Cinco años (y 1.100 posts) después…

“There are places I remember
all my life though some have changed,
some forever not for better,
some have gone and some remain
All these places have their moments
with lovers and friends I still can recall,
some are dead and some are living
In my life I’ve loved them all”

Cuando hace cinco años escribía el primer post de Cinescalas no tenía una vida sino dos. Por un lado estaba la vida común, la de todos los días, la de lo cotidiano. Salidas con amigos, visitas familiares, algún noviazgo, un trabajo más esquemático y menos creativo, los problemas de salud, lecturas, visitas al cine, viajes soñados, etcétera. Por el otro, estaba la vida del blog (y en el blog). Esa vida que era efímera. Era sentarme, escribir un rato, terminar e irme a la vida que estaba en primer plano. Cinco años después puedo decir que esa vida, la común, la de todos los días, fue aprehendida por la otra, la que parecía languidecer, la que parecía no ser tan importante en comparación, la vida de Cinescalas. No puedo precisar el momento en el que el blog se convirtió en un apéndice de mí misma pero sí puedo precisar el efecto dominó que causó. Para eso simplemente tengo que tomar un hecho mínimo y diseminarlo. Ejemplo: hace unas semanas festejé mi cumpleaños y vinieron, entre otros, Jessi y Ezequiel. Jessi y Ezequiel viven juntos pero hace unos años no se conocían. Ahora no solo estaban en casa compartiendo un día especial sino que además traían en sus manos un vinilo de Soda Stereo. Cuando lo hice sonar la mañana siguiente me acordé de Lore y del rostro de Gustavo Cerati que se puede ver en su taller. El taller me remontó al rodaje de No estás solo en esto en Tafí Viejo, donde con Mili compartimos varias experiencias que forjarían nuestro vínculo actual. Pensar en Mili también es pensar en la primera vez que la vi, durante la presentación de Démosle un buen final a esta historia. Si vuelvo a ese día, vuelvo a la posibilidad de cantar con Antolín y vuelvo a cómo Cat y Caro empezaron a escuchar sus discos y a tararear sus canciones en otro día cualquiera en mi casa. Mi casa. La casa donde también pasó una noche Luján en una visita fugaz, donde Rodri dejó su vaso de Fernet, donde Gise recibía uno de los primeros regalos para Sofi, donde Fede se bañó después de trasnochar viendo un recital de Vox Dei. Recitales. Los recitales me remiten a Dario, a quien me crucé en un evento mientras esperaba que salga Mi pequeña muerte al escenario para tocar alguna canción de alguna película de Ezequiel Acuña. Ezequiel, a su vez, me transporta al Festival de Cine de Mar del Plata, donde presentó La vida de alguien, película que traduje al inglés y en la que participé como extra junto con otros integrantes de esta comunidad. Y Mar del Plata es sinónimo de Julieta, Tamara e Ignacio. Es sinónimo de proyectar por primera vez un documental que ustedes facilitaron y que ahora, en un mes justamente, van a poder ver en Capital Federal, en la Universidad Nacional de las Artes. Asimismo, el sitio web de la UNA, que ahora incluye la proyección de No estás solo…, me hace acordar a José. Me hace acordar a las primeras veces que visité la página para chequear si podía asistir a su curso sobre True Detective, cuando él recién empezaba a comentar en el blog. Y True Detective me remite a las charlas con los dos Matias (Rodriguez y Vega) y al sarcasmo de Edu en sus 140 caracteres de Twitter. Y Twitter me hace pensar en Anis, Fernando y Giselle, cuando intercambiábamos canciones como parte del ritual de La Brigada Noctambulista. Y esa brigada me obliga a repasar otros términos/rituales que surgieron acá, desde el post del baboseo, pasando por las playlists de los jueves hasta las notas de los lunes. Necesito un cuadro sinóptico ahora. Necesito de flechas y más flechas para ilustrar cómo, a medida que muchos caminos se fueron cruzando, esas dos vidas que yo tenía se fundieron en una. Puede resultar extraño si escribo que pienso en ustedes diariamente, pero es tan cierto, es tan cierto como la cita de Hanif Kureishi de The Buddha of Suburbia: “I could think about the past and what I’d been through as I’d struggled to locate myself and learn what the heart is. Perhaps in the future I would live more deeply. And so I sat in the centre of this old city that I loved, which itself sat at the bottom of a tiny island. I was surrounded by people I loved (…) I thought of what a mess everything had been, but that it wouldn’t always be this way”. Y hay más, mucho más. Palabras, personas que pasaron y se fueron, personas que llegaron un día y no se fueron más, personas que estuvieron desde el principio. Hace unas horas, cuando les editaba el video que les dejo aquí abajo, pensaba en lo afortunada que soy de haber conocido a tanta gente, de poder asociar tantas películas, músicos y autores a tantos nombres, y es por eso que temo haberme olvidado de alguien (perdón a quien corresponda). También pensaba en lo afortunada que soy de que en cada aniversario del blog siempre haya algo para compartir (en este caso, que muchos de ustedes van a poder ver el documental, ya sea en Mendoza o en C.A.B.A. y en un futuro inmediato a nivel internacional, noticia que me guardaré para dentro de unas semanas), en lo afortunada que soy por el camino recorrido, uno que empezó tímidamente cuando mi vida era puro desorden del malo. Porque este, el desorden de las conexiones, es necesario y hermoso. Un caos hermoso. Como cantaban ellos: “es larga la carretera cuando uno mira atrás, vas cruzando las fronteras sin darte cuenta quizás”. Parece que así es. Porque en el blog, casi sin darme cuenta, pasó todo esto. Pasaron 1.100 notas. Pasaron cinco años. Se pasó esta media década. ♦

