El post del baboseo (versión 2015)

Este fue el año en el que publiqué esta nota, por lo cual me parecía pertinente que El post del baboseo versión 2015 fuera fiel a lo que expresé en la misma. En consecuencia, mis dos elecciones para la consigna del clásico 18 de noviembre son Ezra Miller y Rooney Mara, con algunas yapas que se verán plasmadas en gifs como Joshua Jackson en The Affair, Kristen Stewart en Clouds of Sils Maria (y en American Ultra, ya que estamos) y Zac Efron en Neighbors (qué lindos recuerdos).

Por otro lado, les recuerdo que el post baboseril del año pasado sigue siendo el más comentado del blog con 2.700 aportes y que los ganadores de esa edición fueron Eva Green y Jared Leto. Me intriga saber quiénes serán los afortunados de la versión 2015. Como siempre, leo sus aportes y el jueves les dejo un regalito con los ganadores. ¡A babearse nomás, sin restricciones!

.……………………………………………………………………………….. 

*MENCIONES ESPECIALES:

……………………………………………………………………………….. 

……………………………………………………………………………….. 

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODOS! Finalmente llegó #ElPostDelBaboseo (edición 2015), y, como siempre, ya saben qué hacer; este año expandimos la consigna a cantantes para que haya más variedad - Nos reencontramos mañana con los resultados de este clásico del blog :P – ¡a ver si batimos un nuevo récord de comentarios! ¡los leo!

 …………………………………………………………………………………………

*Y PORQUE NO PUEDE FALTAR…

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Lo mejor del 2014: Los personajes

“I’m bored out of my mind, too sick to even care” es lo primero que canta Eve (Emily Browning) en God Help the Girl. Que canta, no que dice. Aunque da lo mismo. Para ella cantar y hablar son la misma cosa. La música es su lenguaje. Su inconsciencia respecto a su enfermedad – padece anorexia nerviosa y está internada en un instituto psiquiátrico – la expulsa literalmente por la ventana y la lleva a trepar alambres, tomar un colectivo primero y tomar un tren después, todo con el fin de ver a una banda. “My only choice was to find the face behind the voice” concluye una vez que llega al lugar. Pero Eve no alude particularmente al grupo que está tocando enfrente suyo (los vacuos Wobbly-Legged Rat) sino a todos esos rostros de la música en los que se refugia para sentirse menos sola. Stuart Murdoch - frontman de Belle & Sebastian, cuyo proyecto paralelo God Help the Girl, inspiró su homónima ópera prima – no la hace explicitar a Eve cuáles son los referentes musicales que la salvaron pero veladamente los incluye en la historia a partir de las voces en off de un par de locutores radiales que hablan de Nick Drake y Joy Division, y a través de una remera como la de Meat is Murder de los Smiths. Asimismo, para Murdoch la palabra es importante, tanto por la admirable manera que tiene de concebir las rimas pop más perfectas que jamás hayan existido (donde la construcción sintáctica apela a frases verbales originales y raras veces escuchadas, como “musician, please take heed” en lugar de “musician, please pay attention”) como por su necesidad de captar la voz femenina como requisito clave. Desde figuras literarias más clásicas como León Tolstói (Anna Karenina) y Gustave Flaubert (Madame Bovary) hasta el recientemente mencionado John Green (The Fault in Our Stars), pensar y expulsar con éxito el pensamiento femenino implica un entendimiento cabal de esa mentalidad, implica emanciparse de los preconceptos. Murdoch hace precisamente eso con Eve, crea a esta joven pluridimensional y no siempre del todo querible, que puede mostrarse tan egoísta por momentos (persiguiendo la satisfacción del placer personal a expensas de los sentimientos de un tercero) y tan noble por otros (escribir una canción con influencias de David Bowie para que su mejor amiga/fanática del Duque Blanco pueda interpretarla y encontrar su propia voz). La complejidad de Eve, entonces, va más allá de su enfermedad y es algo que provoca una identificación inmediata: no siempre podemos dar a conocer nuestra mejor versión porque la vida atenta contra esa intención segundo a segundo. Esa fluctuación de estados atraviesa todas las maravillosas canciones de God Help the Girl, donde nuevamente la palabra (o la lírica) es el alimento vital que ingiere esa chica que justamente está aprendiendo a alimentarse. Por lo tanto, Eve compone porque busca que la conozcan (en toda esa pluridimensionalidad) y así oscila entre el deseo de recuperarse (“light that comes in from outside, If you could catch it all and pin it to your wall then you would sleep much better”) y la incapacidad para dejar atrás el desasosiego (“I was a case when I grew up, a case of hope, crashing to the ground”).

