2 limones

Glaseado

Azúcar impalpable, 2 tzs

Jugo de limón, 4 o 5 cdas soperas

 

 

Preparación

Precalentar el horno a 175 grados y enmantecar dos moldes de budín inglés nro 3. Reservar

En un bol mezclar la harina con la ralladura para que se aromatice.

En un jarro mezclar la manteca derretida, el aceite de oliva y la leche. Revolver y reservar.

En otro bol, batir los cuatro huevos con el azúcar a blanco, es decir bastante , alrededor de unos 15 minutos, hasta obtener una mezcla cremosa, con volumen y apetitosa.

Incorporar la harina y los líquidos alternadamente, terminando siempre con la harina, y revolviendo con movimientos envolventes.

Volcar en los moldes y cocinar por unos 40 minutos, hasta que estén dorados.

Dejarlos descansar quince minutos antes de desmoldarlos y glasear una vez que se hayan enfriado.

Para el glaseado, batir el azúcar con el jugo de limón y luego cubrir los budines.

 

Para el acompañamiento (una cda de postre, no más), preparar una crema pastelera liviana.

 

LA FRASE DE HOY

 ”La felicidad es interior, no exterior; por tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos”

Henry van Dyke