Tu serie del año (edición 2013)

“If you had one shot or one opportunity to seize everything you ever wanted, one moment, would you capture it or just let it slip?” - Marshall Mathers

Por más trillados que sean (efectivamente, lo son) hay algo que me gusta de los balances. En primer lugar, el ratificar hasta qué punto determinadas películas, series, libros y discos que llegaron a mí durante el año terminaron por alterarlo. Por ejemplo: disfruto de tener más frases de The National para citar, de asociar un momento a una canción de AM de Arctic Monkeys, de haber subrayado unos cuantos fragmentos de novelas y de que la palabra “Excelsior” haya cobrado otro significado. En segundo lugar, como el balance está ligado a la apertura eventual de uno nuevo, la incertidumbre respecto a todo lo que va a llegar en el 2014 es lo que me impide ponerme nostálgica por lo que ya pasó. Quizás porque “lo que ya pasó” es, en realidad, una mentira. No hay pretéritos que valgan para aquello que va a perdurar. Quizás dentro de dos años siga citando esas frases de The National, siga asociando esa canción de Arctic Monkeys a ese momento y siga sonriendo si veo la palabra “Excelsior” escrita en alguna parte. Por eso, el balance no implica tanto un cierre como una ampliación de ese circuito de debilidades que todos tenemos. Si serán efímeras o no es casi intrascendente. Incorporamos cosas nuevas y eso nos modificó. Y seguiremos siendo modificados a medida que haya otra persona creando algo, en este instante, vaya a saber en qué lugar. Breaking Bad me alteró. Llegó en el 2013 cumpliendo un poco ese mantra de que las cosas llegan en el momento en el que tienen que llegar. Y más allá de que ahora mi heladera tiene un imán extra (uno de “yeah, bitch, magnets!”, ¿cuál si no?), de que tuve una pelea con mis vecinos por citar a Jesse Pinkman, de que no puedo ver un local de pollos sin pensar en Gus Fring, la serie de Vince Gilligan (con toda su perfección sobre la que me explayé acá) no hizo más que reavivar el costado fanático hasta el punto de la desesperación, una desesperación que alcanzó su pico con el episodio “Ozymandias”. Breaking Bad define mi año, también, por su valor anecdótico, por los debates que generó, por la experiencia de haber compartido la serie con otros, y por recordarme que la camaradería en esas discusiones puede activarse desde lo más profundo (el análisis de las simetrías en todo la mutación de Walter White) como desde lo más trivial (“¿viste que hasta el sacacorchos de Marie es violeta?”). Entonces, gracias Breaking Bad. Porque creo que nunca dije la palabra “bitch” tantas veces y en un lapso tan corto de tiempo y porque nunca podré volver a escuchar esta canción de la misma manera.

 …………………………………………………………………………………….

 ► [DE REGALO] Bryan Cranston y Aaron Paul leen el guión de “Felina”, el último capítulo de Breaking Bad:

 …………………………………………………………………………………….

* MIS OTRAS SERIES DEL AÑO:

ORPHAN BLACK

BLACK MIRROR

ORANGE IS THE NEW BLACK

HANNIBAL

 ……………………………………………………………………………………..

¡Buen martes para todos! Hoy retomamos la sección series y hacemos balance: ¿Cuáles fueron las series que los marcaron durante el 2013, sean o no de este año? Por otro lado, ¿cuáles fueron las mejores actuaciones que vieron en televisión durante estos doce meses?; ¡Espero sus comentarios así les armo otra galería! ¡Hasta mañana, como siempre!

…………………………………………………………………………………………

Para recordar cuáles fueron sus series favoritas del 2012… HACER CLICK

 ……………………………………………………………………………………………..

EL FESTEJO DEL DÍA LE CORRESPONDE A…

 ……………………………………………………………………………………………..

DONDE TODO EMPEZÓ…

 ……………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!