Por favor, rebobinar: Las películas de los 40

“I knew not what to take and what to leave” – Katharina en La fierecilla domada

The Philadelphia Story comienza con una suerte de cortometraje, preludio, homenaje al cine mudo que propulsa dos acciones. Por un lado, opera de prefacio a la tumultuosa relación entre Tracy Lord (la gloriosa Katharine Hepburn) y su ex marido C.K. Dexter Haven (Cary Grant). Por el otro, en esa contienda donde el slapstick predomina por sobre la palabra, se manifiesta hasta qué punto el film de George Cukor es no tanto una screwball comedy como una película sobre la madurez. Porque así como el film se inicia con Tracy separándose de manera infantil y emocional, se permite concluir con una reconciliación que curiosamente tiene muy poco que ver con esa mujer y su esposo (u otros hombres de su vida). En realidad, la reconciliación que lleva a cabo Tracy es consigo misma. Hepburn verbaliza a la perfección las últimas palabras de su personaje, porque ese “I feel like a human being!” implica que ya no es únicamente una mujer arrebatada sino una mujer que se siente completa por su autosuficiencia. Por eso elegí The Philadelphia Story para este post. Porque es mucho más moderna que cientos de comedias que se nos escupieron en los últimos años, porque tiene a una figura femenina que, incluso en medio de una boda, incluso en medio de veinticuatro horas de indecisiones, coqueteos e impulsos poco aconsejables, eventualmente termina advirtiendo que para poder confiar en los demás, necesita que confíen en ella. Así (y solo así) podrá ponerse el vestido blanco con la seguridad de no estar cediendo ni a lo mundano ni a lo previsible. Hepburn es esa presencia arrolladora que se lleva puesta la historia a su paso, una historia que hoy, donde el periodismo de espectáculos se nutre de la vida privada de las figuras (con la exposición de éstas retroalimentando el vicio), aborda el tópico de los eventos sociales y la prensa amarillista con una bienvenida mordacidad. Al fin y al cabo, por más que se trate de una comedia de enredos, por más que Hepburn sea motivo de conquista de Grant y James Stewart, The Philadelphia Story es menos liviana y genérica de lo que parece y consigue no traicionar jamás su naturaleza indómita, aquella que pone a la mujer en el centro de la escena para desafiar su inteligencia y quitarle el velo de los ojos. 

…………………………………………………………………………………………

 ► [TRAILER] Algunas imágenes de The Philadelphia Story:

The Philadelphia Story Trailer from Elleanna Dwyer on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

 ► [COMPILADO] 50 películas representativas de los 40:

………………………………………………………………………………………..

► [GALERÍA] Afiches de las mejores películas de los 40:

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODA LA MUCHACHADA! Ya nos quedan pocas décadas para repasar en esta sección (al menos desde este punto de vista, la idea es enriquecerla a la brevedad), así que hoy la consigna es destacar las mejores películas de los 40; como siempre, con sus aportes armaré una galería que aumentará nuestra lista de pendientes; ¡espero sus comentarios, buen miércoles!

………………………………………………………………………………………………….

La última vez hablamos sobre… LAS MEJORES PELÍCULAS DEL 60

 ……………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Deathmatch: Audrey Hepburn vs. Katharine Hepburn

foto: hellousdaily.com

* Deathmatch propuesto por: Solitud y Miss Jackman

Como corresponde después de un post de esos cursis-celebratorios que tanto me/nos gustan, quiero dejar mi agradecimiento por los comentarios que, como siempre digo, exceden esa categoría al convertirse en muestras de afecto que no encuentro manera de retribuir. Así que, simplemente muchísimas gracias por las palabras de ayer. Ahora sí: el deathmatch del día, propuesto por Sole y Maru que, debo decir, se convierte instantáneamente en uno de mis favoritos y, en simultáneo, en uno de los más difíciles de “resolver”. Por un lado, la muñequita de porcelana que Capote nunca vio como una posible Holly Golightly (hasta que tuvo que verla, porque es inevitable no hacerlo, no sucumbir a sus movimientos, su voz y su prestancia), símbolo absoluto de la elegancia y del manejo del humor medido y encantador. Por el otro, la fierecilla indomable, reina de las screwball comedies, la tempestad por excelencia. Audrey Hepburn. Katharine Hepburn. Mismo apellido y dos maneras de abordar la actuación distintas en la forma, pero iguales en efecto. Mi devoción por las mencionadas comedias de rematrimonio me hacen inclinar la balanza hacia Katharine, a quien considero acaso más influyente para un modelo de mujer en un género en el que normalmente no se les hacía (incluso no se les hace) debida justicia. Y porque toda actriz que, al entrar en escena, causa un impacto análogo en ferocidad al de un leopardo ingresando a una habitación (el paralelismo no es caprichoso, así lo demostró el señor Howard Hawks, sobre quien debo post) siempre me generará una – paradójicamente – fuerte debilidad.

* 1. AUDREY en DESAYUNO EN TIFFANY’S:

* 2. KATHARINE en LA ADORABLE REVOLTOSA:

————————————————————-

DEATHMATCH WINNER: AUDREY HEPBURN

———————————————————–

¿Audrey o Katharine? ¿Cuál es su Hepburn favorita?; de  yapa, propongan  una secuencia y/o deathmatch que quieran ver el jueves próximo; ¡Gracias a todos!

———————————————–

[OFF TOPIC]: Muchachada, WordPress anda con problemitas; como verán, se descategorizaron los 400 (!) posts del blog, junto con los tags (seee, me quiero morir); por cuestiones de la plataforma, mañana no publicaré, así que el regalo de cumpleaños de Maru – post de Richard Jenkins, claro – quedará para el viernes próximo; sepan disculpar las molestias ocasionadas :P

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

El mejor papel de…Katharine Hepburn

bringing-up-baby

[ACLARACIÓN]: Debido al inminente feriado y porque, entre otras cosas, necesito dormir en unas minis vacaciones, nos volvemos a ver el miércoles. No me extrañen (?) Les deseo un excelente fin de semana largo a todos.

“No es que no me gustes, porque en los momentos de tranquilidad me siento extrañamente atraído hacia vos, pero…bueno, no hubo demasiados momentos de tranquilidad” le dice David (Cary Grant) a Susan (Katharine Hepburn) en la obra maestra de Howard Hawks La adorable revoltosa. Mi admiración por la actriz de este viernes se contrapone al pensamiento de David: cuanto más desafiante e intranquila es, más me atrae. Por eso elegí esta película. Porque más allá de ser una screwball comedy del carajo (no quiero caer en el lugar común de que “todo tiempo pasado fue mejor”, pero hay que encontrar actores con esta química llevando adelante este género), la tiene a Katharine en el papel de  una fierecilla indomable, una mujer que al llevarse el mundo por delante de esa manera no puede no esconder una gran vulnerabilidad. Sobre el final del film, Susan literalmente hace tambalear (y caer) el mundo de David como en otra película, pero con igual intensidad, lo hacía caer Clementine al de Joel en Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. No es casualidad, entoces, que Katharine y Kate sean mis dos debilidades femeninas del mundo cinéfilo: ambas me conmueven diciendo una frase irreverente o tiñéndose el pelo de naranja. Como sea, cuando aparecen en escena, ocasionan lo más cercano a una tempestad que yo he visto en cine.

Mirá una escena de La adorable revoltosa:

¿Cuál es tu papel favorito de Katharine Hepburn ¿Sobre qué actor/actriz quieren post para la próxima? ¡Buen Finde para todos!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!