Brilla brilla, estrellita

Hoy en Cinescalas escribe: Ignacio “Ica” Portela

Muchas veces en el blog hablamos sobre nuestros actores predilectos, sus películas, cuáles son las cosas que les perdonamos y cuáles no, etc. etc. Pero hace un tiempo se me ocurrió un tema que nunca habíamos abordado: los niños estrellas o estrellados, como prefieran decirles. Siempre me causó curiosidad cómo quedaron truncas sus carreras, lo que se le puede atribuir a muchísimas razones, pero lo cierto es que cuando veo a un chico en el cine, no puedo dejar de pensar: “Cuánto durará este?” Muchos de ellos no tuvieron una carrera que durara más de la edad que tenían cuando empezaron. Algunos vuelven con trabajos esporádicos, apariciones contadas con los dedos de las manos y otros simplemente tienen carreras excelentes y pueden superar airosamente la transición de la niñez a la adolescencia.

Más allá de todas estas cuestiones, lo más importante es que, mientras duraron, lograron divertirnos y de qué manera. Creo que hasta el día de hoy, Navidad no es lo mismo si no se ve por Fox Home Alone o Milagro en la calle 34. ¿Quién puede olvidarse de frases como “¿Se van a rendir o tienen ganas de más?”? ¿Quién no sufrió con los muertos que rondaban a Cole en Sexto sentido? ¿Cómo poder olvidar ese momento en el que, tapado hasta la nuca, después del chistecito que le hizo Tommy Tammisimo, le confesara al psiquiatra que veía gente muerta? Terrible, terrible.

Carreras cortas, prósperas o no, estrellas o estrellados, cumplieron con el objetivo, que era entretenernos a través de la gran pantalla. De todas maneras, no os preocupéis, aunque ellos ya no estén, siempre habrá alguna cara bonita que sus padres (y la industria) sabrán explotar de la debida manera.

Por Ignacio “Ica” Portela

¿Qué otros actores podrían sumar al listado de Ica de los que fueron estrellas y luego quedaron en el olvido? ¿Cuáles eran/son sus favoritos?; ¡Dejen sus comentarios!; para escribir en Cinescalas solo deben mandar sus notas a milyyorke@gmail.com

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

Merry Fucking Christmas

“It’s coming on Christmas, they’re cutting down trees”

Hace unos años, el colega Juan Pablo Martínez y yo escribimos para El Amante una suerte de díptico de críticas cuando se estrenó la gran Bad Santa. Mi título, más poético, no le hacía justicia a la película como el de Juan Pablo, quien abrió su nota con ese “Merry Fucking Christmas” que hoy le pedí prestado. Hoy evoco a Bad Santa (y su espíritu subversivo) porque, como ya creo haberlo mencionado, es un film que, independientemente del trasfondo navideño, habla sobre las familias que se arman en el camino y, curiosamente, esta es mi primera Navidad lejos de la mía, lejos de mis amigos de toda la vida y lejos del lugar donde nací. Sin embargo, me siento en casa, me siento parte de una familia distinta, una que se construyó acá, y que posiblemente no se hubiese formado en ningún otro lado. Hay cosas que solo se generan cuando uno apuesta a seguir en movimiento y mañana por la noche será todo diferente a pesar de que hay cosas que permanecen igual, como mi amor por John Hughes, a quien no quería dejar de recordar hoy, por más obvio que resulte. Algunos festejarán mañana. Quizás otros no. Como sea, les deseo lo mejor a cada uno, donde sea que se encuentren, haciendo lo que tengan ganas de hacer y, sobre todo, sintiéndose bien en su propia isla, en su propio ideal de familia, en su propia concepción del hogar.

Un saludo navideño desde Londres (nos equivocamos y lo grabamos en vertical, sepan disculpar :P ):

¿Cuáles son las películas navideñas por excelencia? (sí, esas que vuelven a ver siempre en esta fecha); ¡Espero sus comentarios y, claro, Feliz Navidad!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!