El cine por las ramas: El mejor doblaje

Cuando empecé con esta sección, uno de los aspectos más interesantes de la misma fue el de poder alimentar la curiosidad, el de poder ahondar en lugares sobre los cuales uno tiene información teórica pero no está inmerso en todos y cada uno de sus pormenores. En este caso en particular, puedo decir que se trata de una rama del cine de la cual no sólo no recibí material de estudio en su momento sino que tampoco tuve la posibilidad de verla en funcionamiento. En este sentido, cuando convoqué a tres profesionales del doblaje de películas (una actriz, un director y un técnico, para cubrir tres aristas de un mismo trabajo), me iba enterando de cómo se lleva a cabo la tarea con cierta mirada virgen, a diferencia de las ramas anteriores. Asimismo, más allá de la idea de indagar en qué consiste el doblaje y de acercar los gajes del oficio a quienes tampoco han seguido con atención esta labor, me parecía que el hecho de incluir a tres profesionales narrando sus experiencias iba también a sacudir los prejuicios sobre las películas y/o series dobladas al castellano. Independientemente de si es algo por lo que tenemos predilección o no, está la realidad incuestionable de que hay profesionales que llevan adelante esa tarea por infinidad de razones que ellos compartirán con ustedes más abajo. Y eso, según mi modesto entender, amerita ser explorado.

Ahora sí, como corresponde, la presentación de los invitados de esta sección. En primer lugar, podrán leer a Agostina Longo, locutora y actriz de doblaje sumamente prolífica. Desde su primer papel en la serie Power Rangers que sus trabajos se han ido multiplicando y mostrando una gran diversidad. En cuanto a series, Agostina hizo doblajes para The Client List, The Killing y Once Upon a Time, entre muchísimas otras. En cuanto a películas, sus créditos van desde Stoker (poniéndole la voz a Mia Wasikowska), End of Watch (Anna Kendrick), The Runaways (Dakota Fanning), Hitchcock (Scarlett Johansson) y (esto les va a interesar a muchos) HappyThankYouMorePlease, donde le tocó doblar a nuestra querida Kate Mara/Mississippi del film de Josh Radnor. Pero me quedo corta con esta presentación, por lo cual los invito a hacer click acá y acá también, para recorrer los trabajos de Agostina. En segundo lugar, es un gusto para mí presentar a Javier Gómez, locutor y actor de doblaje que actualmente se desempeña como director. La filmografía de Javier es igualmente prolífica y muchos de sus doblajes los podemos encontrar en series como Merlin, Mad Men y una favorita de muchos por acá: The Walking Dead. Para ver videos con trabajos de Javier les dejo esta página y para conocer más sobre su carrera lo podrán hacer en esta otra. Por último, el costado técnico de esta rama es explicado con precisión por Sebastián Arias. Sebastián es Licenciado en Audiovisión de la Universidad Nacional de Lanús. Desde 2003 que se desempeña como director de doblaje en Civisa Media, con nada menos que mil horas de dirección de programación en su haber, ya sea para Discovery Channel, The National Geographic o Carton Network. Entre sus últimos trabajos en cine, podemos mencionar The Sessions, Thanks for Sharing y Trance. Para los curiosos que quieran saber más sobre el trabajo de Sebastián, pueden ingresar a este sitio y para ver videos que ilustran su tarea, tienen este espacio para visitar. Bueno, muchachada, hechas las presentaciones correspondientes, los dejo con las palabras de Agostina, Javier y Sebastián, a quienes agradezco por su tiempo y doy la bienvenida a esta sección.

Lo primero que me preguntan cuando digo que soy actriz de doblaje es “¿cómo es eso?”, sin saber que están abriendo una caja de Pandora. No solamente por lo apasionante que encuentro mi profesión, sino porque hay tantos aspectos de los cuales hablar que uno arranca por lo más sencillo sin saber cómo o cuándo terminar. Prometo intentar hacer esto breve, claro, completo y fácil de leer. Primero voy a hablar del rol de actor de doblaje, para luego ponerlo en contexto con todo el proceso.

