“¿No te gusta Zoolander?” – “Adiós para siempre”

Como el post de ayer lo puso en evidencia, no hay aspecto del cine más enriquecedor que los debates que se desprenden del mismo, debates que colaboran a replantearnos aquellas opiniones que parecían inalterables. Siguiendo esa temática, me parecía interesante que abordemos la polémica ya no tanto desde el análisis más formal y/o sesudo sino desde lo lúdico. Por ende, llegamos a este post que les venía prometiendo desde hace un tiempo. Todos los cinéfilos tenemos esos puntos débiles que, al ser golpeados por una sentencia ajena, ponen a prueba nuestro nivel de tolerancia. ¿Qué frases nos resultan simplemente inadmisibles? ¿Con qué percepciones no podríamos concordar nunca? Yo voy con Zoolander. Porque una vez, en plena cita, alguien atinó a hablar mal de la película de Ben Stiller y mi decepción fue indisimulable. Ahora los leo a ustedes, quiero conocer cuáles son sus “relax”, esos disparadores que desatan, como le pasó a Derek, su más sentida furia. ♦

………………………………………………………………………………………..

 *GRACIAS A LOS RESPONSABLES DE LA FANPAGE ADIÓS PARA SIEMPRE POR ESTE FLYER COSTUMIZADO:

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MIÉRCOLES, MUCHACHADA! En este día, la consigna es que mencionemos esas opiniones cinéfilas  - que pueden llegar a ser impartidas por nuestro entorno – que nos harían decir “ADIÓS PARA SIEMPRE”; espero sus comentarios, estimo que este será otro de esos posts lúdicos para el recuerdo; por otro lado, les cuento que la semana que viene voy a estar cubriendo el Festival Internacional de Cine de las Tres Fronteras desde Misiones; por lo tanto, les dejaré un Open Post ya que me será imposible actualizar con normalidad; ¡gracias por la paciencia eterna, hay muchas novedades en el futuro, se los prometo! ¡Nos reencontramos el lunes 27!

 …………………………………………………………………………………………

NUESTRA REACCIÓN ANTE ALGUNOS COMENTARIOS IMPERDONABLES…

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

La anécdota de los almohadones

Poco tiene de casual el hecho de que, así como vinculo ciertos momentos de mi cotidianeidad con ciertas personas, también relaciono circunstancias puntuales con el cine. No es algo que necesite reconfirmar y, sin embargo, me sorprende advertir hasta qué punto tengo una alta predisposición a conectarlo todo con todo. Pensé en este post cuando, haciendo la cama, me encontré acomodando todos los almohadones y me acordé de Polly Prince y su objeción respecto a esa actividad. Me reía sola porque, de alguna manera, le estaba atribuyendo a un personaje ficticio una cuota real. Polly parecía adquirir otra tesitura, la de una amiga que me hacía ver cómo esos almohadones son decorativos y no sirven ningún propósito. Pero antes de hacer ese paralelismo, antes de ponerme a hacer la cama, antes de abrir los ojos, mi teléfono se (y me) despertaba con la voz de Oscar Isaac y su “If I had wings…”, primera frase de “Fare Thee Well”. Y si prosigo con la enumeración de situaciones rutinarias en las que el cine está presente, es innegable el enorme espacio (literal) que ocupa. Desde bajar las escaleras y ver un cuadro hasta hacerme un té que me gusta más por el nombre que por el sabor. Todo eso me gustaría compartir hoy. Corrobar cómo las películas se entrelazan con nosotros y cómo el abocarse a lo mundano puede tener mucho (bastante) de extraordinario.

…………………………………………………………………………………………….

► [ESCENA] Reuben, Polly y los almohadones:

………………………………………………………………………………………..

¡Buen martes para todos! La consigna de hoy es amplia pero me gustaría que se explayen en detalle: ¿en qué cosas/situaciones/instantes de la vida cotidiana está presente el cine en sus rutinas, independientemente del hecho de sentarse a ver una película? Por ejemplo, ¿han nombrado a una mascota por un personaje de película? ¿tienen de ringtone para despertarse la canción de un film?  Como siempre, espero sus comentarios y anécdotas (pueden mencionar de series si quieren); ¡que tengan un excelente día! ¡hasta mañana, muchachada!

………………………………………………………………………………………….

