En defensa de Summer

Hoy en Cinescalas escribe: JD Villalba

— ¿Qué somos?

— No lo sé. ¿Qué más da? Soy muy feliz, ¿tú no eres feliz?

ADVERTENCIA: SPOILERS DE PRINCIPIO A FIN

Un día cualquiera (no de verano), conversando de cine con mi amiga Laura y estando el “tópico “(500 days of Summer) de por medio, como era de esperar en un momento llegamos a la tan polémica y difundida cuestión que el propio film plantea, o que por momentos parece plantear: ¿Es Summer una perra? Doy por entendido que ya todos conocen apróximadamente el significado y distintas variantes de tal calificativo, así que directamente pasaré a desarrollar algunas de las conclusiones con respecto al tema que Laura y yo empezamos a esbozar desde aquel día.

Para comenzar, habría que mencionar que desde un principio es la película misma la que insinúa esa posibilidad, ya desde los títulos de presentación, en los que se puede observar el siguiente texto: “Basado en hechos reales. Cualquier parecido con algún personaje vivo o muerto es mera coincidencia. Especialmente tú Jenny Beckman. Perra”. Hermosa y genial venganza por parte de Scott Neustadter – uno de los guionistas del film -, dirigida a uno de sus intensos y trágicos amoríos de juventud. Pero ése es solo un detalle, un gesto irónico y cómico que sirve para conectar la ficción con el mundo real en el que las cosas no siempre resultan como esperamos. Sin embargo, he notado que eso no siempre se entiende así, o más bien casi nunca, lo noto cada vez que en las redes sociales se postea una imagen de esta película, en la que de inmediato surgen comentarios vapuleando a la pobre chica, y consecuentemente da lugar al surgimiento de los defensores acérrimos de Summer que no tardan en responder a los insultos con más insultos, llamando “idiota” o “imbécil” a Tom, o incluso un inmaduro ingenuo que no supo prestar atención a las advertencias iniciales de Summer: “No busco novio, pareja ni nada serio”. La cuestión central de tal debate termina por convertirse en un Boca-River o Real Madrid-Barcelona, en el que hay que tomar partido por uno o por otro.

Con respecto a las palabras de Summer, pienso que en realidad Tom sí entendió a qué se estaba refiriendo ella, pero bajo sus propios códigos también entendía de antemano que el amor no es sólo un juego de palabras, sino también de hechos y sensaciones, que en forma conjunta terminaron por marcar su conducta, partiendo de los sentimientos que despertó Summer y que creía compartir con ella, razón por la cual terminó por subestimarlo todo. Asimismo, Summer no es alguien que deba subestimarse. Dueña de un apacible pero sólido carácter, lleva su escepticismo a cuestas desde muy temprana edad, desde la separación de sus padres cuando era todavía una niña, un hecho expresamente marcado en la escena en la que se muestra su desarraigo emocional al desprenderse de su extensa cabellera. Seguramente fue el principal de los motivos que terminaron por definirla como una superviviente a salvo de decepciones amorosas. Sea como sea, en forma consciente o no, presenciamos una vez más cómo la atracción de los opuestos se comprueba y se concreta. Summer es hermosa, equilibrada, independiente y carismática. Tom es idealista, arrojado, predecible y dependiente del apoyo de amigos y su hermana menor, que cumple la función de esa voz de la conciencia que tarde o temprano se hace oír. Ambos se atraen y se rigen por distintas reglas de un mismo juego que no termina de definirse, hasta que con el paso del tiempo Summer comprueba que no estaba jugando con la persona correcta. En ese mismo juego Tom apostó de más y perdió, o no… tal vez lo que necesitaba era perder para después poder ganar. Es a Tom a quien vemos sufrir, pero considerar a Summer como la villana de la película es una exageración, aunque entiendo perfectamente que esa clase de apreciación tan contundente mucho tiene que ver con las experiencias personales de cada uno, la influencia de la mirada subjetiva de la que nadie está a salvo. Pero la realidad es que Tom es, más que nada, una víctima de sí mismo, el constructor solitario de su propia tragedia, de un castillo de naipes que termina derrumbándose sobre su persona.

Quizás resulte engañoso que la película esté narrada desde el punto de vista de Tom, pero ciertamente Summer también es víctima de su negación y visión limitada del amor, aunque parezca no sufrir tanto como él. Por eso también deberíamos compadecernos por ella, porque la carencia de amor implica además la carencia de dolor, y el dolor es evolución. ¿O acaso no sentimos que Tom creció como persona sobre el final del film? ¿No hubiera sido peor para él si por miedo al dolor se hubiera negado la experiencia de acercarse a Summer? Probablemente ni siquiera el propio Scott Neustadter hubiera encontrado la inspiración necesaria para escribir esta magnifica historia si nunca hubiera conocido a la defenestrada Jenny Beckman.

