Hacer de la fama una acción positiva para cambiar el mundo

Hoy en Cinescalas escribe: Tais Gadea Lara, periodista especializada en medioambiente

“Mi carrera se debe adaptar a mí; 
la fama es como un pase vip a donde sea que quieras ir”

¿Qué es la fama? ¿Alguna vez nos preguntamos de qué se trata aquello a lo cual muchos desean aspirar? ¿Aquello a partir de lo cual parecería que toda la vida de uno estaría resuelta y se alcanzaría la plena felicidad? Según el diccionario de la Real Academia Española, la fama es “la opinión que la gente tiene de alguien o de algo”. Lejos de ser sinónimo de éxito o de felicidad, se acerca más a los conceptos de reputación, prestigio, popularidad. El término pareciera tener en verdad menor importancia de la que, en la práctica, se le suele atribuir. Pero, al mismo tiempo, esconde detrás una inmensa oportunidad para aquellos que gozan de su acompañamiento.

“Mi carrera se debe adaptar a mí. La fama es como un pase vip a donde sea que quieras ir”. Las palabras de Leonardo DiCaprio marcan un punto de quiebre a la hora de considerar este concepto tan extraño. Y justo él eligió esos términos para referirse a aquella condición que lo acompaña en una curva de ascenso durante los últimos años. ¿A dónde quiso ir DiCaprio con la fama? ¿A dónde quiere ir DiCaprio con la fama? Para muchos de ustedes, él es un excelente actor, actualmente nominado a los Premios Oscar por su dedicada actuación en The Revenant. Para quienes trabajamos en el ámbito de la protección del ambiente, el cambio climático y la sustentabilidad, DiCaprio es uno de los activistas ambientales más comprometidos. Luego de la realización de su primer documental ambiental, The 11th Hour, y en plena producción de una segunda producción cinematográfica sobre el cambio climático (que incluye entrevistas a científicos argentinos en su paso por Ushuaia para rodar las últimas escenas de la película con más nominaciones a los próximos premios de la Academia), el actor norteamericano dio vida a una fundación homónima para promover la conservación y el cuidado de la biodiversidad, y asumió la lucha frente al cambio climático como un mensaje que llevar a sus distintos ámbitos de trabajo. DiCaprio pasó desde vivir ese cambio en carne propia durante el rodaje de The Revenant  – donde la nieve desapareció de un día para otro en el año recientemente considerado de manera oficial como el más caluroso jamás registrado en la historia – hasta hacerlo protagonista en la apertura del World Economic Forum en Davos la semana pasada, a incluso mencionarlo en las últimas palabras de su discurso de agradecimiento en los Premios Globo de Oro.

DiCaprio es apenas uno de los ejemplos de lo que la fama ha significado para muchas celebridades: encontrar la oportunidad de hacer algo más por y para esa misma gente que tiene una opinión de sí. Lo que ha sucedido en los últimos años ha sido verdaderamente notable. Cada vez son más las celebridades que se sirven de esa visibilidad que tienen ante sus públicos para expresar un mensaje de conciencia; sea por una causa social, sea por una causa ambiental, sea por una causa económica. Ellos saben que esa atribución que alcanzaron de “ser famosos” tienen la magnífica oportunidad de llegar a sus públicos para generar conciencia y promover un cambio de acción. Nada es casual en esa definición teórica de diccionario: la gente, ese público al que se dirigen, es el principal destinatario de un mensaje que puede hacer de este mundo un lugar mejor.

No se trata de participar en un evento, sacarse una selfie, compartirla en redes y listo, uno “es activista”. No se trata de sacarse una foto para la campaña con un cartel de “salvemos al planeta” y luego en el día a día, seguir tirando residuos por la ventana. No se trata de decir que uno es vegano “porque está de moda” y luego hacer portadas de revistas con tapados de piel porque la falta de conocimiento o simple ignorancia hizo creer que sólo se trataba de una elección alimenticia en lugar de un verdadero estilo de vida. Si bien mucho de ello podría significar un aporte, lo que ha ocurrido en los últimos años es una participación totalmente activa de ciertos famosos por determinadas causas que, lejos de ser impuestas (de manera gratuita o paga) para campañas, surgen de valores propios, de creencias personales, de ser activistas, además de (y en conjunto con) ser actores.

Mark Ruffalo no sólo es un superhéroe fuera de control como Hulk. La “cuestión verde” lo ha movilizado desde antes en su vida más personal para convertirse en un verdadero defensor de la lucha frente al cambio climático, el fin de la era de los combustibles fósiles, la promoción de las energías renovables y la necesidad de cuidar aquel recurso más preciado que tenemos: el agua. Emma Watson no sólo sabe los mejores hechizos de magia. Supo asumir un rol destacado en los eventos internacionales más importantes con un mensaje social claro y de urgente incorporación: igualdad entre hombres y mujeres a través de la campaña “HeForShe”. Adrian Grenier además de ser el novio perfecto en The Devil Wears Prada, trabaja a diario por la protección de uno de los ecosistemas más afectados en el mundo, producto de la emisión de dióxido de carbono y el consecuente proceso de acidificación: los océanos. Asimismo, la incansable Angelina Jolie ha logrado algo más que interesante: su labor por causas humanitarias es tal que ha dejado de ser noticia y ya se ha naturalizado en su accionar diario, tanto como su profesión misma.

Unos y otros han visto en la fama la posibilidad, pero por sobre todo, la oportunidad de “adaptarla a sus vidas”, de utilizarla para sus causas, “de tomar ese pase vip” hacia las acciones que desean promover en el mundo, ante una Tierra rodeada de problemas, pero también rica en soluciones posibles. Las formas de este activismo en los famosos han sido múltiples: desde una Emma Thompson caminando por las calles de Londres en reclamo de un acuerdo ambicioso; pasando por Brad Pitt asumiendo el cargo de productor ejecutivo en Big Men, un documental sobre los riesgos de la industria de combustibles fósiles y que sin ese aporte financiero no hubiera sido posible de darse a conocer; hasta el eterno y vegetariano Paul McCartney impulsando la iniciativa “Lunes Sin Carne” para incentivar la reducción de consumo de una carne (cuya industria es la segunda principal causa de emisiones de gases de efecto).

En diciembre pasado, por mi trabajo, tuve la oportunidad de cubrir la 21° edición de la Conferencia de las Partes (COP21) en París, Francia. Era el evento político-ambiental más importante de los últimos años, pues allí 195 líderes mundiales acordaron un nuevo documento para hacer frente al cambio climático. En esas dos semanas intensas de trabajo, hubo famosos que se hicieron presentes, no para la foto, no por oportunismo. Estuvieron allí para expresar un mensaje, para contar lo que hacen por mejorar el mundo e, incluso, para tener reuniones con representantes de alto nivel y realizar los aportes desde sus fundaciones y respectivos trabajos. Estuvieron presentes desde el ahora polémico y controversial Sean Penn, quien relató el trabajo que realiza su fundación, J/P Hro, en Haití, luego del terremoto que marcó un antes y un después para el país más pobre en la historia de la humanidad; hasta Arnold Schwarzenegger, que en su función de ex gobernador de California, hizo un pedido a la gente a que dejen de comer carne una o dos veces por semana.

El mismo DiCaprio se hizo presente en París donde, entre reuniones con el Secretario General de Estados Unidos, John Kerry, y el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, se mostró contundente al hablarle a más de 1.000 dirigentes de las ciudades más importantes del mundo: “El cambio climático es la amenaza más grande y existencial para nuestra especie”. Un simpático y comprometido Alec Baldwin eligió al país latinoamericano de Perú para hacer sentir la voz de las comunidades indígenas, principales afectadas en sus territorios por la expansión de grandes corporaciones que no conocen del respeto por la tierra y sus comunidades originarias: “El cambio climático es un tema que afecta a todos por igual, incluyendo a las comunidades locales de las tierras. Hoy las industrias influencias en los gobiernos para sus intereses. Así, los gobiernos siguen construyendo sobre los territorios, sin cuidar del agua y la gente que hace mucho por la naturaleza. No se trata sólo de hablar de las emisiones, sino también de proteger a los bosques y a las personas que allí habitan”.