Cuando doblo una película estoy, básicamente, dándole voz a un personaje que habla originalmente otro idioma. Le doy voz en lo que se llama Castellano Neutro, la idea es que no se pueda identificar de dónde es. No es mexicano (aunque para la mayoría es lo más próximo a esto), no es venezolano ni chileno ni colombiano. No tiene un canto identificable con ningún país ni palabras locales, de esta manera las distribuidoras pueden comercializar el material más fácilmente. Claro que así también empezamos a escuchar palabras como “carretera, nevera, emparedado, malteada” y tantas otras más; porque se busca emparejar todos los términos, que se comprendan en todos lados. De todas formas, esto es algo que compete más al área de traducción y adaptación de textos.

Una parte fundamental del rol del actor de doblaje es la interpretación, la actuación a través de la voz. No solamente hay que tener buena dicción, manejo técnico de la voz, el aire, buen oído y variedad tonal… la buena interpretación y la ductilidad son, a mi entender, fundamentales. ¿Qué pasa cuando el personaje es más joven que uno? ¿O más viejo? ¿O con problemas para hablar? Nosotros como actores de la voz tenemos que acercarnos lo más posible al original (manteniendo siempre el concepto de que el doblaje tiene que ser lo más natural posible y no “molestar” al oído). Si mi personaje es una adolescente, seguramente tenga que usar tonos más agudos…si mi personaje usa aparatos y habla con dificultad, tendré que encontrar la técnica más natural para “hablar con dificultad”. Miles de situaciones…las que se les ocurran, tenemos que hacer como si  el personaje original tuviera nuestra voz, a tal punto que se dobla todo lo que el mismo haga. Así sea un mínimo suspiro; si se escucha, se dobla.

El proceso de doblaje empieza cuando al estudio de sonido le llega una película para doblar. Normalmente el cliente envía la cinta y el guión en el idioma original. A partir de ahí, el guión se traduce al castellano, después de traducirlo se adapta ¿qué significa esto? Significa ajustar el concepto ya traducido a algo que entre en el segundaje del personaje y en el movimiento de la boca. Una vez hecho ese proceso, el estudio selecciona las voces para cada personaje. El criterio de selección depende mucho de cada director; muchos elijen por voces similares entre original y actor de doblaje, otros por el nivel de actuación o complejidad del rol a doblar. Esto, otra vez, es algo subjetivo de cada director y de cuánto conoce o confía en el trabajo del actor de doblaje al que va a citar para algún papel específico. En este punto es cuando el estudio se contacta conmigo (actriz de doblaje) y dependiendo de cuánto hable mi personaje o la complejidad del mismo, se determinan la cantidad de horas que me citan a grabar.

El día de la grabación me encuentro con el director y el técnico en el estudio. El director ahí me cuenta de qué trata la película, el rol que cumple mi personaje y sus características. Me entregan el guión ya traducido y adaptado. Este proceso no suele durar más de quince minutos. El libreto es el mismo para todos los actores, así que muchas veces ya ves las marcaciones o anotaciones de tus compañeros. En el guión encontramos el time code en una columna (hora, minuto y segundo) el nombre del personaje y el parlamento, por ejemplo:

01:05:44      Jamie     Esta es la carta de la que te hablaba. Tómala.

Una vez en la sala de grabación, me ubico frente al atril donde va el guión y me pongo los auriculares por donde escucho el idioma original. Veo la película que tiene insertado el time code para poder guiarnos con el guión. En ese momento arranca activamente mi parte. Vale aclarar que en la sala estoy yo sola, no hay otro actor. Es decir que cada personaje se graba por separado, no interactúo con mis compañeros. En este momento somos por un lado el guión, el audio, la imagen y yo; y por otro, el director con su copia de guión y el técnico. Ellos tienen de su lado dos monitores (uno para ver la película y el otro para el programa de audio, ProTools normalmente) y las consolas de sonido que eso, si me conocieran, sabrían que escapa totalmente de mi comprensión.

