Las películas más nombradas del blog: El video (y un concurso)

¡Gracias Ezequiel por armar la imagen!

Probablemente tenga que ver con el hecho de que el blog está a unos meses de cumplir tres años, pero lo cierto es que me encuentro más movilizada que lo habitual en relación a este espacio (y a ustedes). Esto se podrá leer como cursi o demagogo, pero es genuinamente lo que me sucede, y este blog no hubiese tomado el curso que tomó si no hubiese sido porque, en primera medida, la idea fue que esté representado por mí, incluso por fuera del ámbito virtual y sin ningún tipo de fachada. Para bien o para mal (si es que existe el lado negativo), se trata de un espacio personal. Todo esto se vincula a los inminentes tres años de Cinescalas pero también al hecho de haber visto el video que dejo más abajo con la satisfacción de que acá realmente se habló mucho y sobre muchas cosas. ¿Por qué más sobre Blue Valentine y The Social Network? ¿Por qué más sobre Into the Wild y (500) Days of Summer? Supongo que la respuesta no es unívoca, que está en las experiencias, gustos, pasiones de cada uno. Por lo tanto, el video representa no solo los tópicos sobre los cuales nos volvimos monotemáticos sino también muchos ejes mediante los cuales abordamos el cine: hay mucha música, hay mucho romanticismo y también hay mucha nostalgia. Hay films gracias a los cuales varios de ustedes llegaron aquí (The Warriors, por ejemplo), hay films gracias a los cuales la confianza entre ustedes y yo se cimentó (Silver Linings Playbook) y hay otros que permitieron debates interesantes a los que siempre quiero volver (Like Crazy, Take This Waltz). A riesgo de sonar redundante – cualidad que, de todos modos, cuadraría con el post de hoy -, quiero darles las gracias porque si hoy les dejo un video con las películas sobre las cuales más hemos intercambiado opiniones es porque, efectivamente, siempre estuvieron del otro lado para que el intercambio se produzca. Gracias por ser el incentivo para esta clase de iniciativas, para estos montajes, regalos, compilados, lo que fuere. En cuanto a esto, hoy agradezco especialmente a Matías Aimar, quien siempre me ayuda en la edición de los videos más emotivos del blog, pero que en esta oportunidad hizo uno al que, sin dudas, veré en loop hoy, en unos meses, y quién sabe si también dentro de unos años. Espero que ustedes lo disfruten tanto como yo y espero que en el futuro este blog siga siendo testigo de aún más obsesiones cinéfilas que nos representen, que nos definan, y que encuentren aquí su tan necesaria compañía. 

……………………………………………………………………………………………

   ► [VIDEO] Les dejo este regalo con mucho cariño (¡cursi!), pongan alto el volumen y que lo disfruten:

Las películas más nombradas en Cinescalas from lanacion.com on Vimeo.

……………………………………………………………………………………………

DE YAPA: OTRO CONCURSO DE LA MEJOR NOTA DE LOS LUNES; AQUÍ LES DEJO LA LISTA PARA VOTAR SU FAVORITA:

Una mirada a la literatura detrás del cine por Luciano Sívori / ¿Y no eras vos la que te querías casar? por Lorena Yscara / Movie 43 (o por qué hasta la peor película es una buena película por Franco Tracchia / Como una caja de bombones por Ezequiel Saul / Buscando el horizonte de la libertad por Javier Salas Bulacio / Una de vaqueros por Alejandro Turdo / Tolerancia 101 por Celina Bartolomé / ¡Benditos sean esos motores! por Martín Folco / Whatever people say I am, that’s what I’m not por Carolina Torfano / Venus in (pink) Furs por Diego Valente /

………………………………………………………………………………………………

Como siempre en esta clase de posts, los invito a dejar sus comentarios sobre el video y a votar por su nota favorita (tienen tiempo hasta el viernes); el lunes anunciaré al ganador; muchas gracias por ser parte de este blog todos los días y suerte a los que participan del concurso, ¡hasta mañana, muchachada!

…………………………………………………………………………………………….

 ……………………………………………………………………………………………..

 * RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Las películas más nombradas del blog: La convocatoria