Los problemas que hoy afectan al mundo, y del cual el hombre es el principal responsable, necesitan de la participación de todos los actores involucrados, incluyendo a los que por oficio y profesión son considerados “actores”. Ellos tienen en sus manos la posibilidad de expandir un mensaje de cambio. Pero ojo, porque la gente es consciente y advierte cuando un mensaje es sólo publicitario. Ese mensaje, esas palabras que los actores evocan deben ir acompañadas de verdaderas acciones, de compromisos fieles por un mundo mejor. Cuando apenas empezaba este 2016, la conductora Ellen DeGeneres era reconocida en los People’s Choice Awards con el galardón “Favorite Humanitarian” (“Humanitaria Favorita”). Estas fueron sus palabras al agradecer el premio: “es un poco extraño recibir un premio por ser agradable, generosa y amable; que es lo que se supone que todos debemos ser con el otro”. En la carrera histórica por querer ser la mejor especie del mundo, el ser humano se ha vuelto su propio enemigo. Es el impulsor de guerras, el creador de bombas nucleares y de hidrógeno, el (mal) administrador de una riqueza en manos de 62 personas mientras un niño muere cada veinte segundos en el mundo por problemas relacionados con la falta de acceso a agua potable… Incluso en lo ambiental, en París el por entonces director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo (hoy ese cargo por primera vez en la historia de la organización será ocupado por dos mujeres) me dijo: “muchas veces como ambientalistas decimos que tenemos que salvar al planeta. En verdad, el planeta no necesita que lo salvemos. El planeta va a continuar, va a reencontrar su equilibrio y a salir adelante. Nosotros vamos a ser los que nos vamos a ir. No se trata de salvar al planeta sino de proteger a nuestros hijos y a las futuras generaciones”.

Muchas veces se dice que la “realidad supera a la ficción” ante ciertos eventos noticiosos. Espero sinceramente que sea la misma realidad la que supere a la ficción, no con los espectaculares desastres naturales, ni las violentas guerras o las más dramáticas escenas sociales; sino que sea la misma realidad la que supere a la ficción con formas heroicas de poder hacer de éste un mundo mejor, para todos. Y espero que cada uno de nosotros, yo aquí escribiendo y ustedes ahí leyendo, sean partícipes de “esa película” no sólo como espectadores sino también como actores protagónicos. En definitiva, incluso aquello que consideren que es pequeño puede, a la larga y en conjunto con otras “pequeñas” acciones, tener un impacto increíble. Y cuando crean que es insuficiente, que las autoridades políticas no toman las decisiones que deberían asumir, que las empresas sólo siguen pensando en agrandar sus billeteras sin importar la calidad de sus productos o servicios, o de los impactos negativos que realizan; recuerden esta frase que leí en el People’s History Museum en Manchester, Inglaterra: “Siempre ha habido ideas por las cuales vale la pena luchar”. Lo importante es no olvidarse de esas ideas. Lo necesario es convertir esas ideas en acción.

Por Tais Gadea Lara

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦ 

“My career must adapt to me;
fame is like a VIP pass wherever you want to go “

What is fame? Have we ever wonder what is that to which many want to aspire? That from which it appears that one life would be resolved and will reach full happiness? According to the dictionary of the Royal Spanish Academy, fame is “the perception that people have of someone or something”. Far from being synonymous of success or happiness, it is closer to the concept of reputation, prestige, popularity. The term seems to have really minor importance, in practice, than is often credited. At the same time, behind it there is a huge opportunity for those who enjoy their support.

“My career must adapt to me. Fame is like a VIP pass wherever you want to go”. The words of Leonardo DiCaprio mark a turning point when considering this so strange concept. And he chose these terms to refer to that condition accompanying an upward curve in recent years. Where does DiCaprio want to go with fame? Where will DiCaprio want to go with fame? For many of you DiCaprio is an excellent actor, now nominated for Oscars for his commited performance in The Revenant. For those who work in the field of environmental protection, climate change and sustainability, DiCaprio is one of the most committed environmental activists. After conducting his first environmental documentary The 11th Hour, and now in production of the second film production on climate change (which includes interviews with Argentine scientists on their way through Ushuaia to shoot the last scenes of the movie with more nominations for the next Academy Awards), the American actor gave life to a promever eponymous foundation for conservation and protection of biodiversity, and took up the fight against climate change as a message that lead to the different areas of work : from experience it firsthand during the filming of The Revenant where snow disappeared overnight in the year recently considered officially as the warmest ever recorded in history, to make it protagonist in the opening of the World Economic Forum in Davos last week, to even mention it in the last words of his acceptance speech at the Golden Globe Awards.

Dicaprio is just one example of what fame has meant for many celebrities: find the opportunity to do more for and by the same people who have an opinion of them. What has happened in recent years has been truly remarkable. More and more celebrities who use the vision they have to their public to express a message of conscience; either by a social cause, either by an environmental cause, either by an economic reason. They know that with that attribution that they reached of “being famous”, they have the wonderful opportunity to reach their audiences to raise awareness and promote a change of action. Nothing is casual in this theoretical dictionary definition: the people, the audience they are targeting, is the main recipient of a message than can make this world a better place.

This is not about participate in an event, take a selfie, share on Social Media and ready: you are an “activist”. This is not about a photo opportunity for the campaign with a poster of “save the planet” and then in the day by day, you keep throwing waste out the window. This is not about saying you are vegan “because it is fashionable” and then make magazine covers with fur coats because the lack of knowledge or simple ignorance that led to believe it was just a food choice rather than a truly style life. While much of it could mean a contribution, what has happened in recent years is a fully active participation of certain famous by certain causes that, far from being imposed (free or paid) for campaigns, arising from own values, personal beliefs, of being activists in addition to and in conjunction with, being actors.

Mark Ruffalo is not just a superhero out of control as The Incredible Hulk. The “green issue” has mobilized him before to become a true champion of the fight against climate change, the end of the era of fossil fuels, the promotion of renewable energy and the need to care that most precious resource we have: water. Emma Watson not only knows the best magic spells. She learned to take a leading role in the most important international events with a clear and urgent message incorporating social role: equality between men and women through the “HeForShe” campaign. Adrian Grenier as well as being the perfect boyfriend in The Devil Wears Prada, works daily for the protection of one of the most affected ecosystems in the world, due to the emission of carbon dioxide and the resulting acidification process: the oceans. Or the tireless Angelina Jolie has accomplished something very interesting: her work for humanitarian causes is such that it is no longer news and it has become naturalized in their daily actions as well as her profession itself.

All of them have seen the possibility of fame, but above all, an opportunity to “adapt to their lives”, to use for their causes, “to take that VIP pass” to the shares they wish to promote in the world, to an Earth surrounded by problems, but also rich in potential solutions. The forms of this activism celebrities have been multiple: from an Emma Thompson walking the streets of London to demand an ambitious agreement; through Brad Pitt through taking over as executive producer on Big Men, a documentary about the risks of the fossil fuel industry and which without that financial support it would have been impossible to get noticed; to the eternal and vegetarian Paul McCartney driving “Meat Free Monday” initiative to encourage reduced consumption of meat (whose industry is the second leading cause of greenhouse gas emissions).

Last December, for my work, I was able to cover the 21 th edition of the Conference of the Parties (cop21) in Paris, France. It was the most important political and environmental events of recent years, because there 195 world leaders agreed to a new document to address climate change. In these two intense weeks of work, there were celebrities who were present, not for the photo, not for opportunism. They were there to express a message, to tell what they do to improve the world and even to have meetings with high-level representatives and make the contributions from foundations and their respective jobs. There were present from the now contentious and controversial, Sean Penn who recounted the work of his foundation, J/P Hro in Haiti following the earthquake that marked a before and after for the poorest country in the history of mankind; to Arnold Schwarzenegger, who in his role as former governor of California, made an order to people to stop eating meat once or twice a week.