Como todos los grandes films, este poseerá muchas sublecturas que se alejen del tema principal, pero esencialmente (500) Days of Summer no es una película que hable de lo perra que puede ser Summer o de lo idiota o ingenuo que puede ser Tom, ni tampoco considero que hable del desgaste que produce el amor. En realidad habla, a mi criterio y el de Laura, de dos formas diferentes de comportarse frente a ese sentimiento. El protagonista arranca enamorándose de Summer hasta por detalles como, por ejemplo, que a ambos les gusten los Smiths. No racionaliza: la ama. Summer espera que su pareja cumpla con determinados requisitos, se muestra muy liberal, muy independiente y parece no corresponder al ideal romántico. Juntos hacen un periplo de 500 días y cuando esos días terminan y el protagonista sufrió todo lo que tenía que sufrir, Summer se casa con otro. ¿Por qué se casa? Porque conoció a alguien de golpe y sintió la iluminación a la que se negaba. Nuestro muchacho se deprime pero se recupera y encara un futuro laboral nuevo e invita a una chica a salir sin sentir que la tierra se mueve bajo sus pies. Sólo por ver y porque le gusta.

En definitiva: la terrestre viró a idealista y el idealista mutó a pragmático. Ambos logran superar sus arraigadas y opuestas convicciones. Para finalizar, podría agregar que cuando en un principio una voz en off nos señala que esta “no es una película de amor”, se debe a que la historia veraz del amor va mas allá de lo que significa el amor en sí mismo, y esa veracidad está ligada al dolor y frustración que devienen de la mayoría de las experiencias amorosas, aunque en la ficción prefiramos que nos cuenten el lado amable del asunto. Aún así, por mi parte, y porque a pesar de todo también me siguen gustando los finales felices, prefiero imaginar que Tom, después de comenzar su período “otoñal”, retomó el contacto frecuente con Summer, y que ya en paz con sus corazones llegaron a disfrutar de esa socialmente considerada forma de amor cordial e inofensiva llamada amistad. Imagino que pudieron charlar, compartir proyectos, confidencias, ser felices, reír; e imagino que, con cada encuentro, íntimamente se volverá a escuchar a los Smiths como soundtrack de fondo.

Por J.D(aniel) Villalba

………………………………………………………………………………………..

► [ESCENA] La secuencia que contrapone la expectativa con la realidad:

………………………………………………………………………………………..

► [GALERÍA] Algunas citas de canciones despechadas:

………………………………………………………………………………………..

► [LISTA DE REPRODUCCIÓN / FUCK YOU VERY VERY MUCH] 70 canciones “de despecho” mencionadas hoy:

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN LUNES, MUCHACHADA! Arrancamos esta nueva semana del blog con cuatro consignas: 1. Explayarse sobre (500) Days of Summer 2. El interrogante obligado de la fecha: ¿comprenden a Summer, empatizan con Tom o sienten debilidad por ambos personajes? 3. Me gustaría que nos pusiéramos más personales y saber si les sucedió eso de malinterpretar las señales (quien tenga ganas puede compartir su historia, quizás yo lo haga); 4. ¡Armemos una playlist de canciones despechadas, yo sumo esta de Pulp!  felicito a Daniel por la nota y a todos les deseo un excelente comienzo de semana; ¡leo sus comentarios como siempre y nos reencontramos mañana!

…………………………………………………………………………………………………….

—> La última vez escribió Pía Querejeta sobre… CASI FAMOSOS Y LA MATERNIDAD

…………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS

 

Relaciones famosas

Hoy en Cinescalas escribe: Pía Querejeta

Decir que Almost Famous es la película preferida de alguien no es novedoso. Imaginarse una vida de groupie luego de verla tampoco es muy difícil. Aerosmith y Bon Jovi son dos bandas de las que me hubiera hecho groupie (hasta stalker) de haber tenido la oportunidad. Nadie me preguntó, lo sé. Almost Famous fue también reveladora para mí, incluso más allá de lo que muestra, más allá de cómo su personaje principal persigue su sueño y a su banda preferida. Influyeron otros factores: la tenacidad de William para lograr la entrevista con el cantante principal, el descubrimiento del amor en ese camino y el sinfín de situaciones de puro rock que vive como proyecto de periodista de Rolling Stone. Sin embargo, a lo largo de la película mi atención estuvo puesta en la relación de William y su madre Elaine, interpretada por la talentosa Frances McDormand. Perdón: soy madre, soy hija y no puedo evitarlo. Soy una fanática de las relaciones interpersonales. McDormand interpreta a una querible neurótica, obsesiva y sobreprotectora mamá que vive preocupada por su hijo.

