Por favor, rebobinar: Las películas de los 90

Todavía con el ímpetu generado por la charla con Alberto Fuguet, tomé prestado el título de una de sus novelas para inaugurar una nueva sección en el blog. ¿La idea? Hacer un repaso por las distintas décadas del cine, mencionando cuáles son las películas más representativas de dichos períodos o al menos cuáles fueron las que provocaron más impacto en ustedes. Sé que allá lejos y hace tiempo alguien había sugerido observar al cine de esta manera (no recuerdo quién lo propuso, pero hoy recordé dicha idea, así que dejo el agradecimiento correspondiente) y me pareció que también sería interesante abordarlo de modo aleatorio. Por eso, sin respeto por el orden cronológico, hoy arrancamos con los 90. Me costó mucho decidir con qué film abrir el post y hacer debutar la sección. Optar por Election de Alexander Payne implicó dejar afuera tanto a Pulp Fiction de Quentin Tarantino como a una de mis comedias románticas favoritas (Chasing Amy de Kevin Smith), como a gran parte de la obra de, entre otros, Gus Van Sant Richard Linklater. Pero me fue imposible no traer al presente a Tracy Flick, su manía por la perfección, su espíritu de overachiever y ese sarcasmo con el que Payne se acerca a sus personajes y a esos micromundos donde hay cabida tanto para lo más patético como para lo más luminoso. Tenemos nueva sección muchachada, ahora es mi turno de ver sus elecciones.

 ………………………………………………………………………………….

► [VIDEO] Una gran escena de Election:

 ………………………………………………………………………………….

► [DE YAPA] Otros clásicos de los 90:

……………………………………………………………………………………

Inauguro nueva sección con la pregunta: ¿Cuáles son, para ustedes, las películas más representativas de los 90 o las mejores de la década según sus criterios? ¡Hagan sus aportes! ¡Buen miércoles para todos!

…………………………………………………………………………………………

[OFF TOPIC] Muchachada, hasta nuevo aviso (esperemos que no pase de esta semana) y por razones de fuerza mayor, no voy a poder actualizar el blog; les pido que me esperen y me cuiden el rancho, ¡gracias por todo!

……………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………..

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

La historia sin fin

Muchas veces lo pensé. ¿Qué pasa en Entre Copas luego de que Miles junta valor, va hacia la casa de Maya y golpea la puerta? Muchas veces lo pensé también: todos los caminos conducen a Antes del atardecer y a esa reflexión de Jesse acerca de cómo, cuando nada está dicho explícitamente, podemos decidirnos (inconscientemente) por una alternativa romántica o por una alternativa cínica. Muchas veces pensé que el cine – o al menos, determinadas historias – no terminan con el fundido en negro sino después, ya sea con el juicio de valor que hacemos o con un cierto modo de fantasear respecto a cómo continúan las narraciones. Entre Copas, entonces, para mí no concluye con ese golpe a la puerta sino con mi idea de un futuro para dos personajes que, casi sin quererlo, se encuentran para salvarse.

Les propongo un ejercicio creativo (?): elijan una película que les guste (o no), con final abierto (o no) y escriban la continuación de ese final según lo que ustedes querrían que suceda; ¡Los leo! ¡Buen martes!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

El mejor papel de…George Clooney

“I cross the sand with(out) your hand”