The same DiCaprio was present in Paris where he was forceful, between meetings with the General Secretary of the United States, John Kerry, and the General Secretary of the United Nations (UN), Ban Ki-Moon, to talk to more 1,000 leaders of the most important cities in the world: “Climate change is the biggest and existential threat to our species.” A friendly and committed Alec Baldwin elected the Latin American country of Peru to make hear the voice of indigenous communities, affected in their territories by the expansion of large corporations who do not know about respect for the land and its original communities: “Climate change is an issue that affects everyone, including local communities from land. Today industries influences governments for their interests. Those governments continue to build on the territories without taking care of the water and the people who long for nature. It’s not just talking about the emissions, but also to protect the forests and the people who live there”.

The problems affecting the world today, and which man is primarily responsible, need the participation of all actors, including craft and profession that are considered “actors”. They have in their hands the possibility to extend a message of change. But beware, because people are aware and warns when a message is just advertising. That message, those words evoke the actors must be accompanied by real action, faithful commitments for a better world. When just beginning this 2016, host Ellen DeGeneres was recognized at the People’s Choice Awards with the award for “Favorite Humanitarian”. Her words to thank the award: “It’s a little strange to receive an award for being friendly, generous and kind; that is what we’re all supposed to be with each other”. In the historic race for wanting to be the best species in the world, man has become his own enemy. He/She is the driving force behind wars, the creator of nuclear and hydrogen bombs, the (mis) manager of wealth in the hands of 62 people while a child dies every twenty seconds in the world for problems related to lack of access to drinking water… Even environmentally, in Paris the then executive director of Greenpeace International, Kumi Naidoo (now that position for the first time in the history of the organization will be occupied by two women) said: “As environmentalists, many times we say that we have to save the planet. Indeed, the planet does not need that we save it. The planet will continue, it will find its balance and move forward. We will be the ones we’re going. It’s not about saving the planet but to protect our children and future generations”.

It is often said that “reality surpasses fiction” about certain news events. I sincerely hope it is the same reality that surpasses fiction, not with the spectacular natural disasters, violent wars or the most dramatic social scenes; it is the same reality that surpasses fiction with heroic ways to make this a better world, for all. And I hope that each of us, here me writing and there you reading, may participate in “that movie” not only as spectators but also as leading actors. In short, even what you think it is small act can, in the long run and in conjunction with other “small” actions, have an incredible impact. And when you believe is insufficient, that political authorities do not make decisions that should assume, that companies just keep thinking in enlarge their wallets no matter the quality of their products or services, or performing negative impacts; remember this phrase I read in the People’s History Museum in Manchester, England: “There have always been ideas worth fighting for.” The important thing is not to forget these ideas. What is necessary is to turn those ideas into action.

By Tais Gadea Lara

………………………………………………………………………………………..

► [VIDEO 1] Emma Watson en el lanzamiento de la campaña “HeForShe” para promover la igualdad de género:

………………………………………………………………………………………..

► [VIDEO 2] Leonardo DiCaprio en la inauguración del Climate Summit de 2014:

…………………………………………………………………………………………………

¡BUEN LUNES PARA TODOS! ¡ESTAMOS DE VUELTA! Tais les deja dos consignas para su nota: 1. Así como tuve la oportunidad de ver a algunos actores participando activamente de un evento de magnitud e impacto internacional, ¿Qué famosos consideran que están haciendo cosas por causas sociales, ambientales, políticas? ¿Les ha llamado la acción puntual de alguno? ¿Por qué? 2. Mi especialización en ambiente no fue algo casual, responde a una voluntad personal de querer cambiar el mundo en el que vivimos y a una pasión por el trabajo que hago; por ello, soy de las que creen que con cada una de las líneas de mis artículos puedo generar al menos un poco de conciencia en quienes lo leen y promover un cambio de acción; levo tatuada en mi muñeca la frase “Be the change” (“sé el cambio”) en honor a la reconocida expresión de Mahatma Gandhi: “Be the change you want to see in the world” (“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”) ¿Qué hacen ustedes por cambiar aquello que no les gusta del mundo, desde lo más próximo en sus vidas hasta lo que pueda ser más global? 3. Por mi parte, yo los invito a compartir videos o charlas que los hayan inspirado; nos reencontramos mañana con el post de Brooklyn ;)  [OFF TOPIC] Les cuento que durante el 2016 el blog se va actualizar de lunes a miércoles con algunos podcasts los jueves revisionando ciertas películas, quise retomar la actualización de lunes a viernes pero tengo un mayor caudal de trabajo este año que lamentablemente me lo impide, sobre todo porque planeo editar mi segundo libro en unos meses; por otro lado, les comparto que el jueves 11 haremos salida cinescalera para ver Zoolander 2, los interesados en sumarse pueden mandarme mail; ahora sí, ¡bienvenidos al sexto año del blog!

…………………………………………………………………………………………………….

…………………………………………………………………………………………………………

—> La última vez escribió Ezequiel Saul sobre… STAR WARS: THE FORCE AWAKENS

…………………………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS

La carrera hacia el Oscar 2015, bajo la mirada de un crítico de Los Ángeles

Hoy en Cinescalas escribe: Craig Kennedy*

*Biografía en primera persona: Craig Kennedy vive en Los Ángeles, donde comenzó a escribir críticas de cine en el año 2007 para su blog Living in Cinema. Craig actualmente colabora para el sitio Awards Daily con la cobertura del festival de Cannes, entrevistas ocasionales, como uno de los tres hosts del Oscar Podcast y como editor de la sección de TV. Craig es un aficionado del cine de la década del 70. Sus realizadores favoritos son Joel y Ethan Coen, Stanley Kubrick, Martin Scorsese, Steven Spielberg, Francis Ford Coppola, Akira Kurosawa, Steven Soderbergh y Wes Anderson. Lo pueden encontrar en Twitter y en Facebook. (Craig se siente avergonzado por su español por lo cual escribió su nota en inglés, pero una traducción al castellano será proporcionada más abajo):

Greetings from Hollywood where Oscar season has begun! By now, all of the likely contenders have been seen by critics while DVDs have been sent to voters. Even as I write this, some awards (in this case the NY Film Critics Circle and the National Board of Review) have already been announced. The goal at this stage of the game for Oscar strategists (yes, this is an actual job in Hollywood this time of year) is to get their movies seen by the Oscar voters. There’s a whole month before the Oscar nominations ballots are due, but dozens of movies are hoping to have the golden light of Oscar shine upon them. Oscar voters don’t have time to see every movie that comes out in a year. Some see more than others, but no one sees everything. They won’t vote for a movie they have not seen, no matter how good it is. This is important to remember because certain things can impact which movies get seen or ignored during the nomination period.

*Here are some of the factors that help determine which movies get seen:

*Personal Preference: Who made it? Who’s in it? What is the story? These are basic questions we all ask about movies and voters are no different. They’re more likely to watch movies with actors they like and movies about subjects that interest them. Voters are people too and they have their preferences. The problem is, these preferences aren’t necessarily predictable and they vary from one person to the next. Personal preference, however, is ultimately what Oscar is about so it must be mentioned.

*Critics: Critics aren’t all-powerful – even less now there are so many of them – and they can’t make someone like or dislike a movie, but critics can certainly convince someone a movie is worth seeing. This is very good news for a movie like Boyhood which currently has a rare 100% rating at Metacritic, but not such good news for Unbroken which, as of this writing, has a dismal 59 (though with only 11 reviews tallied so far). Also important are the critics’ Top 10 lists and awards, which just started happening early last week. Movies that get good reviews and appear on lots of Top 10 lists increase their exposure and improve their chances being seen. What happens then is up to the voter, but the voter must see the movie before he can decide.

