La escena del día: Pixar

“Cuando un estudio hace varios éxitos consecutivos, uno creería que no se despegará nunca de la fórmula. Pero eso no pasa con Pixar. Ellos siempre están buscando algo distinto”. El hombre que resumió en pocas y precisas palabras la razón por la cual las películas de Pixar son amadas con unanimidad (unas más que otras, claro) es Brad Bird. Sí, el director de Los increíbles, producción clave de la factoría. En el documental The Pixar Story (lo recomiendo, I.Sat lo anda pasando bastante seguido), lo vemos a Bird ingresar a los estudios para “vender” su idea. La recepción cálida y abierta, la camaradería y la necesidad de renovarse se percibe en todas y cada una de las caras que conforman Pixar. No quedarse con el mismo manual. Innovar. Perfeccionarse. Con ese combo se produce ese toque de oro. “¿Nos vas a hacer elegir una? Pura maldad lo tuyo”, me dijo Lore hace unas horas en Facebook. Veamos si pueden. Yo elijo. Yo me quedo con Toy Story 3. Porque como dice Tom Hanks en el mencionado documental: Pixar conmueve a todas las generaciones. ¿O acaso nadie lloró con ese extradionario final?

Fragmento del documental The Pixar Story:

¿Cuál es su película favorita de los estudios Pixar?; de  yapa, propongan  una secuencia y/o deathmatch que quieran ver el jueves próximo; ¡Gracias a todos!

……………………………………………………….

OFF TOPIC: Desde hoy hasta el lunes 6, el blog estará cerrado por vacaciones :P ¡Nos vemos a la vuelta!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

La escena del día: Up

Me sucede algo al escribir: cuando necesito expresar una serie de cosas (sentimientos, puntos de vista, etc.) sabiendo que tengo mucho para decir, las palabras salen solas, como si la profusión fuera algo natural, como si no hubiera un punto final aguardando. Sin embargo, cuando he tenido que escribir ajustándome a una cierta cantidad de palabras y pautas, mi mente quedaba en blanco. Solía, en mis estudios de crítica de cine, autoreprocharme el no poder lograr lo que es, sin lugar a dudas, lo más difícil: decirlo todo con casi nada. La escena de hoy consigue eso. Es un ejemplo de cómo el poder de síntesis hace presión en los lugares adecuados y de cómo el conmover no necesita ni de grandes declaraciones ni de minutos eternos. Lo más simple se muestra mediante gestos de unidad como el pintar un buzón, o mediante el  retrato del dolor, con esos dos sillones de los cuales uno queda vacío. Esta escena que les dejo (la mejor del film, sin dudas) es bella y triste al mismo tiempo porque condensa todo lo que en la vida pasa sin que ninguno de nosotros pueda librarse de ello. Así como llega el amor, llega la pérdida. Como llega un sueño en común, llega la resignación de tener que llevarlo a cabo solo. Como llega la muerte, llega también un vínculo nuevo para salvarte. Up se mueve en ese círculo, en ese terminar y empezar algo. En lo doloroso que resultan las despedidas, pero también en la magia de los recibimientos.

Mirá esta secuencia de la película:

¿Qué opinan de Up? ¿Les parece una de las mejores películas de animación de los últimos años?

—————————————–

[OFF TOPIC]: Les cuento que a partir de mañana me tomaré unas mini vacaciones (ya les contaré las razones, denme tiempo); ¡gracias por la paciencia infinita y nos vemos el lunes 16!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!