Dicen que cuando los chicos son más grandes también crecen las preocupaciones. Sin duda Cameron Crowe, escritor y director de esta genialidad de película, tuvo esta premisa muy en cuenta a la hora de sentarse con ambos actores para transmitirles lo que ellos debían generan en el público. Esta madre no descansa y sufre el minuto a minuto de la gira de su hijo con Stillwater, necesita saber de él a cada rato, escuchar su voz y tener la certeza de que va a volver. No juzgo a esa madre para nada. Si mi hijo a los dieciséis años viene a mí con un planteo similar, voy a tener que esposarlo, lo lamento. Pero más allá del chiste, la cara de tranquilidad de esa mamá cada vez que suena el teléfono de su casa y del otro lado se escucha un “hey, mom”, resume un poco esa relación, esa necesidad constante de la madre de saber si su hijo está bien y “a salvo” de las drogas y las mujeres. En la escena que comparto con ustedes hoy se vislumbra un poco esto que describo, es interesante cómo se repite esa dinámica de relación a lo largo de toda la película. Para esta nota, quise dejar el reviente y lo cool de Almost Famous, de lo que me parece que ya se habló mucho. Me entrometí en la relación de esa madre y ese hijo porque no pude evitarlo, porque, como dije más arriba, soy hija, soy madre y, por sobre todo, soy metida.

Por Pía Querejeta

………………………………………………………………………………………..

► [ESCENA 1] La secuencia del film de Cameron Crowe que Pía quería compartir con ustedes en su post:

………………………………………………………………………………………..

► [ESCENA 2] Mi momento favorito de la película (“uncool”):

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN LUNES, MUCHACHADA! Arrancamos esta nueva semana del blog con cuatro consignas: 1. Explayarse sobre Almost Famous (¿les gustó? ¿no les gustó tanto?) 2. Así como Pía habló de su relación con su hijo, me gustaría saber cómo es el vínculo de los comentaristas de acá que son padres con sus respectivos hijos y a la inversa (¿cómo se llevan con sus padres?) 3. Siempre me encantó ese consejo de Lester Bangs en la película (“the only true currency in this bankrupt world is what you share with someone else when you are uncool”), por lo tanto, quisiera que compartamos cuáles fueron los mejores consejos (personales, profesionales, lo que sea) que recibieron en sus vidas; 4. Por último, Cristian Rueda propone una consigna melómana: ¿a qué grupo o solista seguirían a todos lados?¡eso es todo, muchachada, los leo! ¡nos reencontramos mañana, como siempre! ¡que tengan un excelente comienzo de semana!

…………………………………………………………………………………………………….

—> La última vez escribieron Jessica Taranto y Ezequiel Saul sobre… CINE Y COMIDA

…………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS

Si alguien tuviera que ser Franny, que sea Zooey

“My teeth go funny on me. They’re chattering. I nearly bit through a glass the day before yesterday. Maybe I’m stark, staring mad and don’t know it…”

Es la manera en la que se baja del tren. Hay algo desordenado, desprolijo, despreocupado en sus manierismos. En una mano, un bolso. En la otra, un libro. Un libro que relee con la compulsión de quien encuentra en sus frases algo parecido a la salvación. Un libro que lleva consigo a todas partes porque, como muchos, sabe que tenerlo cerca implica sentirse menos sola. Las palabras que yacen en él son las que, una y otra vez, terminan hablando por ella. Acto seguido, coloca el libro dentro del bolso y comienza, también compulsivamente, a narrar episodios inconexos, situaciones triviales, como queriendo cubrir con la verborragia los espacios en blanco que tanto pavor le provocan. Es la manera en la que, aunque su pareja esté cerca, se desprende súbitamente de lo que la une a él y siempre (siempre) sucumbe a los pensamientos negativos. Que está ansiosa. Qué está impaciente. Que recuerda una noche de lluvia poco fortuita. Que quiere salir de ese enredo de sentencias. Que no puede. Franny Glass, como tantos personajes de J.D. Salinger, se ubica presencialmente en un lugar, pero simultáneamente su mente está habitando otro. Fiel a ese espíritu de “pez banana” que vincula a los Glass como familia, pero que también nos retrotrae a Holden Caulfield y la imagen de una calesita en movimiento, Franny nació para estar desencantada, nació para ser inconformista, para saber cómo detectar la hipocresía y, a fin de cuentas (como el Matías Vicuña de Fuguet), entregarse a la utópica empresa de encontrar belleza en los lugares más puros. Como puro es un poema, al que define como algo hermoso, como una suerte de legado impoluto que solo algunos pueden dejar.