………………………………………………………………………………………..

► [VIDEO-REGALO DE ANIVERSARIO POR ESTOS 5 AÑOS Y 1.100 POSTS] ¿En qué pienso cuando pienso en ustedes? En todo esto:

CINCO AÑOS DE CINESCALAS (¡ Y 1.100 POSTS!) from Mili Amondaray on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

► [DATOS DE LA PROYECCIÓN QUE MÁS ESPERÁBAMOS] No estás solo en esto se proyectará en Capital Federal en un mes y allí nos veremos (ACLARACIÓN/FE DE ERRATAS: LA PROYECCIÓN ES A LAS 20HS., después corregiremos el flyer):

………………………………………………………………………………………….

¡BUEN MARTES PARA TODOS! En este post aniversario, una sola consigna: mencionar qué películas asocian a miembros de este espacio/qué películas asocian al blog mismo y felicitar :P ; como siempre, mil gracias a todos por estar acá después de media década, espero que les haya gustado el video; que tengan un excelente día y nos reencontramos mañana con el post de Maggie; ¡feliz aniversario para ustedes también, muchachada!

 …………………………………………………………………………………………

¡CINCO AÑOS! ¡FESTEJEMOS! 

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Cuatro años después…

“Tonight I’m tangled in my blanket of clouds, dreaming aloud, things just won’t do without you… matter of fact”