En ese proceso, la joven conoce a James (Olly Alexander) y a Cassie (Hannah Murray), dos adolescentes que también reniegan de los estereotipos y quienes no tenían canales para expresarse hasta la repentina aparición de Eve. Esa colisión de mundos da como resultado dos hechos inevitables: se forja una amistad y se forma una banda. En este aspecto, God Help the Girl evoca a The Perks of Being a Wallflower en cómo no existen los finales tristes o las despedidas (“I want a story with a happy ending”) cuando lo importante es el hecho de haberse encontrado. “I was crying because I was suddenly very aware of the fact that it was me standing up in that tunnel with the wind over my face; not caring if it was downtown; not even thinking about it; because I was standing in the tunnel; and I was really there; and that was enough to make me feel infinite” escribe Charlie en la novela de Stephen Chbosky. A una conclusión similar llega James en la película de Murdoch, cuando asevera que “just for a moment we were all in the right place and the possibilities were infinite”, mientras Eve se aleja en un tren con el sabor agridulce de quien debe encontrar estructura y orden para sentirse mejor, aunque eso implique el distanciamiento físico de sus amigos. God Help the Girl es, en cierto modo, la fábula de una mujer que descubre su independencia (su último plano es equivalente al de Begin Again de John Carney) gracias a la familia paralela que eligió para su pequeña gran travesía. Tanto ella como James y Cassie se eligen mutuamente, tal como canta Eve en “A Down and Dusky Blonde”. “When I needed someone I chose you because the fledgling soul awakes, and on the balcony she quakes, and she is waiting for the sign, and when the brother does not come, and when the sister’s much to young, she chooses you” vocifera ya no parada frente a un músico sino siendo ella misma la protagonista de la noche, como si “ese rostro detrás de la voz” que anhelaba encontrar al comienzo de la historia fuera su propia esencia. Murdoch aborda el momento de quiebre de una joven enferma con un bienvenido tono afable, sabiendo que la oscuridad puede empañarlo todo pero nunca destruirlo. “I’ll kick this mood off with a change of scene” dice Eve en una de esas viñetas de desesperación – sin dudas, la mejor escena de la película -, donde God Help the Girl parece iluminar, a través de su protagonista, una hermosa verdad oculta: que está en nuestras manos elegir la composición perfecta para enfrentar el presente (“I pick the soundtrack with immaculate care”), ya que esa composición es un símbolo de otra cosa. Eve considera que su vida “depende de una canción” porque hablar de música es hablar de ella misma y hablar de ella misma es asegurar que quien tiene la compulsión de tomar cuidadosamente un vinilo para hacerlo sonar puede hacer lo propio con el control de su destino. 

 ………………………………………………………………………………………..

►[ESPECIAL] Un informe sobre la música de God Help the Girl:

GOD HELP THE GIRL - "La música" / Making of parte 3 from AVALON on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

*[TOP FIVE] GRANDES PERSONAJES DE ESTE AÑO:

► 1. ADÈLE en La vida de Adèle

………………………………………………………………………………………..

► 2. RAYON en Dallas Buyers Club

………………………………………………………………………………………..

► 3. LLEWYN DAVIS en Inside Llewyn Davis

………………………………………………………………………………………..

► 4. MASON en Boyhood

………………………………………………………………………………………..

 ► 5. ROCKET en Guardians of the Galaxy

………………………………………………………………………………………………….

 ► *DE YAPA: FRANK en Frank

………………………………………………………………………………………..

 ► [GALERÍA] 50 GRANDES PERSONAJES DEL 2014 mencionados en el post de hoy:

………………………………………………………………………………………………….

