Un manjar del cielo: crema de ajo

 

Este es uno de los dip preferidos en mi casa, tanto de mi marido como mi hijo, que son hinchas fanáticos del ajo. Es muy fácil, mucha gente lo hace de esta manera, pero yo traje la receta de un restaurant de Chicago al que fui en la década del 90 con unos amigos. Mientras esperábamos la comida, nos trajeron unos ajos descabezados con tostaditas que había que untar con la crema que brotaba de los dientes. Era algo sublime.

 

 

Pedí la receta y ellos me trajeron una tarjeta impresa, con toda la indicación. Me explicaron que era tanta la gente que la pedía que decidieron imprimirla. Lamentablemente la perdí en alguna mudanza, pero la recuerdo nítidamente. Y la comparto con ustedes.

Preparación

Enmantecar una fuente para horno y disponer encima dos o tres cabezas de ajo descabezadas como ven en la foto. Llenar el recipiente con leche hasta cubrir dos tercios de los ajos.

Tapar con papel de aluminio y llevar a horno de 180 grados por unos 45 minutos.

Retirar del horno y dejar enfriar. Apretarla cabeza por la base y verter toda la crema en un bol. Revolver, agregar sal y pimienta y un poco de la leche de cocción, o bien reemplazar por un poquito de crema.

Servir con tostaditas calentitas.

LA FRASE DE HOY

“El sabio puede cambiar de idea. El necio, jamás”

Kant

  • Barbara

    La primera vez que vi algo similar fue en el programa de Sophie Dahl y me parecio riquisimo. Ni hablar si le agregas esta mezcla de ajos al pure de papas… Paraiso!