Maggie: Cuando ya me empiece a quedar sola

 

“Con tus piernas vas a caminar
y te comienzan a encerrar
y te quedás con tu rutina.
¿Y qué vas a hacer?
Uno se cansa de correr…” - Sui Generis

Uno de los riesgos que se corren al construir una narración enteramente bajo los preceptos de la parábola es el de rizar tanto el rizo de lo metafórico que la historia no pueda respirar por sí sola. Maggie, la película independiente de Henry Hobson, es un pequeño milagro en ese aspecto. En primera medida, nos encontramos con el género zombie como excusa para el desarrollo de otra cosa (los coletazos de una enfermedad en quien la padece y en quien brinda ayuda). En segundo lugar, los pormenores de ese género (el desgaste paulatino del infectado, el efecto que causa en su entorno) jamás son machacados como evidentes símbolos de algo mucho más reconocible sino que se desarrollan con total naturalidad. Así, estamos ante una obra que confía en el espectador y cuya prioridad es la construcción de climas en escenarios despojados, en ocasiones con solo dos personajes interactuando con una melancolía que no parece disiparse. La Maggie del título (una sorprendente Abigal Breslin) es una joven infectada por un virus que eventualmente la convertirá en una zombie. Ante dicha situación, su padre Wade (un medido Arnold Schwarzenegger) tiene la opción internarla con el resto de los infectados y despedirse prematuramente o bien convivir con ella aún sabiendo que su propia vida correrá peligro en el transcurso de pocas semanas. La decisión de Wade de no soltarle la mano a su hija es lo que marca el tono del resto del film, uno que muestra cómo dos formas de vivir antagónicas (persona enferma, persona sana) terminan confluyendo en un mismo nivel de desesperación. Maggie sufre el deterioro de su cuerpo con la desoladora certeza de que su estado es irreversible y su padre se ve forzado a enfrentar esa misma certeza despidiéndose de ella todos los días. Es decir, con cada síntoma que surge en el cuerpo de Maggie, Wade está lidiando con su muerte. Sin embargo, aunque la película de Hobson expone las contrapuestas emociones que provoca el ver a un ser querido extinguirse, los momentos más logrados son aquellos en los que las heridas en la piel o la pérdida de la visión están en un nivel inferior, dando lugar a pequeños instantes de felicidad. De este modo, la elección de situar la acción en esa granja alejada del mundanal ruido vuelve más efectivo el reencuentro de Maggie con su mejor amiga, la llamada telefónica a su hermano, su primer beso en una noche de distracción, la ofrenda de su padre de un jardín repleto de margaritas, o la charla entre ellos evocando a una madre que ya no está. Entonces, Maggie podrá ser una parábola sobre la enfermedad terminal como golpe que obliga a forzosas despedidas, pero también es una sobre lo que implica ser un paria, alguien que se empieza a quedar solo cuando se reconoce distinto al resto y una sobre las personas que están cerca para convertir el camino hacia lo ineludible no solo en algo menos doloroso sino también en un medio de salvación. ♦ 

………………………………………………………………………………………….

► [TRAILER] Un adelanto de Maggie de Henry Hobson:

MAGGIE Trailer from We Are Movie Geeks on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

► [TOP TEN] Películas que exploran la relación padre-hija:

……………………………………………………………………………….

► [GALERÍA] 50 Daddy Issues en una misma galería:

……………………………………………………………………………….

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODOS! Dos consignas para este día: 1. A quienes hayan visto Maggie los invito a dejar su impresión sobre el film de Henry Hobson 2. Me gustaría que armemos una galería con otras películas sobre la relación padre-hijo, así que espero sus aportes; ¡muchas gracias por las palabras en el post de ayer!; sin más que agregar, nos reencontramos el lunes para hablar de Guillermo Francella (y El Clan) y las mejores interpretaciones dramáticas de actores que siempre fueron considerados solamente cómicos; por otro lado, el martes dejaré un Open Post ya que parto hacia Mendoza; ¡nos vemos el lunes, muchachada!

…………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!