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODOS! Hoy continuamos con el balance del año con la siguiente consigna: ¿Cuáles son los mejores personajes que dio el cine en este 2014? Dejen sus aportes así armo una galería compilándolos; ¡nos reencontramos el lunes con un balance televisivo! ¡que tengan un excelente miércoles! ¡los leo! PD. El mejor personaje del 2013, según sus votos, había sido Tiffany MaxwellJennifer Lawrence en Silver Linings Playbook

 …………………………………………………………………………………………

 …………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Lo que El post del baboseo (2014) nos dejó

Con casi 2.700 aportes, El post del baboseo 2014 se convirtió en el más comentado de los cuatro años de Cinescalas. De más está decir que todo el trabajo que tenía que hacer desde que lo publiqué hasta hace un rato fue dejado de lado con el fin de subir fotos y gifs. Según sus comentarios, Eva Green y Jared Leto son los ganadores de la edición baboseril de este año. Gracias por hacer estos posts lúdicos tan pero tan irresistibles. Les quise dejar un video de regalo pero YouTube no me lo permitió así que seguro lo suba mañana. Bueno muchachada, nos reencontramos después de toda la experiencia Mar del Plata, que será única tanto para mí como para esta gran comunidad. ¡Hasta pronto! UPDATE: Logré subir el video, ¡que lo disfruten!

………………………………………………………………………………………….

 ► [VIDEO DE REGALO] Eva Green, Jared Leto, una canción de Arctic Monkeys y mucha (más) baba (perdón, la canción se corta de golpe):

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN JUEVES PARA TODOS! Como todos los años, los invito a elegir sus actuaciones favoritas de los ganadores de El post del baboseo; asimismo, dejo este post abierto para que divaguen hasta mi regreso de Mar del Plata; como les comenté, seguramente vaya actualizando a medida que pasen cosas con la película allá (siendo el día del estreno el día clave), pero oficialmente nos vemos el lunes 8 de diciembre; como siempre, un placer babosear con ustedes; ¡nos vemos a la vuelta, muchachada! ¡que terminen muy bien la semana!

………………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

El post del baboseo (versión 2014)

Ya es tradición. ¿Qué exactamente? Que en este post la introducción sea breve y que simplemente mencionemos – ahora dejando fotos y gifs, a diferencia de los links de la edición pasada – todos esos objetos de nuestro baboseo (extiendo la consigna a la música, ya que estamos). Los invito a babosearse de acá hasta mi regreso del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata donde, como ya sabemos, estaré presentando No estás solo en esto. Pero ese es otro tema. No nos alejemos de la cuestión que hoy nos ocupa. Babosearse. Empiecen cuando quieran. Yo empiezo con Jared, porque no podía ser otro. Menos aún después de haberlo conocido personalmente hace unas semanas. Ahora sí, les cedo la palabra. A batir el récord. PD. Nuestra querida Caro Torfano sugirió que echemos más leña al fuego sumando canciones que nos ponen…babosos. Así que tienen eso de tarea también :P - ¡Que se diviertan!

.……………………………………………………………………………….. 

MENCIONES ESPECIALES:

……………………………………………………………………………….. 

……………………………………………………………………………….. 

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODOS! Finalmente llegó #ElPostDelBaboseo (nueva edición), por ende, ya saben qué hacer - Nos reencontramos el lunes 8 de diciembre cuando arranquemos con el balance de lo mejor del 2014 (vayan pensando frases, escenas, actores, actrices, porque lo cubriremos todo), luego de que pase toda la vorágine del festival; aunque desde ya les cuento que la idea es ir subiendo videos de todo lo que pase allá con la película así que estén atentos a más posts en breve (de paso les digo que estoy bastante nerviosa, así que unas palabras de aliento me vendrían bien porque soy un cúmulo de ansiedad); ¡a babosearnos tranquilos, nos vemos el mes que viene y a muchos los encuentro en Mar del Plata! ¡saludos para todos, que tengan un gran día!