Las posibles películas nominadas al Oscar 2015. Foto: Ezequiel Saul

*Prognosticators: Even before the 2014 Oscar ceremony ended last March, people who make it their business to try and predict what Oscar is going to do have had their ears to the ground and fingers to the wind trying to guess which films in the upcoming year will be crowned with Oscar glory. Weighing critical response, Oscar history, their own tastes and their own opinions about Oscar voters, they narrow down the list of potential candidates. This “Oscar buzz” can influence whether a voter chooses to watch a movie or not. Everyone loves a winner and, when choosing where to spend their limited time, a voter might be more inclined to choose a movie they think has a legitimate shot at getting nominated and is already in the “Oscar conversation.”

*Box Office: Oscar has an ambivalent history with “popular” movies. Though there are examples throughout history where the movie that made the most money wins (Titanic for example), Oscar has recently favored smaller movies which have more integrity. At the same time, however, a movie that makes a lot of money and also has artistic credibility (last year’s Gravity for example) is almost guaranteed a nomination if not a win. Meanwhile, one that is perceived as a box office failure can forget about getting nominated – a producer that has a bomb on its hands isn’t going to spend more money on it trying to get it an Oscar. The most important thing about box office, however, is that it shows what movies people are actually paying to see. If friends and colleagues are talking about a movie, the voter is more likely to see it.

So, why does any of this matter? Is it not more important whether a movie is good or not? No. Every year there are great movies that are not nominated because not enough people saw them. Even as I write this, there are large piles of “For Your Consideration” DVDs on top of the television of every voter and their email inboxes are full of invitations to screenings and parties held in the hope of getting a movie noticed. All of the above factors help determine what movies are seen. When it comes to DVDs, the recent Thanksgiving holiday (November 27 – 30 in the US) and the upcoming Christmas holiday all loom large. Imagine a voter sitting around, celebrating the holiday, surrounded by family and everyone is trying to agree which DVDs to watch. Movies with popular stars, critical reputation, Oscar buzz or which friends have talked about are going to get chosen first. Also, movies that seem depressing or challenging will not appeal to a large group during holidays that are supposed to be full of joy and good feeling. Again, if a movie isn’t seen, it probably will not get nominated no matter how good it is. *Another note about DVDs: Certain types of movies play better on TV than others. Dramas with powerful performances come across best, but epic movies with many special visual effects lose a lot between theater and television. Again, this is good for Boyhood, but bad for Interstellar.

The same factors determine whether a voter decides to get dressed and drive across town to an Oscar party or a special showing of the film, but there are others. The first is budget. A movie with a large budget can afford a fancier theater and a more impressive party which increases the odds a voter attends. These films can also afford to set up events for the press to get interviews with the talent and stories about their films in print and online. This is bad news for Boyhood. IFC is a relatively tiny distributor and likely spent most of their marketing budget when the film was still in theaters. The big challenge of Boyhood will be to stay in the minds of voters. The second difference is star power. Not everyone in Hollywood is an A-list celebrity, but just like regular people, they all want to be associated with them. If Angelina Jolie introduces her film or appears at a party, you can bet more people come to bask in the celebrity glow. This is good news for her film Unbroken. The third difference is the “story” behind a movie. I don’t mean the plot of the film, I mean the narrative behind the film itself which is a little bit harder to explain. I call it the “Oscar Story” and it is something the filmmakers can use to make a movie seem special. In recent years I went to official Academy presentations of eventual Oscar winners The Artist and Argo. Both films were presented with a story behind them. In the case of The Artist, producer Harvey Weinstein told the story of going to Cannes and falling in love with this little French homage to Hollywood history. Meanwhile, Argo showed how Hollywood helped shape an important moment in US history. Hollywood loves movies about itself and the filmmakers emphasized that aspect of their films to make them more interesting.

Los posibles directores nominados al Oscar 2015. Foto: Ezequiel Saul

Among the current contenders, Birdman speaks to the creative people in Hollywood and makes them look heroic and that will give the film an advantage in the race. In the case of a movie like Boyhood, the story can be how it took twelve years to make the film. In the case of Selma, it’s about one of the most important events in recent US history and it could lead to the first African-American woman getting nominated for Best Director. All of these stories hopefully increase a film’s chances of getting seen and once they’re seen, they make a film more memorable. You can convey a film’s story at a live screening with a Q&A more easily than you can on a DVD. So, let’s take a look at the pool of films that are currently in the Oscar discussion sorted by their Metacritic score with the number of reviews in parentheses (smaller numbers of reviews obviously make a less reliable score that could change as more reviews come in). These are by no means the only films that have a chance, especially this year which seems less predictable than others, but they’re the generally agreed upon films in the running among the Oscar prognosticators plus a few extras I added myself:

Boyhood – 100 (49 reviews)
Selma – 98 (5)
Mr. Turner – 95 (13)
Birdman – 89 (46)
The Grand Budapest Hotel - 88 (48)
Whiplash – 87 (43)
A Most Violent Year – 86 (9)
Inherent Vice – 84 (13)
Foxcatcher – 82 (38)
Gone Girl – 79 (49)
The Immigrant – 76 (34)
Wild – 75 (22)
Interstellar – 74 (46)
The Theory of Everything – 72 (45)
The Imitation Game – 71 (31)
American Sniper – 62 (7)
Unbroken – 59 (11)
Into the Woods – 0 (0)

Two or three things jump out at me just looking at the Metacritic numbers. The first is that the reviews of Unbroken are not very good (though to be fair it’s only based on 11 reviews) yet it’s still considered a contender by reputable Oscar predictors. It’s true that Extremely Loud & Incredibly Close (2011) was a Best Picture nominee with a terrible 46 Metacritic rating, but remember that film was not seen by critics until the very last minute. Voters saw it in a vacuum away from the noise of critical opinion. Plus it was a film with widely loved actors Tom Hanks and Sandra Bullock and it was directed by Stephen Daldry who has long been an Oscar favorite. Unbroken has Angelina Jolie’s star power, cinematography from the great Roger Deakins, a screenplay from Oscar winners Joel and Ethan Coen and a moving story, but that’s it. Meanwhile, it’s going to languish for a month with mediocre reviews. The reviews aren’t negative enough to keep people from watching it and it’s very possible the voters will like it more than critics, but I’m having a hard time taking it seriously as a nominee at this point.

The second thing I notice when analyzing critical reaction is the mediocre scores of Interstellar, The Imitation Game, The Theory of Everything and American Sniper. Reviews aren’t bad, but all of these films were considered favorites to be nominated just a few months ago. Now I’m not so sure. A few will, and some may do better in other categories, but in a relatively weak year for Oscar movies, I’m expecting more surprises than usual when the nominations are announced. However, because it’s such a weak year, all of those films mentioned might find their names on the list of nominees. Voters will still see all of these films so it will depend on whether they like the films more than did the critics. Of all those films, I’d be most worried for Interstellar because it will be even less impressive on TV than it was in 70mm IMAX.

The final and most important point to me is the score for Boyhood. I’ve never seen a film with a perfect 100 score. 40 of the 49 reviews are 100s. The widespread enthusiasm for this film is unprecedented and I think sheer passion for it will help it overcome the fact it was released in cinemas earlier than any other contender and also the fact the film’s budget and distributor are so small. When Boyhood first came out, I assumed it would be forgotten by now even though I loved it, but it just can’t be ignored with this critical response. It’s my favorite for a nomination and has an excellent chance to be a winner in Best Picture, Best Director and Best Supporting Actress categories. Among the likely nominees, the biggest threats to a Boyhood victory are Birdman and Selma. Alejandro González Iñárritu already has enjoyed support from the Academy and this year he has a film that not only lightens some of his usual pretentiousness with humor, it’s also a story about actors and it revolves around several wonderful performances. Actors make up the largest portion of Oscar voters so never underestimate a film with great performances from well-liked actors and also makes acting seem heroic. Birdman does all of those things.