Releyendo algunos textos de Alberto Fuguet advertí que una de las razones por las cuales admiro su manera de escupir los pensamientos es porque regresa una y otra vez al verbo creer. En Mala onda, Matías Vicuña observa a Antonia y, en lugar de hablarle, pone el pie en el acelerador para dirigirse a nosotros con un monólogo brutal sobre cómo el enamorado sufre porque, esencialmente, está aguardando que el sentimiento se traspole a ese objeto de su afecto. Como yo te amo, algo tiene que despertarse en vos. Pero no hace solamente eso. Vicuña concluye la gran mayoría de sus frases con una pausa sucedida de un “creo”. Es curioso, pero Fuguet no le otorga a esa palabra una connotación negativa. El “creo” no es un “me parece”, ni un “puede ser”, ni un “quizás”, ni un “ojalá”, ni mucho menos un “al menos espero que así sea”. Cuando Matías está convencido de que esa joven, al esquivarle la mirada, le está dando la señal más evidente de lo mucho que le importa (¿acaso no es así? ¿acaso no evitamos el contacto porque queremos protegernos? ¿acaso la indiferencia autoimpuesta no es una señal tan poderosa e irrebatible?), y de que ella también conserva recuerdos ligados a la especificidad de su vínculo con él (comer pan con palta: pensar en Matías), está poniendo en un mismo nivel los conceptos de creencia y de seguridad, fusionándolos hasta convertirlos en una misma cosa: “la seguridad surge tan sólo de lo que uno cree, creo”. Así, Fuguet utiliza la creencia, el convencimiento, como un antídoto contra la incertidumbre que frecuentemente nos gobierna. En Tránsitos hace algo similar al hablar de la hermandad cósmica, a la cual define como “la base de todo lo que creo”. Es como si Alberto me arrojara hacia el pasado. Por favor, rebobiná. Ok, sí, rebobino. Me voy al 2010. Definiría al Cinescalas 2010 como eso que yace en el-libro-de-anti-autoayuda-que-termina-siendo-de-autoayuda de Mark Oliver Everett Things the Grandchildren Should Know, en esa primera parte donde el líder de Eels describe un escenario “pegajoso” (o “pegoteado” diría Vicuña en Mala Onda, validando que todos los artistas afines dialogan entre sí) en el que camina en soledad. Empieza en el piso y termina de pie. En mi caso, y ya entonces, aunque con menos palabras, quise expresar lo que dice el Ariel Roth de Velódromo: “bienvenidos a mi planeta, no es muy grande, pero al menos gira”. Regreso al concepto de “la seguridad que proviene de creer” y hoy les cuento que en ese 2010 fatídico no creía en mucho. En casi nada. No podía tener seguridad porque cada día era básicamente un cachetazo de agonía. No había forma de anticiparme al malestar, no había forma de prepararme. Pero este blog cambió todo. Ese “I get up early in the morning/No matter how disappointed I was with the day before/It feels new” que canta Oliver Everett cambió de color. Ya los días no oscilaban entre ser menos malos o malos y viceversa: pasaban a ser diferentes dentro de una dinámica antagónica. Los días se convertían en buenos o muy buenos (y viceversa). En el medio, claro, pasó mucho. Pasaron tres años. Me fui, volví, hice y deshice, me hice fuerte al caer y levantarme. Y la vida me sigue dando esas cachetadas igual. Entonces, ¿qué hay de nuevo? Nuevo es sentir que ante el impacto de los tremores yo tengo una base. Esa base es esa hermandad cósmica de la que habla Fuguet. Acá dentro pasa de todo, ¿no? Acá pasamos de ser desconocidos a vomitarnos realidad. “Los momentos importantes entre dos personas surgen cuando se empiezan a decir verdades en forma tan casual como antes se decían mentiras” dijo por ahí Alberto. Siento que acá pasó eso, que esta es la prueba de lo más extraordinario que se desprende de una conexión: nos afectamos, nos incomodamos, nos exponemos, como quienes se necesitan mutuamente. No nos resultamos indiferentes. No dejamos que el corazón se nos apague. Ese mismo corazón que ahora está en el centro de un afiche de una película donde hablamos de que si no estamos solos es porque incluso hasta en lo más ínfimo (una frase de una canción, un fotograma, eso que define un planeta no muy grande, pero que gira) encontramos un aliado. “¿Te has puesto a pensar alguna vez en todo lo que uno es capaz de hacer cuando es víctima de una pasión?” pregunta Fuguet en Tinta roja. Le respondo como si me leyera. No, no lo sabía hasta hoy, creo. Una playlist, un video, un libro, cerca de mil textos, una película, cuatro años son la respuesta a tu pregunta, creo. El blog es la respuesta a esa pregunta, creo. No, no creo. Tengo la seguridad. La seguridad que te da el saber que si le cambiaste el sentido a la palabra incertidumbre es porque ahora ustedes (gracias al cosmos por ustedes) me demostraron que lo bueno de no saber está en la sorpresa de cada día. Los días donde parecemos aconsejarnos lo mismo que aconseja Sutter Keely en The Spectacular Now. “Recuerden esto: lo raro es bueno. Abracemos lo raro, disfrutémoslo porque no va a desaparecer”. Claro que no, Sutter. Esta hermandad es, creo, para siempre. 