 …………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Oscars 2014: A Wolf at the Door

“I keep the wolf from the door but he calls me up, calls me on the phone, tells me all the ways he’s gonna mess me up” - “A Wolf at the Door” (Radiohead)

Lo bueno de que ya sean casi las siete de la mañana – lo cual para mí implica que estuve trabajando ininterrumpidamente desde las siete de la tarde  – es que escribo con menos filtro, bastante cansancio y menor lucidez. Pero lo bueno de estas jornadas post-Oscars es, más que nada, que me llevan tanto a dejar testimonio de premios inconcebibles como manifestar mi agrado cuando una actuación con corazón se impone por sobre una más calculada. Corazón. Qué tópico ese. El mismo que me hace pensar que ahí, en lugar de Cate Blanchett (perdón, Cate Blanchett), debería estar Adéle Exarchopoulos. Ella y su llanto incontrolable. Ella y su compromiso en todos los estadios del amor (y otros demonios). El corazón pasó a pesar menos en esta entrega y en la puja entre el querer y el deber, el segundo infinitivo prevaleció. Debieron premiar a 12 Years a Slave, debieron olvidarse de Gravity, una película que esconde ese corazón dentro de su minimalismo narrativo pero que de todas maneras se permite mostrarlo. Lo muestra en esos pies que tocan el suelo y lo muestra en esa lágrima que flota y flota, como flota el deseo de Ryan Stone de encontrar algo por lo que vivir. Pero si hablamos de corazón, también está Rayon. Acomodándose las sandalias o jugando a las cartas con las medias rotas. Siempre con las medias rotas. Y si hablamos de corazón también están Theodore y Amy, quienes se reconectan mirando una ciudad que quiere acercar a tanta gente pero que a la vez es solitaria. Tan tan solitaria. Pero si hablamos de corazón, no hay otra película que lo tenga tan a flor de piel como The Wolf of Wall Street, como Marty – ese último gran héroe (punk)-, y como Leonardo DiCaprio. Un DiCaprio que se arrastra por diez minutos mientras Scorsese lo encuadra con toda la amplitud posible. Un DiCaprio que se deja someter por Venice mientras le pide que le diga “wolfie”. Un DiCaprio que enuncia con convicción “i will not die sober!” mientras su yate está a punto de ser dado vuelta. Un DiCaprio que se entrega. Y por “entrega” no hablamos de un papel modelo, de un papel serio, de un papel de temática relevante. O sí. Lo bueno de actuaciones como las de The Wolf of Wall Street es que te hacen cuestionar todos los calificativos. Porque sí, quizás sí sea relevante pasar más de quince minutos absortos en un monólogo que empieza con un pedido de silencio y termina con un grito desencajado. Quizás sí sea relevante, como lo dijo el propio DiCaprio, sentarse tres horas para una versión contemporánea de Calígula. Porque todo es cuestión de piel. Y contra eso, contra ese lobo que pisa con contundencia, no podemos hacer nada más que mirar, absorber. Reconocerlo es ineludible. Aunque para los Oscars todo se observe distinto e interpretaciones de esa magnitud siempre se terminen quedando en el umbral, sin entrada permitida a ese otro lugar al que muchos de nosotros llamamos gloria.

………………………………………………………………………………………………….

¡Buen lunes feriado para todos! Los invito a comentar acerca de cuáles fueron, según sus predilecciones, los mejores y peores momentos de los premios Oscar de anoche; acá mismo los invito a leer toda la cobertura en la que estuvimos trabajando desde Espectáculos y si bien (como todos los años) me voy a tomar libre el martes para descansar un poco tras un día sin dormir, de todos modos les voy a dejar otro post especial sobre los Oscars (¿alguien dijo ‘Podcast’?); por otro lado, quiero felicitar a Josefina, María Fernanda Cedrón y Enrique Campos por ser los ganadores del Concurso, en breve me comunicaré con ustedes para hacerles llegar sus Cinéfilos; ¡espero sus comentarios y nos reencontramos en unas horas!

………………………………………………………………………………………………….

UNO DE LOS MEJORES PREMIOS DE LA NOCHE…

…………………………………………………………………………………………………...

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!