Cuando finalmente pensé en hacer este post, tomé noción de que era menos lúdico de lo que yo creía y mucho más especial. Los motivos son varios. Uno de ellos es la indescriptible sensación de familiaridad que tengo con ustedes, y cómo día tras día voy aprendiendo de lo que me cuentan, de lo que les interesa, les apasiona y, por ende, de ustedes. Los conozco, y a la vez no. Una de las paradojas sobre las que hemos hablado aquí en varias ocasiones. Otro de los motivos es que siempre, al poner en marcha un ejercicio de revisionismo, es inevitable no sentir nostalgia por todos y cada uno de los aportes que se hicieron desde que Cinescalas empezó a estar online. La cursilería me la quiero guardar para los posts más importantes que se vienen (las 700 entradas, los 3 años), pero no quiero concluir este texto sin remarcar lo que mencionaba Carolina en su texto de ayer: su contrapregunta a la pregunta “¿Por qué volvés a ver una película que ya viste?”. Yo la respondería con un gracias por haberme leído cuando me permitía estar monotemática, escribiendo varias veces sobre algo que despertó mi curiosidad en distintos planos. Gracias, también, por hacerme ver que para que haya un intercambio fructífero sobre cine no hay que estar en pose, que se puede adoptar la mucho más relajada, sincera y espontánea actitud de simplemente escribir sobre lo que nos gusta, sin tamices, sin restricciones. Y muchas veces aquello que nos gusta nos genera tanto, nos modifica tanto, que surge la imperiosa necesidad de compartirlo con alguien. Por eso, hoy los invito a que listemos todas las películas que mencionamos como respuesta a muchas de las consignas de este blog; pero, sobre todo, los invito (a los que están desde el primer post, a los que llegaron luego y a quienes se sumaron recientemente) a que mencionen esas películas por las cuales, en Cinescalas, se sienten representados. Esas que cuando yo reveo asocio inevitablemente a ustedes. En una semana, les voy a dejar un video que compile escenas de todos los films nombrados (sí, va a estar Red social, perdón). Bueno muchachada, si hay un post para ponernos aún más monotemáticos que lo habitual, es este. Aprovechémoslo.

PD. No tuve tiempo de hacer el recuento para determinar cuál fue efectivamente la película más nombrada en los casi tres años del blog, pero el consenso general y el instinto (!) me dicen que se trata de Blue Valentine. Me pregunto por qué será. Si quieren lo analizamos entre todos :P . Ahora sí, a hacer listas. 

………………………………………………………………………………………….

► Les dejo este collage de regalo, el primero de muchos:

………………………………………………………………………………….

Este martes voy a apelar a su memoria: ¿Recuerdan cuáles fueron las películas más nombradas en los casi tres años que lleva el blog? No solo eso: ¿Cuáles son las películas que más han nombrado ustedes particularmente, sus obsesiones personales? Dejen sus aportes porque todos los films que mencionen van a ser incluidos en el video de la semana próxima; ¡gracias muchachada! ¡buen martes para todos!

………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Blue Valentine te deja blue

[ACLARACIÓN]: Para despejar dudas, el término “blue” en inglés signfica “triste” en nuestro idioma. De ahí el juego de palabras de Jimena, la autora de este post. Sobre esta película hablamos allá lejos y hace tiempo pero, como finalmente se estrenó, esta es la posibilidad para que se explayen quienes no la vieron en su momento pero sí recientemente. Sin más que agregar, le cedo la palabra a Jimena. ¡Que tengan un excelente comienzo de semana!

Hoy en Cinescalas escribe: Jimena Marsellian

Él es Noah de The Notebook, y ella es la mujer despechada de Brokeback Mountain, y ex novia del difunto Heath Ledger. Ambos han demostrado saber actuar y hacerlo muy bien. Pero no es hasta Blue Valentine que Ryan Gosling (Dean) y Michelle Williams (Cindy) terminan realmente de consagrarse como grandes actores.

Dean y Cindy llevan juntos seis años, en los cuales han pasado por todas. El siempre más enamorado que ella, la vive persiguiendo desde el primer día rogándole una salida. Ella acaba concediéndosela y prácticamente termina dejándose enamorar por sus constantes declaraciones de amor. Una de las primeras escenas, en donde Dean le canta una canción en el medio de la calle
con ukelele en mano – la escena utilizada para el trailer – es una de las más lindas de los últimos tiempos.

Natural, realista y con una simpleza convincente, la trama de toda la película se va desarrollando como la vida:  lenta, intensa y por momentos intolerable. Cindy poco a poco va perdiendo interés, ganas, entusiasmo con la cotidianidad de la pareja. Pareciera casi como si desde el día uno se hubiera dejado convencer hacia el casamiento, hacia el tener hijos y dejarlo todo por un matrimonio estancado en la rutina y la cotidianeidad.

Blue Valentine se le parece mucho a Revolutionary Road, el film que Leonardo DiCaprio realizó junto a Kate Winslet, en donde también se retrata a un matrimonio en vías de extinción. Ambos films esconden detrás de cada escena un nivel de crudeza y verdad que deja el espectador inmóvil. Las secuencias son casi tan dolorosas de ver que se hace difícil no querer abortar la misión a media película. Agresivas y bordeando la violación en algunas escenas sexuales, ambas poseen un tinte desesperanzador que huele mucho a la vida misma. Dean, con el afán de no perder a Cindy, intenta sacar de la galera programas absurdos y forzados que no hacen más que seguir hundiendo el ya infectado matrimonio. Pasan una noche en un telo siniestro en donde ponen en completa evidencia que su convivencia tiene los minutos contados.

SPOILER ALERT!