………………………………………………………………………………………..

► [EL TRAILER MÁS ESPECIAL DE TODOS LOS QUE SUBÍ EN EL BLOG EN CUATRO AÑOS] Les dejo el adelanto de No estás solo en esto:

NO ESTÁS SOLO EN ESTO - TRAILER from Ypnos Films on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

► [LISTA DE REPRODUCCIÓN / SIEMPRE UNA MARCA TUYA LLEVARÁ MI CORAZÓN] 100 canciones que asociamos a Cinescalas mencionadas en el post de hoy; ¡que las disfruten!:

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MARTES PARA TODOS! En este día tan especial los invito a dar las gracias; gracias a un determinado integrante de esta comunidad por haberles hecho conocer una canción con su aporte para las playlists; gracias por las películas que conocieron en medio de tantos intercambios; gracias por los amigos que han hecho; gracias por una palabra de apoyo…lo que sea; ¿qué rescatan para agradecer en estos cuatro años de vida que tiene el blog? Además de lo que escribí más arriba, quiero que sepan que mi gratitud es infinita, les debo mucho, casi todo, y no hay palabras que puedan abarcar ese sentimiento…¡GRACIAS MUCHACHADA, FELIZ CUMPLEAÑOS PARA USTEDES! PD. Para no perder la costumbre, con las canciones que mencionen que asocian al blog o que acá descubrieron, les armaré una playlist (porque hoy no puede faltar una)

 …………………………………………………………………………………………

¡CUATRO AÑOS! ¡FESTEJEMOS! 

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

IN MEMORIAM

¡900 posts! (y un video romántico de regalo) (y una breve despedida) (y a filmar la película) (y otro gracias)

“Todos acababan diciendo que fantaseaba demasiado, que siempre tenía la cabeza en otro sitio. No sé dónde estaría ese sitio” - Patti Smith

