El juego del miedo

 

Para Maarit


YO: En serio, ¿estamos perdidas justo en Whitechapel a la noche y no tenés miedo?

ELLA: No me da miedo perderme en las ciudades, donde está lleno de direcciones, sí me da miedo perderme en bosques

YO: ¿En qué circunstancia te pudiste haber perdido en Finlandia estando en un bosque?

ELLA: En los juegos de rol que hacíamos

YO: ¿De qué te disfrazabas?

ELLA: Variaba…películas, series, andábamos mucho a caballo con capas y esas cosas

YO: Igual sigo sin entender cómo no te asustaste cuando te perdiste

ELLA: No sé…supongo que tuvo que ver con una de las pautas de la conducta de mi personaje, que no tenía que tener miedo; como si de alguna manera eso lo hubiese absorbido yo y se hubiese convertido en parte de mi personalidad por unos segundos…


Hace unos días, revisando unas fotos viejas, me encontré con un par en las que, en Areco, el Museo Nacional del Traje hizo una suerte de muestra en la que aquellos que querían podían lucir ítems/réplicas de películas específicamente y de épocas en general. Me tocó hacer de Rose en Titanic, con música, recreación de la historia de amor, la tragedia y todo (sí, eso pasó…en Areco, jaja). Obviamente que rever esas fotos me provocó risa y pensamientos en la línea de “cómo me pasó la vida por encima”, “cómo pude haber hecho eso” y todos sus derivados, pero también, hablando con mi vieja, me recordó el diálogo que les dejé más arriba. Pensé en la consigna de hoy, en qué se siente ser otro y en quiénes nos gustaría convertirnos si tuviéramos la oportunidad. Todo eso me llevó a lo que me dijo Maarit sobre el miedo, miedo que esa noche, hablando sobre lo que implica jugar a ser otra persona con características opuestas a uno, extrañamente perdí y así fue como empecé a vivir Londres (y a las situaciones) de un modo diferente, con menos preocupación y mayor fascinación por todo lo que me rodea.

¿Se han disfrazado de algún personaje de película? ¿Lo harían? Si así fuese, ¿cuál eligirían? Los que lo hicieron y son desvergonzados, pueden dejar sus fotos ¡Espero sus comentarios!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

La escena del día: Titanic

“Together, you and me, forever we’d be free, free to spend our whole lives running”

Pensar en Titanic siempre es pensar en grande. Ya sea por el hecho histórico que recrea como por el modo en el que lo hace. Las recaudaciones, las ambiciones de James Cameron, la superproducción, todo eso contribuyó a que la película adquiriera esa sobredimensión que, sin embargo, no es su verdadera esencia. Porque yo a Titanic no la pienso en grande. La pienso simple. La pienso en dos frases de tres palabras. Make It Count. I Trust You. Cameron, como haría años después con Avatar, se prende a una universalidad para darle esa contextura bigger tan life. Sin embargo, si le sacamos el iceberg, si le sacamos el impacto del transatlántico chocando contra él, entonces en Titanic solo quedan dos personas que se enamoran pero que no pueden estar juntas. Así de sencillo. Tan sencillo como eso que dice Jack en medio de una cena: “Me gusta despertarme sin saber qué voy a hacer y a quién voy a conocer. Hay que hacer que cada día valga la pena”. ¿Y cómo hacerlo? Depositando confianza en el otro, en momentos extremos como una catástrofe inminente y en momentos lúdicos como abrazarse en un baile. Por eso, Cameron filma manos en primer plano, una posándose sobre otra, ayudándose, estableciendo esa suerte de pacto tácito de confianza. Titanic es una película sobre el dejarse arrastrar, sobre los saltos al vacío, sobre una chica que no puede permanecer en un bote porque allá arriba, con dolor, hay dos ojos que la miran pidiéndole que, sea donde sea y por el tiempo que dure, los minutos se aprovechen juntos.

Mirá esta escena de Titanic:

¿Qué opinan de Titanic? ¿A favor o en contra? ¿Cuál es su relación con el cine de James Cameron? ¡Comenten!; de yapa, propongan una escena que quieran ver el jueves próximo; ¡Gracias a todos!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!