Aquello fue una linda primavera

“The youth is starting to change, are you starting to change together?”

“Llevo conmigo fotografías sin revelar” es una de mis frases de cabecera y no me cuesta demasiado entender las razones. En esa canción de Mi pequeña muerte – y en esas palabras en particular – hay una suma de elementos nostálgicos con los que cualquiera de nosotros podría identificarse. Está el recuerdo. Está el pasado. Está el recuerdo de ese pasado. Todos, seamos conscientes de eso o no, vamos recopilando imágenes mentales de momentos que ya no vuelven, instantáneas de una época que nos define. El cine, si es parte de esos momentos, entonces también puede llegar a definirnos y a marcar el camino posterior. Como las canciones, hay películas con cuyas escenas nos basta reencontrarnos para ubicar las sensaciones de la primera vez que las vimos. Me pasa con John Hughes, pero sobre todo hay un vínculo especial con Hackers, justamente por ser un film que llegó en mi adolescencia y al mismo tiempo por ser un film que, visto hoy en perspectiva, es adorable porque resulta obsoleto en los detalles. Paradójicamente, lo mágico del asunto es la manera en la que, incluso con eso jugándole en contra, hay escenas que (si las abstraemos de su registro de una época puntual) trascienden ese instante y terminan siendo atemporales. Porque el plano final con Crash Override y Acid Burn en la pileta puedo verlo hoy y considerarlo como un gran punto de partida para el cine libre, desprejuiciado y algo punk que me iba a gustar tiempo después. Un cine en el que, claro, la música nunca podría resultar prescindible.

¿Cuáles fueron las películas que marcaron su adolescencia? ¿Las siguen viendo en la actualidad? ¿Creen que hay films que pueden definirlos? ¡Dejen sus comentarios! ¡Buen martes para todos!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

El mejor papel de…Angelina Jolie

This is life, not heaven. You don’t have to be perfect.

Busqué un largo rato la mejor foto de Angelina para ilustrar este post . La mayoría, si bien son representativas de lo que significa Gia (persona/personaje y película), no terminaban de convencerme. Hasta que encontré esa y me di cuenta que había varias razones por las cuales era la ideal: me gusta el blanco y negro, me gustan las capuchas y, sobre todo, me gusta Angelina en esos momentos en los que deja la impostación de lado y su ferocidad y su sexo y su oscuridad imantan y te succionan. Gia era eso. Una rara combinación de nena vulnerable y femme fatale, definitivamente una persona incomprendida que podía mirar al abismo a los ojos un día, pero aparecer por la ventana de la casa de su novia al día siguiente por el simple hecho de extrañarla. Por lo general, cuando pienso en un determinado actor/actriz inmediatamente me vienen a la cabeza escenas puntuales que despertaron mi atención por distintos motivos. Por eso, en Gia, cuando Jolie visita el departamento de su ex pareja para decirle “you were the one, you were the only one, and you were amazing”, entre llanto y resignación, queda claro que Angelina capta la dualidad y la plasma como solo ella sabe hacerlo: vendiéndonos el cuento con ese torbellino que se ve en su modo de caminar, sus ojos y que, también pensando en Hackers, no debió explotarlo nunca. Ella nació con él.

Angelina Jolie y Elizabeth Mitchell en Gia:

Angelina Jolie, ¿a favor o en contra? ¿Les gustó en Gia o la prefieren en otra película? ¡Buen Finde para todos!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!