Reconozco que ya no se me da tanto ser diplomática. ¿Vieron eso de tener que estar cumpliendo expectativas ajenas o formar parte de un núcleo tan solo porque hay que hacerlo? Cada vez que cito a Fuguet, olvido citar una de las frases más contundentes de Mala onda: “me carga que la gente espere cosas de mí, me enreda, me complica, me obliga a responder”. Hace poco me encontré en una situación en la que me dijeron todo eso que uno no debería escuchar: las conclusiones apresuradas que el entorno puede sacar de vos. Conclusiones signadas por los prejuicios, como casi siempre. En realidad, no sé si no debería escucharlas sino que ya conozco un poco cómo funciona. Todo se reduce al concepto de pertenecer. Si no te integrás en determinadas conversaciones, es que el problema lo tenés vos. Nunca puede ser a la inversa. Nunca puede ser que vos estés eligiendo con quién pasar el tiempo. El preciado tiempo. Se subestima tanto lo efímero que es, tanto al punto de que se lo emplea mirando hacia el costado, mirando al otro, hablando del otro, pensando lo que se quiera del otro. Lo que mejor haga sentir al que está enarbolando sus sentencias. Pero así como ya no me sale tanto ser diplomática cuando del otro lado no hay nada que motive mi respuesta, sí se me da por proteger ese sitio del que habla Patti Smith en su cita. Me gusta que ella no explicite hacia dónde exactamente va su cabeza, porque… ¿cómo se podría enumerar todo aquello que penetra la sensibilidad? Son canciones, películas, viajes, experiencias, palabras leídas, personas que llegan y se van, una casa propia, una casa ajena, una decisión. Es lo abstracto y lo concreto. Es lo que nos define. Son nuestras reacciones ante las acciones. Es decirle a un libro “gracias por hablar por mí” y es sentir cómo una melodía se mete por debajo de tu piel. Todo eso conforma el sitio sobre el que escribe Patti. Yo quiero decir esto: Cinescalas es el sitio donde puedo llevar registro de cada cosa que veo, leo y escucho. Es el sitio donde pertenezco. Pero no pertenezco porque el blog sea de mi autoría. Uno puede escribir y también sentirse solo. Yo no. Nunca me pasó. Ustedes me hacen sentir que formo parte del mejor lugar posible. Del que es genuino. No me interesa nada que no tenga que ver con esa cuota de sinceridad para con uno mismo, para decir “me gusta esto” o “no me interesa esto otro”. Y soy muy afortunada. Porque si tampoco debo estar guardando las apariencias en espacios donde no me siento yo, es porque siempre tengo un lugar al que volver. Qué tema el de los lugares. Pasé años buscando un único espacio que me hiciera bien. Salté de un lado al otro hasta que finalmente me di cuenta que mi espacio físico puede ir variando, pero es el “virtual” el que permanece inalterable. Qué paradoja. Qué cosa tan rara de explicar. Vuelvo a Fuguet porque él lo expresa mejor que yo: “si hay conexión hay lugar, incluso en un no-lugar”. Pensé en eso de “no-lugar”. Cinescalas como página web. Como blog. Como sitio de Internet. Como un no-lugar. Sin embargo, para mí es más lugar que tantos otros lugares “reales”. Justamente por esa conexión. La que yo tengo con ustedes, las que ustedes tienen conmigo y las que ustedes tienen entre ustedes. Ustedes que me escriben y ustedes que hicieron posible que filme una película. Quiero volver sobre esa situación que me hizo ahondar en los prejuicios, en cómo sé con seguridad a qué sitio pertenezco y de qué sitio prefiero excluirme, porque esa situación me dio la tranquilidad para reafirmar lo poco que importa la percepción de los desconocidos. “I do some stupid things, but my heart is in the right place and this I know”. Tantas veces pensé en esa frase en estas últimas semanas y, como siempre, la dejo acá. El lugar donde quiero estar porque se siente correcto. Gracias por darme eso. Una de las pocas certezas de mi vida.

Ahora sí: paso a contar algunos detalles de la película. No estás solo en esto se va a filmar durante todo el mes de abril (con excepción de los últimos días) en un rodaje intenso y ajustado. El documental va a abarcar entrevistas en Capital Federal, Rosario, Córdoba y Tafí Viejo. La última jornada se rodará en San Antonio de Areco (mi testimonio). Debido a que se trata de una película que durará alrededor de 70 minutos, será imposible entrevistarlos a todos los integrantes de la comunidad. Sin embargo, todos estarán presentes en la película según lo tengo estipulado en el guión, y ya recibirán mi mail explicando qué necesito de ustedes para que formen parte del film. Por otro lado, como ya les había contado, los editores y directores de fotografía son Victoria Fernández y Martín Nocquet de Ypnos Producciones. El plan es comenzar con la edición de la película a mediados de mayo hasta que quede como queremos. Asimismo, No estás solo en esto contará con la música instrumental de Thomas Cepeda y Jacob Piontek y con canciones que estoy terminando de definir. Como ustedes hicieron posible este rodaje, durante abril el blog se va a actualizar solo con fotos y/o videos que funcionen como testimonio de lo que estaremos filmando. Por una cuestión de tiempo es que no puedo filmar a la par de escribir y mi energía en abril tiene que estar destinada a la película. El panorama futuro de no encontrarme con ustedes acá las próximas semanas no me agrada, pero estimo que seguirán con los debates en mi ausencia. Lo escribo siempre, pero no quiero dejar de hacerlo: gracias. Gracias por los aportes en Ideame, por los mails ofreciendo ayuda de todo tipo, por las palabras que incrementan el entusiasmo. Gracias por hacer de abril de 2014 uno de los períodos más especiales y desafiantes de mi vida. Cuídenme el rancho. Los leo a la vuelta. 