► [ESCENA] The Roommate/Peligrosa compañía, una película con doblaje de Agostina:

La dinámica de grabación depende del gusto y comodidad de cada equipo (actor, director y técnico) a veces se ven escenas enteras o si no, se ven “entradas”. Cuando un personaje habla sin que lo interrumpa otro, es una “entrada”. En un diálogo se tienen varias entradas. Cabe aclarar, a esta altura, que yo no veo toda la película, sino solamente veo las escenas en donde está mi personaje. En términos generales, primero se ve la escena para entender el contexto, los movimientos del personaje, sus gestos, sus tonos, volúmenes, velocidades e intenciones. Después de esta primera pasada se la vuelve a ver, alternando los ojos entre la escena y el guión. En ese momento cada actor va haciendo en el guión marcaciones: cuándo hay pausa, cuándo el personaje hace alguna inflexión o alguna reacción. Recién ahí se graba la primera toma y vamos viendo si el guión y nuestras anotaciones de interpretación quedan bien. La mayoría de las veces esta primera toma sirve para corregir o adaptar alguna palabra. En este punto se termina el proceso de adaptación del que les hablé al principio. Este momento es particularmente importante porque hay que hacer coincidir lo más posible y de la forma más natural lo que yo estoy diciendo en castellano con lo que el personaje original dice. (incluyendo el movimiento de la boca). Cuando se doblan películas animadas este trabajo, en mi opinión, es más sencillo, ya que un dibujito es más básico en este aspecto. Abren bien la boca en A, O y tal vez E… no mucho más. Todo este proceso de adaptación in situ también es algo personal de cada director (hilar fino por movimiento de boca, o por actuación, o segundaje de las frases). Como comenté antes, esto es en términos generales y es lo más prolijo, lo cierto es que todo esto varía según los tiempos y las costumbres de cada director y actor. Una vez grabadas todas las escenas de todos los actores, empieza el proceso de edición y postproducción.

Algunos trabajos de doblaje que me parecen geniales como para destacar serían Alf, por ejemplo. ¿Sabían que quien doblaba a Brian también doblaba a Andrea? La misma actriz doblaba a los dos hermanos. (Y eso, déjenme irme un segundo de la enumeración, es increíble. En un día podés ser cuatro personajes diferentes…desde un osito cariñoso hasta una jóven psicótica. Nunca una jornada es igual a otra. Jamás.) Otros doblajes que me parecen impecables son Volver al futuro, Avatar, Mi semana con Marilyn, Agua para elefantes, Hitchcock, Lincoln’s Lawyer, Buscando a Nemo, El Rey León y seguramente me estoy olvidando de muchos más.

Veo que me excedí, pero creo que me faltó mucho por decir. Espero que este pantallazo de cómo se hace doblaje haya sido claro.Les advertí que era una caja de Pandora. No terminaría más… es que cuando uno trabaja de lo que le gusta, al fin y al cabo ¡no está trabajando! 

………………………………………………………………………

Mi nombre es Javier Gomez, soy locutor y actor de doblaje desde hace nueve años, y llevo casi la mitad de ese tiempo desempeñándome como director de doblaje. Es un trabajo que me apasiona… ¿pero qué es y en qué consiste? El doblaje es, básicamente una “ilusión” que se basa en hacer hablar en otro idioma a una persona que originalmente no lo hace. Y eso se logra mediante la conjunción del talento del actor, la capacidad del director y la precisión de una traducción.

Fue concebido para acercar a la gente de un país a una obra artística en otra lengua. Entre varias razones, por ejemplo, porque dicha obra es infantil y a los pequeños se les dificulta la lectura de subtítulos, porque se busca llegar a aquellas personas que no poseen un alto nivel de alfabetización, o simplemente porque a quienes les atrae ver una película o serie doblada, les permite realizar otras tareas mientras disfrutan de su programa favorito, sin perder detalles.

 ► [ESCENA] Un momento de Mad Men, con doblaje de Javier:

El doblaje consiste en la grabación de la sincronía de voz de un actor de doblaje, con la boca y los gestos del personaje en cuestión, mediante la lectura de un guión adaptado, y la supervisión y orientación de un director de doblaje que trabaja con la interpretación del actor. Para concretar dicha grabación, varios pasos previos son necesarios. En primer lugar, el material a doblar es recibido de parte de un cliente que requiere que dicho material este en nuestro idioma (o español “neutro”) para que sea visto por el mercado latino. El siguiente paso es traducir dicho material. Para lo que generalmente, además de una traducción, se requiere una adaptación que ajuste el texto en español a los términos más usuales en Latinoamérica. Luego, el texto ya traducido y adaptado es entregado al director, quien luego de ver la película e individualizar a los actores que intervienen en ella, asigna los personajes a cada actor de doblaje, en un proceso denominado “casting”. A partir de allí, y luego de citar a los actores, comienza la tarea de doblaje en sí misma.