Las posibles actrices nominadas al Oscar 2015. Foto: Ezequiel Saul

The other main threat to Boyhood is Selma. While there are a large number of voters from other countries, the Academy is still made up mostly of voters who live and work in the United States. Despite 12 Years a Slave winning multiple Oscars last year, The US will always live with the guilt of slavery and, unless a movie about civil rights hero Martin Luther King is simply bad, it has a legitimate chance for an Oscar win. Another factor is that it is directed by Ava DuVernay, a black woman who also has an excellent chance at getting a Best Director nomination. That would be a first in Oscar history. The fact that Selma is very well reviewed (with only 5 samples) makes it the biggest threat to Boyhood. I’m sure I’ll change my mind over the next month as more critics announce their winners, but for now, here are the films I think will be nominated in order of the chance I think they have at winning. Though it has never happened under the current nomination rules, I’m going to predict there are only 8 nominees because it is not a year with many strong contenders:

Boyhood
Selma
Birdman
Whiplash
Foxcatcher
Grand Budapest Hotel
Inherent Vice
The Theory of Everything

Thank you for reading! You now have the right to laugh at me when I’m wrong about the nominees! Please leave your comments below. I will do my best to respond, but please be patient because my Spanish is not very good. See you,

Craig

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

¡Saludos desde Hollywood, donde ha comenzado la temporada de los Oscars! Por ahora, todos los posibles candidatos han sido vistos por los críticos mientras que los DVD se han enviado a los votantes. Mientras escribo esto, algunos premios (en este caso el New York Film Critics Circle y la National Board of Review) ya han sido anunciados. El objetivo en esta etapa del juego para los estrategas de los Oscar (sí, esto es un trabajo real en Hollywood esta época del año) es conseguir que sus películas sean vistas por los votantes de los Oscars. Hay todo un mes antes de la nominaciones, en el cual decenas de películas anhelan la esperanza de tener la luz dorada del Oscar brillando sobre ellas. Los votantes del Oscar no tienen tiempo para ver cada película que salen en un año. Algunos ven más que otros, pero nadie lo ve todo. No van a votar por una película que no han visto, no importa si es buena o no. Esto es importante de recordar, porque ciertas cosas pueden afectar qué películas consiguen ser consideradas o ignoradas durante la fase de nominación.

Estos son algunos de los factores que ayudan a determinar qué películas obtienen atención:

*Preferencia personal: ¿Quién la hizo? ¿Quién está en ella? ¿Cuál es la historia? Estas son las preguntas básicas que todos nos hacemos sobre las películas y los votantes no son diferentes. Son más propensos a ver las películas con actores que les gustan y películas sobre temas que les interesan. Los votantes también son personas y tienen sus preferencias. El problema es que estas preferencias no son necesariamente predecibles y varían de una persona a otra. La preferencia personal es de lo que se trata el Oscar a fin de cuentas.

*Críticos: Los críticos no son todopoderosos – aún menos ahora que hay tantos de ellos – y no pueden hacer que alguien guste o disguste de una película, pero indudablemente pueden convencer a alguien de una película vale la pena. Esta es una muy buena noticia para una película como Boyhood que en la actualidad tiene una calificación de 100% en Metacritic, pero no tan buena noticia para Unbroken que, hasta el momento, tiene un triste 59 (aunque con sólo 11 opiniones contabilizados). También son importantes los Top 10 de las listas y premios de los críticos, que tan sólo comenzaron a surgir a principios de la semana pasada. Películas que obtienen buenas críticas y aparecen en un montón de Top 10 aumentan su exposición y mejoran sus posibilidades de ser vistas.

Los posibles actores nominados al Oscar 2015. Foto: Ezequiel Saul

*Pronosticadores: Incluso antes de que termine la ceremonia de los Oscars 2014 en marzo pasado, las personas que hacen su negocio tratando de predecir qué va a suceder en el 2015 han tenido sus oídos en la tierra y los dedos al viento intentando adivinar qué películas en el próximo año tendrán la gloria del Oscar. Con su peso crítico, ellos reducen para los votantes la lista de posibles candidatos. Este “zumbido Oscar” puede influir en si un votante elige mirar una película o no. Todo el mundo ama a un ganador y, al momento de elegir dónde pasar su tiempo, un votante podría estar más inclinado a optar por una película que ellos creen que tienen una oportunidad legítima de conseguir una nominación, una que ya esté en la “conversación Oscar.”

*Taquilla: El Oscar tiene una historia ambivalente con películas “populares”. Aunque hay ejemplos que muestran que películas que recaudaron mucho dinero obtuvieron el premio mayor (Titanic), el Oscar también ha favorecido recientemente películas más pequeñas, que tienen más integridad. Al mismo tiempo, una película que tiene mucho dinero en su bagaje y también tiene credibilidad artística (Gravity del año pasado, por ejemplo) tiene casi garantizada una nominación e incluso una victoria. Mientras tanto, una película que se percibe como un fracaso de taquilla puede olvidarse de ser nominada: un productor que tiene un fracaso en sus manos no va a gastar más dinero tratando de conseguirle un Oscar. Lo más importante acerca de la taquilla, sin embargo, es que muestra claramente las películas que la gente paga para ver. Si los amigos y colegas están hablando de un film, el votante es más probable que lo vea.

Aún así, ¿por qué importa todo esto? ¿No es más importante si una película es buena o no? NO. Cada año hay grandes películas que no son nominados porque no hay suficientes personas que la hayan visto. Mientras escribo esto, hay montones de DVDs de “Para su consideración” en la parte superior del televisor de todos los votantes, y en sus bandejas de entrada hay cientos de mails con invitaciones a proyecciones y fiestas que se desarrollan con la esperanza de conseguir que una película se mire. Todos los factores anteriores ayudan a determinar qué películas reciben atención. Cuando se trata de DVDs, la reciente fiesta de Acción de Gracias (noviembre 27 a 30 en los EE.UU.) y las próximas vacaciones de Navidad ocupan un lugar preponderante. Imaginen un votante por ahí, celebrando el día de fiesta, rodeado de su familia cuando todo el mundo está tratando de llegar a un acuerdo respecto a qué DVD van a poner para ver. Las películas con estrellas populares, reputación crítica y “Oscar Buzz” van a ser elegidas primero. Distinta será la suerte de las películas que parecen deprimentes o desafiantes, ya que no serán del interés para un grupo grande durante los días festivos que se supone que deben estar llenos de alegría y buenas sensaciones. Una vez más, si una película no se ve, probablemente no será nominada por más buena que sea. Otra nota sobre los DVDs: Ciertos tipos de películas se ven mejor en el televisor que otras. Los dramas con poderosas actuaciones tienen mejor suerte, pero las películas épicas con muchos efectos visuales pierden mucho. Una vez más, esto es bueno para Boyhood, pero malo para Interstellar.

Las posibles actrices de reparto nominadas al Oscar 2015. Foto: Ezequiel Saul

Los factores que determinan si un votante decide vestirse y atravesar la ciudad para una fiesta de los Oscar o una proyección especial de una película están acompañados por otros. El primero es el presupuesto. Una película con un gran presupuesto puede permitirse una sala más elegante y un agasajo más impresionante que aumenta las probabilidades de que un votante asista. Estas películas también pueden darse el lujo de crear eventos para la prensa para conseguir entrevistas con el elenco y las historias de sus películas en formato impreso o en medios digitales. Esta es una mala noticia para Boyhood. IFC es una distribuidora relativamente pequeña y probablemente gastó la mayor parte de su presupuesto de marketing cuando la película aún estaba en los cines. El gran desafío de Boyhood será para quedarse en la mente de los votantes. La segunda diferencia es el poder de las estrellas. No todo el mundo en Hollywood es una celebridad de clase A (“A-Lister”), pero al igual que la gente común, todos quieren ser asociados con ellos. Si Angelina Jolie presenta su película o aparece en una fiesta, pueden apostar que más personas querrán estar a su lado. Esta es una buena noticia para su película Unbroken.