………………………………………………………………………………………….

VIDEO: SUS ESCENAS ROMÁNTICAS FAVORITAS DEL CINE:

Hace unos meses atrás, en este post, les había pedido que dejen links de las secuencias románticas del cine que podrían ver una y otra vez. La idea era festejar los 900 y hacer una despedida con todos esos momentos en un video. No sé cómo lo hace, pero Mati Aimar se supera con sus compilados. No adelanto nada, solo dejo que el poder de la edición y de sus aportes hagan lo suyo. Sí les digo que este es otro video/regalo de Cinescalas musicalizado con Queen, ya un clásico de los cumpleposts. Que lo disfruten. Yo lo vi mil veces ya. Y ahora lo veré de nuevo…

Los 900 posts de Cinescalas from lanacion.com on Vimeo.

…………………………………………………………………………………………….

¡BUEN LUNES PARA TODOS! Como siempre en estos cumpleposts, los invito a saludar y a comentar el video; va a ser raro no actualizar el blog normalmente, pero espero que sigan charlando en este post y que me esperen con el aguante de siempre; nuevamente gracias por hacer posible la filmación de la película y por haber traído tantas cosas increíbles a mi vida; ¡nos vemos en pocas semanas nada más! El lunes 5 de mayo estamos oficialmente de regreso; mientras tanto, esperen los posts del rodaje durante abril; ¡hasta pronto! ¡se los va a extrañar! PD. Un gracias extra a todos los que me enviaron notas que no han sido publicadas todavía; sé que me tendrán paciencia para que las publique paulatinamente a mi regreso ;)

…………………………………………………………………………………………….

 ► [DE YAPA: LISTA DE REPRODUCCIÓN] Para festejar los 900 posts, reciclamos la playlist UP! que armamos en noviembre de 2013; ¡a darle play nuevamente!

………………………………………………………………………………………………….

 ► [OTRA YAPA: GALERÍA] Cómo festejamos espontáneamente el #CinescalasDay en Twitter usando la remera del blog:

………………………………………………………………………………………………….

900 POSTS…¡SE LOS QUIERE, MUCHACHADA!

 ……………………………………………………………………………………………..