Ahora el director tiene que guiar a cada actor en el desarrollo del personaje para el que fue convocado. No existe demasiado tiempo para ensayarlo, por lo que es fundamental comentarle al actor las características esenciales del rol. Una vez hecho esto, se pasa al ensayo de la primera escena a doblar y luego se procede a la grabación. Es posible que se requieran varias tomas hasta llegar a la que el director considere la final u óptima.

El tiempo de grabación será proporcional a las intervenciones de cada personaje. Finalmente, el director deberá comprobar mediante una revisión final, que el producto esté en condiciones para ser entregado al cliente. El objetivo es que junto a la adaptación del guión por parte del traductor y a las indicaciones del director, la labor del actor de doblaje genere la sensación de que el actor original está hablando en español neutro, de ahí que lo consideremos una “ilusión”. Si el trabajo está bien hecho, el espectador tendrá esa ilusión y se dejará llevar por el contenido de la película. 

…………………………………………………………………….

Imaginen esta situación: se emite una película en castellano y sin embargo todo el mundo sabe que sus actores no saben ni una palabra en español. ¿Qué es lo que hace que a un espectador le resulte verosímil escucharlos y/o verlos hablar de esa manera? Quiero decir, ¿cuál es la “magia” detrás del doblaje? ¿Qué fenómeno se produce entre  imagen y el sonido para que “creamos” que la imagen es la fuente sonora o que al menos tiene alguna relación?

El doblaje, el diseño sonoro y la postsincronización de sonidos (es decir asignar a una imagen un sonido que no le es propio, o que fue registrado posteriormente) son posibles gracias  a un fenómeno llamado síncresis. Michel Chion, autor del libro La audiovisión, nos dice que síncresis es “la soldadura irresistible y espontánea que se produce entre un fenómeno sonoro y un fenómeno visual momentáneo cuando estos coinciden en un mismo momento independientemente de toda lógica racional”. Si vemos a alguien hablando en pantalla y escuchamos también a alguien haciendo lo mismo, y se cumplen ciertos requisitos de sincronía, la magia empieza a suceder. Gracias a la síncresis, para un solo rostro y un solo cuerpo en la pantalla, hay decenas de voces posibles o admisibles, igual que para un martillazo que se ve, pueden funcionar muchos ruidos diferentes. Es justamente el momento de síncresis lo que permite que en el doblaje se produzca lo que István Fodor denomina la sincronía fonética, especialmente referida a la sincronía articulatoria y gestual entre las nuevas voces y el movimiento labial, facial, gestual, pantomímico de los actores en pantalla.

Este autor nos habla también de tres tipos de categorías:

a) Sincronía fonética: cuando se consigue la unidad entre los movimientos articulatorios que se ven y los sonidos que se escuchan.

b) Sincronía de personaje: cuando se consigue la armonía entre el sonido de la voz que realiza el doblaje, su acústica (timbre, intensidad, ritmo, tono, etc.) con los gestos y movimientos exteriores del actor/actriz.

c) Sincronía de contenido: la congruencia entre el texto de la nueva versión y la trama de acción de la película original. En ausencia o ineficacia de cada una de ellas se producirá una respectiva percepción de asincronía.

► [ESCENA] Una secuencia de The Sessions, doblada al castellano bajo la dirección de Sebastián:

Seis sesiones de sexo from Sebastian Arias on Vimeo.

Más allá de la escucha, más allá de ver y oír, el espectador de cine experimenta una audiovisión. En el lenguaje audiovisual, el sonido y la imagen se influyen mutuamente gracias al valor añadido recíproco. Este autor lo define como “el valor expresivo e informativo con el que un sonido enriquece una imagen dada, hasta hacer creer, en la impresión inmediata que de ella se tiene o el recuerdo que de ella se conserva, que esta información o esta expresión se desprende de modo ‘natural’ de lo que se ve, y está ya contenida en la sola imagen”. Este fenómeno funciona especialmente en el marco del sincronismo sonido/imagen.