 ……………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Deathmatch: Personajes de Ben Stiller

Cuando pienso en Ben Stiller, pienso en lo que implica ver un poco más allá. Ese rasgo, entre muchos otros, me parece el definitorio. ¿Por qué? Quizás porque en su carrera como director supo conjugar el contar buenas historias con el hecho de inyectarles un subtexto latente. Así, Reality Bites no era solo una película de amor sino también una sobre la lucha de una generación por encontrar un lugar genuino (uno donde definir la palabra “ironía” no pese tanto como la creatividad general); The Cable Guy no era una visita al ridículo sino una comedia negra sobre la soledad; Zoolander era mucho más que una sucesión de frases hipercitables y más una lectura sobre los riesgos de las miradas superficiales; y Tropic Thunder era el colmo de la multiplicidad temática, una obra maestra de la comedia que se reía de la industria y que, simultáneamente, se permitía celebrarla. Excluyo de la enumeración a The Secret Life of Walter Mitty porque todavía no tuve la posibilidad de verla, pero hago extensivo eso de ver un poco más allá a los personajes que se ubicaron por fuera de su trabajo como realizador. Por lo tanto, y si bien mi respuesta a este Deathmatch es Derek Zoolander, no puedo evitar considerar a Roger Greenberg como su equivalente dramático. Porque se trata, en definitiva, de alguien que se mueve casi imperceptible y que simplemente no logra hallar el modo de comunicación más efectivo. A pesar de ser un personaje de Noah Baumbach y Jennifer Jason Leigh, Roger comparte la misma visión del Stiller director y guionista: el dejar un mensaje en un contestador o colgar un cuadro tiene más valor para él que un gesto acaso menos mundano. Lo que importa es lo que se extrae en una segunda mirada. Stiller ejecuta como pocos el ímpetu para que encontremos, en casi todo lo que hace, una suerte de narración paralela, un segundo camino mucho menos unidimensional y, desde ya, mucho más inconmensurable.

………………………………………………………………………………………….

► [ESCENA] El walk-off the Zoolander, mi personaje favorito de la filmografía de Ben Stiller:

Zoolander - Walk Off from SLA Film Faculty on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

► [TRAILER] Un adelanto de The Secret Life of Walter Mitty, la nueva película dirigida por Stiller:

The Secret Life of Walter Mitty from Kamran Jawaid on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

¡Buen jueves para todos! A pedido del público, vuelven los Deathmatch: Hoy los invito a elegir el mejor personaje de toda la filmografía de Ben Stiller y los que vieron The Secret Life of Walter Mitty pueden explayarse sobre ella también (¿les gustó? ¿los decepcionó?); ¡Espero sus comentarios! Hasta mañana, muchachada!

 ………………………………………………………………………………….

DEATHMATCH WINNER… DEREK BOO!-LANDER

 ………………………………………………………………………………….

[OFF TOPIC] Para quienes se perdieron el anuncio de ayer, les cuento que la recaudación para la película de Cinescalas ya está en marcha; hay un margen de solo 55 días para llegar a la meta y para que el rodaje se pueda llevar a cabo; gracias de antemano a todos los que van a colaborar y a quienes ya lo hicieron; pueden hacer su aporte acá mismo, donde además verán la evolución en dicha recaudación; ¡gracias de nuevo!

 ………………………………………………………………………………….

…………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

“You and me and five bucks”