En The Descendants, una muñequita hawaiana se mueve dentro de un auto. Alexander Payne hace un primer plano y es entonces cuando resulta inconfundible dónde le gusta poner su sello: en esa zona gris que divide el respeto por las idiosincrasias y el sarcasmo por los lugares comunes que las representan. Payne es un director que no sabe cómo desprenderse del cinismo, un cinismo que jugaba a su favor en Election, que se volvió menos tolerable en About Schmidt y que convirtió en luz en Sideways, con ese final donde se golpea una puerta y, en consecuencia, se deja entrever un futuro. El director siempre está moviéndose, consciente de ello, en el borde de la misantropía. El trazo grueso en las escenas de sexo de la mencionada Sideways y ciertos momentos de incomodidad en About Schmidt lo denotan. Sin embargo, y a pesar del patetismo inherente que hay en ellos, Payne quiere a sus personajes, esos personajes que van desde una maniática overachiever hasta un mujeriego infantil. Su cine es un cine de eterna juventud, razón por la cual esa estudiante que quiere conquistar el mundo interpretada por Reese Witherspoon también tiene como contrapeso a una chica con otras ambiciones llamada Tammy, quien se hamaca con su novia y solo con eso es feliz. Lo mismo en Sideways. El aparente libertinaje de Jack (Thomas Hayden Church) es solo una faceta de su personalidad, también está la lealtad y amistad incondicional para con Miles (Paul Giamatti). Los unos y los otros. La simbiosis. Las relaciones en las películas de Payne son siempre especulares. En The Descendants, más allá de que siempre vuelve sobre sus vicios (regodeo en planos evitables y personajes caricaturescos), el director encuentra el equilibrio y se corre del ridículo gracias, en gran parte, a la medida actuación de George Clooney. Cuando él deja caer una lágrima (Payne lo dirige tan bien como hizo con Giamatti en otra secuencia clave) o cuando mira un contrato meditando su inminente cierre, todo es verdadero y menos estridente. Y aquí, para lograr ese contrapeso, el director hace que Matt forme un lazo fuerte con su hija mayor (la increíble Shailene Woodley), quien está a su lado para que él pueda exorcizar, lidiar con las decisiones y, sobre todo, dejar ir. ¿Qué cosas? Miedos, culpas, bronca. Y así como deja ir, también aprende a pelear por lo que le pertenece. Porque su otra hija nunca acampó en el paraíso y para él, en un momento bisagra, eso parece ser lo único verdaderamente importante en la vida. Lo verdaderamente importante para Payne -  como lo muestra en ese abrazo tímido entre Miles y Maya en Sideways, en la emoción final de Warren Schmidt sosteniendo un dibujo y en el momento familiar en el sillón en The Descendants – es una sola cosa, tan básica como difícil: saber cuidar del otro.

Mirá esta escena de The Descendants:


¿Cuál les parece la mejor interpretación de George Clooney? Como siempre, propongan un actor o actriz para futuros posts de viernes; ¡Espero sus comentarios! ¡Buen Finde!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!

La escena del día: Entre copas

NOTA

* Escena propuesta por: Martín

Estoy un poco enojada con Alexander Payne (sí, me enojo con directores de cine, en fin…). Hizo una obra maestra como Election (además venía de Citizen Ruth), después siguió con About Schmidt y la remató con la película que nos ocupa, Entre Copas (o Sideways). Después se dedicó a guionar y, vaya a saber uno por qué, se metió en el film Los declaro marido…y Larry. Pero yo quería volver a ver detrás de cámara a uno de los mejores directores norteamericanos contemporáneos (sí, lo dije). El deseo se me va a cumplir recién el año que viene con The Descendants, es decir, siete años después de Sideways. El muchacho Payne se toma su tiempo.

La escena de este jueves lluvioso la propuso Martín en este post, y es, en mi opinión, la mejor de la película. Miles (Paul Giamatti), el hombre de la mirada lacónica con divorcio a cuestas e insatisfacción profesional, se muestra por primera vez vulnerable con Maya (Virginia Madsen, en una actuación memorable), quien también con divorcio a cuestas, comparte con él una sensual e íntima charla sobre el Pinot Noir. Para los que dicen que Payne es un misántropo – bueno, quizás haya algo de eso – esta secuencia lo refuta. Y en cuanto al final, me gusta porque, como dice Jesse en Antes del atardecer, es un test para ver si sos un romántico o un cínico. Y yo me quedo con la primera opción.

p/d: hoy cumple 42 años Thomas Edward Yorke. Quería escribirlo. Porque me cambió la vida. Feliz cumpleaños, Thombola.

Aclaración: como algunas escenas no se consiguen subtituladas, debo subir el video en idioma original. Espero que eso no les impida sumar propuestas. Si consiguen videos subtitulados, bienvenidos sean. Gracias a todos.

Mirá esta gran escena de Entre copas:

¿Conocés a Alexander Payne? ¿Te gusta su cine? Proponé una escena para el próximo jueves