Ricardo Lani, un director amigo, y un referente del que aprendí mucho acerca de esta profesión, siempre decía que el doblaje tenía una parte un tanto ingrata, porque si estaba bien hecho, pasaba inadvertido. De ahí que no sean tan conocidos los actores que prestan sus voces en esta actividad, su efectividad depende de alguna manera de su anonimato. Es decir, el doblaje “ideal” es aquel que el espectador no se lo cuestiona. Si en algún momento una voz, un diálogo o incluso algo dentro de la mezcla de audio, le llaman la atención es porque seguramente algo no anda bien. ♦

…………………………………………………………………………………………

¿Son de prestar atención a los doblajes de las películas? Más allá de que exista una evidente predilección por ver films/series en idioma original, ¿han encontrado casos en los que el doblaje les pareció muy bueno?; Dejen sus aportes y, si quieren, propongan otra rama del cine para la próxima entrega; ¡Los leo, como siempre!; ¡Buen miércoles para todos! ¡Hasta mañana!

………………………………………………………………………………………

La última vez en El cine por las ramas analizamos… La mejor banda de sonido

…………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Tengo que decirle lo del futuro (en 1.21 GW)

dosdires

Hoy en Cinescalas escribe: Adrián Sotelo

“Mi objetivo último es que mis películas sean experimentadas por el público menos como cine y más como un concierto de rock. Realmente me encantaría que la gente abandonara sus butacas y se pusiera a saltar al ritmo de la película” dijo Tarantino cuando estrenó Kill Bill. Pero mucho tiempo antes Robert Zemeckis había logrado algo bastante parecido cuando un pibito agarró Volver al Futuro en canal 13 (¿En Cine ATP? ¿En Cine Shampoo? ¿En El mundo del Espectáculo?) y la verdad que cuando Marty McFly le pone una piña a Biff para luego escaparse en patineta o cuando George le pega a Biff para por fin quedarse con Lorraine, la euforia del pibito es tanta que se pone a saltar arriba de la cama de su madre. Era un viernes a la noche y lo bueno de que la película no era muy nueva fue que al otro día, el pibito se fue a su videoclub amigo y se alquiló la dos y la tres.

Así que, en un mismo fin de semana, el niño había asimilado la saga que luego vería muchas veces más. Es una de esas películas que podría ver hasta doblada aunque que odie los doblajes. Es de esas que hasta se cuelan en sus programas favoritos: Ahí está la cortina de Todos Contra Juan y, sobre todo, la última parte de la serie más exitosa de los últimos tiempos. Sí, porque cuando en Lost quisieron explicar si era posible evitar que cayera el avión cambiando el pasado…¿Con qué película lo explicaron? “Back to the future, man”, dijo Hugo mientras se miraba la mano a ver sino desaparecía. El gran interrogante de Lost, si existe el destino, lo responde este film: No, el destino no existe. El destino, el futuro, lo construye uno mismo al dejar de actuar siempre igual ante los mismos estímulos, al animarse a pegar la piña cuando la tiene que pegar y a dar el beso cuando lo tiene que dar.

Hoy, el niño tiene la edad de la película (¡25!) y no se pone a hablar de esto porque sí sino por la generosidad de Talita que deja que los lectores escriban y por la audacia de Sir Chandler de Cines Argentinos que hizo todo para poder reestrenar el film para todos aquellos que crecieron viéndolo pero nunca como se debe: En un cine, abandonando la butaca y saltando al ritmo de la película.

FRASE: “If you put your mind to it, you can accomplish anything” (El que trabaja, todo lo puede)  - George McFly

TEMA: Marty McFly (And The Starlighters) – “Johnny B. Goode”. Como si faltase algo para cumplir con el sueño de Quentin, está la escena donde Marty toca (¿e inventa?) el clásico de Chuck Berry en el Baile del Encanto bajo el Océano y no hay pibito que no quiera tocar la guitarra eléctrica después de eso. ¿Qué más? ¡Ah! ¡Si! Una última cosa: si tienen hijos y uno de ellos, a los ocho años accidentalmente quema la alfombra de la sala, no sean demasiado duros con él.

Adrián, el que quiere andar en patineta mientras saluda a las chicas del gimnasio

Por Adrián Sotelo

¿Qué tienen para decir de Volver al futuro? ¿Qué película que se perdieron en cine quisieran también que se reestrene?

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!