Lo que me gusta de Troy – el personaje co-creado por Helen Childress y Ben Stiller para su ópera prima Reality Bites – es que se trata de alguien que le da sentido a las palabras. No solo a las palabras que pone sobre el papel para luego convertirlas en canciones sino a las palabras como impulsos necesarios para forjar, cimentar y mantener una relación. Con él, y con su forma de vincularse con Lelaina, se configura una paradoja: la búsqueda de un momento de felicidad logrado con algo austero que es, en efecto, lo más difícil de obtener en un mundo cargado de vértigo. “Esto es todo lo que necesitamos”, le dice él a ella. “Cigarrillos, un café, una buena conversación; vos y yo y cinco dólares”. Escribo sobre paradoja porque sí, lo que Troy valora parece ser un acto mundano, un acto que puede repetirse en incontables ocasiones en la vida de uno y que quizás no es considerado como un suceso extraordinario. La diferencia, justamente, la hace todo aquello no-material, lo que está por fuera de las puertas del consumo (uno de los grandes temas de la película), lo que adquiere importancia solo cuando percibimos lo infrecuente que es: una buena conversación. Esa suerte de declaración de principios de Troy es uno de los motivos por los cuales lo elijo para autoresponder mi consigna, adoptando yo misma esa mirada sobre las relaciones humanas, incluso las que no están ligadas a lo sentimental. Las buenas charlas, las que duran horas, las que nos dejan con planteos, con frases imperecederas (como la de la imagen de ahí arriba), las que persisten casi empecinadas, esas buenas charlas localizables en tiempo y espacio, esas no están siempre. El ida y vuelta indeleble es un hecho tan raro (por lo que poco que se da) como movilizante. ¿En qué moviliza? En que efectivamente te cambia, te ayuda a alimentar un vínculo, te hace levantar el teléfono, te hace querer decir mucho y a escuchar lo mucho que el otro tiene para decirte a vos. “Y no hablamos las cosas que siempre quisimos los días domingo”. Supongo que Troy representa una idea de persona con quien la conversación reverbera, aún con el paso del tiempo, aún con lapsos, aún con distanciamiento. Esa persona que cuando tiene una semana de mierda, solo quiere ir a tu casa, dejar las mochilas (metafóricas y literales) en el piso, darte un abrazo y, al menos por un rato, conversar con vos en el silencio. 

………………………………………………………………………………………….

► [ESCENA] La razón por la cual Troy Dier es el personaje ficticio del cual es imposible no enamorarse (o al menos para mí):

……………………………………………………………………………………………

 ► [GALERÍA] Estos son todos sus amores ficticios:


Created with Admarket's flickrSLiDR.

………………………………………………………………………………………….

Nuevo post, nueva consigna para este martes: ¿De qué personajes del cine se enamorarían en la vida real y por qué? Dejen sus aportes y con fundamentos, que siempre es más interesante y/o divertido; más tarde voy a reunir todos sus enamoramientos del cine en una misma galería; ¡los leo, muchachada! ¡buen martes para todos! ¡hasta mañana!

………………………………………………………………………………….

………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Deathmatch: Personajes de Wes Anderson

Ilustración: marinaesque.tumblr.com

*Deathmatch propuesto por: Ana

Creo que muchos coincidiríamos en mencionar a la sensación de escape como una razón primordial por la cual amamos el cine. Pero pensándolo detenidamente, ¿cuántos directores realmente logran materializar esa sensación? ¿Cuántos logran la construcción de mundos imaginarios que responden, más que a ninguna otra cosa, a la imperiosa necesidad de cambiar de ámbito, o de simplemente salir del ámbito en el que se está inmerso? Muy pocos. Uno de ellos es Wes Anderson. Si bien ya escribí sobre él hace muy poco con motivo del estreno de Moonrise Kingdom, quise aprovechar la propuesta de Ana para hacer hincapié en esa configuración de microuniversos. Micro para quien los ve desde afuera, macro para quienes lo habitan. Hace poco, leyendo una novela, un personaje alude a la chica de sus sueños describiéndola de la siguiente manera: “Margo amaba los misterios. Los amaba tanto que se convirtió en uno”. Me gustó esa idea, o esa realidad casi irrefutable de que uno es, en efecto, lo que ama (“you are what you love”). Por eso, en la difícil tarea de elegir un solo personaje de un director que los describe tan bien por igual, me quedo no con uno sino con la pareja Richie-Margot. Porque si uno es lo que ama, entonces ellos son un mundo donde hay una carpa amarilla, luces de colores, un globo terráqueo y discos de Nick Drake. El perfecto mundo de ensueño al que quisiera pertenecer. 

………………………………………………………………………………………….

► El cine de Wes Anderson en poco más de dos minutos:

…………………………………………………………………………………………….

► “From Above”, un gran video homenaje a Wes:

…………………………………………………………………………………………….

¿Cuáles son sus personajes favoritos de toda la obra de Wes Anderson, desde Bottle Rocket hasta Moonrise Kingdom?; dejen sus aportes y, de yapa, propongan una secuencia y/o versus para el jueves próximo; ¡Nos vemos mañana, muchachada! (y con un post bastante especial, así que los espero sin falta ;) )

…………………………………………….……………………………………………….

DEATHMATCH WINNERS: MARGOT Y RICHIE

……………………………………………………………………………………………..

La última vez enfrentamos a… ELLEN RIPLEY con SARAH CONNOR

………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!