Cinescalas, la película

Hace unos años estaba bailando en un boliche llamado The Borderline, en Londres. En un momento empieza a sonar “Don’t Look Back in Anger” de Oasis y la gente comienza a reaccionar diferente al resto de las canciones que se venían escuchando. “¿Por qué?” le pregunté a mi amigo. “Porque es un himno para nosotros” me respondió. Recuerdo que después la charla derivó en esa ridícula comparación de Oasis con Blur (es todo música, a fin de cuentas), de la cual, sin embargo, se desprendía algo interesante. Mi amigo, criado en el norte de Inglaterra, me contó de cómo efectivamente podía disfrutar del pop de Blur, pero que ninguna banda le hablaba tan de igual a igual como Oasis, que vendría a representar el deseo de progreso en circunstancias adversas. El hacerse de abajo. La lucha comunitaria. Los working class heroes. “Don’t Look Back in Anger” (con)tiene una frase que sintetiza todo eso y que siempre me pareció brillante: “I’m gonna start a revolution from my bed”. Comprendo por qué no hay otro modo de cantarla que no sea con el mismo nivel de fuerza que reside en su mensaje. Es un llamado a la acción. Es una suerte de testamento de cómo muchos sueños se inician desde los espacios más chicos, casi como se tratara de un acto de timidez. En la cama, con la cabeza en la almohada, en una noche de insomnio, mientras se lee o se escucha música, seguramente muchos de ustedes se habrán puesto a concebir planes, metas, a fantasear con la concreción de los deseos. ¿Acaso no es genial que, al cumplirlos, la génesis sea tan simple como la mente de uno en un espacio de intimidad? Toda esta introducción es mi manera de compartir con ustedes uno de mis proyectos para este 2014: la filmación del documental de Cinescalas. En realidad, no es mi proyecto. Es nuestro. Comenzó como una idea de Naty y prosigue con reuniones en estos días para empezar a darle forma. ¿En qué consiste? En efecto, en co-dirigir un documental sobre lo que implica el blog para ustedes y para mí. Básicamente quiero entrevistarlos en el preciso lugar desde donde comentan. Contraponer espacios, situaciones, edades, personalidades, contextos. Viajar al interior, reencontrarme con quienes ya conozco y estar por primera vez con quienes nunca tuve la suerte de ver. ¿Cómo sigue esto? A medida que vaya armando el cronograma de entrevistas, voy a empezar a escribirles a cada uno de ustedes para ir pautándolas. Asimismo, y como sucedió con el libro, voy a armar un micrositio dentro del blog para mantenerlos al tanto de la evolución de la película (además de un sitio autónomo por fuera de aquí), con fotos, teasers, etc. ¿Se va a proyectar? Sí, la idea es conseguir un espacio para proyectarlo, si los tiempos se manejan bien, a fin de año. ¿Algo más? Sí, hay mucho más. Estoy en la búsqueda de los derechos de una canción, terminando de esbozar el guión del documental (la columna vertebral sería cómo muchos llegaron al blog en un momento difícil, algo que se relaciona directamente con cómo el blog fue creado, lo cual, si me preguntan, no tiene nada de casual) y de coordinar algunos aspectos con el co-director y editor del mismo. ¿Otra cosa? Sí. Se va a tratar de una película autofinanciada por quien les escribe. En charla con algunos miembros de la comunidad a quien les adelanté parte de la idea, les pregunté si era pertinente o descabellado que la comunidad contribuya con lo que sea (desde un hospedaje en un día de entrevista hasta un aporte mínimo para los costos de viajes y de edición) y me respondieron que lo primero. Pero ya me conocen. Todo eso de Kickstarter me pone un poco incómoda, así que hoy sólo lo planteo para ver qué piensa la mayoría y para comenzar a integrarlos en algo de lo que quiero que formen parte en su totalidad. El año pasado, y a esta misma altura, les preguntaba qué les gustaría encontrar en el blog en una nueva etapa. Hoy pregunto lo mismo (¿Extrañan algunas secciones? ¿Quieren secciones nuevas?) y redoblo la apuesta preguntándoles qué les gustaría ver en el documental y cómo les gustaría contribuir con él. Empezar una revolución (pequeña para el mundo, enorme para nosotros) desde la cama. Sí, de eso se trata todo. De los incentivos. No sólo para un nuevo año. Para todos los días. So, step outside, ’cause summertime’s in bloom. 

…………………………………………………………………………………………………

¡Hola muchachada! Una sola consigna (o varias en una) para el día de hoy: ¿Les gustaría colaborar con el documental? ¿Tienen alguna idea que les gustaría ver plasmada? ¿Qué opinan del estado del blog en general? ¿Quisieran ver nuevas secciones o que se retomen otras? Los invito a dejar sus apreciaciones ¡Que tengan un excelente fin de semana! ¡Nos vemos el sábado con una canción!

 ……………………………………………………………………………………………..

 ……………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!