Deathmatch: Películas de Richard Linklater

*Deathmatch propuesto por: Te Huel

En una oficina, con voz temblorosa y el teléfono en la mano, le dije: “Hay una frase en Fast Food Nation que me quedó grabada: ‘Soy feliz con lo que estoy haciendo, pero soy aún más feliz con lo que no estoy haciendo’”. Del otro lado, él me respondió: “Esa frase es clave, todos llegamos a una situación en la que no somos felices y en la que nos preguntamos qué es lo que realmente queremos”. ¿Recuerdan cuando en el post del viernes mencioné que mi vida hasta el momento no estuvo dotada de sucesos extraordinarios? Bueno, bajo mi perspectiva, esa conversación telefónica con Richard Linklater en el mes de septiembre de 2008 fue, a su manera, un hecho fuera de lo común. Recuerdo que me fue imposible abordar todos las temáticas que me interesaban porque, ya lo sabemos, estamos lidiando con un director que hizo películas totalmente disímiles, desde Rebeldes y confundidos, pasando por Tape, Escuela de Rock, nuestro querido tríptico Antes del amanecer/atardecer/anochecer, hasta la más reciente (y brillante) Bernie, con muchos otros proyectos en el medio. Sin embargo, él lo dijo: “Estoy interesado en muchísimas cuestiones, así funciona mi cabeza, por eso nunca me limito a un género ni me digo a mí mismo ‘Esto lo hago bien’ o ‘Esto no lo hago bien’”. Linklater es un director libre y, en relación a esto y a pesar de que cueste trazar paralelismos entre todos sus films, hay algo casi irrefutable: cada uno de ellos hablan del uso que hace el individuo de la libertad y de lo efímero que puede ser todo. La libertad de subirse al escenario a cantar con un grupo de chicos o la libertad para darse una segunda oportunidad, también rodeado de chicos, pero ahora en un campo de béisbol. “Me alegra que estés haciendo algo por los demás. Mucha gente, incluido yo mismo, solo se sienta y se queja” le dice Jesse a Celine y acá llegamos no solo a mi elección de hoy (Antes del atardecer, por las razones que ya conocen) sino también al corazón del cine de Linklater. El corazón es el tiempo. El tiempo y cómo todos intentamos no sucumbir a su faz más opresiva. El tiempo y cómo intentamos ponerlo de nuestro lado, en el lugar correcto y para obtener lo más difícil. Sí, eso de lo que habla Ethan Hawke en Fast Food Nation: la felicidad.

………………………………………………………………………………………….

► Una imperdible charla con Richard Linklater:

…………………………………………………………………………………………….

Para los ansiosos: entrevista con Linkater, Ethan Hawke y Julie Delpy a propósito de Before Midnight:

…………………………………………………………………………………………….

¿Cuál es su película favorita de Richard Linklater? Dejen sus aportes en los comentarios y, de yapa, propongan una secuencia y/o versus para el jueves próximo; ¡gracias a todos! ¡Buen jueves!

……………………………………………………………………………………………..

DEATHMATCH WINNER: BEFORE SUNSET

……………………………………………………………………………………………..

La última vez enfrentamos a… TODOS LOS PERSONAJES DE WES ANDERSON

………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

La escena del día: Escuela de rock

NOTA

* Escena propuesta por: Discos Perfectos, Gabriel75, Lorenita82

¡Buen jueves para todos! En una semana que viene siendo atípica (dos pots en un día, concursos, etc.), volvemos a la normalidad cumpliendo con sus pedidos. El film en cuestión es Escuela de rock, otra obra maestra de Richard Linklater (sí, dije obra maestra) quien, como había hecho ya con el amor en Antes del atardecer, toma un tópico y lo aborda de la manera más honesta y atípica posible. En este caso, el realizador se mete con la enseñanza y echa por tierra preconceptos sobre cómo debería darse el vínculo entre quien imparte el conocimiento y quien lo recibe. Claro que para el final de la película queda claro que no hay una forma unívoca de enseñar y que, casi siempre, quien está en la posición de inculcar es quien termina aprendiendo más del inculcado. Ah, sí, y Escuela de rock es una película sobre el amor por la música. Linklater elige a Black para mostrar esos pequeños momentos en los que la disfrutamos de manera arbitraria, poniéndonos a cantar en un auto o poniéndonos a imitar los movimientos de los guitarristas. Escuela de rock es, en definitiva, una película que nos enseña a disfrutar y que está configurada para que la disfrutemos. So…enjoy!

Miren a School of Rock on stage (?):

* BONUS: Ya que estamos con un post melómano (y van…), permítanme agregar que hoy se cumplen dos años del recital de Radiohead en Club Ciudad de Buenos Aires, evento intrascendente para muchos y significativo para otros. Obviamente, yo soy parte del segundo grupo y, para quienes están en ese barco conmigo, les dejo una nota que escribí cuando se cumplió el primer aniversario (sí, voy a caer en el lugar común de decir “cómo pasa el tiempo”) y un video dedicado a la persona que hizo posible que yo pueda verlo a Thom bailar en The Gloaming. Donde sea que estés, gracias por ese día de videotape. ¡Saludos a todos! ¡Disfruten el feriado!

Radiohead hace “Weird Fishes/Arpeggi” en Club Ciudad un 24 de marzo de 2009:

¿Qué opinan de Escuela de rock? ¿Y de Radiohead? ¿Yde la música? Jaja. De yapa, propongan una escena que quieran ver el jueves 7 ¡Gracias!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!