Llegué tarde

“Search for the past for the bad that is in me 
I’m trying to see if I’ve lost anything 
I stumble upon the fact that nobodies watching 
Now how they ever gonna catch me, boy?
How they ever gonna catch me?” – “Get What You Give” (Mick Flannery)

Los primeros diez minutos de Blue Ruin se terminan convirtiendo casi en un cortometraje mudo, un poco a la manera del prólogo de There Will Be Blood de Paul Thomas Anderson. Así, y a través de una dirección precisa y arrolladora, Jeremy Saulnier da el puntapié perfecto para que el espectador se relacione con Dwight Evans: sus silencios simbolizan el silencio de todos los que se mueven en medio de la soledad más inquebrantable. Saulnier filma espacios vacíos por los que Dwight transita no tanto para completarlos sino para volverlos aún más fantasmales. Tiene sentido una vez que tomamos conciencia de que Blue Ruin es, ante todo, una película sobre la venganza como un acto que jamás concluye. Tiene sentido porque este anti-héroe, uno que se afeita y cambia de ropa como si esto implicara una alteración de su mentalidad y conducta, aprenderá del modo más brutal que esa sed de venganza nunca podrá desapegarse de lo desolador o garantizar que el rompecabezas vuelva al estado previo al cataclismo. Al enterarse de que el asesino de sus padres salió de prisión, Dwight abandona su vida de vagabundo y se propone rastrearlo y matarlo, con la inconsciencia como arma de doble filo. Sin embargo, Saulnier detona los preconceptos de esta suerte de subgénero, y nos muestra un baño de sangre ya en menos de quince minutos, como si el desenlace fuera absolutamente arbitrario (no hay desenlace cuando de un espiral de violencia se trata). ¿Eso es todo? ¿Tan poco duró la dilatación de ese instinto vengativo? Lo que hace a Blue Ruin extraordinaria es cómo lo coloca a Dwight frente a un desfile de criminales quienes van expiando cualquier clase de culpa por ese doble homicidio mediante la acusación sistemática a terceros. ¿Quiénes son, entonces, los verdaderos responsables del asesinato de los padres de Dwight? Como no se trata de una película de acción que descansa en el whodunit, acá es poco relevante el ponerle una cara al accionar, el apegarse a lo concreto, el llamar a las cosas por su nombre. En Blue Ruin lo abstracto va cobrando mayor relevancia a medida que Dwight se adentra – metafórica y literalmente – en un escenario donde el salvajismo se siente, se padece, se hace carne. En consecuencia, las responsabilidades se trastocan, los culpables se relativizan (“the one with the gun gets to tell the truth”) y, llegando al brillante clímax, se anula cualquier chance de catarsis. El trabajo de Macon Blair es simplemente sublime. Con pocas palabras a su alcance, toda la tristeza de su personaje recae en el peso de su mirada penetrante y conmovedora, especialmente cuando se quiebra ante la presencia de su hermana, especialmente cuando arriba al tan ansiado momento de poner la última bala en el último cuerpo. La repetición en loop de “the keys are in the car”, frase que en Blue Ruin representa lo cíclico y fútil que es hacer justicia por mano propia, no sólo es el instante donde la interpretación de Blair se resignifica sino también el instante en el que la historia de Saulnier se erige menos como un thriller y más como un ascético estudio de la oscura condición humana. 

………………………………………………………………………………………….

► [TRAILER] Un adelanto de Blue Ruin de Jeremy Saulnier:

Blue Ruin - Trailer from City Room Creative on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MARTES, MUCHACHADA! En este post la consigna es que mencionen las películas que no son de este año pero que descubrieron este año, pueden ser más recientes o bien clásicos con los que se pusieron al día o bien aquellos films que pudieron tachar de sus listas de pendientes; ¿cuál consideran que fue la película más importante con la que se encontraron durante el 2014 pero que pertenece a otro año? ¡Dejen sus comentarios! ¡Los leo! Nos vemos mañana con una nueva entrega de LO MEJOR DEL 2014 ;)

 …………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!