Alicia en el país de las maravillas: ¿cuáles?

alice-in-wonderland

Hoy en Cinescalas escribe: Pedro

Alicia en el País de las maravillas… Ah, ¿Sí? ¿Cuáles?

Como buen fan de toda la carrera de Tm Burton, me decidí a ver esta película a lo grande: en 3D y todo (lo que no conseguí fue función subtitulada en un horario decente). Pero salí del cine plagado de contradicciones. He aquí las razones por las que Alicia en el país de las maravillas de mi querido Tim no me gustó ni medio.

1. El título. Ya desde el vamos, si vas a adaptar dos libros de nombres diferentes (Nada de Parte 1-Parte 2), no le pongas el nombre del primero.

2. La adaptación. Si vas a adaptar, hacelo bien, no contrates a la mujer que “guionó” (o, mejor dicho copió de cabo a rabo la serie de Kimba) El Rey León,y mucho menos si sos Tim Burton. Actualízate, viejo. Jugate por una de las historias, mantenete en una y no te preocupes por mezclar las partes menos interesantes de los dos libros en una sola película, si ya sabés que el Tío Disney te va a poner platita para hacer las secuelas que quieras.

3. Los personajes. Esto es inexplicable y en parte tiene que ver con el punto 2. La señora mayor dotó a los personajes de características estereotípicas que no poseían ni en las quichicientas adaptaciones que se hicieron. Alicia, en los libros, es una nena que se duerme mientras la hermana le lee acerca de Napoleón, y en la película es una chica que desafía su época al negarse al corset y al matrimonio, defensora de los derechos de la mujer en tiempos en los que no se las tomaba en cuenta. Original, ¿no? En el libro, La Reina Blanca una loca que se preocupa por su ropa; en la película, Anne Hathaway está todo el tiempo con las manos dobladas. Y en cuanto al personaje del Sombrero, bueno… parece que tuviera un cartel en la frente que dice “Soy un actor camaleónico, reíte”.

4. Lo previsible de la historia. Desde que comienza la película, ya sabemos cómo va a terminar. Es Disney, El Jabberwocky no se va a comer a Alicia.

alice_in_wonderland_movie_2

5. La mala organización y duración de dicha historia. Dos horas totalmente desaprovechadas, teniendo un montón de historias para contar, Burton prefiere hacer foco en la estadía de Alicia en el palacio y en mostrar con bombos y platillos toda la inversión que se usó en CGI.

6. El público. ¿A quién va destinada esta película? ¿A nenes de tres años? No, se duermen. ¿A adolescentes? No, se aburren. ¿A gente grande, por ahí? No, nos indignamos.

7. El final. Apresurado como pocos, es como un “¡¡¡Era una joda para VideoMatch!!!”, porque todo lo que supuestamente era importante y respetado durante casi toda la película, al final se da vuelta. La lucha resulta ser una pavada, La Reina Roja tan temida se vuelve una víctima y, de la nada, “todos contra ella”. Sí, muy lógico, los torturó por años…pero… ¿Por qué no se revelaron antes? Y…no sé, pregúntenle a la señora guionista. Esa parte del karma de la Reina Roja me pareció muy de cuento infantil.

8. La escena de Alicia pequeña. No se confundan, no me refiero a la primera escena, sino a la que muestra a Alicia de niña en Wonderland. ¿Saben el error de esa escena? Nos hace querer ver esa versión de la historia, que era la que yo quería disfrutar.

* Bonus Track: No todo es malo en este film y por eso, y para que no piensen que sólo le busco lo negativo, he aquí tres cosas que sí me gustaron: 1. La Reina Roja 2. La Ambientación 3. La Oruga que se transforma en mariposa y (¡SPOILER!) finalmente vuela.

Por Pedro Greco

Si quieren escribir en el blog, manden sus notas a milyyorke@gmail.com

¿Qué opinan de Alicia en el país de las maravillas? ¿Están de acuerdo con Pedro? Por favor, opinen con respeto así no me estreso

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!