La tercera diferencia es la “historia” detrás de una película. No me refiero a la trama de la película, me refiero a la narrativa detrás de la película en sí, que es un poco más difícil de explicar. Yo lo llamo “Oscar Story” y es algo que los cineastas pueden utilizar para hacer que una película resulte especial. En los últimos años fui a las presentaciones oficiales de la Academia de las eventuales ganadores del Oscar The Artist y Argo. Ambas películas se presentaron con una historia detrás de ellas. En el caso The Artist, el productor Harvey Weinstein contó la historia de cómo fue a Cannes y se enamoró de este pequeño homenaje francés a la historia de Hollywood. Mientras tanto, Argo mostró cómo Hollywood ayudó a dar forma a un momento importante en la historia de Estados Unidos. A Hollywood, sabemos, le gusta el cine autorreferencial.

Entre los candidatos actuales, Birdman le habla a la gente creativa en Hollywood y hace que se vea heroica, lo cual le da una ventaja en la carrera. En el caso de una película como Boyhood, la historia puede ser la forma en que tardó doce años para hacerse. En el caso de Selma, se trata de uno de los eventos más importantes en la historia reciente de Estados Unidos y que podría conducir a la primera mujer afroamericana siendo nominado a mejor directora. Todas estas historias esperan aumentar las posibilidades de que las películas se vean y de que, una vez que eso suceda, se vuelvan aún más memorables. Por lo tanto, vamos a echar un vistazo a la lista de películas que se encuentran actualmente en la discusión de los Oscars 2015, ordenadas por su puntuación en Metacritic con el número de críticas entre paréntesis. Estas no son en absoluto las únicas películas que tienen una oportunidad, sobre todo este año que parece menos predecible que otros, pero son el acuerdo general que se gestó entre los pronosticadores de los Oscars, además de algunas extras que agregué yo:

Boyhood – 100 (49 críticas)
Selma – 98 (5)
Mr. Turner – 95 (13)
Birdman – 89 (46)
The Grand Budapest Hotel – 88 (48)
Whiplash – 87 (43)
A Most Violent Year – 86 (9)
Inherent Vice – 84 (13)
Foxcatcher – 82 (38)
Gone Girl – 79 (49)
The Immigrant – 76 (34)
Wild – 75 (22)
Interstellar – 74 (46)
The Theory of Everything – 72 (45)
The Imitation Game – 71 (31)
American Sniper – 62 (7)
Unbroken – 59 (11)
Into the Woods – 0 (0)

Dos o tres cosas saltan de solo mirar los números de Metacritic. La primera es que las críticas de Unbroken no son muy buenas (aunque para ser justos, el puntaje sólo está basado en 11 críticas); sin embargo, todavía es considerada una candidata. Es cierto que Extremely Loud & Incredibly Close (2011) fue nominada a Mejor Película con una terrible puntuación de 46 en Metacritic, solo que en ese caso los votantes la vieron lejos del ruido de la opinión crítica. Además, era una película con actores ampliamente queridos como Tom Hanks y Sandra Bullock y fue dirigida por Stephen Daldry, que ha sido durante mucho tiempo un favorito del Oscar. Unbroken tiene el poder de estrella de Angelina Jolie, la fotografía del gran Roger Deakins, un guión de los ganadores del Oscar Joel y Ethan Coen y una historia conmovedora, pero eso es todo. Mientras tanto, va a languidecer durante un mes con las críticas mediocres y estoy teniendo dificultades para tomarla en serio como una candidata importante en este momento.

La segunda cosa que me di cuenta en el análisis de la reacción crítica son las puntuaciones mediocres de Interstellar, The Imitation Game, The Theory of Everything y American Sniper. Las críticas no son malas, pero todas estas películas eran consideradas las favoritas para ser nominadas hace apenas unos meses. Ahora no estoy tan seguro. Sin embargo, porque es un año tan débil, todas esas películas mencionadas podrían encontrar sus nombres en la lista de nominados. Los votantes seguirán viendo todas estas películas por lo que dependerá de si les gustan más que a los críticos. De todas ellas, yo estaría más preocupado por Interstellar porque va a ser aún menos impresionante en la televisión que en los 70mm de IMAX.

Los posibles actores de reparto nominados al Oscar 2015. Foto: Ezequiel Saul

El punto final y más importante para mí es la puntuación de Boyhood. Nunca he visto una película con un puntaje perfecto de 100% en Metacritic. 40 de las 49 críticas son un 10. El entusiasmo generalizado por esta película no tiene precedentes y creo que la pura pasión por ella le ayudará para superar el hecho de que fue lanzado en los cines antes que cualquier otro competidor y también el hecho de que el presupuesto de la película y el distribuidor sean tan pequeños. Es mi favorita para una nominación y tiene una excelente oportunidad de ser ganadora en las categorías de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actriz de Reparto. Entre los posibles candidatos, las mayores amenazas para la victoria de Boyhood son Birdman y Selma. Alejandro González Iñárritu ya ha contado con el apoyo de la Academia y este año tiene una película que no sólo se corre un poco de su pretenciosidad de costumbre con humor, que es también una historia sobre los actores y que gira en torno a varios espectáculos maravillosos. Los actores representan la mayor parte de los votantes del Oscar por lo que nunca hay que subestimar una película con grandes actuaciones de actores muy queridos y también hace que la actuación parezca un hecho heroico. Birdman hace todas esas cosas.

La otra amenaza principal de Boyhood es Selma. Si bien hay un gran número de votantes de otros países, la Academia sigue compuesta en su mayoría de los votantes que viven y trabajan en los Estados Unidos. A pesar de que 12 Years a Slave ganó múltiples premios Oscar el año pasado, Estados Unidos siempre vive con la culpa de la esclavitud y, a menos que una película sobre el héroe de los derechos civiles Martin Luther King sea simplemente mala, tiene una oportunidad legítima para una victoria en los Oscars. Otro factor es que está dirigida por Ava DuVernay, una mujer afroamericana que también tiene una excelente oportunidad de conseguir una nominación a Mejor Director, lo cual sería un hecho inaudito. Estoy seguro de que voy a cambiar mi opinión durante el próximo mes a medida que los círculos críticos anuncien sus ganadores, pero por ahora, aquí están las películas creo que van a ser nominadas, ubicadas en el orden de las posibilidades que tienen de ganar. A pesar de que nunca ha ocurrido bajo las reglas de nominación actuales, voy a predecir que sólo habrá ocho candidatas porque no es un año con muchas competidoras fuertes:

Boyood
Selma
Birdman
Whiplash
Foxcatcher
Grand Budapest Hotel
Inherent Vice
The Theory of Everything

¡Gracias por leer! Ahora tendrán el derecho de reírse de mí cuando salgan las nominaciones y vean que me equivoqué. Los invito a dejar sus comentarios a continuación. Voy a hacer mi mejor esfuerzo para responder, pero por favor sean pacientes porque mi español no es muy bueno. Saludos para todos,

Craig

…………………………………………………………………………………………………..

[COMPILADO] Todas las películas ganadoras del Oscar:

"Best Picture" Oscar Winners from Richard Klein on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MARTES PARA TODA LA MUCHACHADA! En primer lugar, le quiero agradecer a Craig por su nota; lo admiro mucho como crítico así que es un honor contar con su texto en Cinescalas; en segundo lugar, los invito a dejar sus impresiones sobre cuáles piensan que deben ser las películas, actores y directores premiados con un Oscar en febrero; ¡nos reencontramos mañana con una crítica y ya el jueves arrancamos con el balance de lo mejor del año! (para hacer la tarea: comenzamos con las mejores citas, así que vayan pensando); ¡nos vemos mañana, muchachada! ¡que tengan un excelente día!

…………………………………………………………………………………………………….