Franny Glass – Ilustración: litkicks.com

La presentación que hace Salinger de Franny es extremadamente cinematográfica, y no solo porque podemos configurarnos sin problemas la imagen de una joven que baja nerviosa de un tren, como si todo estuviera a punto de caerse de sus manos, sino también porque, minutos más tarde, al encontrarla con la frente brillosa, sudando nerviosa, sacudiendo las cenizas de su cigarrillo y con la vista fija en el mantel, Franny es fácilmente representable. Su rostro, sus gestos, sus silencios, están expresando todo lo que ella no puede aunque lo intente; porque sí, lo intenta, incluso cuando de su boca salen las palabras equivocadas. Por eso, yo siempre la pensé con el rostro de Zooey Deschanel. Quizás porque leí que sus padres le pusieron Zooey por Franny and Zooey, pero mucho más porque en esos enormes ojos, en ese andar apurado, puedo hallar a la misma chica de las páginas, la que se siente rara, autodestructiva, “fatal”. Pensaba que Zooey es la perfecta respuesta a la consigna de hoy, alguien que reunió todas las condiciones para ser estereotipada pero que, sin embargo, está capacitada para volverse oscura, para llorar, para sacudir esas cenizas y ponerse a chillar como amenaza Franny cuando describe a los “engreídos demoledores” que terminaron cercándola. Hace poco, reviendo algunas escenas de Mumford, volví a creer que Zooey sería la perfecta Franny. El personaje ideal para terminar con una sucesión de roles tan parecidos entre sí, tan perfectos aún en su imperfección, que no nos dan una cuota de eso por lo que tanto pelea el personaje femenino más importante del universo Salinger: la tan vapuleada autenticidad. 

………………………………………………………………………………………….

► [ESCENA] Zooey Deschanel, en uno de los papeles más distintos a los que habitualmente interpreta, en la gran película Mumford:

…………………………………………………………………………………………….

► [COMPILADO] En esta suerte de “post de los tics”, les dejo el hábito más molesto y constante del cine, que no necesita introducción alguna (vean si pueden soportarlo):

…………………………………………………………………………………………….

► [GALERÍA] Los actores que siempre repiten ciertos gestos (y a veces un mismo papel) hasta el infinito):

………………………………………………………………………………………..

Dos consignas para este martes: 1. ¿Qué actores parecen estar siempre interpretando el mismo papel? ¿Cuáles son los tics con los que los asocian? Hagan sus aportes así armo una galería con ellos 2. ¿Alguna vez han imaginado a algún actor/actriz como la cara de un personaje literario? ¿A quiénes y con cuáles?; espero sus comentarios; ¡los leo! ¡buen martes!

………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Como una caja de bombones

Hoy en Cinescalas escribe: Ezequiel Saul

Muchas veces, cuando recordamos películas, no lo hacemos en su totalidad, sino en relación a momentos que, ya sea por buenos o malos motivos, quedaron guardados en nuestra memoria. Lo mismo pasa con los personajes de esas películas: recordamos a los grandes actores, a los nombres que nos hicieron ir a verla pero no a los que están en un segundo plano, de quienes solo ubicamos sus personajes y no tanto al intérprete. O por lo menos eso me pasa a mí. Por eso el título de este post, porque cuando vuelvo a ver esas películas me sorprendo y digo: “¡Uy, mirá quien actuaba acá!” y me gusta que eso pase, rever algo y, como dice la frase del título, no saber qué me puede llegar a tocar. Es por eso que, para este post, armé un Top Five de pequeñas sorpresas que me llevé cuando me reencontré con ciertas películas.

*5. JACK BLACK EN WATERWORLD

Jack Black en Waterworld…¿alguien se acordaba de esto?

Antes de ser una megaestrella de Hollywood y convertirse en un referente de la comedia estadounidense, Jack Black participó en muchas películas haciendo papeles muy secundarios, casi de extra. Seguro lo recordarán también en Todavía sé lo que hicieron el verano pasado pero nadie lo tiene como un piloto de avión, en un papel totalmente olvidable, en Waterworld.