Durante todo el tortuoso trayecto, al estar mechadas escenas del presente con escenas románticas y felices del pasado, en donde se los ve enamorados – o al menos jóvenes y libres – la sensación de pérdida se hace tolerable. Y no duele tanto llegar al final. Hasta dan ganas de que lo solucionen, de que encuentren la forma de hacerlo funcionar. Sin embargo, no es ni siquiera en la última toma, en donde las palabras escasean pero las miradas son suficientes, en que tenemos la certeza de que realmente se terminó.

Por Jimena Marseillan

¿Qué opinan de Blue Valentine? ¿Qué otra historia de amor cruda les ha gustado? Para escribir en Cinescalas, manden sus notas a milyyorke@gmail.com

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

Bajando a Cupido de un flechazo

lalalalallalalalalala

“Tell me how I should be. Just tell me. I’ll do it.” – Dean (Ryan Gosling en Blue Valentine)

Ya sé, ya sé, los lunes son de ustedes.

Pero hoy quise hacer una excepción porque es 14 de febrero – Día de los enamorados – y Cinescalas no podía quedar afuera de la celebración. Pero no se preocupen, que este post no es celebratorio de las historias de amor más felices sino de aquellas más realistas, deprimentes y definitivas. ¿Por qué no ver el vaso mitad lleno en lugar de lo contrario? Porque…

En este post hablamos de las más bellas historias de amor del cine

En este post hablamos de las más bellas declaraciones de amor del cine

En este post hablamos de una de las escenas más románticas del cine

Y así seguimos sin parar, con diciembre como el mes en el que blog se puso increíblemente romántico. Como si fuera poco, por fuera de Cinescalas, armé tanto un Top Five de películas románticas, como uno de amores a distancia e incluso otro sobre amores gay. Entonces, yo digo que le llegó la hora al anti-San Valentín (fanáticos de 500 días con ella, espero sus comentarios hoy) y la excusa (¡ y qué mejor excusa!) es Blue Valentine. Con ecos a Revolutionary Road - aunque mejor -, el film de Derek Cianfrance muestra, mediante saltos temporales, tanto el frenesí que genera el enamoramiento (la necesidad de estar todo el tiempo con la otra persona) como el deterioro de ese amor (la necesidad de estar lejos, ejemplo:  la escena del motel). Sin contar mucho más, elegí hoy esta película porque muestra al romanticismo de manera cruda y real. Y porque nos dice en la cara que el amor se termina. Pero, claro, todos sabemos que el amor, también, siempre vuelve a empezar…

* De yapa: “Lucky You” de The National (o de cómo el amar implica necesariamente el necesitar):

¿Cuál es la película anti-San Valentín por excelencia? Espero sus comentarios

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

QUIERO COMPARTIR CON USTEDES QUE RADIOHEAD ANUNCIÓ LA SALIDA DE SU NUEVO DISCO HOY, EN EL DÍA DEL AMOR. O SEA, GRACIAS MIS CABECITAS DE RADIO…

El mejor papel de…Ryan Gosling

BLOG

[ACLARACIÓN]: Quizás se estén preguntando…¿Pero cómo? ¿Hoy no es jueves? ¿Y la escena del día dónde está? Bueno, resulta que esta blogguera tiene quehaceres mañana, por lo cual el viernes no habrá post, así que decidí adelantarlo para hoy. La semana que viene volvemos a la normalidad. Recuerden que tienen tiempo hasta el lunes para participar del Concurso Oscar 2011. Solo que podrán hacer sus prodes en ese post y no en otro para no marearme. Aclarados los tantos, vamos a los que no ocupa y Buen Finde por adelantado…

En varios posts he venido haciendo hincapié en la importancia que tienen las miradas en las actuaciones. Me pasó recientemente con Michelle Williams en Wendy y Lucy y también con Annette Bening en Mi familia (para los que la vieron: la secuencia de la cena). Con Ryan Gosling, lo mismo.

Si bien Murder by Numbers y Diario de una pasión son dos películas en las que mostró habilidad para destacarse junto a su co-protagonistas, y en distintos, géneros, es en Half Nelson donde encontramos esa perfecta conjunción de lo que hace de Gosling un actor verdadero. Es decir, los que van a contramano de la impostación, aquellos que dicen cada línea de guión con el mismo nivel de convicción con la que dan un beso. En Half Nelson no hay besos, pero hay cruces de miradas entre su personaje Dan Dunne (un profesor cocainómano) y el de Shareeka Epps (su alumna), especialmente una muy intensa, susictada en un baño.

La misma laconía de esos ojos la encontramos en Lars y la chica real, ese film con historia improbable que, gracias a Gosling, a esa entereza, a esa veracidad, la sentimos como factible. En Blue Valentine, suponemos, sucederá lo mismo.

Yo creo que hay dos palabras para definir a Gosling actor: tan real.

Trailer de Blue Valentine para todos los que la esperan:

¿Cuál es tu papel favorito de Ryan Gosling? ¿Sobre qué actor/actriz quieren post? ¡Buen Finde para todos!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!