…………………………………………………………………………………………………………

—> La última vez escribió Eduardo Blake sobre… INTERSTELLAR

…………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS

Maleficent: Jugando a ser mala

Hoy en Cinescalas escribe: Jessica Taranto

*Atención: se revelan algunos detalles del argumento

Angelina Jolie como Maléfica. Esas palabras provocaron en mí muchas sensaciones diferentes. Intriga, curiosidad, miedo, fascinación. La idea de verla como una de las villanas más atractivas del cine no era algo insignificante. Y cuando por fin salieron las primeras imágenes, me llené de expectativas. Es que – y no hablo sólo por mi conocido fanatismo hacia esta mujer – , estoy segura de que pocas personas podrían meterse en la piel de este personaje como ella lo hizo. El problema fue otro. Hay una sola escena en la que veo a Maléfica, a la verdadera. Pero la veo tan real, tan de carne y hueso, aquella que forma parte de mi infancia y lo sigue siendo de mi vida, que todavía es esa escena la que me hace cuestionar cuánto me gustó la película. Cuando salí de verla no sabía. Mejor dicho, creo que sí sabía pero no quería reconocerlo. No quería decir que no me gustó, que era mala, no me lo podía creer, no podía ser así. No, si en algún momento supe ver a Maléfica. No obstante, una película no es sólo esos cinco o diez minutos. Son casi dos horas. Dos horas en las que vemos a otro personaje, uno que se llama igual y que tiene ciertas características físicas, pero nada más. Acá ni siquiera es una bruja, es un hada. Un hada al que le arrebataron las alas y le rompieron el corazón. Cuando vi por primera vez el trailer, como me suele pasar con varias películas que generan en mí mucha ansiedad, intenté imaginar qué podía pasar, por dónde podía ir esta historia. Y era muy diferente a lo que vi. Incluso recuerdo que se me cruzó por la cabeza que sus alas habrían sido mutiladas como castigo por algo horrible que una persona malvada como Maléfica podría haber hecho. Nada más alejado. Y la idea de que este personaje se tornara “malo” porque un hombre le rompió el corazón tampoco me gustaba, pero podría haberlo perdonado si no fuera porque Maléfica es buena, acá es siempre buena, sólo se muestra mala en aquella escena que mencioné y que me sigue fascinando.

Ni siquiera tengo intenciones de comparar punto por punto esta película con la que data de 1959, porque sería peor aún. Sería hablar de una Aurora que a diferencia de la otra, acá tiene más protagonismo pero menos gracia (aunque a favor de Elle Fanning, su apariencia de joven princesa de dieciséis años era más adecuada), unas hadas que no tienen nada del protagonismo anterior (al fin y al cabo, en la versión animada son las que mueven la historia) y son de los personajes peor escritos en este guión, que aparecen cuando quieren y cuando no, se las olvida (¿acaso nadie se acordó que la tercer hadita –Juno Temple – nunca le dio su bendición tras ser interrumpida por Maléfica?), un príncipe con menos onda en una escena todavía menos agraciada que no provoca nada y un cuervo que se convierte en hombre y pasa a ser el fiel compañero de Maléfica que como acá no es mala, es puesta con un villano, un actor al que le hubiera puesto fichas (Sharlto Copley), pero acá es simplemente insoportable y no tiene el peso suficiente. Por eso, mejor dejar de compararlas.

Creo que el motivo principal por el que esta película me duele es porque estoy segura de que si alguien se hubiera arriesgado a crearle una historia a la villana de 1959, a la real, podría haber sido un producto más interesante. Yo quería una villana que me fascinara, no una heroína que juega a ser mala un ratito para ablandarse rápidamente. Pero no es difícil suponer por qué Angelina decidió hacer esta película. Es obvio que lo hizo para sus hijos y, contradiciéndome, eso me hace quererla más. Porque, sobre todo en la escena que justamente protagoniza junto a su hija verdadera –que acá interpreta a una de las jóvenes Aurora-, no parece que estuviera actuando. Y por último, desde el trailer me prometen una versión hermosa de “Once Upon A Dream” (interpretada por Lana Del Rey, artista a la que Angelina Jolie eligió personalmente), aquella que en la película clásica suena hasta que no te la podés sacar de la cabeza después de verla, acá sólo suena en los créditos finales, desentonando completamente y sin permitirme siquiera la chance de poder asociarla a alguna escena de manera memorable. Y así me encuentro. Queriendo amarla a Angelina por ser Maléfica, pero al final amándola por ser ella misma.

Por Jessica Taranto

………………………………………………………………………………………..

► [TRAILER] Algunas imágenes de Maleficent:

Disney Maleficent | HD Trailer #3 from Disney on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

► [DE YAPA] “Once Upon A Dream” en la voz de Lana Del Rey:

Lana Del Rey - Once Upon A Dream (From "Maleficent") from themusicishere on Vimeo.

……………………………………………………………………………………………………

¡BUEN COMIENZO DE SEMANA PARA TODA LA MUCHACHADA! Arranca una nueva semana del blog con un debate sobre Maléfica: 1. ¿Vieron la película de Robert Stromberg? ¿Qué les pareció? ¿Coinciden con la opinión vertida por Jessi? 2. ¿Qué piensan de Angelina Jolie como actriz y qué papeles de ella rescatarían hoy? 3. ¿Cuáles son sus películas de fantasía y/o aventura favoritas? Espero sus comentarios y nos reencontramos mañana; ¡que tengan todos un gran lunes!

…………………………………………………………………………………………………….

—> La última vez escribió José Tripodero sobre… LAS FOTOS FIJAS MÁS FAMOSAS DEL CINE

…………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Deathmatch: Angelina Jolie (antes) vs. Angelina Jolie (después)

*Deathmatch/Antes y después propuesto por: Jessica

“Be kind to me or treat me mean, I’ll make the most of it, I’m and extraordinary machine”. Recuerdo que en un viejo post de los viernes - cuando nos dedicábamos a elegir el mejor papel de distintos actores, costumbre que deberíamos retomar dentro de poco – no me resultó difícil asociar a Angelina Jolie con una canción. La letra de “Extraordinary machine”, de alguna extraña manera, parecía conectarse con ella. O al menos parecía conectarse con cómo yo la veía: como una mujer que podía con todo. Independientemente de su reciente (y emotivo) relato en la editorial del New York Times, Jolie siempre estuvo acompañada por una intensidad, por una energía tan inagotable como admirable. Por eso, pensando en “el antes y después” que propuso Jessi (el “antes” vendría a estar representado por sus papeles más hipnóticos de los 90 como Hackers, Foxfire, Gia, Pushing Tin y Girl, Interrupted; y el “después” por roles más ligados al prestigio y a dar cuenta de su compromiso con causas humanitarias, como Más allá de las fronteras, A Mighty Heart, Changeling, y su debut como directora con In The Land of Blood and Honey), noté que había mucho más: hay franquicias (Lara Croft: Tomb Raider), hay resabios de un arquetipo femme fatale de su primera época (Pecado original, Mr. And Mrs. Smith, Wanted) y hay traspiés (no quiero recordar El turista, pero hay que ser justos y mencionarla). Y si hay más, si hay mucho, si hay tanto, es porque ella es incansable. Y aunque su “después” esté ligado a una madurez (como mujer, como actriz, como narradora, como observadora), me es imposible no quedarme con la fragilidad de Gia y, sobre todo, con la fascinante libertad de “Acid Burn” y su provocadora actitud. 

………………………………………………………………………………………….

► [TRAILER] Viajamos al pasado y vemos algunas imágenes de Hackers:

…………………………………………………………………………………………….

► [ESCENA] Angelina Jolie como Mariane Pearl en A Mighty Heart:

…………………………………………………………………………………………….

► [DE YAPA] Angelina gana el Oscar por Girl, Interrupted:

…………………………………………………………………………………………….