► Una escena de Waterworld con Jack Black:

…………………………………………………………………………………………

*4. ZOOEY DESCHANEL EN CASI FAMOSOS: 

Casi Famosos es una de mis películas favoritas, desde que la vi en el cine, me volví fanático. Tiempo después, gracias a algunos otros films, me fui enamorando de una chica llamada Zooey Deschanel. Cuando decidí investigar un poco más sobre mi amor imposible, descubrí que (¡oh, casualidades del destino!), ella formaba parte de la película de Cameron Crowe. Así que Zooey, si estás leyendo esto, tenés que saber que lo nuestro está destinado a suceder.

*3. VIN DIESEL EN RESCATANDO AL SOLDADO RYAN:

Sí, no se equivocan, ese es Vin Diesel en la película de Spielberg

Seguro que ya todos sabían que Zooey actuaba en Casi Famosos y que Jack Black la tuvo que remar bastante hasta que la pegó. Pero estoy seguro que muy pocos recuerdan que Vin Diesel, antes de convertirse en un héroe de acción, participó de una película nominada al Oscar y haciendo un papel no tan menor. El musculoso Vin interpreta a Caparzo, el soldado que muere al ser alcanzado por un francotirador cuando quiere ayudar a una pequeña niña en, claro, Rescatando al Soldado Ryan. 

► Vin Diesel en la película de Steven Spielberg:

……………………………………………………………………………………………..

*2. HEATH LEDGER EN LORDS OF DOGTOWN:

Heath en uno de sus papeles menos recordados: como Skip en Lords of Dogtown

Seguimos con un film que me fascina y con un actor que pasó a formar parte de mis favoritos. Lords of Dogtown es una gran película y cuando la vi, uno de mis personajes predilectos fue Skip, un fumón con una onda muy a lo Jim Morrison. En ese momento me fijé en quién era el actor y no lo tenía para nada presente. Grande fue mi sorpresa cuando, más adelante, descubrí que había sido Heath, demostrando una vez más que podía hacer bien cualquier tipo de papel.

*1. ROLAND EMMERICH HIZO UNA PELÍCULA SOBRE SHAKESPEARE: 

Si Roland Emmerich dirigió una película sobre Shakespeare, todo puede pasar en este mundo

Sólo un titulo como el de arriba podía sacarle el primer puesto a Heath Ledger sin que Mily me asesinara. Y es así como lo leen, el director de todas las películas sobre catástrofes (Día de la independencia, El día después de mañana, 2012) se despachó con una muy entretenida película sobre la vida de Shakespeare titulada Anónimo. La trama se aferra a una de las teorías que dicen que en realidad el bardo inglés no escribió sus obras, sino que fue otra persona y…no voy a contar más para que la vean y se sorprendan atestiguando que Roland Emmerich no es sólo sinónimo de efectos especiales.

Por Ezequiel Saul

► El trailer de Anónimo de Roland Emmerich:

  …………………………………………………………………………………………………..

¿Les sucedió lo mismo que a Ezequiel, que descubrieron a actores o directores en papeles y/o películas inesperadas? Compartan sus perlitas/sorpresas en el post de hoy, así todos nos enteramos :P  ¡Buen comienzo de semana para todos!

……………………………………………………………………………………………………..

—> La última vez escribió Franco Tracchia sobre… MOVIE 43

 ………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………….

 [OFF TOPIC] Como compartí con algunos de ustedes en Facebook, mi hermano está pasando por un mal momento de salud; quería aprovechar la ocasión para agradecerles a todos los que forman parte de esta comunidad y quienes me ayudaron en estos días, ya sea con un palabra, un teléfono útil, un consejo y mucho más; siempre ratifico cómo este blog me abrió tantas puertas y cómo gran parte de ellas me condujeron a ustedes, así que…¡gracias por el aguante! el blog se va a actualizar con la mayor normalidad posible; es decir, no van a zafar de mí esta semana :P

……………………………………………………………………………………………………….

……………………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Tema de sábado: Dream a Little Dream of Me

Lo canta: Zooey Deschanel (cover)

Del año: 1931

La letra es esta: Stars shining bright above you / Night breezes seem to whisper “I love you” / Birds singing in the sycamore trees / Dream a little dream of me / Say nighty-night and kiss me / Just hold me tight and tell me you’ll miss me / While I’m alone and blue as can be / Dream a little dream of me / Stars fading but I linger on dear / Still craving your kiss / I’m longing to linger till dawn dear / Just saying this / Sweet dreams till sunbeams find you / Sweet dreams that leave all worries behind you / But in your dreams whatever they be / Dream a little dream of me / Stars shining up above you / Night breezes seem to whisper “I love you” / Birds singing in the sycamore trees / Dream a little dream of me / Sweet dreams till sunbeams find you / Sweet dreams that leave all worries behind you / But in your dreams whatever they be / Dream a little dream of me / Yes, dream a little dream of me /