¿Angelina Jolie antes, en su etapa noventosa más salvaje (!) con interpretaciones de mujeres siempre al límite? ¿O Angelina Jolie después, con actuaciones más “maduras” y comprometidas?; dejen sus aportes en los comentarios y, de yapa, propongan una secuencia y/o versus (con “antes y después” incluido) para debatir uno de estos jueves; ¡gracias a todos!

……………………………………………………………………………………………..

¿ANGELINA JOLIE ANTES O DESPUÉS?: DESPUÉS

……………………………………………………………………………………………..

La última vez enfrentamos a… EL ROBERT DOWNEY JR. DE ANTES con EL ROBERT DOWNEY JR. DE AHORA

………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Hollywood toma el control

Foto: indianapublicmedia.org

Hoy en Cinescalas escribe: Nicolás Godoy

Hasta la fecha, más de treinta videojuegos fueron adaptados al cine, creando así un nuevo género, y todo empezó con uno de los mejores de la historia: Super Mario Bros. Desafortunadamente, no fue un buen comienzo a nivel cinematográfico. Estrenada en 1993, la película fue un fracaso y se convertiría en uno de los muchos que los amantes de los videojuegos íbamos a tener que sufrir, dejándonos con solo unos pocos films que fueron fieles a su material original y al mismo tiempo tuvieron éxito.

Ya sea de cómics o libros, Hollywood durante años ha adaptado cualquier material que tenga una potencial ganancia, a menudo con excelentes resultados. En los últimos años, muchas adaptaciones literarias fueron nominadas al Oscar y los cómics han inspirado a varias de las películas más populares y exitosas de la década. Los videojuegos también son una fuente de inspiración para cineastas y, sin embargo, han demostrado que son difíciles de traducir en una película. Es un hecho que la mayoría de estas producciones son bastante pobres, por no decir horribles: malos guiones, presupuestos bajos, terribles actuaciones, realización sin sentido y, en general, una mala interpretación de la fuente. Al parecer, una de las razones por la que estos films fallan es porque los estudios generalmente eligen hacer películas basadas en el videojuego o franquicia que se vendió mejor, dejando de lado las que tienen un mayor potencial cinematográfico. Un claro ejemplo es la ya mencionada Super Mario Bros. Pero esa no es la razón principal del fracaso de las adaptaciones. Uno pensaría que la culpa la tienen los mismos videojuegos que carecen de la narrativa interesante que una película necesita. Pues no, los videojuegos como entretenimiento son únicos debido a su naturaleza interactiva y muchos de ellos tienen historias que nos han cautivado a un grado que previamente estaba reservado para libros, cine y televisión.

Los videojuegos se basan en cómo el jugador elige jugar la historia. Los diseñadores buscan la forma de contarla de modo interactivo y dependiendo del género del videojuego se puede narrar de más de un modo. En las películas pueden controlar la experiencia con el sonido, pueden mostrar momentos importantes, revelaciones. Pero no es una experiencia unilateral. Más aún el videojuego ya estableció el proyecto visualmente al igual que su historia, así que si uno se desvía mucho de la fuente material, termina con una película completamente distinta al juego. Sin embargo, hacer una película que se vea demasiado como el videojuego puede resultar muy simplona. Cuando se realiza una adaptación de un medio a otro hay que tener cuidado, tomar el medio original y solo utilizar la trama, es decir, interesarse en la historia. Una película necesita un gran desarrollo narrativo, personajes con relaciones atractivas, lo mismo se aplica a los diálogos y, claro, a la dirección. Lamentablemente, los videojuegos con ese potencial cinematográfico, aquellos con buen argumento y personajes, tienen una extensión de más de diez horas, eso es diez horas de escenas, diálogos, personajes, acción etc. Y cuando se quiere comprimir todo lo anterior en un film de dos horas, la película no podría sino mostrar una mínima parte del juego, haciendo imposible que sigamos el argumento original.

Aunque estas películas pocas veces están a la altura de las expectativas de los fans, algunas de ellas han mostrado ser exitosas en taquilla. Aquí están las cinco adaptaciones de videojuegos más rentables:

*1. Hitman (2007)

Hitman

Basada en el popular juego de asesinatos y sigilo para la Playstation 2, Hitman gira en torno a un sicario llamado Agente 47. La película fue estrenada en el 2007 con Timothy Olyphant como dicho personaje, acompañado por Olga Kurylenko. La adaptación fue considerada pobre e insatisfactoria, con una trama confusa y malas actuaciones, y generó discrepancias en cuanto al origen del protagonista en relación al videojuego original. Aunque está entre las peores películas sobre videojuegos, es una de las más exitosas en esa categoría.

*2. Resident Evil (2002)

Dirigida por Paul W.S. Anderson, el famoso videojuego de zombies y supervivencia llegó a la pantalla grande en 2002. En la película Alice (Milla Jovovich), junto a un grupo especial, militar debe enfrentarse a una computadora fuera de control y a mortales criaturas para escapar de un laboratorio subterráneo. La película recibió malas críticas a nivel general. Entre sus fallas principales se menciona el poco desarrollo que tienen los personajes, un guión flojo que consiste en órdenes, explicaciones y exclamaciones, acción excesiva y efectos baratos.

► Milla Jovovich en la primera secuencia de Resident Evil:

*3. Mortal Kombat (1995)

Basada en el reconocido y controversial juego de peleas por su extrema violencia y su enfermiza/entretenida manera de dominar la acción, Mortal Kombat es un clásico en el mundo de los videojuegos y su adaptación fílmica afortunadamente no manchó su nombre. La película logra capturar la esencia del videojuego: peleas exageradas, acción, personajes exóticos y una trama simple. Un grupo de artistas marciales convergen en China, desde donde son llevados a otra dimensión para pelear en un torneo que determinará el futuro de la tierra. La película, más allá de no contar con grandes actuaciones, permanece como una interesante cinta de artes marciales, con elementos de fantasía y es, sin dudas, una de las mejores adaptaciones de videojuegos. Mucho mejor que Street Fighter.

Mortal Kombat

*4. Prince of Persia: The Sands of Time (2010)

El gran videojuego desarrollado por Ubisoft del mismo nombre es adaptado al cine en el año 2010, protagonizada por Jake Gyllenhaal como el Príncipe Dastan, Gemma Aterton como Tamina y Ben Kingsley como Nizam. La película recibió críticas variadas a pesar de su elenco estelar, y en general no ofrece mucho sustancialmente, es muy insípida para ser recordada. Pero es lo que es: una película pochoclera de espadas, magia y aventura. Por eso, en ese plano, se la puede llegar a encontrar entretenida y divertida.

► Jake Gyllenhaal en Prince of Persia: The Sands of Time:

*5. Lara Croft: Tomb Raider (2001)

Lara Croft es un indiscutible icono en el mundo de los videojuegos. La arqueóloga y aventurera inglesa protagoniza una serie de videojuegos que inspiraron y han sido base para futuras creaciones del mismo género. La película, sin embargo, es pésima. Angelina Jolie es físicamente perfecta para el papel de Lara, pero, independientemente de esto, el consenso general es que la trama no tiene sentido y que las escenas de acción carecen de impacto emocional. También hubo reacciones positivas, ya que algunos la consideran una película perfectamente disfrutable, rasgo que es, a fin de cuentas, uno de los más importantes para que una película pueda conectar con el espectador.

Por Nicolás Godoy

 ……………………………………………………………………………………………………

¿Qué adaptaciones de videojuegos rescatarían como las mejores y cuáles les resultaron tediosas?;  ¿Son/fueron de hacer maratones de juegos en la PC, Playstation, etc.? ¡Dejen sus comentarios! Buen comienzo de semana para todos y felicitaciones a Nico, un joven estudiante de realización de videojuegos, quien se animó a escribir para esta sección; ¡nos leemos, muchachada! ;)  

…………………………………………………………………………………………………….

—> La última vez escribió Claudia Marés sobre… AMOUR

…………………………………………………………………………………………………….

…………………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!